Archivo de la etiqueta: denuncia

El PUFo de los seguros de prima única llega a los tribunales

Ya era hora…

Nuevo frente abierto para la banca. ¡¡¡Otro…!!! Y ha tardado en explotar porque nosotros ya alertábamos a principios de 2015 de que era un pufo… Una PUF, siglas que esconden una Prima Única Financiada.

¿El qué? Un seguro de vida o de protección de pagos que se pagada de una tacada y que se incluye dentro de la hipoteca, o sea que te toca pagar intereses por él, como si fuera dinero que te deja el banco, y que también cuenta para calcular el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que se firma al inicio de la hipoteca y que es lo más caro de todos los gastos, fácilmente el 1% de lo que te prestan. Calcula: si te dejan 150.000 euros, son 1.500 eurazos.

Pero aquí no acaba el abuso… Que el banco plantee el seguro como una PUF conlleva que te lo impone para conceder la hipoteca. No es la típica vinculación que si la aceptas te rebaja el diferencial y si no te queda más alto. No, no… Es que si no te tragas este seguro de vida o de protección de pagos no te dan la hipoteca. Así es: obligatorio e impuesto.

¿Y el colmo? Que la empresa aseguradora, que también impone el banco, es de su propiedad o de su grupo de empresas, además de que es mucho más caro que si lo firmaras con una aseguradora cualquiera, no la del banco que como ves trinca pasta con esto por todas partes. Lo impone, lo mete como fijo y cobra intereses, elige la empresa y lo cobra más caro. Un abuso se mire por donde se mire.

Por eso se le han hinchado las narices al Colegio de Mediadores de Seguros del Principado de Asturias, que ha dado el paso de denunciar al Banco Sabadell y al Popular (dentro del Santander desde junio de 2017) por estos pufos. El juicio oral será en octubre en el juzgado 3 Mercantil de Gijón y espero que les den por todas partes, ya que se trata de un abuso tremendo.

En este caso denuncian las aseguradoras porque sienten que la banca les hace competencia desleal, de la chunga, de la mala. Con malas artes que también sufren los clientes y que cuando este juicio se gane nos beneficiaremos de un sistema más limpio. ¿Por qué? Porque a pesar de juzgarse en Asturias sentará jurisprudencia, o sea una sentencia con la que ganar un juicio en otra parte de España por el mismo tema.

Sólo en el Sabadell se calcula que hay 400.000 personas afectadas, que podrían reclamar si los mediadores de seguros asturianos ganan la partida a la banca. Esto ya no es clientes contra bancos es aseguradoras contra bancos y con muchos argumentos para ganar. Se pide que se declaren nulos estos seguros, que se devuelva el dinero cobrado de más y, cómo no, indemnización por daños y perjuicios. Lo mínimo, lo justo.

Estas PUF no deberían existir y precisamente la Ley que está parada en el Congreso y que lleva 27 meses de retraso para implantarse en España, prohibirá a la banca obligar la contratación de seguros y reconoce que el cliente puede contratarlo que quiera con quien quiera, no con quien le impongan.

Swaps: el Tribunal Supremo amplía el plazo para reclamarlos

Conoce el nuevo camino para reclamar los swaps

¿Te acuerdas de los swaps? ¿Tuviste uno…? ¿Denunciaste y ganaste…? ¿Denunciaste y perdiste…? ¿Aún lo tienes y nunca reclamaste?

Pues que sepas que, sea cual sea tu caso, estás a tiempo de denunciar al banco por daños y perjuicios al imponértelo. Es trabajoso para un abogado demostrarlo, pero tiene sentencias en las que basarse y podría ganar porque hay precedentes en otros temas y el plazo todavía no ha prescrito.

Aunque hace mucho que no hablamos de ello, porque su etapa de reclamación fuerte fue entre 2009 y 2011, uno de los primeros frentes que se abrieron contra los abusos bancarios fue el de los swaps, cuyo escándalo estalló al mismo tiempo que la cláusula suelo, si bien afectó a menos gente. Santander, Sabadell, BBVA, Caixa Penedès y Bankinter fueron algunos de los bancos que lo utilizaron, especialmente el último, que reconoció que tenía 25.000 afectados.

Todo se destapó cuando el Euríbor se desplomó de forma brusca y brutal en 2009. Al igual que el suelo, los swaps se incluyeron en las hipotecas antes de que el Euríbor empezara a bajar y por el mismo motivo: la banca sabía que caería y quería asegurarse las ganancias, por eso el banco obligó a firmarlo si el cliente quería la hipoteca.

En el caso del suelo, con un límite mínimo que hacía pagar la misma cuota aunque la suma de Euríbor y diferencial pactado fuera inferior. En el otro caso, el swap fue un falso seguro que supuestamente cubría -sobre todo a empresas- de subidas y bajadas de los tipos de interés, cuando en realidad a quien cubrió de perder dinero fue al banco, porque los clientes se vieron atados a una devolución de dinero mayor en cuanto bajó el Euríbor.

