Archivo de la etiqueta: cláusula cero

De dónde vienen los abusos hipotecarios

La banca estudia el sector y va siempre por delante

Como dije el otro día, la Memoria Anual del Banco de España recoge que en 2017 se ha marcado el récord de reclamaciones, superando a 2013, hasta ahora el año en que más quejas se habían recibido porque salió una sentencia del Tribunal Supremo contra la cláusula suelo.

De las 40.170 denuncias recibidas el año pasado por el Banco de España, el 80% es por hipotecas. ¡Qué barbaridad! Así está el panorama… Que de las 8 millones de hipotecas que se calcula que hay en nuestro país, ni una se salva de tener cláusulas abusivas, aunque sólo sea la de los gastos de la hipoteca: tasación, registro, notaría, gestoría e impuestos, que el Tribunal Supremo acaba de decir que no es abusivo que nos los encalome el banco.

Pero por qué existen las cláusulas abusivas… De dónde vienen… ¿Por qué las utilizan los bancos? Llevamos más de 30 años que la banca hace y deshace lo que le da la gana sin que casi nada y casi nadie se ponga en su camino de forma eficaz.

Hace casi 5 años que salió la primera sentencia contra la cláusula suelo, y hasta entonces todo era jauja. El Banco de España no sanciona, ni apenas regaña, y el Gobierno tampoco se había metido a cambiar la Ley Hipotecaria, de 1946. Ahora parece que es cuando va a aprobar una reforma, que tampoco hace todo lo que se podría y debería.

Ante la pasividad y la ignorancia generalizada de los clientes hacia el sector financiero en general, y al hipotecario en particular, unido a la confianza en que los del banco me van a aconsejar porque me conocen o porque tengo ahí el dinero, la banca se ha aprovechado de nosotros para sacarnos un riñón y parte del otro.

Redondeo al alza del índice hipotecario, intereses de demora leoninos… Que siguieron con el IRPH, las hipotecas multidivisa y la cláusula suelo. Entre 2005 y 2008 pocas hipotecas se libraron de cláusulas abusivas, lo que no quita para que otras se hayan seguido utilizando hasta nuestros días.

Cuando la banca vio que el Euríbor, por entonces en el 4%, iba a caer, comenzó a idear estrategias y artimañas para asegurarse las mismas ganancias. La principal fue la cláusula suelo, que mucha gente no sabía que tenía. O directamente no entendía cuando empezó a funcionar cómo era que a otros les bajaba la cuota, si bajaba el Euríbor, y a ellos no.

Los abusos bancarios siempre vienen de las ansias de ganar mucho dinero, pase o lo que pase, y del temor a no hacerlo en cuanto las reglas del juego cambian. Pero como, tras estallar el escándalo del suelo, la banca ha recibido bastantes varapalos judiciales con devolución de dinero incluida, ha refinado y modernizado sus tácticas.

Ante el Euríbor bajo ha desempolvado las comisiones, pero como suenan mucho y no gustan, también recurrió a la cláusula cero, que aplican de dos formas. Una es no restar el Euríbor al diferencial cuando el Euríbor es negativo como ahora, por ejemplo si tienes Euríbor + 0,30% y el Euríbor está en el -0,19% te cobran 0,30% en lugar de 0,11%.

Otra es no descontar dinero del capital pendiente si ese Euríbor más diferencial dan una cifra negativa. Por ejemplo, si tienes Euríbor + 0,18% y el Euríbor es -0,19% no te pagan ni descuentan de la cuota ese 0,01% que hay a tu favor, sólo cobran el capital sin intereses. Y para guardarse las espaldas ante futuras demandas, ya que todo es anulable si no se incluyó de forma transparente, obligan a la gente a copiarlo a mano y firmarlo.

Lo más sutil y sofisticado son las hipotecas fijas, que te venden a base de meterte miedo y prometerte tranquilidad, pero no te dicen que llevan más comisiones, incluida la de apertura, que no incluyen las de tipo variable.

El negocio hipotecario es como una partida de ajedrez en la que los movimientos de la banca nos ayudan a predecir lo que va a pasar; sabiendo esto, conviene hacer contrario a lo que te proponen y leer entre líneas: si se quieren asegurar las ganancias es porque los tipos de interés estarán bajos.

