Archivo de la etiqueta: ahorro

El Euríbor vuelve a dar un respiro a las hipotecas de julio y agosto

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El verano no ha sido sólo un tiempo de descanso para la gente, también lo ha sido para las hipotecas que se revisen con el Euríbor de julio o agosto, que ha batido nuevos récords a la baja.

El indicador más utilizado en las hipotecas variables en España, el Euríbor, ha cerrado el mes de julio en el -0,154% y agosto en el -0,156%. La diferencia es tan pequeña que da igual si la revisión te ha tocado en un mes o en otro, el ahorro medio que habrás visto en tu cuenta (o que vas a ver desde el próximo mes) es de 5-6 euros en caso de revisión anual y de 2-3 euros si es semestral.

Esto confirma que el Euríbor sigue en negativo, donde se instaló en febrero de 2016, y que continúa cayendo. La previsión es que despida septiembre en torno al -0,16%, lo que traerá un nuevo ahorro a las cuotas que se recalculen con la cifra de este mes.

Mientras el Banco Central Europeo (BCE) siga cobrando a los bancos un 0,4% por dejarles el dinero en depósito, mantenga los tipos de interés en el 0% y continúe comprando deuda de los países de la zona euro, se espera que el Euríbor esté muy bajo. Tanto que quizá la banca se encuentre por fin en la tan hablada situación de que la suma de diferencial + Euríbor dé una cifra negativa que obligue al banco a pagar intereses al cliente, o a perdonarle parte de la deuda para no hacerlo.

La previsión es que baje durante todo lo que queda de año, para comenzar a subir a partir de 2018. Pero yo ya no me fío… No es la primera vez que los analistas no aciertan exactamente con la tendencia ni con las fechas, así que yo no descarto que siga en negativo y quizá cayendo durante todo el año que viene, hasta que el BCE suba los tipos de interés.

Las buenas noticias nos durarán mientras siga con todos los estímulos que aplica ahora para que la economía se recupere y el dinero fluya desde los bancos hasta particulares y empresas.

Cuando comience a subir será de forma progresiva y gradual, muy leeeeentamente, por lo que no debemos esperar subidón en las cuotas de repente. Después de que muchas familias se ahogaran con el 5,393% que marcó el Euríbor en julio de 2008, desde los organismos que influyen en el Euríbor se tiene mucho cuidado para que no haya movimientos bruscos que ahoguen la economía de las familias y pequeñas empresas.

Por eso mismo todavía no se ha puesto en marcha el nuevo cálculo del Euríbor, a pesar de que hace por lo menos 3 años que tenía que haber entrado en vigor. Como las pruebas de cotización que se han hecho dan muy por encima de los valores actuales, se evita implantar un nuevo Euríbor que suba las cuotas de golpe hasta 150 € al mes. ¡¡Menos mal!! Se trata de salir de la crisis, no de volver o ahondar en ella.

El nuevo mínimo histórico del Euríbor vuelve a ahorrar dinero

Un brindis por la nueva bajada de la cuota

Un brindis por la nueva bajada de la cuota

Los hipotecados con Euríbor y sin cláusula suelo a los que os toque revisión con la cifra de junio estáis de enhorabuena. ¡¡Siiiiiii!! Ahorrooooo… No mucho pero lo suficiente para tomarse dos o tres heladitos cada mes a la salud del banco.

