Archivo de la etiqueta: cuota

¿Sabes cuánto pagas de hipoteca?

Hay que ponerse la cuota como un traje a medida para que no nos ahogue si el precio engorda

¿Miras el recibo de la hipoteca cada mes? ¿Sabes cuánto pagas exactamente? Tampoco hace falta saberse la cifra exacta con los céntimos, aunque no está de más para comprobar que el banco te cobra exactamente lo que debe.

Aunque el cobro es algo automatizado y el cálculo de la cuota cuando toca revisión según el Euríbor también se calcula con un programa de forma automática, hay que saber cuánto pagamos y comprobar que cada mes, sobre todo si hay revisión, la cuota es la que nos corresponde pagar. Aún recuerdo, cuando saltó es escándalo de la cláusula suelo en 2013, que 7 de cada 10 afectados no sabían que la tenían.

¿Y sabes, además, cuánto de tu sueldo utilizas para pagar la hipoteca… O cuánto de los vuestros si sois varios titulares? Lo recomendable es que no destines más de un tercio, alrededor el 30% y no más del 35%, para que quede dinero libre para ahorrar y pagar el resto de gastos. ¡Que los sueldos no suben y la vida está muy cara! Cada vez más…

Pero esto tan bonito y tan teórico no se cumple siempre. Para empezar porque, salvo que siempre ganes lo mismo y tengas hipoteca fija, tus ingresos pueden subir o bajar y la cuota lo mismo, según el Euríbor o el IRPH que tengas asociado a las revisiones.

También depende de dónde vivas. Así como extremeños y murcianos son lo que menos pagan de hipoteca, porque sus cuotas medias están en torno a los 330 y 370 euros, respectivamente, quienes viven en Baleares, Madrid y Cataluña pagan los recibos más altos.

Pero como todo va en función de los sueldos, los que resultan pagar menos son los extremeños, murcianos y también asturianos, que con una cuota media de aproximadamente 420 euros, dedican poco más del 21% de sus ingresos a pagar la hipoteca.

Por el contrario, los baleares, que pagan una media de 730 euros frente a los 770 de los madrileños, al final dedican un 41% de su sueldo a la hipoteca, mientras que los madrileños no llegan ni al 35% de su salario.

Con estos datos del Anuario Inmobiliario del Colegio de Registradores de 2017, vemos que el año pasado se pagaron las hipotecas más caras y se destinó más dinero que el año anterior. ¿Pero cómo puede ser si la cláusula suelo apenas se aplica y el Euríbor estuvo más bajo que en 2016? Porque el tipo fijo ha pasado de estar en el 30% de las nuevas hipotecas a aparecer en el 40%. Y porque los sueldos bajaron en conjunto un 0,19%.

Las hipotecas son caras o baratas según lo que ganemos y según dónde vivamos. Las casas y los sueldos varían de unas comunidades a otras, pero lo importante es no ahogarse con cuotas que supongan más del 35% en el momento más caro de toda la vida de la hipoteca. O si no lo podemos acabar pagando con el embargo de la casa.

Un Euríbor casi inmóvil vuelve a traer ahorro a las hipotecas

El Euríbor sigue estancado

El Euríbor vuelve a dar otra alegría a los hipotecados, cerrando abril en el -0,190%, sólo un pelín por encima de febrero y marzo, que despidió en el -0,191%.

Como, a pesar de subir una miajita, está más bajo que hace 6 meses y un año, todas las hipotecas que se revisen con él tendrán cuotas más bajas a partir de ahora.

No mucho más, tampoco hay que emocionarse, pero sí que los recibos con revisión anual tendrán una bajada media de 4 euros (48 € hasta la próxima revisión) y a quienes les toque semestral obtendrán un ahorro mínimo medio de 1 euro al mes (6 euros en los próximos 6 meses).

Esto confirma que el Euríbor está estancado en torno al -0,190%, cifra alrededor de la que se espera que pase los próximos meses, con poquísimo movimiento. Que haya cerrado así y que en mayo o junio cerrara un poquitito por encima no significa que vaya a subir. Para confirmar una tendencia así debemos ver que lo hace, y de forma algo más significativa, durante por lo menos 4 meses.

