Hipotecas para segunda residencia

Un lugar para perderse

Un lugar para perderse

Dadas las fechas en las que estamos quizá te estés planteando por primera vez, o por enésima, comprar una casa o un piso como segunda residencia para pasar las vacaciones familiares.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), mantener una segunda residencia cuesta de media 1.800 € al año. Compensa si quieres pasar cada año las vacaciones en el mismo sitio, se trata de una familia grande que se lo puede permitir y que va a utilizar la vivienda durante más de un mes al año, y siempre que esos 1.800 euros le supongan un ahorro con respecto a las vacaciones en hotel, apartamento o viaje.

Pero… ¿Es posible tener una segunda residencia sin contar con todo el dinero para comprarla? Depende de tu situación. Ya no se dan tantas hipotecas de éstas como antes de la crisis, si bien han vuelto a bastantes bancos, que han endurecido las condiciones y que también ponen requisitos más altos que para comprar una primera vivienda.

Una hipoteca para segunda residencia es como para la primera pero con condiciones más duras y estrictas. Por ejemplo, en vez de financiar hasta el 80% (o el 100% en casos sueltos) de la casa, prestan entre el 50% y el 75%, según la entidad, siendo lo habitual el 70%. Por eso debes tener ahorrado más dinero: un 30% más los gastos de compraventa, que son aproximadamente otro 10-15%.

También miran tu perfil con una lupa más grande. Importa mucho tu antigüedad en el trabajo, que éste sea estable y que tengas/tengáis ingresos altos o, por lo menos, superiores a 2.000 euros. Mirarán si hay otras deudas, como hipoteca para la primera vivienda, coche, préstamo personal, etcétera; en qué medida están pagadas y cuál es el historial de pagos: ante un sólo impago de lo que sea, una hipoteca principal con mucho dinero pendiente de pago o muchas deudas, pueden tirar para atrás el préstamo para la casita de tus sueños.

Otra restricción es el plazo. Si en las hipotecas habitualmente se paga hasta en 30 ó 40 años, en éstas no se suelen alargar más de 20 años. El motivo para tanto miramiento es que, ante una mala situación económica la segunda residencia tiene muchas papeletas de ser lo primero que se deje de pagar, además de que luego al banco le costará más vender el piso embargado porque, generalmente, se encuentra en zona rural o costera.

Entre los bancos que ahora dan hipotecas para segunda residencia están ING Direct, con Euríbor + 0,99% a 35 años, financiando hasta el 75% del inmueble, sin comisiones y con seguro de hogar y vida. Otra es la Hipoteca Freedom + de Mediolanum, a Euríbor + 1,09% durante 30 años, con la misma vinculación y prestando hasta el 70%. Santander deja también hasta el 70% a 25 años a Euríbor + 0,99% desde el tercer año y con mayor vinculación.

La forma de búsqueda debe ser la misma que para cualquier otra hipoteca: mirar y comparar diferentes ofertas, revisar las webs, llamar y visitar oficinas, preparar una retahíla interminable de documentación de todo tipo para que estudien tu caso y te hagan una oferta, para después llevarla de unos bancos a otros intentando que la competencia te mejore lo que ya te ofrecen. Antes de firmar, asegúrate de que tienes todo bien atado siguiendo estos consejos.

2 pensamientos en “Hipotecas para segunda residencia

  1. Teresa Caballero CanoTeresa Caballero Cano

    En mi banco me han dicho que las clausulas suelo , solo se quitan a particulares y no ha empresas.
    Si una sociedad es dueña de un local y esta pagando clausula suelo.
    No tiene la empresa el mismo derecho que el particular?
    Alguien me puede contestar a esto.
    Gracias.

    Responder
  2. avanza

    lo de segunda residencia tiene que ver sobre todo con el tema de la vivienda habitual. Los bancos se han dado cuenta tras las últimas sentencias judiciales que es mejor hacer préstamos cuando lo que se hipoteca es un segundo inmueble a cuando es vivienda habitual.

    Cuando es vivienda habitual aunque el préstamo acabe en impago no lo tienen tan facil para cobrar, es por ello que al final tienen que buscar soluciones a esto.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *