Le llaman la nueva cláusula suelo

Le llaman la nueva cláusula suelo

La cláusula cero es una de las nuevas estrategias de la banca para contrarrestar que el Euríbor lleva en negativo 10 meses seguidos. Por miedo a ver hasta dónde bajará y a que pueda provocar que el banco tenga que descontar dinero de los intereses al cliente, algunas entidades hace meses que echan mano de la cláusula suelo.

Es un apartado en el que el banco pretende imponer una de estas dos cosas. O bien que si el Euríbor es negativo te va a cobrar sólo el diferencial. O bien que descuenta el Euríbor del diferencial, pero nunca podrá pagarse un interés por debajo de cero. De ahí su nombre popular.

Si la suma de Euríbor y diferencial diera como resultado una cifra negativa la banca debería pagar intereses, o sea descontar el Euríbor del capital que se paga cada mes.

Hace meses que la patronal bancaria se lanzó como un cohete diciendo que esto es un sindios y un contrasentido, y que entre sus planes no está que las hipotecas les cuesten dinero porque prestan para ganarlo. Ya… Lo entiendo… Pero bien que esta situación tan extraña de tipos de interés negativos se la trasladan a las grandes fortunas, a las que les están cobrando dinero por tener la pasta en sus cuentas.

Con esto repiten lo que el Banco Central Europeo (BCE) les hace a ellos, que les cobra un 0,4% por tener el dinero allí, porque lo que quiere es que lo muevan entre personas y empresas. Pues si esto es así, ¿por qué no quieren aplicar la otra parte de la norma? Si la cuota sale así, sale así. Es un escenario que ni el banco más pesimista podía prever hace años, pero ocurre y ahora toca jugar con las reglas, no romper la baraja. Si no es hacer trampa.

Ya se hace de forma habitual en países como Dinamarca, Bélgica y Holanda, y Bankinter lo hizo en Estados Unidos en 2015, cuando decidió pagar a un cliente con hipoteca en fracos suizos ligada al Líbor. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hace tiempo que adelantó que demandará a la banca si nos vemos en esta tesitura.

En España podrá ocurrir si el Euríbor llega al -0,18%, pues el diferencial más bajo que se dio en bonanza fue el 0,17%. Por ahora el Euríbor está en torno al -0,07%, así que aún queda para que esto pase, algo que según los expertos no va a ocurrir porque creen que no bajará tanto y que para 2021 esté en el 0,50%. Pero como no sería la primera previsión ni la última que falla, la banca se ha sacado de la manga la cláusula cero.

De momento es legal, pero si el Euríbor negativo se prolonga y alcanza los diferenciales, con el tiempo podría convertirse en un nuevo abuso bancario que dé origen a nuevas demandas y disputas, como la cláusula suelo, que también limita el mínimo de intereses a pagar. La clave es que no descompense los derechos de banco y cliente, y que se informe debidamente de qué es y de que aparece en el contrato.

Guardar

¿Qué te parece el artículo? Vota:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,89 de 5)
Loading ... Loading ...
Posts relacionados
    No hay posts relacionados