El swap fue un timo disfrazado de ventaja y por eso hace 7 años se reclamaba con diferentes argumentos: diciendo que iba contra la Ley de Consumidores y Usuarios (difícil denfender en caso de empresas), argumentando que fue impuesto y el cliente no pudo negociarlo y también que no sabía lo que era porque no tenía conocimientos suficientes y no se explicó bien.

En aquel momento sólo algunas demandas se ganaron. Otras no, y muchos casos ni siquiera se demandaron. Sea cual sea tu situación, que sepas que aún estás a tiempo para reclamar, en concreto dos años y medio hasta octubre de 2020.

El plazo se amplía porque una reciente sentencia del Tribunal Supremo cambia la situación que había, que era que caducaba el plazo cuando pasaban cuatro años desde que te dabas cuenta del abuso. Ahora no, ahora puedes reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que el banco te ocasionó con el swap, porque los cuatro años se cuentan desde que se termina el contrato con el banco.

Aunque no hay ninguna sentencia que exactamente haya reconocido daños y perjuicios en el caso de los swaps, sí ha sido así en otros abusos bancarios y hay un auto del Tribunal Supremo que reconoce que esto puede reclamarse en un caso como éste.

Y no sólo eso, también puedes y debes pedir que te devuelva todo el dinero que le pagaste de más por tener un swap, incluidos los intereses que ese dinero haya generado hasta que lo cobres. Mucha suerte y no dejes escapar lo que es tuyo. Se abre una nueva puerta donde parecía que no había nada y hay que aprovecharlo.

Cómo reclamar los otros gastos de la hipoteca

Saca la calculadora y a calculaaaaaarrr

Como os dije en el último post, excepto los impuestos -de momento- los gastos de la hipoteca siguen pudiendo reclamarse. En diciembre de 2015 el Tribunal Supremo dijo que imponer al cliente el pago de todo es un abuso y, por tanto, esa cláusula cuarta del contrato de la hipoteca en la que suele aparecer escrito es anulable.

Esto nos da opción a reclamar el pago que hemos hecho por la tasación, la gestoría, el registro de la propiedad y la notaría. La cantidad que cada cliente puede reclamar es una media de 1.500 €, pero no tiene por qué ser tu caso: la cantidad final y definitiva que puedes reclamar la encontrarás en las facturas que te dieron cuando te mandaron a casa el contrato de la hipoteca.

Ahí tienen que venir los honorarios de la gestoría, lo que pagaste a la notaría y al registro de la propiedad. Para cada cliente es una cantidad porque suele depender del dinero que te prestaron. Los gastos de la hipoteca son mucho más caros si pediste 200.000 euros que si te dejaron 50.000.

La factura de la tasación te la dio el banco cuando la recibió de la tasadora y te dio el informe. Si no te la dio o no la encuentras, pídele al banco la factura. Si no la tiene, contacta con la empresa tasadora y pídele una copia. Mención especial debo hacer a Tinsa, que está cobrando 20 euros por dar una copia de su factura. Una vergüenza su negocio indecente y abusivo por buscar un documento y enviarlo en pdf por correo electrónico al día siguiente.

Para reclamar, suma todas las cantidades que pagaste para saber cuánto debes pedir al banco. Lo primero que debes hacer es enviar un escrito al Servicio de Atención al Cliente (SAC) de tu entidad bancaria.

Si no sabes cómo redactarlo puedes buscar modelos en Internet o acudir a la OMIC, oficina municipal de información al consumidor de tu localidad para que te asesoren, lo redacten e incluso presenten por ti gratuitamente. Tanto si lo presentas tú como si lo tramitan ellos necesitas fotocopia del contrato de la hipoteca y de todas las facturas.

Si en dos meses el banco no responde o te dice que no, cosa que viene sucediendo en todos los casos porque la banca se niega a pagar excepto que alguna vez le condene el Tribunal Supremo directamente, sólo te queda la vía judicial.

En este caso, hay abogados que sólo recomiendan que denuncies si te deben de 2.000 euros en adelante. Esta cifra incluye el total que sumen las facturas más los intereses legales que haya generado ese dinero en los años que ha pasado desde que lo pagaste, o sea que puedes sumar un 12% al total de las facturas y así sabes la cifra total que podrías recuperar.

En cualquier caso, aunque el abogado se lleve una comisión, el dinero es tuyo y si puedes obtenerlo, puedes intentarlo. Consulta con abogados expertos en Derecho financiero y que hayan ganado casos de este tipo. Aunque la cosa puede ir lenta, al menos ahora hay juzgados especializados en abusos hipotecarios en cada provincia. Si no te puedes permitir un abogado, habla con el Colegio de Abogados de tu región para ver si tienes derecho a reclamar con Justicia gratuita.

¿Y hay plazo para hacerlo? Aunque cuando salió la primera sentencia del Supremo en 2015 se dijo que había 4 años desde que se terminó de pagar la hipoteca o salió la sentencia, lo cierto es que los abogados opinan que no hay plazo, que puedes hacer cuando quieras porque no prescribe al tratarse de una cláusula declarada nula por abusiva.

