Archivo de la etiqueta: abusos bancarios

Swaps: el Tribunal Supremo amplía el plazo para reclamarlos

Conoce el nuevo camino para reclamar los swaps

¿Te acuerdas de los swaps? ¿Tuviste uno…? ¿Denunciaste y ganaste…? ¿Denunciaste y perdiste…? ¿Aún lo tienes y nunca reclamaste?

Pues que sepas que, sea cual sea tu caso, estás a tiempo de denunciar al banco por daños y perjuicios al imponértelo. Es trabajoso para un abogado demostrarlo, pero tiene sentencias en las que basarse y podría ganar porque hay precedentes en otros temas y el plazo todavía no ha prescrito.

Aunque hace mucho que no hablamos de ello, porque su etapa de reclamación fuerte fue entre 2009 y 2011, uno de los primeros frentes que se abrieron contra los abusos bancarios fue el de los swaps, cuyo escándalo estalló al mismo tiempo que la cláusula suelo, si bien afectó a menos gente. Santander, Sabadell, BBVA, Caixa Penedès y Bankinter fueron algunos de los bancos que lo utilizaron, especialmente el último, que reconoció que tenía 25.000 afectados.

Todo se destapó cuando el Euríbor se desplomó de forma brusca y brutal en 2009. Al igual que el suelo, los swaps se incluyeron en las hipotecas antes de que el Euríbor empezara a bajar y por el mismo motivo: la banca sabía que caería y quería asegurarse las ganancias, por eso el banco obligó a firmarlo si el cliente quería la hipoteca.

En el caso del suelo, con un límite mínimo que hacía pagar la misma cuota aunque la suma de Euríbor y diferencial pactado fuera inferior. En el otro caso, el swap fue un falso seguro que supuestamente cubría -sobre todo a empresas- de subidas y bajadas de los tipos de interés, cuando en realidad a quien cubrió de perder dinero fue al banco, porque los clientes se vieron atados a una devolución de dinero mayor en cuanto bajó el Euríbor.

El swap fue un timo disfrazado de ventaja y por eso hace 7 años se reclamaba con diferentes argumentos: diciendo que iba contra la Ley de Consumidores y Usuarios (difícil denfender en caso de empresas), argumentando que fue impuesto y el cliente no pudo negociarlo y también que no sabía lo que era porque no tenía conocimientos suficientes y no se explicó bien.

En aquel momento sólo algunas demandas se ganaron. Otras no, y muchos casos ni siquiera se demandaron. Sea cual sea tu situación, que sepas que aún estás a tiempo para reclamar, en concreto dos años y medio hasta octubre de 2020.

El plazo se amplía porque una reciente sentencia del Tribunal Supremo cambia la situación que había, que era que caducaba el plazo cuando pasaban cuatro años desde que te dabas cuenta del abuso. Ahora no, ahora puedes reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que el banco te ocasionó con el swap, porque los cuatro años se cuentan desde que se termina el contrato con el banco.

Aunque no hay ninguna sentencia que exactamente haya reconocido daños y perjuicios en el caso de los swaps, sí ha sido así en otros abusos bancarios y hay un auto del Tribunal Supremo que reconoce que esto puede reclamarse en un caso como éste.

Y no sólo eso, también puedes y debes pedir que te devuelva todo el dinero que le pagaste de más por tener un swap, incluidos los intereses que ese dinero haya generado hasta que lo cobres. Mucha suerte y no dejes escapar lo que es tuyo. Se abre una nueva puerta donde parecía que no había nada y hay que aprovecharlo.

Comisión de apertura: nuevo abuso que reclamar al banco

Otro palazo a evitar que te den con la hipoteca

¿Tienes comisión de apertura? ¿Sabías que puede ser abusiva y no tendrías por qué haberla pagado? Todo dependerá del juez con el que des porque esto se gana, de momento, por vía judicial, ya que aunque lo primero es reclamar a la entidad, es poco probable que el banco te devuelva el dinero sin sentencia que le obligue.

La semana pasada un juez de León dijo que no era abusiva, pero uno de Málaga, al igual que ya hicieran los de otras provincias, reconoció por primera vez en esa provincia que el cliente debe recuperar el dinero que pagó por la apertura del préstamo.

Ha sido una sorpresa para el propio abogado, que al principio no sabía si incluirla en una reclamación conjunta por más abusos (suelo, gastos de hipoteca, interés de demora…) y que al final ha sido un acierto porque el juez ha declarado que, aunque sí fue transparente, es nula porque es abusiva, ya que el cliente pagó más de 2.000 euros por ella.