¿Sigues pagando lo mismo de hipoteca y no tienes suelo?

Un nuevo maquillaje de la cláusula suelo

Un nuevo maquillaje de la cláusula suelo

Si tu hipoteca depende del Euríbor te habrás dado cuenta de que en las últimas revisiones, ya sean anuales o semestrales, el banco está restando el Euríbor del diferencial.

Ocurre al revés de lo que era habitual mientras el Euríbor estuvo en positivo hasta hace justo un par de años. Ahora, como el Euríbor está en negativo, al sumarlo al diferencial al final lo que pasa es que se resta y al banco le pagas menos intereses que el diferencial pactado. ¡¡¡Tomaaaaaaaa!!!

O sea que si tu hipoteca es, por ejemplo, a Euríbor + 1% y el Euríbor ha cerrado diciembre en el -0,19%, el interés que te cobra el banco a partir de ahora es 0,81%. Peeeeeeero, no le está pasando esto a todo el mundo… ¿Verdad? Si lo has leído y has pensado que a ti no te ha bajado la cuota nada de nada desde que el Euríbor entró en negativo en febrero de 2016, es porque tu banco está siguiendo otra fórmula.

¡¡¿¿Ehhh!!?? ¿Pero eso es posible? Sí. ¿Por casualidad tu banco no será Deutsche Bank, Bankoa, Liberbank o Banco Caixa Geral? Son algunos de los que no están restando el Euríbor al diferencial porque se han buscado una artimaña para ingresar un dinero extra a costa de que tú pagues algunos euros más al mes.

Lo que hacen es que incluir una cláusula en la hipoteca que dice que si el Euríbor es negativo sólo te van a cobrar el diferencial. O sea que si el Euríbor ha cerrado diciembre en el -0,19% y tú tienes ese Euríbor + 1% que decíamos, no te van a cobrar el 0,81% sino el 1%. Siempre que el Euríbor sea negativo, sólo van a cobrar el diferencial, haciendo como si el Euríbor fuera cero. Mucho morro, eh… ¡¡Mucho morro hacer eso!!

Es la última treta, mucho más injusta que la cláusula cero, el otro truco que se inventaron hace casi un par de años, cuando el Euríbor empezó a cotizar en negativo. La cláusula cero, que aplicaba Popular y con la que siguen Caixabank, BBVA, Sabadell y Liberbank, consiste en cobrar 0% de intereses si la suma de Euríbor y diferencial da como resultado algo negativo.

Es decir, si tienes una de esas hipotecas mágicas con diferencial rompedor de los de antes de la crisis, a Euríbor +0,18% por ejemplo, ahora no te van a cobrar -0,19% + 0,18% porque el resultado es que el banco tendría que pagarte a ti un 0,010% de intereses por tener la hipoteca. Como ven que es el mundo al revés, pues sacaron la cláusula cero según la cual en estos casos el interés que se cobra es del 0% y nunca menos de eso.

Y ahora la gran pregunta: ¿Pero todo esto es legal? Sí, siempre y cuando incluyeran las cláusulas en tu hipoteca de forma transparente, o sea que te lo dijeran y te informaran bien de qué pasaría si se activan. Para curarse en salud, algunas entidades han hecho copiar de su puño y letra y después firmar la cláusula de la hipoteca en la que esto se dice. Así se aseguran que, ante futuros juicios y reclamaciones, al cliente no se le dará la razón porque se demostrará que sabía lo que contrataba.

Después de todo el escándalo de la cláusula suelo, a la que estas argucias vienen a sustituir, la banca quiere dejar bien atado el tema de la transparencia. Muy listos y listillos. A pesar de estas precauciones, quizá el escándalo estalle en unos años y se sume a la colección actual de suelo, IRPH, multidivisa, gastos de la hipoteca, etcétera.

Las hipotecas con diferenciales más bajos, cerca de no pagar intereses

Ya va quedando menos...

Ya va quedando menos…

Hace poco, uno de vosotros nos dejaba en un comentario que el banco le estaba descontando el diferencial del capital pendiente, una situación inédita y sorprendente a la que se especula hace más de un año que se puede llegar, pero que todavía no se había visto.