Es que al Euríbor ya le queda poco margen de bajada, sobre todo hasta ver qué hace el Banco Central Europeo (BCE) con los tipos de interés, que se espera que no suban hasta 2019 o 2020 como mínimo y que actualmente están en el 0%.

Los tipos de interés es el precio del dinero que los bancos compran al BCE, por eso de ello depende qué interés al final nos cobran por prestarnos en hipotecas y otros productos ese dinero que compran en Europa o que se compran unos a otros, y que es de donde se calcula el Euríbor.

Qué pase con el índice también dependerá de si el BCE continúa comprando o no deuda a países de la zona euro, algo que hará como mínimo hasta septiembre. Desde que en enero redujo estas compras a la mitad, el Euríbor se ha paralizado en torno al -0,190%. Por eso habrá que ver si en septiembre decide ampliar la compra, reducirla, mantenerla… Lo más probable es que la prolongue por lo menos 6 meses más, ya que no obtiene los resultados que quiere y que son ver crecer la economía europea al menos al 2%.

El Euríbor lleva en negativo desde 2016 dándonos una alegría tras otra. Ahora pagamos las cuotsa más bajas que nunca tendremos. En algunos casos ya ni se pagan intereses, sólo capital, porque los diferenciales del 0,18% quedan anulados con un Euríbor en el -0,19%.

Seguiremos con cuotas mínimas durante un par de años más por lo menos, pero conviene que vayamos ahorrando ahora que pagamos poquísimo, para que cuando la hipoteca suba no nos veamos tan agobiados.

BBVA rompe las hipotecas variables con Euríbor + 0,89%

BBVA saca la artillería pesada, una hipoteca potente para atraer nuevos clientes

Euríbor + 0,89% y menos comisiones. Es el órdago que BBVA acaba de lanzar a la competencia, con el que pretende ganar nuevos clientes para hacerse con la primera posición en el mercado.

Al igual que casi todos, el primer año cobra un interés fijo (en su caso del 1,89%) para capear los ingresos bajos que le supondría que desde el principio tuvieras Euribor + 0,89%. Ahora el indicador está estancado en torno al -0,191% y no volverá a positivo como mínimo hasta 2020.

Aunque mantiene las de amortización anticipada en el máximo legal del 0,50% los cinco primeros años y el 0,25% el resto del tiempo, elimina la comisión de apertura y amplía el plazo tradicional de 30 a 40 años.

La vinculación es voluntaria, pero obligatoria si quieres conseguir el diferencial del 0,89%. También la ha rebajado: ahora basta con domiciliar ingresos, seguro de hogar y uno de amortización de préstamos por, como mínimo, el 50% de la hipoteca. El caso es cubrirse las espaldas, por eso financia hasta el 80% de lo que vale la vivienda.

Esta hipoteca del BBVA es la versión low cost de las hipotecas que actualmente hay para VIP, o sea éstas que son más baratas pero sólo si tienes unos ingresos despampanantes, por encima de los 3.000 como mínimo o un patrimonio atractivo.

BBVA pone las condiciones de las hipotecas VIP al alcance de quienes menos cobran. Sólo pide una pensión mínima de 300 € o una nómina de 600 €. Así, prácticamente cualquiera que tenga ahorrado el 30% de lo que vale el piso (20% para la entrada y 10% para los gastos) pueda pedir una hipoteca.

La cuota no deberá ser más de un tercio de los ingresos, por lo que cuanto menos ganéis, más baja deberá ser, a más años habrá que poner el plazo, menos dinero podrás pagar y más intereses te cobra el banco. No obstante, es la forma de que gente que ahora está de alquiler pueda optar a una vivienda propia, que además tenga una cuota más barata que lo que paga al casero, dada la burbuja del alquiler que estamos viviendo como consecuencia de la crisis.

Acaba de romper el mercado, marcando una nueva tendencia. Es el segundo banco español por detrás del Santander, así que seguro que ha puesto nerviosa a la competencia, que probablemente reaccione en breve con nuevas ofertas a la altura de ésta, de lo que nos vamos a beneficiar los clientes.

Esto reabre la guerra de precios en el tipo variable, que llevaba algo más de dos años estancado en el Euríbor + 1% como mejor opción para las nóminas medias y bajas, un tiempo en el que la lucha de precios se ha focalizado en el tipo fijo.