Aunque el banco todavía puede recurrir esta sentencia porque no es firme, da pie a que se vuelva a sentenciar lo mismo en ese o en otro juzgado español: que la comisión de apertura es nula por abusiva.

De siempre he pensado que la comisión de apertura es un abuso del banco hacia el cliente, que la entidad justifica diciendo que es para cubrir los gastos administrativos y de gestión del principio del préstamo. Es cierto que formalizar un préstamo le da trabajo al banco, pero te obliga a pagar una gestoría y el resto se lo cobra con creces.

Dado que durante las décadas que dura una hipoteca se pagan miles de euros en intereses, ese servicio de abrir el préstamo debe considerarse más que cobrado. Igual que ya ninguna entidad cobra comisión de estudio, tampoco debería cobrarse apertura. Es pura avaricia y mucho morro.

La comisión de apertura no está presente en todos los préstamos, depende del banco y del momento. Los hay que nunca la han cobrado y están los que lo hacen según el momento. Durante los años duros de la crisis, cuando las hipotecas estuvieron también duras, se usó más.

Cuando se abrió el grifo del crédito a finales de 2013, dejó de utilizarse tanto. Había que atraer clientes y una buena hipoteca no cuenta con semejante puñalada nada más empezar. Al hundirse el Euríbor en negativo hace ahora justo dos años seguro que a alguna entidad le dieron ganas de rescatarla, pero los clientes toleramos mal las comisiones, como es lógico, y no se ha recurrido tanto a ella.

Sí que está muy presente en los préstamos a tipo fijo, muy populares desde hace un par de años, pero que resultan más caros, entre otras cosas porque incluyen esta pulla que normalmente supone el 1% de lo que te prestan, en ocasiones con un mínimo de 500 € y que en un préstamo de 200.000 € son 2.000 €.

Casi nada, ¿verdad? Por eso hay que tener cuidado al elegir la hipoteca, para que no nos cuelen abusos por todas partes. De hecho se calcula que el 90% de las hipotecas españolas cuenta con alguna cláusula abusiva. ¿Has mirado bien la tuya? Casi seguro que tienes algo que reclamar.

Adiós a 2017, un año clave contra los abusos bancarios

2017 ha sido un año clave para la recuperación del dinero

Un año crucial para la recuperación del dinero

El año que acabamos de dejar atrás, 2017, ha sido muy movido en el tema hipotecario y 2018 promete ser la continuación y el año en que todo apunta a que el Euríbor empezará a subir después de dos años en terreno negativo.

El año pasado se condenó por fin a la retirada de la cláusula suelo en el caso de no ser transparente (casi todas por no decir todas las hipotecas en esta situación) y a la devolución de todo el dinero desde que se activó el suelo

Aunque se han devuelto más de 1.800 millones a más de 416.000 afectados, la banca todavía no ha resuelto todos los casos y el proceso que aprobó el Gobierno fue bastante flojo: al final sólo ha tenido un final feliz el 43% de las reclamaciones.

A finales de 2017 también se dio cera a las hipotecas multidivisa, reconociendo que tienen que convertirse a euros y anularse la parte en la que el préstamo va contratado en otra moneda. Se ha empezado a pedir masivamente a la banca la devolución de los gastos de la hipoteca (notaría, registro, impuestos…), cosa que aún no prospera mucho porque la banca tiende a negarse o a recurrir las sentencias en contra. El mayor escollo está en reconocer a quién le toca pagar los impuestos (IAJD), lo más caro con diferencia de todos estos gastos.

En cambio, los afectados por el IRPH no han tenido la misma suerte: el Tribunal Supremo no ve problema en que continúe aplicándose ni lo ve anulable, así que sólo les queda rezar para que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sí opine que es nulo en cuanto un juez o un abogado se lo pregunte.

El lío judicial ha sido tal el año pasado que se crearon 54 juzgados nuevos, uno por provincia, sólo para las denuncias de abusos bancarios. Ahí es na. La necesidad era y sigue siendo tal que el Poder Judicial les ha dotado con más medios y ha prorrogado su existencia. Qué menos con el pifostio que hay montado en tantos frentes abusivos.

El Euríbor ha estado bajando sin parar, encadenando un récord tras otro, hasta sellar diciembre y el año con el que probablemente sea su último mínimo histórico: el -0,19%, una cifra mágica que ha traído un nuevo ahorro a los hipotecados y que probablemente no volvamos a ver salvo que haya otra crisis financiera.