El Euríbor, índice al que se referencian más del 90% de las hipotecas en España, a pesar del aumento de préstamos a tipo fijo, ha cerrado junio en el -0,149%.
Un nuevo mínimo histórico que trae una bajada en las cuotas de las hipotecas que se revisen con él. Si tu revisión es anual el ahorro será de entre 5,5 y 6,5 € al mes, lo que te supondrán entre 66 y 77 € anuales.
Si tu préstamo se revisa cada 6 meses, el ahorro será menor, ya que el Euríbor estaba más bajo en diciembre que en junio del año pasado. En total serán uno 3 – 4 € al mes, o sea entre 18 y 24 € hasta la próxima revisión.
Este -0,149% del Euríbor de junio es un nuevo mínimo histórico, el décimo seguido después de 16 meses en negativo. Pero no será el último… Tanto analistas como bancos preven que el Euríbor esté cayendo unos meses más hasta que empiece a subir leeeeentamente…
La previsión es que despida este año en torno al 0% y que en 2018 se ponga en el 0,20%, llegando al 0,8% en 2021. Lo bueno se nos acaba, pero hasta que volvamos a pagar más pasará aún falta, así que prevenidos estamos y tiempo tenemos de prepararnos para que no nos pille por sorpresa.
Para una hipoteca de 150.000 euros a 20 años con Euríbor + 2% la cuota se encarecerá 25 euros al mes (300 al año) cuando este indicador llegue al 0,20%.
¿Pero por qué va a empezar a subir con lo a gusto que estamos? Porque el Banco Central Europeo empezará a finales de este año a quitar, poco a poco, los estímulos que puso en marcha para hacer crecer la economía en la zona euro, ya que Europa está inmersa en una recesión de la que está costando trabajo salir.
Esos estímulos son cobrar 0,40% al banco que le deposite dinero, comprar deuda de los países de la zona euro y mantener los tipos de interés en un histórico 0%.
Se prevé que suba los tipos en junio del año que viene y que a partir de diciembre vaya comprando menos deuda. También ha dejado entrever que la banca va a dejar de tener dinero gratis, que es lo que ha hecho que el Euríbor se pusiera bajo cero.
El BCE ha estado prestando dinero a los bancos, todo el que han querido a cero interés. Quería que el dinero circulara a particulares y empresas para hacer crecer la economía, pero al final la banca tiene más de lo que presta, por eso pagan por prestar a otros bancos.
El mundo al revés: nunca se había visto que se pague por prestar, lo normal es pagar por el dinero que te prestan. Pero bienvenida sea esta anomalía económica, que nos ha dado un respiro bien majo y bien necesario en las hipotecas. Aprovechémoslo mientras dure…​
¿Llegaremos a ver que te paga también el banco por tener hipoteca? ¿Descontarán dinero del capital si Euríbor + diferencial sale una cifra negativa? Queda menos para verlo… Hace poco alguien nos contó en el blog que el banco ya le descontaba dinero del capital pendiente; si el Euríbor se pone en -0,17% y -0,18% veremos más casos.

Actualiza tu seguro de vida cada año para pagar menos

Más vale prevenir que gastar

Más vale prevenir que gastar

La mayoría de las hipotecas actuales ofrecen un seguro de vida entre la vinculación que debes asumir para bajar el diferencial o el tipo fijo. Solamente Bankia, que ha lanzado una política agresiva sin comisiones ni vinculación, pide ahora mismo sólo un seguro de hogar para dar Euríbor + 1,20% con un interés fijo el primer año del 1,20%.

El resto, suele coaccionar -como mínimo- a domiciliar los ingresos, usar la tarjeta y contratar seguros de hogar y vida para obtener un descuento (bonificación) en el interés del préstamo.

Así la entidad te ata más y continúa ganando dinero, ya que las aseguradoras son suyas. Sin embargo, no es obligatorio que firmes con sus compañías. Es válido un seguro firmado con otra empresa siempre que aparezca vinculado al número de préstamo y que los derechos sean a favor del banco.

El seguro de vida es, por tanto, opcional. Pero interesa firmarlo porque, al tener una deuda tan grande, si te pasa algo, el préstamo queda totalmente pagado y un marrón menos para tus herederos, que suelen ser seres muy queridos.

El coste (llamado prima) se calcula en función de varias cosas: edad, sexo, profesión, lugar de residencia, hábitos de vida y salud general. Aunque puedes tener un seguro para cada titular del préstamo, no te pueden obligar a que así sea. Si necesitas ahorrar, con firmar uno solo es suficiente. En caso de que en el hogar sólo trabaje una persona, debe ser titular, ya que si fallece deja de aportar la nómina y el resto de la familia debe quedar cubierta.

Hay entidades o hipotecas que sólo piden que firmes el seguro de vida el primer año, mientras que otras lo exigen durante toda la duración del préstamo. De lo contrario, en cuanto detecten que no está aumentan el diferencial. Ahí también debes calcular si quieres un seguro de vida y cuánto te supone al año de gasto y de ahorro respecto a no tenerlo.

