¿Para qué amortizar hipoteca si ya no puedo desgravármela?

amortizar hipoteca aunque no te la desgraves

Es ahorrar a futuro: mejor en tu caja que en la suya

Como bien sabemos, para las personas que compren o hayan comprado una vivienda desde el 1 de enero de 2013 ya no existe esa maravillosa desgravación fiscal que sí siguen disfrutando quienes tengan una hipoteca firmada antes de dicha fecha y se la hubieran estado desgravando en años anteriores o estén en alguno de estos casos.

Pero esto no significa que no sea atractivo ni importante amortizar anticipadamente. Aunque no te desgraves la hipoteca, conviene adelantar el pago de toda la deuda que puedas porque te quitas intereses de encima.

Ahora el Euríbor está históricamente bajo. Lleva en negativo desde febrero de 2016 y aún le queda al menos año y medio para volver a cotizar en positivo. Esto nos ha regalado las cuotas más bajas de nuestra vida, con los menores intereses que pagaremos nunca jamás.

O incluso sin pagar intereses, en el caso de las hipotecas con los diferenciales más bajos (0,17% – 0,30%), que en uno o pocos meses empezarán a ver cómo del dinero que devuelven al banco con cada cuota mensual sólo hay capital y ya no pagan intereses, porque el Euríbor se espera que cierre octubre en torno al -0 18% y que llegue al -0,30% en 2019.

Con el Euríbor tan bajo se pagan muy pocos intereses o ninguno. ¿Entonces por qué amortizar? Es ahorrar para el futuro, cuando el Euríbor subirá y los intereses serán más altos. Si amortizas ahora, sobre todo si estás al principio del préstamo y lo haces en plazo, bajará el tiempo de pago. Por ejemplo, en vez de quedarte 18 años te quedarán 16 (todo depende del dinero que amortices).

Con esto no sólo habrás ahorrado años de pago sino los intereses de esos años, que serán más altos que los de ahora, y más altos que lo que el banco te daría ahora si metes el dinero en un depósito. Precisamente con el Euríbor tan bajos los intereses que te pagan en los depósitos están también por los suelos. Amortizar ahora es ahorrar a futuro: ahora como pagas menos cuota puedes ahorrar algo y amortizar, luego cuando suba la cuota ya veremos…

Si nunca amortizas, pagarás todas las mensualidades y tooooodos los intereses, que a lo largo de la vida de una hipoteca (fácilmente 20-30 años) son bastantes miles de euros, quizá un par de años de tu sueldo. Compruébalo en este simulador y desmáyate luego. Ten siempre presente que cuanto más tardes en devolver el dinero, más intereses pagarás.

Aunque se tiende a dejar la amortización para finales de año, se puede amortizar en cualquier momento y, si se dispone del dinero, es mejor hacerlo cuanto antes, ya que en el ahorro de intereses en la hipoteca no sólo influye el año en el que se amortiza si no también el mes, como puedes ver en estos simuladores.

Como en España se utiliza el sistema francés, al principio pagamos muchos intereses y al final poquííííísimos (míralo en un simulador), así que cuanto antes amortices más intereses dejarás de pagar en el futuro. La amortización se puede hacer de dos formas: en cuota o en plazo.

En cuota sólo conviene cuando no puedes hacer frente la mensualidad y necesitas rebajarla. Entonces lo que amortizas rebaja todas tus cuotas, para que pagues menos cada mes, pero sigues manteniendo el mismo tiempo de pago que te quedaba antes de amortizar. Si no tienes problemas económicos lo más conveniente es amortizar en plazo para quitarte años o meses de pago de la hipoteca y, por tanto, más intereses.

Antes de amortizar comprueba también si tienes alguna limitación en tu banco, como que por ejemplo no te deje amortizar menos de 1.500 € o que te cobre comisión, algo que ocurre en el 52% de las hipotecas españolas a tipo variable; en el tipo fijo aparece con mayor frecuencia. En caso de tener comisión, no puede ser superior al 0,50% en los 5 primeros años de la hipoteca, y del 0,25% a partir del sexto año.

La reforma de la Ley Hipotecaria que el Gobierno aprobará en breve incluye cambios, impuestos por la Unión Europea: a partir del sexto año ya no se podrá comisión por amortizar anticipadamente. En cualquier caso, al negociar la hipoteca con el banco, antes de firmarla, puedes y debes pactar que no te cobren ninguna comisión, ni ésta ni ninguna otra. Sólo restan dinero a tu bolsillo para sumarlo al suyo.