El Banco Popular fue absorbido por el Santander a mitad del año, incluidas sus hipotecas y su oferta, por eso vimos por fin una hipoteca medianamente decente del Banco Popular, la Hipoteca Cereza a Euríbor + 0,99%. Por lo demás, ha habido pocos movimientos en la oferta de nuevas hipotecas a interés variable, donde el diferencial medio se ha estancado en el 1%.

En el tipo fijo ha habido más movimiento: 4 de cada 10 hipotecas ya se firma así y, sobre todo, mucho interés por parte del Gobierno y la banca para que nos hipotequemos a interés fijo, con la excusa de que el Euríbor subirá y, con un interés invariable, siempre tendrás la tranquilidad de saber que pagarás lo mismo, pase lo que pase con el Euríbor.

Y, cómo no, cerramos el resumen del año con el que ha sido uno de los vídeos más virales y memorables, en el que Silvia Charro y Simón Pérez aconsejan el tipo fijo, que luego analizamos, aunque puedes verlo para alucinar y echarte unas risas con lo que nunca debería publicarse ni como supuesta estrategia de marketing, que es lo que defienden que ha sido y lo que siguen justificando a través de nuevos vídeos en supuesta línea con el primero.

Con todo esto, ¿qué nos traerá 2018? El próximo día lo vemos, porque también tendrá bastante tela que cortar y las hipotecas sin vinculación ni comisiones que por fin hemos visto en 2017 es posible que traigan algunas más así entre la competencia.

¿Cómo va la reforma de la Ley Hipotecaria?

Nos toca seguir esperando como Peneeeeelopeeee

Nos toca seguir esperando como Peneeeeelopeeee

Después de muchos dimes y diretes, el Gobierno tiene lista la reforma de la Ley Hipotecaria. Llevamos meses viendo noticias sobre los cambios que vaa traer esta Ley del Crédito Inmobiliario: que si no podrá haber vinculación forzosa, que si se reducen las comisiones por amortizar anticipadamente (pagar parte de la hipoteca antes de tiempo) o cancelar (terminar de pagar el préstamo)… Entre otras cuestiones.

Esta ley trae muchos cambios y cae, de pie y como agua de mayo, en un sector hipotecario lleno de conflictos y abusos, motivo por que, aunque algo tarde, por fin se modifican las reglas del juego.

En primavera, el Gobierno dijo que primero quería hablar con otros partidos políticos para consensuarla. Ya sabemos que el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, no cuenta con mayoría absoluta y, para cualquier cosa que quiera aprobar en el Congreso, debe contar con el apoyo de otros grupos parlamentarios. Así también ganaba tiempo para aprobarla más tarde…

Después llegó el verano y dejaron la aprobación para septiembre, pero con todo el revuelo que se ha montado en Cataluña, seguramente el Gobierno esté esperando a que esto baje su intensidad o termine. Además, se han puesto en marcha juzgados para cláusulas abusivas, que dictan un 99% de sentencias contra los bancos, y lo más probable es que el Ejecutivo estuviera esperando ver hacia dónde se decanta la Justicia.

Igual que seguro que está aguardando a que se conozcan las sentencias y opiniones del Tribunal sobre el IRPH y sobre las hipotecas multidivisa; ambas están al caer. Precisamente respecto a estas últimas, la nueva Ley dice que se podrán pasar a euros sin penalización ni coste extra.

A Rajoy le pega esperar… Esconderse, agazaparse detrás de un gabinete de prensa que se debe de estar volviendo loco por la poca intención del presidente de comunicarse, o es que directamente son como él. Si no no se entiende esta falta de comunicación general que hay con todo.

Para mantener vivo el asunto y dar algo de información, el otro día dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos, que el Gobierno espera llevar esta ley al Consejo de Ministros “en las próximas semanas”. Es como decir: que sepáis que no estamos haciendo nada por ahora, pero que no se nos olvida que esto está pendiente, chavales.

Una vez lo aprueben en Consejo de Ministros, la nueva ley irá al Parlamento para su votación. Se pueden tirar también otras semanas o meses discutiendo enmiendas, aunque se supone que el Gobierno ya debe tener todo bien habladito por detrá, para saber con qué apoyos cuenta y no eternizarse en su aprobación.