Un aspecto muy importante y muy desconocido es que, en caso de mantener el seguro año tras año, debe actualizarse según la cantidad pendiente de pago que te queda de hipoteca. Por ejemplo, si el primer año firmaste un préstamo de 100.000 euros y pasados esos primeros 12 meses ha bajado a 95.000 lo que debes de hipoteca, la aseguradora debe cobrarte sólo por esa cantidad y no por los 100.000 euros iniciales.

Es decir, vas a pagar menos por la renovación que lo que pagaste el primer año, porque el seguro de vida se ajusta a la cantidad de dinero que el banco te tiene prestada en ese momento.

O sea que el seguro de vida debe ser más barato cada año porque quedará menos cantidad de hipoteca por pagar, ya que vas reduciendo el capital pendiente de pago con cada mensualidad y/o cada amortización anticipada que hagas. Ale, a mirar cuándo toca el siguiente pago del seguro de vida y a pedir al banco una actualización a la baja.

Nuevo mínimo histórico del Euríbor, que vuelve a bajar las hipotecas

Un nuevo regalo para las hipotecas sin suelo

Un nuevo regalo para las hipotecas sin suelo

El Euríbor está que se sale. Cuando pensábamos que ya no tendría más recorrido a la baja, vuelve a descender, cerrando abril en el -0,119%, un nuevo mínimo histórico que desbanca al que pensábamos que sería el último, el -0,110% de marzo.

Los bancos ya no saben para donde mirar, de dónde sacar dinero ni dónde subir precios para no dejar de ganar con las hipotecas, al tiempo que tampoco pierden nuevos clientes si encarecen los nuevos préstamos, como han estado haciendo desde principios de año tanto en terreno fijo como en el variable.

Este nuevo valor del Euríbor trae un ahorro para las hipotecas con revisión de anual de 6 € al mes, que serán 72 € en todo un año. Si la revisión es semestral el ahorro será menor, de 2 € al mes (12 € en los 6 próximos meses), porque en noviembre el Euríbor estaba más bajo que en mayo del año pasado.

El ahorro cada vez es menor porque el Euríbor, aunque sigue bajando, lo hace de forma mínima. No obstante, siempre es mejor que te rebajen 2 € en la cuota a que te los suban, qué duda cabe.

El Euríbor lleva 15 meses seguidos en terreno negativo. Vivimos una época dorada en lo que a las cuotas de la hipoteca se refiere. Raramente volveremos a ver estos descensos con estos ahorros, salvo que haya otra crisis o no salgamos de ésta.

Los hipotecados sin suelo están pagando menos del diferencial, ya que al estar el Euríbor en negativo, el Euríbor se resta al diferencial pactado, con lo que si una hipoteca tiene -por ejemplo- Euríbor + 0,30% está pagando ahora el 0,30% menos el Euríbor. De ahí que hace año y medio la banca se inventara la cláusula cero, por la cual el banco nunca pagará intereses al cliente o nunca le cobrará menos del diferencial.

Si seguimos así, no sería descabellado que algunas hipotecas no paguen intereses y sólo devuelvan capital durante unos meses, ya que el diferencial más bajo firmado en España es el 0,17% de Bankinter y el 0,18% de Deutsche Bank.

El Euríbor seguirá cayendo a corto plazo. En mayo ya lleva una cotización media del -0,12% y bajando… En el medio plazo se espera que se mantenga en negativo y que, si empieza a subir, sea de forma lenta y gradual a partir de 2018. Dependerá mucho de lo que haga el Banco Central Europeo (BCE); si deja de comprar deuda a los países de la zona euro y sube los tipos de interés, actualmente en el 0%, el Euríbor empezará a remontar levemente.

El Euríbor celebra su primer año en negativo con otro mínimo histórico

Happy birtday to youuuuu

Happy birthday to youuuuu

El Euríbor cumple un año en negativo, cerrando febrero en el -0,106 %, y los hipotecados que revisen su cuota con él se reparten el ahorro. Aunque es el más pequeño de todos los que se han producido, todavía se sigue ahorrando con la revisión de la hipoteca, tanto anual como semestral.