¿Por qué BBVA se arriesga a sacar una hipoteca que podría suponerle pérdidas? Necesita aumentar sus ingresos y más vale tener muchos hipotecados que paguen poco, porque se vinculan también durante años con seguros que dan grandes ganancias

Dentro de dos o tres años se espera que el Euríbor esté en positivo y eso compense el diferencial más bajo, que por otro lado no es tan bajo como los que se dieron en la época del boom y que son los que ahora hacen que la banca cobre cuotas bajísimas, algunas sin intereses. BBVA también reacciona así porque los intereses que paga a los ahorradores son tan bajos que la gente se está liando a comprar vivienda u otras cosas, en vez de meter el dinero en depósitos.

Es una buena hipoteca, de momento se coloca como la mejor, pero si quieres contratar ahora, espera un poco más que lo mejor puede estar por llegar: la reacción de la competencia con una nueva guerra de precios que rebaje otra vez los diferenciales. ¡¡Yujuuuuuuuuu!!

Desmontando a Silvia y Simón: ¿por qué no hipotecarse a tipo fijo?

No seamos borregos, ¡¡pensemos por nuestra cuenta!!

No seamos borregos, ¡¡pensemos por nuestra cuenta!!

Tras el polémico vídeo en el que los economistas Silvia Charro y Simón Pérez reiteran machaconamente que hay que comprar una vivienda sí o sí, con una hipoteca a tipo fijo, analizamos si de verdad interesa su propuesta.

Dicen que se dan muchas hipotecas. Bueno, bueno, es relativo, o sino que se lo digan a estos jóvenes y otros que no llegan ni a mileuristas. Y luego… ¿Hipoteca fija sí o sí?

Aunque algunos empleados de banco me han dicho que son los clientes quienes les piden este tipo de hipotecas para asegurarse de que la cuota siempre es estable y no les dará sustos ligados al Euríbor, es fácil calcular que una hipoteca a tipo fijo no es buena en estos años, ni tiene por qué serlo en los próximos.

La previsión más optimista para 2019 es que esté en un mínimo del 0% y de un máximo del 0,30%. Pero en los últimos años las previsiones han fallado más que una escopeta de feria y llevan años retrasando continuamente el momento en que empezará a crecer el Euríbor.

La progresión real, ya veréis, es que tarde unos cuantos años en llegar al 1%. Si firmas a 10 años lo más barato es el 2% de la Hipoteca Fija de Openbank y Bankinter. Si tienes una hipoteca con un diferencial de los de antes, por debajo del 1%, no te interesa cambiarte al tipo fijo, perderías dinero. Si estás en el 1% quizá te salga comido por servido y si estás en el 2%-3% de diferencial, como se dieron durante algunos años de la crisis quizá sí pierdas dinero y podrías cambiarte a tipo fijo o mejor, negociar un nuevo variable.

Pero la banca no es tonta y no se pone a lanzar hipotecas fijas creyendo que perdería dinero los próximos años. Si lo hace es porque piensa que con estas ganancias se asegura dinero fijo, y más alto que si hace depender las cuotas del Euríbor. La banca va varios pasos por delante de la gente y así como lanzaron la cláusula suelo para asegurarse ganancias estables, sabiendo que el Euríbor bajaría muchísimo, lo mismo ocurre ahora. Saben que el Euríbor va a estar bajo durante más tiempo del que se pronostica.

Además, las hipotecas a tipo fijo son más caras si las firmas a 15, 20 o 30 años. Y ese miedo que nos quieren meter de que el Euríbor puede volver al 5%… A ver, imposible no es, pero es improbable tal cual va de despacio la recuperación económica y con un Euríbor que lleva 2 años en negativo y que sólo se hunde más mes tras mes.

La media del Euríbor desde que se creó es del 2% y baja cada mes, con cada mínimo histórico del Euríbor. Si firmas una hipoteca a 30 años a Euríbor + 1%, sale más barato que una a tipo fijo del 3% porque, suponiendo que se igualaran los intereses a pagar, las hipotecas a tipo fijo llevan, por lo general, más vinculación y comisiones.