El Euríbor, que lleva hundido un par de años, en terreno negativo ininterrumpidamente desde febrero del año pasado, es actualmente una pesadilla para los bancos y un alivio para el bolsillo de millones de hipotecados sin suelo.

A pesar de que 1 de cada 4 nuevos préstamos se firma a tipo fijo, el interés variable sigue siendo el rey, y particularmente lo fue hace 10 años, cuando el Euríbor estaba muy alto y el dinero se prestaba con alegría. Entonces ver Euríbor + 1,5% sonaba a locura… Euríbor + 1%, que ahora es la monda, era caro. Lo habitual era tener entre Euríbor + 0,30% y Euríbor + 0,70%, que son las hipotecas que ahora más se están beneficiando del Euríbor bajo, ya que a su ya de por sí pequeño diferencial se le está restando un Euríbor negativo.

El colmo fueron los préstamos concedidos a empleados de algunas entidades bancarias, que tenían Euríbor + un diferencial de como mucho el 0,30% o de Euríbor – un diferencial. Sí, sí, restando un diferencial al Euríbor. Algunos de estos préstamos ya están en negativo, pero la banca no quiere hablar sobre ello. No se sabe qué ocurre… ¿Pagan cero interses o el banco se los resta del capital pendiente?

Entre las hipotecas para el resto de clientes figuran también diferenciales asombrosa y envidiosamente bajos como el 0,17% de la Hipoteca Rompedora de Deutsche Bank, el 0,18% de Bankinter, el 0,20% de la muy bien llamada Hipoteca Dulce de Caja Navarra, ahora en Caixanbak… El 0,22% de Activobank (Sabadell) y la antigua Caja Duero (ahora EspañaDuero) Ayyyy… ¡¡Quién lo pillara!! ¿Verdad?

Pero esto no es todo. La Hipoteca Rompedora tuvo una variante online a Euríbor + 0,12% Si todavía no le ha tocado revisión a estos clientes, cuando les toque se verán en esta situació. Aunque Caixabank no reconoce que esté ocurriendo, también hay otro supuesto en su Hipoteca Dulce de Caja Navarra, que se convertía en Euríbor – 0,20% en caso de fallecimiento, desempleo o disminución grande de los ingresos.

El Euríbor cerró junio en el -0,149% y se prevé que despida julio en torno al -0,15%, manteniéndose sin subir hasta finales del año que viene. Aún queda margen para que muchas más hipotecas de diferenciales bajos lleguen a esta situación. Veremos cómo reacciona la banca, que ya dijo, cuando se empezó a hablar de esto hace año y medio, que no pagaría intereses porque era un “sindios” y un “contrasentido”. Es más, algunas entidades impusieron una cláusula cero en sus nuevas hipotecas, para no cobrar menos del diferencial en caso de Euríbor negativo o no pagar intereses.

El silencio reina en el sector, que no quiere hablar del tema ni aunque le pregunten. Pero no será así por mucho tiempo… ¿Y si el Euríbor llega al -0,25%? Seguramente no paguen intereses pero tampoco descuenten dinero del capital, seguramente cobrarán el capital sin intereses y rezarán para que el Euríbor suba cuanto antes, que será cuando el Banco Central Europeo deje de cobrar a la banca un 0,40% por guardarles el dinero.

Es que tiene tela… El Euríbor está en negativo porque los bancos sí están dispuestos a pagar a otros bancos por prestarles dinero, pero no quieren pagar a los clientes por lo mismo. No tiene sentido, ¿verdad? Avaricia y pura hipocresía.

¿Aprobarías un examen sobre tu hipoteca?

Ay, que no 'maclaro' y luego la culpa va a ser mía por firmar...

Ay, que no ‘maclaro’ y luego la culpa va a ser mía por firmar sin comprender…

Tan a vueltas estamos en los juzgados sobre si nos informaron o no de los abusos bancarios incluidos por contrato, que el ministro de Justicia, Rafael Català, propone un nuevo sistema: que pasemos un test antes de firmar una hipoteca.