Si te toca revisión anual con este Euríbor, y no tienes cláusula suelo, verás cómo la cuota baja una media de 4 € al mes (48 € en el próximo año). Si es semestral, pagarás dos euros menos al banco cada mes, que en total serán 12 € hasta la próxima revisión con el Euríbor de agosto.

El ahorro se reduce porque, aunque el Euríbor sigue cayendo, lo hace en menor cantidad que antes. Son las cuotas más bajas de la Historia y parece que no serán las únicas, ya que este nuevo mínimo seguramente quedará pulverizado en marzo cuando el Euríbor cierre todavía más bajo que ahora. Se prevé que siga cayendo en lo que queda de año hasta que a finales quizá escale hasta el entorno del 0%.

No obstante, cualquier previsión es arriesgada porque se supone que en julio entrara en vigor la nueva forma de cálculo y eso podría alterar tanto la cotización actual como la evolución del Euríbor, situándolo de repente en positivo. Pero que nadie se alarme, esto es poco probable por dos motivos.

La primera es que el nuevo Euríbor lleva año y medio de retraso en su puesta en marcha, con lo que no sería de extrañar que en verano sufriera una nueva demora. La segunda es que los bancos están pagándose unos a otros por prestarse dinero en lugar de cobrarse, por lo que el Euríbor saldría negativo.

Una de las razones por las que aún no ha empezado a funcionar el nuevo índice es que quieren asegurarse que no salga muy diferente a la cotización que haya estado marcando, para no subir de golpe bastante dinero la cuota de las hipotecas, lo que asfixiaría a muchas familias.

Cuando sí parece seguro que aumente es dentro de año y medio, cuando se prevé que el Banco Central Europeo suba los tipos interés del 0% actual al 0,25%. Aunque ha habido excepciones en el pasado, habitualmente el Euríbor se comporta según estén los tipos de interés, situándose un poco por encima.

Un Euríbor que encadena mínimos históricos como quien colecciona cromos es temido por el ansia de ganar dinero de los bancos, de ahí que en las nuevas hipotecas hagan mucho hincapié en el tipo fijo, que ahora están subiendo por todo lo que tienen que devolver por la cláusula suelo y otros frentes judiciales. También calzan un interés fijo el primer o dos primeros años en las hipotecas variables. Ya sabes… La banca nunca pierde y se organiza como sea para cumplir con su merecida fama.

El Euríbor vuelve a dar la campanada con otro mínimo histórico

Euríbor, esa fábrica de ahorro si no tienes suelo...

Euríbor, esa fábrica de ahorro si no tienes suelo…

El Euríbor ha vuelto a dar la campanada de Fin de Año con una nueva cifra récord. Cerrando en el -0,080%, despide diciembre otra vez en negativo, terreno en el que entró el pasado mes de febrero y en el que se espera que continúe al menos unos meses más.

Este nuevo mínimo histórico deja las hipotecas que se revisen con él más baratas que nunca. Así, a las que les toque revisión anual con él verán abaratada su cuota en 7 € de media al mes (84 € al año) y las de revisión semestral ahorrarán de media 3 € al mes (18€ hasta el próximo cálculo).

¡Aprovechaos! Esto será difícil de ver en la próxima revisión, tanto si es anual como si es semestral, ya que se espera que dentro de 6 meses ya funcione el nuevo cálculo del Euríbor, que lleva año y medio de retraso en su implantación. Hace más de 3 años desde que se ideó, en 2013 cuando saltaron los escándalos que demostraron la manipulación de este índice.

En vez de utilizar los intereses a los que la banca se prestaría dinero entre sí, se usarán los intereses reales a los que se están prestando dinero. Además, no aportarán datos sólo los grandes bancos sino también los pequeños, lo que se espera que suba el Euríbor, llevándolo a terreno positivo de nuevo.

Aunque no se prevé una gran subida de golpe, sí se cree que será más de lo habitual en los últimos años. Se habla de que si los bancos consideran el nuevo Euríbor un nuevo índice podrían verse cuotas de hasta 150 € más de golpe, al utilizar el IRPH como índice sustituto del antiguo Euríbor, como se contempla en muchos contratos hipotecarios.