El Gobierno las promociona y en la nueva ley hará casi gratis pasarse del variable al fijo. Tanta amabilidad y facilidad son sospechosas. ¿Qué más pruebas queremos que interesa más el tipo variable? Las cosas no son lo que parecen. Sólo es bueno el fijo si quieres tranquilidad, aunque pagues más, o si vienes de un diferencial por encima del 1,5%.

O quién sabe… Tanto empeño en el tipo fijo también pudiera ser una forma acabar con el Euríbor en las hipotecas lentamente… En Europa apenas existe el tipo variable y en Alemania, según Silvia y Simón, el 80% de los préstamos hipotecarios son a tipo fijo. Y ya sabéis la obsesión con parecerse a Alemania.

12 consejos para buscar hipoteca (y no desesperar en el intento)

Tranquilidad, se puede sobrevivir a este follón

Tranquilidad, se puede sobrevivir a este follón

Si estás pensando en comprar una vivienda con hipoteca te rondarán muchas dudas y te asaltarán muchos pensamientos. El mundo de las hipotecas puede parecer complejo y farrogoso si no se conoce, y la firma de una hipoteca es algo muy delicado. El contrato puede durar hasta 30 años, te juegas la casa y, si te descuidas, te pueden sacar hasta los higadillos.

Para aclararte un poco el panorama y responder a las primeras dudas que seguro que te estás planteando, aquí van consejos básicos para sobrevivir a esta tarea.

¿Me darán la hipoteca?

Depende de varios factores. En banca se valora que tengas ingresos estables, antigüedad laboral, ahorros de por lo menos el 20% de lo que vale la vivienda más casi otro 10% adicional para los gastos de la compraventa, que el banco apenas comparte. Mejor si no apareces en listados de morosos ni tienes otras deudas (hipoteca, coche, préstamo personal…). Y mejor también si la vivienda está en una zona que luego sea fácil de vender (por si dejas de pagar y te la embargan).

¿Cuánto dinero pido?

No te van a prestar más del 30%-35% de los ingresos que tengáis entre todos los titulares de la hipoteca. Es lo más sensato porque, si pagárais más, no os quedaría tanto dinero libre para hacer frente al resto de gastos de la vida. Si tenéis otras deudas, el banco prestará menos dinero porque la deuda global no debe superar ese 30%-35% del dinero que entra limpio en casa cada mes.

Piensa que la cuota que tengas se encarecerá cuando el Euríbor suba, salvo que elijas tipo fijo, y que tienes que poder pagarla con el mismo sueldo que ahora. Entra en un simulador y calcula si podrías hacer frente a tu hipoteca con un interés del 6,3%, que es el Euríbor máximo de julio de 2008 (5,393%) + 1% (diferencial más frecuente ahora). ¿Y qué pasaría si te quedas en paro… Podrías seguir pagando…?

En cualquier caso lo ideal es tener bastante dinero ahorrado, a ser posible más del 30% que he comentado, porque cuanto más pidas más caro te costará el préstamo. Pide lo menos posible.

¿Tipo fijo o variable?

Mejor variable en general. El fijo te da la tranquilidad de que siempre pagarás la misma cuota, pero de momento chincharás como un tolai porque el Euríbor, que cerrará octubre en torno al -0,18%, estará en negativo por lo menos hasta 2019. Cuando vuelva a positivo, supuestamente ese año, tardará bastante en subir a niveles que comprometan tu economía. Hoy por hoy, si no te hipotecas a 20-30 años por lo menos el tipo fijo beneficia a la banca, que es por eso que insiste tanto en utilizarlo.

¿A cuántos años pongo la hipoteca?

En nuestro simulador puedes jugar a ver las cuotas que pagarás si pones la hipoteca a más o menos años. Cuantos más años estés pagando más baja será la cuota mensual pero más intereses pagarás en total. Si vas mal de dinero o quieres tranquilidad, ponla a más años. Si tienes mucha capacidad económica y un trabajo muy estable que paga tus gastos sin problemas, reduce el plazo.