Tras la ristra de sentencias contra la cláusula suelo, los gastos de formalización, el vencimiento anticipado si no pagas 3 cuotas, el IRPH y las multidivisa, entre otras cosas, el Gobierno prepara una reforma de la Ley Hipotecaria, en la que pretende incluir este test y que tengamos 7 días de reflexión antes de firmar.

Se supone que en ese periodo debemos entender todo a lo que nos comprometeremos con la hipoteca. De ello se asegurará la notaría, con este test, para que no haya más estafas bancarias no sabidas ni consentidas, ni más juicios porque no se informó lo suficiente.

Está bien, pero también deberían prohibirse directamente las cláusulas porque son abusivas, no trasladar la pelota a nuestro tejado y ya está. También se debería enviar el contrato hipotecario mucho antes a la notaría, a la que preguntas y no sabe responderte si tu contrato tiene o no algo abusivo porque no lo ve hasta el día anterior, y eso que actualmente hay tres días para que te asesoren gratuitamente en la notaría si ven algo raro.

Si pasas el examen es que sabes qué vas a firmar. Si cateas, se supone que te lo tendrán que explicar y pasarlo tantas veces como sea necesario hasta que apruebes. Pero aún quedan cosas por concretar… ¿Cómo sería el test? ¿Valdría para todas las hipotecas o debería hacerse uno a medida de cada una?

Otra de las reformas de la nueva ley hipotecaria es incluir un contrato tipo, que simplificaría mucho las cosas, pero veo difícil que acepte la banca en bloque, ya que cada entidad aplica unas cosas diferentes. Unos tiran de comisiones, otros de interés fijo el primer año, unos te forran a vinculación, otros usan cláusula cero

Hasta ahora, lo que se ha venido haciendo precisamente con esta cláusula es que el cliente copie ante notario, de su puño y letra, todo el contenido y luego firme al final. La cláusula cero es un impedimento para que el banco te pague intereses por la hipoteca, en caso de que la suma de Euríbor y diferencial den una cifra negativa, o bien que si el Euríbor baja de cero nunca te pagarán menos del diferencial. Así se curan en salud y evitan futuras demandas, aunque copiar textualmente no significa que entidas lo que lees ni lo que escribes.

A este paso nos grabarán una declaración en vídeo jurando y perjurando que entendemos todo, y nos examinarán también de forma oral sobre la hipoteca, para que la grabación quede junto con el test por escrito. La hipoteca es uno de los contratos más importantes que firmamos en la vida, por eso no se debe hacer a la ligera, sin suficiente formación ni información.

Abusos bancarios: busca cuál te afecta

De vergüenza

De vergüenza

Algunos son de sobra conocidos, pero otros han pasado más desapercibidos. La lista de abusos hipotecarios sentenciados por los jueces en los últimos 5 años es ya considerable. Mira el contrato de tu hipoteca y asegúrate de que el banco no te ha cobrado o te sigue cobrando de más por algún concepto abusivo, como por ejemplo:

Cláusula suelo. Hace 5 años el 87% de los clientes con suelo desconocía que estaba atado a pagar un límite mínimo de intereses al mes, aunque la suma de Euríbor y su diferencial dieran una cifra más baja.

Con una fama por los suelos y decenas de denuncias a sus espaldas, lo último se espera el próximo miércoles, con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que dirá si la banca debe devolver todo el dinero o sólo desde mayo de 2013.

Todo apunta a que será lo segundo para hacer cargar con el peso económico a bancos y particulares a partes iguales. Lo suyo sería que pagaran todo los bancos, pues son quienes han impuesto este abuso, pero nuevamente se les protege abiertamente.

¿Lo nuevo? La cláusula cero, para limitar a cero los intereses a pagar por un cliente, aunque Euríbor y diferencial sumen una cifra negativa, por la que el banco debería descontar intereses del capital a pagar. Se incluye en las nuevas hipotecas desde hace aproximadamente un año.

Intereses de demora. Se llegó a cobrar hasta un 29% en intereses si te retrasabas en el pago de alguna cuota. Por ley se puso que esta cifra no puede ser más de tres veces el precio legal del dinero, que como está en el 3%, pues es el 9%.