11 pensamientos en “¿Para qué amortizar hipoteca si ya no puedo desgravármela?

  1. Gonzalo

    Es lo que llevo diciendo años a todos los que tienen hipoteca.

    Si tienes digamos 5000 euros y no te van a hacer falta, hacer una cancelación parcial de la hipoteca es una buena opción, sin nisiquiera pensar en desgravar nada, merece la pena. Porque ningún depósito te va a dar tanto rendimiento como el ahorro en intereses que vas a tener al hacer la cancelación parcial. Sólo hay que ir a los simuladores y hacer el cálculo del interés total, antes y después de hacer la cancelación.

    Responder
  2. Jose Ramon

    lo que mas gracia me hace es “…..luego cuando suba la cuota ya veremos…”

    Eso si que es planificación financiera

    Asi va el pais

    Responder
    1. Matahari

      Ese “ya veremos” quiere decir que a lo mejor no puedes ahorrar ni amortizar cuando suba el Euríbor porque lo que ahora ahorras se lo va a llevar la hipoteca. No se trata de una mala planificación financiera sino de que cuando el Euríbor suba, si tienes los mismos ingresos y te suben la cuota, no podrás hacer las mismas cosas que ahora, está claro, tendrás menos dinero disponible

      Responder
  3. Iurgi

    Es mejor amortizar en cuota tengas problemas financieros o no los tengas, porque puedes amortizar más dinero y al final ganas en intereses. A no ser que tengas una comisión, que entonces ya habría que mirar de cuánto.

    Responder
      1. Iurgi

        sí claro. Amortizar en plazo o en cuota no cambia los intereses, los intereses son simplemente el porcentaje de interés que tengas multiplicado por el capital restante. Lo que cambia es la cantidad que vas amortizando mes a mes, que en el caso de amortizar en plazo sería mayor. El problema es que tienes que amortizarlo sí o sí, no tienes la libertad que te da el amortizar en cuota. Así que coges y todo el dinero de más que fueras a pagar si amortizaras en plazo lo pagas en una amortización en cuota adicional que tú decides cuándo y cómo hacerlo, tienes total libertad. Lo óptimo, pues hacerlo todo de golpe cuanto antes. Y en ese caso al amortizar antes pues te estás ahorrando más intereses. Lo importante es entender la ciencia, no usar un simulador. Yo recomiendo que no se use nunca un simulador sino hacer un excel paramétrico donde puedas poner infinitas amortizaciones, porque el problema de los simuladores es que sólo te dejan hacer una amortización, y eso es totalmente absurdo. Nadie hace una sola amortización en su vida.

        Eso vale para los que están sobrados de dinero, ahora bien, para los que les falta el dinero pues más razón, porque aunque no hagan esa amortización para ahorrar en intereses es porque no pueden, por lo tanto con una amortización en plazo se meterían en números rojos.

        Si tienes una comisión por amortización pues claro, ya habría que valorar, porque la amortización de más que haces mensualmente al amortizar en plazo no te lleva comisión.

        Responder
  4. mye

    Coincido bastante con con Lurgi.
    Aunque en la elección de plazo o cuota yo creo que depende de como se organiza los gastos cada uno.

    Si uno tiene un perfil que una vez que paga la hipoteca el resto se lo gasta, pues amortizar por plazo te obliga a pagar más (la misma cuota que antes) y por tanto acabarás antes de pagar, ahorrando los intereses pues cuanto antes pagas, menos intereses, eso está claro. Como decía Lurgi, los intereses anuales no son más que el interés del prestamo por lo que te falta por pagar. Si debes 100.000 euros y te cobran 1% de intereses, pues 1000€ serán para intereses ese año. El riesgo es que si vienen mal dadas (suben intereses, tienes más gastos o menos ingresos) pues el importe de la cuota es el que es, no tienes margen.

    Pero si tu te organizas y comprometes una cantidad a la hipoteca al año, yo también prefiero cuota. Al reducir cuotra, pagas menos al banco en los recibos mensuales. Pero lo que no pagas, lo guardas aparte y lo vas usando para amortizar nuevamente. O sea, supongamos que tienes una cuota de 700Euros/mes y puedes amortizar de forma que la cuota de baja a 650. Pues esos 50 euros mes los guardas para volver a amortizar, una o varias veces al año. En la práctica estás pagando lo mismo que con amortización en tiempo, pero ahora 650 son obligados y los 50 tienes ese margen frente a situaciones malas que puedan llegar. Como pagas lo mismo, a final de año el capital que debes de hipoteca es lo mismo, y los intereses que habrás de pagar son los mismos. Al final, a lo mejor dentro de unos años, entre estas amortizaciones y otras extras que puedas aportar, quizás tienes una cuota de hipoteca de digamos 80 euros durante 10 años más, pero como sigues guardando el dinero hasta 700, pues ese año al amortizar ya casi pagas todo lo que te queda, y al final acabas de pagar antes, lo mismo que si hubieras amortizado a plazo.