Esta ley es necesario cambiarla para adecuarla a los tiempos que vivimos, para proteger más a los consumidores y menos a la banca. La Ley Hipotecaria que actualmente rige el mercado es de 1946. Uuuuuufffff… Muy antigua… Hace falta actualizarla para defendernos de los abusos sufridos como la cláusula suelo, el IRPH, los gastos de la hipoteca, los elevados intereses de demora, la cláusula de vencimiento anticipado y las hipotecas multidivisa, entre otras joyas. Las hipotecas de 1946 y las de los últimos 20 años no tienen nada que ver. Esta Ley llega tarde en todo.

La lástima es que ha tenido que estallar en gordo lo de la cláusula suelo, con sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y tres sentencias del Tribunal Supremo, para que el Gobierno haga algo. Y cómo no… Lo que ha preparado no es suficiente para protegernos frente a la banca y evitar que se cometan abusos, imponiendo condiciones que son dañinas para las hipotecas y de las que no se informa nada o se informa de forma deficiente. Son cambios, sí… Algunos buenos, sí… Pero insuficientes para defendernos y para erradicar los abusos bancarios.

 

Cinco bancos todavía no quieren devolver el dinero del suelo

La lucha continúa...

La lucha continúa…

La anulación del suelo y devolución de las cantidades cobradas de más no va como debería, a pesar de todos los varapalos que ha sufrido este abuso bancario, claramente nulo si no se contrató de forma transparente.

Popular, que ya está cambiando las cosas tras su paso a manos del Santander -que nunca usó el suelo-, Sabadell, Unicaja, Caja Rural de Navarra y Caja España Duero son los más remolones y empecinados y en no resolver el asunto a favor del cliente.

Harta de la situación, Facua ha denunciado sus triquiñuelas ante el Banco de España. La organización de consumidores se queja de que Caja España Duero se niega a atender las demandas que se hayan puesto antes de la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo, de diciembre de 2016. Caja Rural de Navarra, directamente, hace como si nada hubiera ocurrido.

Unicaja Banco pretende marear y cansar a los clientes pidiéndoles que le indiquen el número completo del préstamo, información sabe de sobra. Sabadell obliga a rellenar un formulario, que luego confiesa que no es obligatorio. El Popular pedía toda la documentación por correo electrónico y luego por correo postal, algo con lo que según Facua cansa a los clientes para que dejen de reclamar.

El Banco de España también recibe reclamaciones de los afectados. Aunque las de cláusula suelo fueron menores en 2016 (26% del total) que en 2015 (46%), este abuso todavía colea y, contra lo que pueda parecer, la opinión del Banco de Espoaña no siempre cae en saco roto.

En un 63% de los casos se ha puesto a favor de los clientes. Si bien su opinión no es vinculante, o sea que no obliga al banco demandado a hacer lo que diga, sí tiene validez y peso en una demanda judicial posterior. Además, hay algunas entidades que sí lo tienen en cuenta, como BBVA y su absorbida Catalunya Banc, y por raro que parezca: el Sabadell.

Del otro lado están Liberbank y Caja Rural de Granada, que se pasan el informe del Banco de España por el arco del triunfo. Bankia, ejemplar anulando el suelo y devolviendo el dinero a todos, curiosamente sólo hace caso al jefe en el 40% de los casos.

Por otra parte, el Tribunal Supremo ha dicho que quienes demanden al banco y ganen el caso ya no tendrán que pagar las costas judiciales de los juicios anteriores que hayan perdido. Algo que era así hasta ahora y desanimaba bastante a la gente a reclamar, ya que si no se trata de cantidades muy altas y toca pagar costas judiciales, era mucho tiempo y cansancio para recuperar poco dinero.

A partir de ahora, el banco que sea condenado en firme deberá pagar todas las costas judiciales de ese juicio y de todos los anteriores, aunque los haya ganado. Con este cambio se sigue la doctrina del bendito Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que es el único que nos echa un cable para cambiar las cosas. Así se anima a cualquier afectado a reclamar ante los tribunales, ya que lo que consiga, además de en pagar a su abogado, no se le irá en abonar costas judiciales.

Listado sobre cláusulas abusivas de la hipoteca

Era necesario... ¡¡Gracias!!

Era necesario… ¡¡Gracias!!

La banca tiene muchísimos frentes judiciales abiertos por los abusos cometidos durante años, tropelías que se empezaron a condenar en los tribunales en 2012.