Vencimiento anticipado del préstamo. Si antes te retrasabas en un solo pago de la hipoteca, el banco podía ejecutarla y embargar la vivienda, reclamándote toda la deuda que no se saldara con el dinero obtenido en la subasta. Ahora sigue siendo así, excepto que hay que esperar tres impagos o el dinero equivalente a tres cuotas para comenzar este proceso.

Redondeo al alza de los intereses, que practicaban entidades como Caja Madrid (ahora Bankia), entre otras. Si el interés a aplicar era, por ejemplo, del 2,796% el banco podía subirlo al 2,8% o incluso al 3%. Ya no.

Hipotecas multidivisa.  Un tema constante en los tribunales, que si ven probado que el cliente no estuvo bien formado ni informado suelen condenar a la entidad a recalcular en euros las hipotecas firmadas en francos, yenes, dólares o cualquier otra divisa que se haya hecho fuerte frente al euro, aumentando la deuda hasta a veces doblarla.

Continuará…

La banca aplica cláusula cero en nuevas hipoteca para atacar el Euríbor negativo

Le llaman la nueva cláusula suelo

Le llaman la nueva cláusula suelo

La cláusula cero es una de las nuevas estrategias de la banca para contrarrestar que el Euríbor lleva en negativo 10 meses seguidos. Por miedo a ver hasta dónde bajará y a que pueda provocar que el banco tenga que descontar dinero de los intereses al cliente, algunas entidades hace meses que echan mano de la cláusula suelo.

Es un apartado en el que el banco pretende imponer una de estas dos cosas. O bien que si el Euríbor es negativo te va a cobrar sólo el diferencial. O bien que descuenta el Euríbor del diferencial, pero nunca podrá pagarse un interés por debajo de cero. De ahí su nombre popular.

Si la suma de Euríbor y diferencial diera como resultado una cifra negativa la banca debería pagar intereses, o sea descontar el Euríbor del capital que se paga cada mes.

Hace meses que la patronal bancaria se lanzó como un cohete diciendo que esto es un sindios y un contrasentido, y que entre sus planes no está que las hipotecas les cuesten dinero porque prestan para ganarlo. Ya… Lo entiendo… Pero bien que esta situación tan extraña de tipos de interés negativos se la trasladan a las grandes fortunas, a las que les están cobrando dinero por tener la pasta en sus cuentas.

Con esto repiten lo que el Banco Central Europeo (BCE) les hace a ellos, que les cobra un 0,4% por tener el dinero allí, porque lo que quiere es que lo muevan entre personas y empresas. Pues si esto es así, ¿por qué no quieren aplicar la otra parte de la norma? Si la cuota sale así, sale así. Es un escenario que ni el banco más pesimista podía prever hace años, pero ocurre y ahora toca jugar con las reglas, no romper la baraja. Si no es hacer trampa.

Ya se hace de forma habitual en países como Dinamarca, Bélgica y Holanda, y Bankinter lo hizo en Estados Unidos en 2015, cuando decidió pagar a un cliente con hipoteca en fracos suizos ligada al Líbor. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hace tiempo que adelantó que demandará a la banca si nos vemos en esta tesitura.

En España podrá ocurrir si el Euríbor llega al -0,18%, pues el diferencial más bajo que se dio en bonanza fue el 0,17%. Por ahora el Euríbor está en torno al -0,07%, así que aún queda para que esto pase, algo que según los expertos no va a ocurrir porque creen que no bajará tanto y que para 2021 esté en el 0,50%. Pero como no sería la primera previsión ni la última que falla, la banca se ha sacado de la manga la cláusula cero.

De momento es legal, pero si el Euríbor negativo se prolonga y alcanza los diferenciales, con el tiempo podría convertirse en un nuevo abuso bancario que dé origen a nuevas demandas y disputas, como la cláusula suelo, que también limita el mínimo de intereses a pagar. La clave es que no descompense los derechos de banco y cliente, y que se informe debidamente de qué es y de que aparece en el contrato.

Guardar

El Euríbor bajo podría subir los diferenciales de las nuevas hipotecas

Desesperados por trincar pasta de donde sea

Desesperados por trincar pasta de donde sea

La banca ya no sabe qué hacer para que el negocio de las hipotecas sea rentable. Cada vez hay menos préstamos firmados, porque se van cancelando los antiguos y no hay suficientes nuevos para suplir a los que se terminan de pagar. Vamos, como lo de la natalidad y la mortalidad, que mueren más hipotecas de las que nacen.