    O sea, que si al amortizar en cuota te guardas lo que ahorras para amortizar nuevamente ese ahorro (además de las otras amortizaciones extraordinarias que puedas realizar):
    – El prestamo acabará durando el mismo tiempo que si vas amortizando en plazo y pagarás los mismos intereses.
    – Pero el dinero que has de pagar al año se divide en la parte que te exige el banco cada mes, y las parte que te impones tu.

    Si amortizas a plazo, no tienes esa flexibilidad. Según como es cada uno y sus circunstancias, preferirás tener esa flexibilidad frente a situaciones malas, o bien prefirirás que sea el banco quien lo exige para obligarte a seguir poniendo ese importe cada año.

    (Como dice Lurgi, esto, sin considerar comisiones por amortización.)

    Responder
    1. Iurgi

      Muy bien explicado. Y además esas amortizaciones que haces tú como decides cuándo hacerlas las puedes hacer en enero y ahorrar un poquito más en intereses que si amortizaras en plazo, que en ese caso el dinero de más en cuota lo pagas mes a mes. Como ejemplo, yo tengo mi Excel con las amortizaciones a cuota que he hecho y me hice otro como si hubiera hecho siempre amortización a plazo pagando siempre la misma cantidad anual al banco en un caso que en otro. Me sale que en 5 años y medio que llevo de hipoteca he ganado 32 euros amortizando en cuota (la diferencia entre el capital restante en un caso y en el otro). Es una cantidad pequeña en la que influye fundamentalmente el bajo euríbor y que al principio de la hipoteca la ganancia es mucho menor, pero es ganancia al fin y al cabo.
      Y las cuotas que tengo pues yo pago ahora 447 € mientras que si hubiera ido amortizando en plazo estaría pagando 621 €.
      Y claro, las diferencias se van incrementando con el paso de los años, tengo simulado hasta dentro de dos años con la predicción de euríbor, que calculo que estaré a finales de 2019 en una cuota de 380 mientras que en plazo pagaría 626, y para entonces me habría ganado unos 55€ en toda la vida del préstamo.

      Responder
  5. albur

    Gracias a los que habéis dicho que cuota y plazo es lo mismo en realidad. Cada vez que veo un tema de este estilo no me canso de decirlo y hay muchísima gente que todavía no lo entiende. Pero aquí lo habéis explicado algunos genial.

    Disiento todavía en una cosa del artículo. Por favor, no aseguremos, ni siquiera en el estado actual de los intereses, que hay que amortizar porque es lo mejor. Hay que estudiar las condiciones concretas de la hipoteca que tenemos y de los depósitos (o incluso otras alternativas para los que se atrevan con otras inversiones consideradas de más riesgo pero que los datos demuestran que no lo tienen).

    A día de hoy seguimos encontrando depósitos que rinden más de lo que nos pueden cobrar por la hipoteca. En mi caso tengo la suerte de tener la hipoteca en el banco azul y la nómina en el rojo. Así que con ese 3% para los ahorros saco mucho más que el ahorro en intereses. Amortizaciones cero por mi parte desde el primer año que tengo la hipoteca (siempre he encontrado alternativas mejores).

    Y que dure…

    Responder
  6. albur

    Por cierto Gonzalo, NO hay que hacer la simulación de los intereses totales que ahorras.

    Lo que hay que hacer es la simulación de los intereses que te ahorras EL PRIMER AÑO. Y simular por otra parte cuántos intereses puedes sacar a ese dinero que pretendías amortizar también en un año (el plazo en realidad depende de lo que dure el depósito, que no todos son a un año).

    Si amortizando ahorras el primer año 100€ de intereses y en un depósito consigues 150€ netos, ¡es mejor el depósito!

    Si miras el ahorro en la vida total de la hipoteca te estás haciendo trampas a ti mismo. ¿O es que no puedes el primer año tenerlo en un depósito, conseguir 50€ más y luego en el año 2 amortizar ese dinero que sigues teniendo?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *