Cómo calcular qué piso, hipoteca y cuota te puedes permitir

Irás de frente y te mirarán el perfil

Irás de frente y te mirarán el perfil

Antes de comprar una casa debes asegurarte de que cumples el perfil que los bancos quieren hoy en día, más exigente que el que pedían durante el boom inmobiliario.

Por un lado se deja a mucha gente fuera de la compra, que sigue siendo la opción mayoritaria. Pero por otro está bien acotar el acceso de forma prudente para que nadie se endeude por encima de sus posibilidades.

¿Y cuáles son mis posibilidades? Es lo que te estarás preguntando. ¿El banco me dará la hipoteca? Pues depende de tus ingresos, el dinero que pidas y el gasto que la hipoteca te suponga al mes.

Lo primero que recomiendan es que no compréis un piso que cueste 4 veces la cantidad de dinero bruta que entra en casa en un año. O sea que si tú solo ganas 20.000 € o entre los dos llegáis a 50.000 €, la vivienda no debería costar más de 80.000 € ó 200.000 €, respectivamente. Según el Banco de España, actualmente destinamos entre 5,5 y 6 años de salario a pagar la hipoteca, cifra que llegó a nueve años con los pisos comprados durante la burbuja inmobiliaria.

También se aconseja que todas las deudas de la familia no superen un tercio de los ingresos mensuales. Si ganáis 2.500 € al mes, la hipoteca no debe superar los 830 € en caso de no tener otras deudas como el coche o préstamos personales, de estudios, etc. En ese caso, todo debe sumar un tercio de las ganancias mensuales.

Éste es el tope, así que la cuota inicial debería ser más baja, puesto que el Euríbor subirá algún día y el préstamo puede dispararse por encima de vuestras posibilidades, algo que ha ocurrido bastante durante la crisis, ahogando a muchas familias, algunas de las cuales han terminado en la calle.

Entre las cuentas que se deben echar antes de pedir una hipoteca, está la de cuánto puede subir el Euríbor (su máximo histórico es del 5,39%) y en cuánto se me puede poner la hipoteca. ¿Lo podré asumir? Es la pregunta del millón y la que evita futuros sustos y disgutos si tienes una hipoteca a interés variable.

Los bancos no suelen dejar más del 80% del valor de tasación o del precio del piso, el que resulte más bajo. Esto nos lleva a tener ahorrado, como mínimo, el 20% de lo que vale la casa, a lo que hay que sumar en torno al 10% del precio total, que es lo que cuestan los gastos de compraventa (notaría, registro, tasación, etcétera).

Por último, averigua cuál es la media de dinero que los bancos prestan en tu comunidad autónoma. La cosa va de los más de 170.000 € en Madrid a algo más de 60.000 € en Extremadura. A ti te pueden dejar más o menos según tu perfil, ahorros y precio del piso, pero te puede servir de orientación.

Además de estos cálculos, ganarás puntos si tenéis un trabajo estable, ingresos altos y antigüedad en la empresa. Según un informe de Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra, sólo un 6% de las hipotecas se dan a gente con contrato temporal, frente al 38% que la obtenía así en 2005. El perfil medio actual es de un hombre español, de entre 25 y 44 años, con contrato indefinido.

Un pensamiento en “Cómo calcular qué piso, hipoteca y cuota te puedes permitir

  1. antonio

    Entonces las personas mileuristas que entre los 2 llegan a 2000€ o a veces ni eso…no pueden comprarse casa porque no hay casas dignas por menos de 60.000€ y ya es difícil encontrar gangas así….

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *