Las reformas en casa también desgravan en la Renta

Rehabilitar la casa tiene premio fiscal

Rehabilitar la casa puede tener premio fiscal

Ahora que todavía estamos en campaña de la Renta 2014 hasta el 30 de junio, conviene recordar que no solamente te puedes desgravar la hipoteca, y gracias a los bajísimos tipos de interés incluso ganar dinero con ello o que te paguen los intereses, sino que hay otro apartado por el que  conseguir ventajas fiscales.

Se trata de las reformas en casa o de construirte tu propia vivienda. Y, como pasa con la hipoteca, te las puedes desgravar siempre que empezaras a pagar alguna cantidad antes del 1 de enero de 2013, fecha en la que el actual Gobierno eliminó la deducción fiscal, presionados -se excusan- por la Unión Europea.

La casa debe ser tu vivienda habitual y las obras queden terminadas antes del 1 de enero de 2017. Lo importante es que durante 2014 hayas pagado algo de dinero por reformas que estén clasificadas como rehabilitación de vivienda o bien reconstrucción de la casa a nivel de estructuras, fachada o cubiertas, siempre que el importe no sea más de la cuarta parte (25%) de lo que vale el piso.

¿Pero qué entra exactamente en estos conceptos? Por ejemplo, hacer nuevos planos y obtener el permismo en caso de ampliación. También todo lo que inviertas (amortización, intereses, comisiones y demás gastos e impuestos) en referencia a la financiación, o sea si pides hipoteca o te prestan dinero para ello. Y, por supuesto, el IVA que pagues de todo ello, así que más vale pedirle a ese carpintero en Sevilla, a ese pintor de Albacete o al albañil de Málaga una factura con todo legal y bien puesto.

Hacienda no te va a desgravar ninguna cantidad por gastos de conservación y reparación, instalar un ascensor, cambiar la calefacción o poner el aire acondicionado. Antes estas cosas desgravaban pero 2012 fue el último año que la manga era tan ancha para lo que se consideran obras de mejora. Qué pena…

Si lo que estás haciendo es adecuar la vivienda para que pueda habitarla una persona con discapacidad, también te puedes desgravar todo lo que hagas, aportando igualmente las correspondientes facturas con IVA.

La cantidad que puedes desgravar es como la de la hipoteca: hasta el 15% de 9.040 €, es decir que te pueden devolver hsata 1.356 €, siempre que te hayan retenido igual o mayor cantidad de IRPF a lo largo del año pasado. Pues, hala, a sacarle partido a las obras en la Declaración de la Renta, que te pueden devolver una parte de lo que te has gastado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>