En hipotecas puedes encontrar desde la cláusula suelo hasta los intereses de demora, pasando por las multidivisa, el IRPH, los gastos de formalización, el redondeo al alza, el cálculo de intereses 360/365, las comisiones, los seguros, la plusvalía… Por mencionar algunos.

Ante la falta de un registro oficial sobre el tema, un registrador de la propiedad de Bilbao llamado Carlos Ballugera ha recopilado un listado de abusos bancarios y las sentencias a las que te puedes acoger (jurisprudencia) para denunciar las cláusulas hipotecarias con éxito ante los tribunales. En la lista hay más de 80 cláusulas abusivas.

Quizá es algo más útil para abogados que para clientes, pero también lo podemos y debemos consultar para saber qué ha dicho anteriormente la Justicia sobre el mismo problema que tenemos. Así te haces una idea de si merece la pena denunciar y de cuántas posibilidades tienes de ganar el juicio.

Pinchando en cada apartado de la lista vas a otra página en la que te aparecen cuáles son exactamente las cláusulas demandadas, cómo están redactadas (así puedes comparar con lo que tienes en el contrato de tu hipoteca) y de qué banco son. ¿Coincide con el tuyo…? Más abajo encuentras qué se demandó exactamente, o sea a qué preceptos se agarraron los abogados para denunciar el caso.

Justo debajo aparece resumido el fallo (decisión) de los jueces y en qué tribunales. Sólo falta incluir la opinión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que nos favorece porque suele decantarse por el lado de los clientes y es el único que da cera de verdad a la banca española por las barrabasadas cometidas.

Una buena tarea de recopilación, muy necesaria, que nos viene bien a todos. Si entras en las páginas web de asociaciones de consumidores que pelean judicialmente contra la banca también encontrarás sentencias. OCU, Asuapedefin, Asufin, Facua… Donde ha habido éxito antes, puede volver a haberlo, hay esperanzas para demandar, si bien es algo a pensarse muy seriamente por lo largo y costoso que puede ser el proceso. Si no te puedes permitir pagar un abogado, mira cómo solicitar justicia gratuita a través del colegio de abogados de tu provincia. También sé que ADS Abogados reclama sin cobrar nada.

Para los abusos hipotecarios se han abiertos juzgados en varias provincias españolas, si bien la idea es que cada una tenga un juzgado especializado en este tema, a fin de evitar que se colapsen los juzgados convencionales, de por sí ya bastante saturados con otros temas. De momento las quejas del sindicato del sector es que los medios son insuficientes… Una pena porque ahí es donde debes presentar la demanda por las cláusulas abusivas que quieras reclamar.

Los nuevos juzgados valen para reclamar cualquier estafa hipotecaria

Parece que los medios se quedan cortos...

Parece que los medios se quedan cortos…

¿Has descubierto un abuso del banco en tu hipoteca y lo quieres denunciar? El primer paso es negociar con el banco que quite esa cláusula del contrato o la deje de aplicar sin tener que hacer una novación (firma de nueva hipoteca para cambiar las condiciones).