¿Para qué amortizar hipoteca si ya no puedo desgravármela?

amortizar hipoteca aunque no te la desgraves

Es ahorrar a futuro: mejor en tu caja que en la suya

Como bien sabemos, para las personas que compren o hayan comprado una vivienda desde el 1 de enero de 2013 ya no existe esa maravillosa desgravación fiscal que sí siguen disfrutando quienes tengan una hipoteca firmada antes de dicha fecha y se la hubieran estado desgravando en años anteriores o estén en alguno de estos casos.

Pero esto no significa que no sea atractivo ni importante amortizar anticipadamente. Aunque no te desgraves la hipoteca, conviene adelantar el pago de toda la deuda que puedas porque te quitas intereses de encima.

Ahora el Euríbor está históricamente bajo. Lleva en negativo desde febrero de 2016 y aún le queda al menos año y medio para volver a cotizar en positivo. Esto nos ha regalado las cuotas más bajas de nuestra vida, con los menores intereses que pagaremos nunca jamás.

O incluso sin pagar intereses, en el caso de las hipotecas con los diferenciales más bajos (0,17% – 0,30%), que en uno o pocos meses empezarán a ver cómo del dinero que devuelven al banco con cada cuota mensual sólo hay capital y ya no pagan intereses, porque el Euríbor se espera que cierre octubre en torno al -0 18% y que llegue al -0,30% en 2019.

Con el Euríbor tan bajo se pagan muy pocos intereses o ninguno. ¿Entonces por qué amortizar? Es ahorrar para el futuro, cuando el Euríbor subirá y los intereses serán más altos. Si amortizas ahora, sobre todo si estás al principio del préstamo y lo haces en plazo, bajará el tiempo de pago. Por ejemplo, en vez de quedarte 18 años te quedarán 16 (todo depende del dinero que amortices).

Con esto no sólo habrás ahorrado años de pago sino los intereses de esos años, que serán más altos que los de ahora, y más altos que lo que el banco te daría ahora si metes el dinero en un depósito. Precisamente con el Euríbor tan bajos los intereses que te pagan en los depósitos están también por los suelos. Amortizar ahora es ahorrar a futuro: ahora como pagas menos cuota puedes ahorrar algo y amortizar, luego cuando suba la cuota ya veremos…

Si nunca amortizas, pagarás todas las mensualidades y tooooodos los intereses, que a lo largo de la vida de una hipoteca (fácilmente 20-30 años) son bastantes miles de euros, quizá un par de años de tu sueldo. Compruébalo en este simulador y desmáyate luego. Ten siempre presente que cuanto más tardes en devolver el dinero, más intereses pagarás.

Aunque se tiende a dejar la amortización para finales de año, se puede amortizar en cualquier momento y, si se dispone del dinero, es mejor hacerlo cuanto antes, ya que en el ahorro de intereses en la hipoteca no sólo influye el año en el que se amortiza si no también el mes, como puedes ver en estos simuladores.

Como en España se utiliza el sistema francés, al principio pagamos muchos intereses y al final poquííííísimos (míralo en un simulador), así que cuanto antes amortices más intereses dejarás de pagar en el futuro. La amortización se puede hacer de dos formas: en cuota o en plazo.

En cuota sólo conviene cuando no puedes hacer frente la mensualidad y necesitas rebajarla. Entonces lo que amortizas rebaja todas tus cuotas, para que pagues menos cada mes, pero sigues manteniendo el mismo tiempo de pago que te quedaba antes de amortizar. Si no tienes problemas económicos lo más conveniente es amortizar en plazo para quitarte años o meses de pago de la hipoteca y, por tanto, más intereses.

Antes de amortizar comprueba también si tienes alguna limitación en tu banco, como que por ejemplo no te deje amortizar menos de 1.500 € o que te cobre comisión, algo que ocurre en el 52% de las hipotecas españolas a tipo variable; en el tipo fijo aparece con mayor frecuencia. En caso de tener comisión, no puede ser superior al 0,50% en los 5 primeros años de la hipoteca, y del 0,25% a partir del sexto año.

La reforma de la Ley Hipotecaria que el Gobierno aprobará en breve incluye cambios, impuestos por la Unión Europea: a partir del sexto año ya no se podrá comisión por amortizar anticipadamente. En cualquier caso, al negociar la hipoteca con el banco, antes de firmarla, puedes y debes pactar que no te cobren ninguna comisión, ni ésta ni ninguna otra. Sólo restan dinero a tu bolsillo para sumarlo al suyo.