Lejos de estas previsiones más pesimistas, otros consideran que puede seguir en negativo o muy justito en cero, ya que de lo contrario no se empezará a usar el nuevo cálculo del Euríbor, porque no se quiere que cambie mucho de golpe las cuotas actuales. Precisamente por este motivo se ha retrasado la puesta en marcha.

El Euríbor sigue tan bajo gracias a que el Banco Central Europeo (BCE) mantiene los tipos de interés en el 0% y a que se ha liado a comprar a troche y moche deuda de los países de la zona euro, cobrando dinero a los bancos que les depositen pasta en lugar de moverla por ahí.

La previsión es que, al menos hasta que se ponga en marcha la nueva forma de cálculo, el Euríbor siga cayendo y marcando nuevos récords. Cuando suba podría hacerlo hasta el 0% a lo largo de 2017 – 2018,llegando al 2,3% en 2020 – 2021. De todas formas, esto sólo son previsiones y no hay que fiarse hasta que veamos qué ocurre, pues la película cambia muchas veces sobre la marcha.

Guardar

El nuevo mínimo histórico del Euríbor vuelve a abaratar las hipotecas

Y sigue bajando...

Y sigue bajando…

Por décimo mes consecutivo el Euríbor se ha despedido bajo cero. El indicador más utilizado para calcular la cuota de las hipotecas ha cerrado noviembre en el -0,074%, por debajo del -0,069% de octubre, con lo que además marca un nuevo mínimo histórico.

Es increíble ver que las palabras mínimo histórico, que debieran sonar a algo impresionante ya no impactan a nadie porque casi cada mes el Euríbor marca un nuevo récord a la baja. Con éste, las hipotecas sin suelo con revisión anual verán abaratada su cuota en 7 € al mes, que a lo largo del próximo año serán 84 € en total. Si la revisión es semestral el ahorro será de 3 € al mes, que serán 18 € en los próximos seis meses.

El Euríbor sigue bajando porque el Banco Central Europeo (BCE) continúa a tope con sus políticas para que los países de la zona euro salgan de la crisis y empiecen a crecer de nuevo. Compra deuda de las naciones que tienen el euro, presta dinero a los bancos sin intereses y les cobra un 0,4% si les dejan en depósito alguna cantidad.

Con esto el BCE pretende que los bancos se presten dinero entre sí, ya que aunque paguen por prestarse es menos que el 0,4% que les cobra el BCE. Por eso el Euríbor está en negativo, porque los bancos se prestan dinero unos a otros pagando por prestar en lugar de cobrarse intereses.

Como las medidas del BCE se prevé que sigan en pie al menos hasta abril de 2017, se espera que por lo menos hasta entonces el Euríbor siga ahondando en terreno negativo, con nuevas bajadas. Bajo cero quedará también, aunque quizá con alguna subida entre abril y julio, cuando se espera que por fin entre en funcionamiento la nueva forma de calcular el Euríbor, que todavía no ha entrado en vigor por temor a que una cifra positiva suba mucho las hipotecas de golpe.

Bankinter prevé que el Euríbor llegue a cero a mediados del próximo año y que lo termine entre el 0,1%, acabando en el 0,2% el siguiente año (2018), o sea subidas leves que por primera vez en tres años encarecerán las cuotas hipotecarias en vez de abaratarlas, pero que serán asumibles porque la repercusión será de pocos euros al mes.

Mientras el Euríbor no baje del -0,17% ningún banco se verá en la tesitura de pagar intereses al cliente por su hipoteca. El 0,17% es el diferencial mínimo que en España comercializó Deutsche Bank durante los años de bonanza económica. Aunque es difícil que esta situación se dé, la banca ya ha anunciado que no piensa descontar intereses del capital y que como mucho dejará la hipoteca en cero intereses y cobrará en la cuota sólo el capital pendiente que toque ese mes.

El nuevo mínimo histórico del Euríbor ahorrará 100 euros al año

Ahorro para la casa

Ahorro para la casa

El Euríbor ha vuelto a caer en octubre, cerrando en el -0,069%, una cifra mágica porque supone un nuevo mínimo histórico y vuelve a abaratar las hipotecas.