Pero como muchas veces remolonean y nos dan con la puerta en las narices, no nos queda otra vía que la judicial. Por orden natural, antes corresponde una reclamación ante el Banco de España, pero como en la práctica sólo sirve para que conste en sus estadísticas anuales y como mucho dé un tirón de orejas simbólico a la banca, al final la única vía útil es poner el caso en manos de un abogado.
Para denunciar cualquier abuso bancario puedes recurrir a la Justicia gratuita, siempre que cumplas los requisitos de ingresos, a través del Colegio Oficial de Abogados de tu provincia.
Cláusula suelo, hipoteca multidivisa, vencimiento anticipado, gastos de la hipoteca, intereses de demora, redondeo al alza, método 360/365, IRPH… Hay tantos frentes abiertos para denunciar los abusos hipotecarios, que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha ordenado que en cada provincia y ciudad autónoma se abra un juzgado que sólo esté especializado en estos temas.
Lo que no tenga que ver con hipotecas como valores, acciones, preferentes, swaps... O lo que se refiera a ello pero ataña a empresas o demandas colectivas deberá seguir juzgándose donde siempre, ya que los nuevos juzgados sólo tramitarán demandas de personas físicas que reclamen de forma individual algún tema exclusivamente de la hipoteca.
El motivo principal ha sido no colapsar el sistema, más de lo que ya está, ante el aluvión de reclamaciones que van a llegar después de que ciertos bancos se hayan negado a quitar el suelo y devolver el dinero por sin ir a juicio, la vía que abrió el Gobierno en enero.
Como sólo el 25% de las reclamaciones se han atendido por esta vía, para el otro 75% sólo quedan los juzgados, que con casi total seguridad fallarán a su favor, siempre que se demuestre que su suelo se incluyó en la hipoteca de forma abusiva y no transparente.
Pero algunos abogados ya se temen lo peor… Critican que todos los ciudadanos de una misma provincia deberán ir a la capital a un solo juzgado, lo que viola su derecho a una justicia de proximidad. Tampoco se ha considerado la población ni número de casos. Provincias muy pobladas tienen un solo juzgado, como las menos pobladas.
Todos los jueces están en prácticas, son de la última promoción recién salida de la academia, y sus decisiones las tiene que aprobar un juez tutor. ¿Llegarán con ganas por ser sus primeros casos o se les harán cuesta arriba por tratarse de temas muy complejos? Que Dios reparta suerte, porque tampoco tienen suficientes ni apropiados medios materiales.
Como en muchas otras cosas, la cláusula suelo va abriendo camino al resto de abusos hipotecarios, pero se vuelve a encontrar con insuficientes medios materiales para atender las 330 reclamaciones diarias que de media se han registrado en las 13 comunidades autónomas que tienen registro online de demandas. El volumen es brutal, se calcula que unas 90.000 demandas al año llegarán a estos juzgados, llamados bis porque duplican al que se encargaba hasta ahora de estos temas.

Las sentencias de demandas colectivas deberán aplicarse en las individuales

Un paso más en la carrera contra los abusos bancarios

Un paso más en la carrera contra los abusos bancarios

Despacito, despacito, la cosa se va poniendo a favor de reclamar los abusos hipotecarios.

La última novedad viene a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo sobre la cláusula suelo del 5,5% de Banco Andalucía (fusionado con el Popular, que ahora es Santander), que ha dado el mismo veredicto que ya se dio cuando esto mismo se juzgó en una demanda colectiva.

Este Alto Tribunal ha dicho que cualquier sentencia firme que ya se haya dictado en una macrodemanda, por cualquier asunto hipotecario, debe servir posteriormente a los jueces que juzguen el mismo hecho, en una demanda individual, para dictar la misma sentencia.

O sea que si hay algún asunto hipotecario que queremos reclamar y ya hay una sentencia favorable tras una demanda colectiva tenemos posibilidades de ganar, se nos allana el camino. ¡Guauuuu! En las hipotecas multidivisa hay admitida a trámite una demanda colectiva de Asufin en Madrid, misma asociación que ha presentando una macrodemanda contra el IRPH.

En el caso de la cláusula suelo hay varios precedentes… Como por ejemplo las sentencias del Tribunal Supremo contra BBVA, Abanca y Cajamar, que lo anuló y obliga a devolver hasta el último céntimo cobrado de más, o varias demandas colectivas contra bancos como Unicaja. En este caso, si un juez de otro tribunal se encuentra un caso igual debe aplicar la opinión del Supremo.

Lo mismo nos pasa con los gastos de la hipoteca. Como ya hay una sentencia del Supremo que condena a BBVA a asumir la notaría, gestoría, tasación, registro e impuestos, cualquier juez que se encuentre un caso similar, debe fallar en en mismo sentido.

Es lo que toda la vida se ha llamado jurisprudencia, o sea casos iguales o similares que sirven de base para dictar sentencias en una dirección u otra, apoyándose en opiniones ya emitidas por otros jueces. Lo que pasa es que suelen hacer falta tres sentencias para considerar que hay jurisprudencia y, hasta ahora, los jueces de otros tribunales no sabían qué hacer…

Unos han seguido a pies juntillas el criterio del Supremo mientras que otros han ido por libre. Algunos estaban tan liados que han consultado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y de ahí vienen gran parte de los logros contra los abusos hipotecarios, en los que el tribunal europeo siempre da cera a España.

El Tribunal Supremo está harto de juzgar una y otra vez la cláusula suelo y de ser quien diga la última palabra. Está cansado de que le lleguen temas que podrían resolverse perfectamente en tribunales menores. Está colapsado de temas hipotecarios en particular y bancarios en general, y quiere liberarse. También quiere dar legitimidad a la opinión de los tribunales menores, ya que -hasta ahora- o no se atrevían a ser contundentes con la banca o, si lo eran, el banco no se conformaba y recurría incansablemente hasta llegar al Supremo, igual que los demandantes.