El Euríbor vuelve a dar un respiro a las hipotecas de julio y agosto

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El verano no ha sido sólo un tiempo de descanso para la gente, también lo ha sido para las hipotecas que se revisen con el Euríbor de julio o agosto, que ha batido nuevos récords a la baja.

El indicador más utilizado en las hipotecas variables en España, el Euríbor, ha cerrado el mes de julio en el -0,154% y agosto en el -0,156%. La diferencia es tan pequeña que da igual si la revisión te ha tocado en un mes o en otro, el ahorro medio que habrás visto en tu cuenta (o que vas a ver desde el próximo mes) es de 5-6 euros en caso de revisión anual y de 2-3 euros si es semestral.

Esto confirma que el Euríbor sigue en negativo, donde se instaló en febrero de 2016, y que continúa cayendo. La previsión es que despida septiembre en torno al -0,16%, lo que traerá un nuevo ahorro a las cuotas que se recalculen con la cifra de este mes.

Mientras el Banco Central Europeo (BCE) siga cobrando a los bancos un 0,4% por dejarles el dinero en depósito, mantenga los tipos de interés en el 0% y continúe comprando deuda de los países de la zona euro, se espera que el Euríbor esté muy bajo. Tanto que quizá la banca se encuentre por fin en la tan hablada situación de que la suma de diferencial + Euríbor dé una cifra negativa que obligue al banco a pagar intereses al cliente, o a perdonarle parte de la deuda para no hacerlo.

La previsión es que baje durante todo lo que queda de año, para comenzar a subir a partir de 2018. Pero yo ya no me fío… No es la primera vez que los analistas no aciertan exactamente con la tendencia ni con las fechas, así que yo no descarto que siga en negativo y quizá cayendo durante todo el año que viene, hasta que el BCE suba los tipos de interés.

Las buenas noticias nos durarán mientras siga con todos los estímulos que aplica ahora para que la economía se recupere y el dinero fluya desde los bancos hasta particulares y empresas.

Cuando comience a subir será de forma progresiva y gradual, muy leeeeentamente, por lo que no debemos esperar subidón en las cuotas de repente. Después de que muchas familias se ahogaran con el 5,393% que marcó el Euríbor en julio de 2008, desde los organismos que influyen en el Euríbor se tiene mucho cuidado para que no haya movimientos bruscos que ahoguen la economía de las familias y pequeñas empresas.

Por eso mismo todavía no se ha puesto en marcha el nuevo cálculo del Euríbor, a pesar de que hace por lo menos 3 años que tenía que haber entrado en vigor. Como las pruebas de cotización que se han hecho dan muy por encima de los valores actuales, se evita implantar un nuevo Euríbor que suba las cuotas de golpe hasta 150 € al mes. ¡¡Menos mal!! Se trata de salir de la crisis, no de volver o ahondar en ella.

El nuevo mínimo histórico del Euríbor vuelve a ahorrar dinero

Un brindis por la nueva bajada de la cuota

Un brindis por la nueva bajada de la cuota

Los hipotecados con Euríbor y sin cláusula suelo a los que os toque revisión con la cifra de junio estáis de enhorabuena. ¡¡Siiiiiii!! Ahorrooooo… No mucho pero lo suficiente para tomarse dos o tres heladitos cada mes a la salud del banco.