Y eso que en los dos últimos años la banca en general, sobre todo algunos bancos en particular, se han puesto las pilas para pescar clientes solventes a base de rebajar los diferenciales y suavizar el resto de condiciones.

Ojo también de dónde veníamos… De una crisis total de no dar hipotecas o darlas muy altas. El resultado es que algunas entidades sí han atrapado clientes que pagan, pero el Euríbor tan bajo se lo está poniendo muy difícil para ganar dinero.

Lo primero que se les ocurrió fue poner un interés fijo al principio: un año (por ejemplo Bankinter), año y medio (Liberbank)  e incluso dos años (Santander). Es lo mismo que una cláusula suelo temporal, pero con otro nombre. Después se les ocurrió la cláusula cero, que ya incluye -entre otros- Caixabank, para no pagar en caso de que Euríbor + diferencial salga alguna vez por debajo de cero.

En Dinamarca, Holanda y Bélgica ya se paga a los clientes por sus hipotecas, pero en España no se piensa hacer, y eso que sí se está cobrando a las grandes empresas por meter dinero en depósito en el banco, al contrario de lo que suele ocurrir, que es que el banco paga intereses.

Otra de las últimas estrategias es la hipoteca fija. Como subir las comisiones o aumentarlas tiene mala fama y es una de las cosas quepeor llevamos, los bancos se han tirado a la piscina del tipo fijo, donde se ha trasladado la guerra de precios. Ya no hay baile de diferenciales a la baja, como hace un año, ahora es a ver quién da la hipoteca a interés fijo más bajo. Vamos por el 1,75% de Sabadell y Bankinter.

Pero como todo esto no parece surtir el efecto esperado, máxime si al final los bancos tienen que devolver todo el dinero cobrado de más por la cláusula suelo (lo que se sabrá en sentencia del Tribunal de Justicia Europeo dentro de unos meses), pues están pensando en subir los diferenciales de las hipotecas.

Es así, qué triste. Tanto tira el Euríbor para abajo, que los diferenciales no podrán seguir cayendo, como mínimo al 0,75% que era lo que se esperaba hace meses. Así que, si buscas hipoteca, un Euríbor + 1% está fenomenal, sobre todo si tiene poca vinculación y un bajo interés el primer año o ninguno (como ING). Porque donde había oferta, se espera que pueda empezar a subir la cosa, como ya ha hecho Banco Mediolanum.

Aún hay entidades que mejoran sus diferenciales, pero el mercado está muy parado y van sonando campanas de subidas. A ver qué pasa al final, pero la cosa pinta así mientras el Euríbor se arrastre por terreno negativo, lo cual está muy bien para los antiguos hipotecados sin suelo, pero no para los nuevos.

Algunos bancos de otros países ya pagan por tener hipoteca

La banca está que echa humo con la idea

La banca está que echa humo con la idea…

El colmo de los colmos para un banquero es tener que pagar por prestar dinero, ya que se supone que vive de lo contrario: cobrar por dejarlo.

Sin embargo, el Euríbor en negativo, camino en el que se ha instalado y parece que tardará un tiempo en abandonar, da pie a pensar -y, por qué no, a soñar- que el banco alguna vez nos pagará intereses por tener una hipoteca.

Hasta ahora, que se sepa, esto sólo ha pasado con un préstamo de Bankinter en francos suizos ligado al Líbor, el índice de referencia del Reino Unido, y está pasando en Dinamarca, Bélgica y Holanda. En España no parece que ocurra salvo que la OCU demande a la banca, como ya ha anunciado que hará, y gane.

Primero de todo, para que se dé la situación, el Euríbor tendría que llegar como mínimo al -0,18%, puesto que el diferencial más bajo del que se tiene constancia en España es el 0,17% de la hipoteca que en su día vendió Deutsche Bank, seguido por el 0,18% de Bankinter.

Para que el banco te pagara algo de dinero, el Euríbor negativo debería tener una cifra superior al diferencial, ya que de lo contrario sólo se limita a restar al diferencial, haciéndote pagar menos intereses que antes, pero nada de salirte el dinero gratis.

