Las VPO pagan más intereses que las hipotecas de viviendas libres

El ahorro hoy en día con un piso protegido es más inútil que la primera rebanada del pan de molde

Querer ahorrar con un piso protegido es más inútil que la primera rebanada del pan de molde

Las viviendas de protección oficial (VPO) ya no son lo que eran. El Gobierno se ha cargado las subvenciones, igual que han hecho algunas comunidades autónomas, imitando esta feliz idea.

El resultado es que las viviendas protegidas son una especie en peligro de extinción: no habrá más a partir de 2013 y casi todas las que quedan pagan más intereses que las viviendas compradas por tu cuenta y riesgo y sin ningún tipo de ayuda, que son las que se llaman viviendas libres.

Ya vimos que Marianico el Recorto subió en mayo los intereses de las VPO un 30% más que el año anterior, por eso al medio millón de españoles que pagan la cuota mensual de un piso protegido comprado entre 1996 y 2008 ya no le salen las cuentas.

Los que son del plan 2009-2012 no están tan sorprendidos ni enfadados porque sí pagan menos, ya que su préstamo sí está unido al Euríbor.

Todos creyeron que tenían un chollo entre manos y lo que tienen ahora es una letra más alta que la de los hipotecados con cuotas referenciadas al Euríbor y sin cláusula suelo, esa que te obliga a pagar un mínimo que entre el 2% y el 5% por la hipoteca, aunque el Euríbor esté por debajo.

Mientras que este indicador lleva todo el año en caída libre hasta cerrar noviembre en la mágica cifra del 0,588%, los intereses que pagan casi todas las viviendas protegidas están por encima del 3%. Esto es así porque el Gobierno ha calculado el tipo medio de interés que cobran los bancos y éste ha subido mucho en los últimos tiempos.

Eso significa que mientras los telediarios te bombardean con la buena nueva de que el Euríbor lleva tres meses por debajo del precio del dinero y rompiendo un mínimo histórico tras otro, con cuotas que bajan de media más de 1.000 euros al año casi todos los meses, los que tienen una vivienda protegida pagan incluso 50 euros más al mes (600 al año) por una vivienda que se supone que tiene que costarte menos que a los demás.

Pero, ay, amigo, la vida no es justa ni el sistema tampoco. Si no, habría más políticos en la cárcel, Urdangarín no se iría de rositas, Roldán habría devuelto el dinero de los huérfanos de la Guardia Civil y en la Liga de fútbol habría más equipos con opciones que el Madrid y el Barça.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>