El Euríbor, índice al que se referencian más del 90% de las hipotecas en España, a pesar del aumento de préstamos a tipo fijo, ha cerrado junio en el -0,149%.
Un nuevo mínimo histórico que trae una bajada en las cuotas de las hipotecas que se revisen con él. Si tu revisión es anual el ahorro será de entre 5,5 y 6,5 € al mes, lo que te supondrán entre 66 y 77 € anuales.
Si tu préstamo se revisa cada 6 meses, el ahorro será menor, ya que el Euríbor estaba más bajo en diciembre que en junio del año pasado. En total serán uno 3 – 4 € al mes, o sea entre 18 y 24 € hasta la próxima revisión.
Este -0,149% del Euríbor de junio es un nuevo mínimo histórico, el décimo seguido después de 16 meses en negativo. Pero no será el último… Tanto analistas como bancos preven que el Euríbor esté cayendo unos meses más hasta que empiece a subir leeeeentamente…
La previsión es que despida este año en torno al 0% y que en 2018 se ponga en el 0,20%, llegando al 0,8% en 2021. Lo bueno se nos acaba, pero hasta que volvamos a pagar más pasará aún falta, así que prevenidos estamos y tiempo tenemos de prepararnos para que no nos pille por sorpresa.
Para una hipoteca de 150.000 euros a 20 años con Euríbor + 2% la cuota se encarecerá 25 euros al mes (300 al año) cuando este indicador llegue al 0,20%.
¿Pero por qué va a empezar a subir con lo a gusto que estamos? Porque el Banco Central Europeo empezará a finales de este año a quitar, poco a poco, los estímulos que puso en marcha para hacer crecer la economía en la zona euro, ya que Europa está inmersa en una recesión de la que está costando trabajo salir.
Esos estímulos son cobrar 0,40% al banco que le deposite dinero, comprar deuda de los países de la zona euro y mantener los tipos de interés en un histórico 0%.
Se prevé que suba los tipos en junio del año que viene y que a partir de diciembre vaya comprando menos deuda. También ha dejado entrever que la banca va a dejar de tener dinero gratis, que es lo que ha hecho que el Euríbor se pusiera bajo cero.
El BCE ha estado prestando dinero a los bancos, todo el que han querido a cero interés. Quería que el dinero circulara a particulares y empresas para hacer crecer la economía, pero al final la banca tiene más de lo que presta, por eso pagan por prestar a otros bancos.
El mundo al revés: nunca se había visto que se pague por prestar, lo normal es pagar por el dinero que te prestan. Pero bienvenida sea esta anomalía económica, que nos ha dado un respiro bien majo y bien necesario en las hipotecas. Aprovechémoslo mientras dure…​
¿Llegaremos a ver que te paga también el banco por tener hipoteca? ¿Descontarán dinero del capital si Euríbor + diferencial sale una cifra negativa? Queda menos para verlo… Hace poco alguien nos contó en el blog que el banco ya le descontaba dinero del capital pendiente; si el Euríbor se pone en -0,17% y -0,18% veremos más casos.

Actualiza tu seguro de vida cada año para pagar menos

Más vale prevenir que gastar

Más vale prevenir que gastar

La mayoría de las hipotecas actuales ofrecen un seguro de vida entre la vinculación que debes asumir para bajar el diferencial o el tipo fijo. Solamente Bankia, que ha lanzado una política agresiva sin comisiones ni vinculación, pide ahora mismo sólo un seguro de hogar para dar Euríbor + 1,20% con un interés fijo el primer año del 1,20%.

El resto, suele coaccionar -como mínimo- a domiciliar los ingresos, usar la tarjeta y contratar seguros de hogar y vida para obtener un descuento (bonificación) en el interés del préstamo.

Así la entidad te ata más y continúa ganando dinero, ya que las aseguradoras son suyas. Sin embargo, no es obligatorio que firmes con sus compañías. Es válido un seguro firmado con otra empresa siempre que aparezca vinculado al número de préstamo y que los derechos sean a favor del banco.

El seguro de vida es, por tanto, opcional. Pero interesa firmarlo porque, al tener una deuda tan grande, si te pasa algo, el préstamo queda totalmente pagado y un marrón menos para tus herederos, que suelen ser seres muy queridos.

El coste (llamado prima) se calcula en función de varias cosas: edad, sexo, profesión, lugar de residencia, hábitos de vida y salud general. Aunque puedes tener un seguro para cada titular del préstamo, no te pueden obligar a que así sea. Si necesitas ahorrar, con firmar uno solo es suficiente. En caso de que en el hogar sólo trabaje una persona, debe ser titular, ya que si fallece deja de aportar la nómina y el resto de la familia debe quedar cubierta.

Hay entidades o hipotecas que sólo piden que firmes el seguro de vida el primer año, mientras que otras lo exigen durante toda la duración del préstamo. De lo contrario, en cuanto detecten que no está aumentan el diferencial. Ahí también debes calcular si quieres un seguro de vida y cuánto te supone al año de gasto y de ahorro respecto a no tenerlo.