Suponiendo que se diera la situación de un Euríbor en el -0,18%, los bancos ya han anunciado a través de su patronal bancaria, y respaldados por el Banco de España, que no van a darnos un duro en intereses porque les parece un “sindios” y un “contrasentido”.

Hombre, a ver, yo lo entiendo. Su negocio es cobrar, no pagar, y ciertamente suena ridículo que el banco te perdone parte del dinero. Pero también deben ser coherentes con el sistema tal y como está montado, sin cambiar las reglas a mitad de la partida, sólo porque no sale como les gustaría o como esperaban.

Si resulta que el Euríbor + diferencial sale negativo, deberían descontarte dinero en lugar de cobrártelo, porque lo que tú has firmado es Euríbor + diferencial, no un compromiso de pagar dinero pase lo que pase, que es lo que la banca quiere hacer valer en este momento.

Pero esto no aparece en ningún contrato hipotecario, que es donde habría que mirar primero para saber a qué atenernos. Y, si aplicamos estrictamente lo que pone, hay que llevarlo hasta sus últimas consensecuencias, que es descontar de la cuota los intereses negativos que salgan de la suma Euríbor + diferencial.

Como esto no lo quieren hacer, y no creo que lo hagan, algunos ya incluyen en su oferta hipotecaria la que ya se ha empezado a llamar popularmente cláusula cero, que es no pagarte en estos casos y dejar los intereses a cero, cobrándote sólo capital, hasta que el Euríbor alcance como mínimo el diferencial y te toque pagar al menos un 0,1% de intereses.

Los bancos sacan la cláusula cero para protegerse del Euríbor negativo

Pensamientos negativos

¡Oh, no!

El Euríbor ha entrado en terreno negativo. Hace meses se vaticinaba que podía pasar, con más ilusión que certeza, hasta que por fin ha ocurrido en una cotización diaria, por lo que parece que este mes de febrero el Euríbor cerrará en negativo por primera vez en su historia.

Esto significa que las hipotecas que se revisen pagarán una cuota de diferencial menos Euríbor, en lugar de al contrario, que es lo habitual. Así que a tu diferencial habrá que quitarle todo lo que el Euríbor baje de cero.

El diferencial más bajo conocido en España es el 0,18% que Bankinter comercializó durante los años previos a la crisis, así que hasta que el Euríbor no llegue como mínimo al -0,18% no podemos hablar de que nadie vaya a pagar cero intereses.

¿Y si el Euríbor cierra algún mes con una cifra que no sólo deja el diferencial a cero sino que sale un interés negativo? Por ejemplo, tener un diferencial de 0,25% y que el Euríbor termine en el -0,30%.

En ese caso el banco debería pagar intereses al cliente, algo que hasta ahora sólo se ha visto que haya pasado en Estados Unidos con una hipoteca de Bankinter ligada al Líbor, tipo de interés del Reino Unido.

En ese caso hay que consultar el contrato de la hipotca a ver qué pone sobre una caso así. Pero como esto no salía ni en las peores pesadillas de los bancos cuando redactaron los contratos de las hipotecas actuales no es probable encontrar información clara al respecto. Lo habitual será que la banca alegue que está para ganar dinero y no para pagarlo (o sea perderlo), y que por tanto no paga un duro de intereses a ningún cliente.

Y como sólo se pone un paso de peatones en un cruce peligroso cuando ya ha muerto gente y no sólo al ver el peligro, es ahora cuando la banca está tomando medidas al respecto, sacando lo que ya se empieza a conocer como cláusula cero. Ha aparecido a raíz del Euríbor en negativo, se firma en los nuevos contratos y protege al banco de pagar intereses al cliente en caso de que la suma de diferencial más Euríbor sea una cifra negativa.

Mientras que se espera una opinión firme del Banco de España, que por ahora remite a todos a mirar el contrato de cada hipoteca para decidir qué hacer en cada caso, en Portugal sí que se ha recomendado desde el Banco Central que la banca pague intereses a los clientes. Pero no soñemos, es Portugal. Está aquí al lado, pero no creo que se contagie a España.