El ahorro medio para una hipoteca que se revise de forma anual con el Euríbor de octubre será de 8 euros al mes, que supondrán un total de 96 euros en los próximos 12 meses. Si la revisión es semestral, el ahorro medio apenas será de 3 euros al mes, o sea 18 euros en los próximos 6 meses.

Aunque sea poco, el Euríbor sigue bajando y abaratando las hipotecas sin cláusulas que lo impidan. A pesar de llevar nueve meses seguidos en negativo, todavía no se ha llegado a la situación de que la suma de Euríbor y diferencial dé un resultado negativo que ponga al banco en la tesitura de tener que devolver dinero a los clientes.

Si el Euríbor baja del -0,17%, incluso del -0,18%, como se espera que ocurra el próximo año, Bankinter y Deutsche Bank se verían en esta situación, ya que hace años dieron hipotecas con diferenciales del 0,17% y 0,18%. Pero la banca ya ha anunciado a través de su patronal, y a título individual en algunos casos, que si el recibo sale a devolver, no va a descontar al cliente los intereses del capital, sino que se limitará a no cobrar intereses, aunque técnicamente sí que debería descontarlos.

Se espera que el Euríbor esté en negativo los dos meses que quedan de 2016, estrenando también así el nuevo año y subiendo a cero a finales de 2017, después de la puesta en marcha de forma oficial del nuevo cálculo del Euríbor, en principio programada para el próximo verano. No obstante, la previsión de Bankinter es que el Euríbor se mantenga muy bajo, alcanzando el 0,10% a finales de 2018 y el 0,50% en 2021. Otras previsiones más optimistas para nosotros sitúan al indicador en negativo hasta finales de 2018 o principios de 2019.

Esto es sinónimo de cuotas bajas durante unos años más, si bien algunas personas tienen el miedo en el cuerpo y al hipotecarse ahora prefieren ser conservadoras y escoger un tipo fijo que no les haga depender del Euríbor, ganando tranquilidad pero perdiendo dinero, ya que se calcula que pueden pagar hasta un 50% más que con una hipoteca a interés variable.

Hay que seguir muy pendientes de lo que haga el Banco Central Europeo (BCE) con los tipos de interés, actualmente en el 0%. Se espera que los mantenga así al menos 3 años más, y que siga comprando deuda de los países de la zona euro, motivos por los que Euríbor permanecerá en negativo o muy bajo. Otra razón para el estancamiento del Euríbor en zona negativa será la materialización del Brexit, o sea que el Reino Unido abandonará la Unión Europea en 2017.

Guardar

Las hipotecas fijas salen hasta un 50% más caras que las variables

Cada euro cuenta para ahorrar

En el ahorro, cada euro cuenta

Las hipotecas fijas siguen arrasando. Los bancos las meten por los ojos de quienes preguntan en las sucursales y algunos clientes, con el recuerdo de la crisis (el subidón de cuotas, los impagos y desahucios) en la mente, no se arriesgan y, por si acaso sube mucho el Euríbor en el futuro, apuestan por el tipo fijo.

En el último registro del Instituto Nacional de Estadística, las nuevas hipotecas fijas fueron casi el 30%, o sea 1 de cada 3, lo que relega al interés variable a un lugar en el que nunca había estado. Las hipotecas fijas han pasado del 1% al 30% en dos años, y las variables del 90% al 70%.

Con el tipo fijo, los bancos quieren ganar dinero a corto plazo, compensar las ganancias que en algunos casos han perdido con la cláusula suelo y paliar que el Euríbor lleva en negativo desde febrero y todo apunta a que se mantendrá así al menos un año más. Los diferenciales de préstamos variables se han estancado en el 1% y dan poco margen de beneficio a la banca. Según Bankinter, los tipos de interés que afectan al Euríbor estarán bajos dos años más, permitiéndole subir al 0,50% en 2021.

Todo esto hace que la banca ponga sus esfuerzos en el tipo fijo. Sin embargo, ¿es rentable para nosotros? ¿Te merece la pena elegir una hipoteca fija en lugar de una variable? El fijo sólo compensa si el interés es bajísimo o vas a estar 30 años pagando hipoteca y quieres total tranquilidad con respecto a la cuota, que en el tipo fijo nunca varía.