Un aspecto muy importante y muy desconocido es que, en caso de mantener el seguro año tras año, debe actualizarse según la cantidad pendiente de pago que te queda de hipoteca. Por ejemplo, si el primer año firmaste un préstamo de 100.000 euros y pasados esos primeros 12 meses ha bajado a 95.000 lo que debes de hipoteca, la aseguradora debe cobrarte sólo por esa cantidad y no por los 100.000 euros iniciales.

Es decir, vas a pagar menos por la renovación que lo que pagaste el primer año, porque el seguro de vida se ajusta a la cantidad de dinero que el banco te tiene prestada en ese momento.

O sea que el seguro de vida debe ser más barato cada año porque quedará menos cantidad de hipoteca por pagar, ya que vas reduciendo el capital pendiente de pago con cada mensualidad y/o cada amortización anticipada que hagas. Ale, a mirar cuándo toca el siguiente pago del seguro de vida y a pedir al banco una actualización a la baja.

Nuevo mínimo histórico del Euríbor que vuelve a abaratar las hipotecas

Un nuevo soplo de aire fresco

Un nuevo soplo de aire fresco

El Euríbor vuelve a traer oxígeno a las hipotecas ya firmadas que se revisen con la cifra de mayo. Acaba de cerrar el mes en el -0,127%, un nuevo mínimo histórico que le sitúa por 16º mes consecutivo bajo cero.

Hace 6 meses y un año también estaba en negativo, por lo que la bajada de la cuota es de pocos euros, pero bueno, mejor eso que una subida o quedarse igual. Todo es bienvenido.

Un préstamo con revisión anual que utilice esta cifra se quedará una media de 6 euros más barato cada mes, con lo que en el próximo año serán alrededor de 72 €. Si la revisión es semestral, la hipoteca también se abaratará, pero un poco menos: costará una media de 3 euros menos, lo que supone una media de 18 euros en los próximos seis meses.

¿Qué pasará con el Euríbor? ¿Seguirá bajando? Según el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sí seguira cayendo, hundiéndose un poco más en terreno negativo.

Este hombre sabe mucho de eso, ya que el Euríbor depende en gran medida de lo que él decida hacer con la política monetaria en Europa. Por ahora, continuará comprando deuda a los países de la zona euro. En el Viejo Continente por fin se notan signos de recuperación: los países crecen un poco y los precios también, pero es tan leve y hace tan poco tiempo que ocurre, que el BCE mantendrá sus estímulos para que el crecimiento continúe, aumente y se consolide.

Esta decisión y la barra libre de dinero que el BCE ha montado para los bancos (les presta dinero gratis y si se lo meten en depósito les penaliza cobrándoles un -0,4%), harán que el Euríbor siga bajando. ¿Hasta dónde? No se sabe exactamente, pero se prevé que lo que queda de año se tirará más tiempo cuesta abajo. La previsión es que comience a subir, leeeeenta y gradualmente a partir de 2018.

Para los hipotecados que revisen su préstamo de aquí al año que viene será genial, porque verán una nueva rebaja en su cuota. Algo que también será posible si el BCE mantiene los tipos de interés en el 0% actual, lo que ayuda a que los bancos no se presten dinero entre sí y, por tanto, el Euríbor sea negativo y no positivo.

¿Llegaremos a la situación de que Euríbor + diferencial sea cero o una cifra negativa? Quién sabe… Depende de cuánto más se hunda el Euríbor. El diferencial más bajo en España se firmó en el 0,17%, con lo que del -0,127% actual el Euríbor debería bajar al -0,17%. Al ritmo que va eso podría suceder en unos 5-6 meses, así que sí, es posible que lleguemos a esa situación.

La banca ya anunció que no pagará intereses al clientes si Euríbor + diferencial da una cifra negativa, pero es lo que en justicia y lógica debería ocurrir, ateniéndose a aplicar estrictamente lo que se ha firmado. Algunos bancos como Liberbank, en previsión de esto, pusieron una cláusula cero en las nuevas hipotecas, para que nunca se pague nada al cliente, por mucho que baje el Euríbor.