Las macrodemandas van más lentas que los casos particulares o de pocos afectados, porque acarrean mucha documentación a estudiar, pero cuando por fin hay sentencia suele ser gorda. Y es lo que quiere ahora el Supremo: que lo que vale para una macrodemanda se aplique a los particulares y les allane el camino.

Genial para los afectados, es terreno ganado. Y quizá tiempo, porque en los nuevos tribunales para las reclamaciones hipotecarias de 13 comunidades autónomas hay 330 reclamaciones diarias por abusos hiptecarios, lo que significa que a lo largo del año se esperan unas 90.000 demandas contra la cláusula suelo, los gastos de la hipoteca, el vencimiento anticipado, las multidivisa, el IRPH y otros abusos bancarios que traen cola.

 

La banca se niega a devolver los gastos de la hipoteca

¿Queréis el dinero...? ¡¡Pues puturrú de fuá!!

¿Queréis el dinero…? ¡¡Pues puturrú de fuá!!

La banca es muy lista, muy avara y muy remolona en general. Ante la reclamación de los gastos de la hipoteca no iba a ser diferente… Si, en muchos casos, no quiere soltar un duro para devolver lo de la cláusula suelo, condenado en España por el Tribunal Supremo tres veces, y en Europa por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), imagina cómo se va comportar con los gastos de la hipoteca…

¡¡Acertaste!! De momento está diciendo que no a todo quisqui y solamente negociando con algunos clientes sin que quede claro por qué con unos sí y otros no. Pero la respuesta general es NO.

La banca no quiere devolvernos los gastos de la hipoteca que en su día pagamos exclusivamente y que nos supusieron alrededor del 10% de lo que nos prestaron. Un dineralazo… Se calcula que de media cada cliente puede recuperar 3.000 €, si bien en muchos casos lo pagado supera los 20.000 €.

Esto es porque parece que contra el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados -el gasto más alto de todos estos- tenemos poco que hacer, ya que la ley deja entrever que debe pagarlo el sujeto pasivo, o sea nosotros como clientes. Pero no me cabe duda de que la tasación, el registro y la gestoría deben correr por cuenta del banco, verdadero interesado y beneficiado de estos servicios. La notaría podría asumirse a medias o que la pague entera el banco.

Por el momento, hay algunos casos ganados en los tribunales, pero necesitamos más. Por eso la banca se confía y, como puedes ver en estas cartas de respuesta a las reclamaciones hechas a BBVA, Caixabank y Bankia, publicadas por El Confidencial, se niega a abonar un duro. Me sorprende Bankia porque sus accionistas dijeron que el dinero se devolviera a quien lo reclamara para no desgastar más su reputación ni gastarse 100 millones en costas de juicios perdidos.

La excusa es que la sentencia del Supremo no les afecta directamente, que en su día firmaste la cláusula, que se hacía así en ese momento y que hay -actualmente- sentencias en contra de que devuelvan los impuestos. Como solución te retan a reclamar por vía judicial. Es que saben que, antes o después, esto se resolverá a nuestro favor, por eso las principales entidades españoles ya comparten estos gastos con los nuevos hipotecados. Otro motivo para que se haga justicia y se evite que unos paguen todo, otros algo y alguno que gana el jucio, nada.

Este nuevo frente tiene sólo un par de sentencias del Tribunal Supremo a favor y sólo algunos casos ganados en tribunales menores. Además es un tema reciente, la sentencia es de diciembre de 2015 pero la chispa saltó justo un año después. Por lo general, la banca sólo restituye el dinero cobrado de más cuando ya ha pasado mucho tiempo, sólo si tiene una condena firme por el Tribunal Supremo (el más alto de nuestro país) y de verdad-de verdad no le queda más remedio.

Contra la cláusula suelo se pelea desde hace 8 años, desde que empezó a funcionar en 2009, al bajar el Euríbor. Algún día los gastos de la hipoteca serán otra batalla ganada para los consumidores, pero veremos la victoria en la década de 2020, cuando ya haya sentencia del Tribunal Supremo, reclamación masiva a nivel judicial y alguna opinión del TJUE, el único que nos ayuda en algo.

Aquí, el Banco de España se suele lavar las manos a lo Poncio Pilatos. Ni es supervisor y ni es corrector del mal comportamiento de los bancos y ponerle una reclamación sólo sirve para conste en sus estadísticas a fin de año y hacer ruido para salir en las noticias y hacer presión. Muy poco para lo que debería ser un organismo de su calado. Pero sigamos reclamando, el barullo mediático importa y a base de golpear contra el cristal, se acabará rompiendo.