Por lo demás, sale más caro y está pensado para que gane la banca, no los clientes. Según un reciente estudio de Kelisto, las hipotecas fijas pueden salirte hasta un 50% más caras que las variables. Este caso extremo es comparando la hipoteca fija más cara con el diferencial más bajo.

No obstante, compares la hipoteca fija que compares con una variable, en todos los casos te sale que ahora vas a pagar más. Y en el futuro también. Según este estudio, en una hipoteca fija pagarías de media casi un 6% más de intereses que con una variable. En dinero te supondría una media de 33.731,38 euros en intereses con un préstamo fijo y 31.838,30 euros con uno variable.

Las hipotecas fijas sólo tienen intereses atractivos si te endeudas poco tiempo. Cuanto menor es el plazo menor es el interés, pero también pagas de más porque es en los próximos tiempos cuando se prevé que el Euríbor siga muy muy bajo. Por eso Liberbank se arriesga a poner un préstamo fijo al 1,20% y Bankinter al 1,40%, ambos a 10 años. Si lo hacen es porque saben que ganarán dinero.

Apostar por un préstamo variable es arriesgarse, estoy de acuerdo. Pero cuando el Euríbor suba hasta cotas que compliquen la cuota habremos pagado ya muchos intereses, en algunos casos la mayoría, y nos afectará menos la subida que si fuera al principio de la hipoteca. En España seguimos el sistema francés y eso nos hace pagar muchos intereses al principio y pocos al final.

Guardar

El Euríbor vuelve a caer, marcando un nuevo mínimo histórico

Otra vez para abajo

Otra vez para abajo

El Euríbor ha dicho adiós a septiembre en el -0 0,57%, en negativo por octavo mes consecutivo desde que en febrero empezara a poner el signo menos delante de sus cotizaciones. Esto supone un nuevo mínimo histórico y un ahorro para las familias que revisen su hipoteca con la cifra de septiembre.

Una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años verá cómo la cuota del próximo mes baja 11 euros. El ahorro de cada préstamo será en función de las condiciones que se tengan contratadas, si bien para un préstamo medio se prevé en 132 euros durante los próximos 12 meses.

Las hipotecas con revisión semestral apenas reducirá su cuota una media de 3 euros al mes, o sea 18 euros en el próximo semestre.

A pesar de que el Euríbor subió un poco en agosto, no parece que vaya a aumentar sino más bien a seguir bajando. Hasta dónde no se sabe… Sólo se espera que se será de forma suave, echando por tierra el miedo de los bancos y la esperanza de los hipotecados de recibir dinero por tener un préstamo si el Euríbor llega a estar tan bajo que, al descontarlo, hubiera hecho que el banco pagara intereses.

Esto sería teóricamente posible si Euríbor más  diferencial suma una cifra negativa en lugar de una positiva como ocurre habitualmente. Aunque el Euríbor está en negativo, como las hipotecas tienen un diferencial los bancos están descontando el Euríbor del diferencial, lo que deja una cifra muy baja de intereses, pero de momento positiva, y por tanto a pagar por los hipotecados en lugar de por los bancos. Aunque no parece probable que esto último ocurra, la banca ya adelantó su intención de no pagar por las hipotecas.

Les parece un “contrasentido”, porque están para ganar dinero y no para soltarlo, aunque si la situación se pone así inesperadamente, deberían apechugar con un Euríbor en negativo, igual que se han llenado los bolsillos a manos llenas con la cláusula suelo por la misma bajada del Euríbor, y en este caso no se les ha oído protestar por aumentar sus ganancias en millones de euros al año.

Se prevé que el Euríbor se mantenga negativo como mínimo hasta que entre en funcionamiento su nueva fórmula de cálculo. Esto debería haber ocurrido antes del verano y, sin embargo, se pospone al menos hasta principios del año que viene. Hay miedo a que el nuevo Euríbor salga positivo y bastante por encima de cómo está ahora, subiendo tanto las hipotecas que nos ponga en apuros financieros, por encarecer la cuota mensual repentinamente en hasta 150 euros.