¿Cuánto sabes de hipotecas?

El saber no ocupa lugar

El saber no ocupa lugar

Según el informe PISA 2015, el alumnado español está pez en Economía. Nuestros chavales suspenden en cultura financiera, quedando los décimos de 15 países, sólo por delante de Lituania, Eslovaquia, Chile, Perú y Brasil, y por detrás de casi todos los países europeos.

Así nos va después… Los que ahora son alumnos, mañana serán ahorradores, usuarios de tarjetas y titulares de cuentas, hipotecas y otros productos. Si no tienen conocimientos financieros la banca les tomará el pelo en masa, como ha ocurrido con generaciones anteriores.

Entre la confianza ciega que ha habido en la banca y las pocas ganas de informarse, se han cometido verdaderos atropellos y abusos que siguen y seguirán dando guerra en los tribunales (cláusula suelo, gastos de hipoteca, multidivisa, IRPH, etcétera).

Para evitar errores pasados y asegurarse de que quien pide una hipoteca conoce sus riesgos, derechos y obligaciones, el ministro de Justicia planteó que, antes de firmar, se pase un test para comprobar que se conoce todo. Después se dijo que el notario pasaría este test y pararía la firma de la hipoteca si el cliente no tiene información adecuada y suficiente.

Pero todavía no ha visto la luz la reforma de la Ley Hipotecaria, que en España lleva tantos años de retraso que en Europa ya nos han multado y dado algún que otro tirón de orejas. Además de bajar la comisión por amortización y cancelación del préstamo, entre otras cosas, la Unión Europea plantea que haya que pasar un test de idoneidad.

¿Un qué? Un examen de preguntas cortas en el que, durante el proceso de búsqueda, demuestres si estás o no preparado para tener una hipoteca. De momento, el intermediario financiero RN Tu Solución Hipotecaria saca pecho porque es el único que incluye algo semejante en su página web. Además de pedirte bastantes datos personales que no vienen al caso y que no tienes por qué poner porque esas casillas no aparecen marcadas con asterisco, te realiza 20 preguntas cortas, que tardas unos 5 minutos en responder. De ellas sólo merecen la pena las 11 últimas, las demás son cotilleo puro y duro sobre tus datos y tu situación personal.

Te hace ver que el Euríbor se puso por las nubes (5,393%) en julio de 2008, que tu cuota subiría al doble si eso volviera a ocurrir, que hay varios índices… Te pregunta qué es un diferencial, te habla del embargo, de la dación en pago y de los gastos que acarrea una vivienda en propiedad, además de la hipoteca.

Está bien, pero se queda escaso. Para saber si puedes hipotecarte necesitas saber más cosas, no habla de la vinculación, ni de los gastos de las hipotecas, ni del interés fijo el primer año o la diferencia entre préstamos fijos o variables. Un montón de temas que sí tratamos en profundidad a menudo en este blog y que debes conocer para hipotecarte y elegir la mejor ocpión.

Puedes hacer el test para orientarte y, tanto si apruebas como si suspendes, sigue informándote y aprendiendo. El banco hará sólo lo que le obliguen. No tiene interés particular en que tengas información, sólo lo hará para evitar futuras demandas judiciales.

Viendo cómo va de lenta la reformar hipotecaria, este test no estará en España de forma masiva hasta dentro de unos cuantos años. Es una pena, porque vendría fenomenal que cada banco tuviera uno en su web. Además de darles buena reputación e imagen de transparencia, ayudaría a que la gente aprendiera y estuviera más informada.

Esto evitaría firmar una hipoteca sin tener conocimientos suficientes o que te endeudes por encima de tus posibilidades. El banco debe asegurarse de que lo entiendes todo, en lugar de explicar algunas cosas rápidamente y pretender que gente sin conocimientos financieros se quede con toda la informacion y la comprenda.

Hay que explicar días antes de la firma ante notario, porque ese día tienes la mente aturullada y, si no controlas el tema, no entiendes todo. Tampoco es momento de quejas y aclaraciones porque da vergüenza parar la operación de compraventa porque no estás de acuerdo con un par de cosas de las que acabas de enterarte. Lo dicho: prepárate bien para que no te vendan algo que no entiendes, de lo que te arrepentirás toda la vida.