La banca se niega a devolver los gastos de la hipoteca

¿Queréis el dinero...? ¡¡Pues puturrú de fuá!!

¿Queréis el dinero…? ¡¡Pues puturrú de fuá!!

La banca es muy lista, muy avara y muy remolona en general. Ante la reclamación de los gastos de la hipoteca no iba a ser diferente… Si, en muchos casos, no quiere soltar un duro para devolver lo de la cláusula suelo, condenado en España por el Tribunal Supremo tres veces, y en Europa por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), imagina cómo se va comportar con los gastos de la hipoteca…

¡¡Acertaste!! De momento está diciendo que no a todo quisqui y solamente negociando con algunos clientes sin que quede claro por qué con unos sí y otros no. Pero la respuesta general es NO.

La banca no quiere devolvernos los gastos de la hipoteca que en su día pagamos exclusivamente y que nos supusieron alrededor del 10% de lo que nos prestaron. Un dineralazo… Se calcula que de media cada cliente puede recuperar 3.000 €, si bien en muchos casos lo pagado supera los 20.000 €.

Esto es porque parece que contra el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados -el gasto más alto de todos estos- tenemos poco que hacer, ya que la ley deja entrever que debe pagarlo el sujeto pasivo, o sea nosotros como clientes. Pero no me cabe duda de que la tasación, el registro y la gestoría deben correr por cuenta del banco, verdadero interesado y beneficiado de estos servicios. La notaría podría asumirse a medias o que la pague entera el banco.

Por el momento, hay algunos casos ganados en los tribunales, pero necesitamos más. Por eso la banca se confía y, como puedes ver en estas cartas de respuesta a las reclamaciones hechas a BBVA, Caixabank y Bankia, publicadas por El Confidencial, se niega a abonar un duro. Me sorprende Bankia porque sus accionistas dijeron que el dinero se devolviera a quien lo reclamara para no desgastar más su reputación ni gastarse 100 millones en costas de juicios perdidos.

La excusa es que la sentencia del Supremo no les afecta directamente, que en su día firmaste la cláusula, que se hacía así en ese momento y que hay -actualmente- sentencias en contra de que devuelvan los impuestos. Como solución te retan a reclamar por vía judicial. Es que saben que, antes o después, esto se resolverá a nuestro favor, por eso las principales entidades españoles ya comparten estos gastos con los nuevos hipotecados. Otro motivo para que se haga justicia y se evite que unos paguen todo, otros algo y alguno que gana el jucio, nada.

Este nuevo frente tiene sólo un par de sentencias del Tribunal Supremo a favor y sólo algunos casos ganados en tribunales menores. Además es un tema reciente, la sentencia es de diciembre de 2015 pero la chispa saltó justo un año después. Por lo general, la banca sólo restituye el dinero cobrado de más cuando ya ha pasado mucho tiempo, sólo si tiene una condena firme por el Tribunal Supremo (el más alto de nuestro país) y de verdad-de verdad no le queda más remedio.

Contra la cláusula suelo se pelea desde hace 8 años, desde que empezó a funcionar en 2009, al bajar el Euríbor. Algún día los gastos de la hipoteca serán otra batalla ganada para los consumidores, pero veremos la victoria en la década de 2020, cuando ya haya sentencia del Tribunal Supremo, reclamación masiva a nivel judicial y alguna opinión del TJUE, el único que nos ayuda en algo.

Aquí, el Banco de España se suele lavar las manos a lo Poncio Pilatos. Ni es supervisor y ni es corrector del mal comportamiento de los bancos y ponerle una reclamación sólo sirve para conste en sus estadísticas a fin de año y hacer ruido para salir en las noticias y hacer presión. Muy poco para lo que debería ser un organismo de su calado. Pero sigamos reclamando, el barullo mediático importa y a base de golpear contra el cristal, se acabará rompiendo.

¿Qué hago si el banco no me devuelve el dinero del suelo?

Si el banco se niega, sólo te queda la vía judicial

Sólo queda un camino

Salvando los bancos que están devolviendo el dinero del suelo (Bankia, BMN, BBVA), el resto mira una por una las reclamaciones con intención de defender la cláusula a capa y espada, tratando de no pagar o de ofrecer una cantidad menor a la que te corresponde.

Tras agotarse el plazo para responder a las primeras reclamaciones, se espera que los afectados a los que el banco haya mandado a hacer gárgaras o a los que haya ofrecido acuerdos por debajo de lo reclamado vayan derechitos a la vía judicial. También pueden reclamar al Banco de España, lo cual sólo retrasaría 6 meses más el proceso, ya que este organismo, que debería ser mediador y sancionador del mal comportamiento de la banca, en la práctica no lo es.

Según ha confesado el sector financiero, sólo un 25% de las quejas tendrá respuesta positiva. Con un 1,5 millones de afectados eso supone que 1.125.000 sólo tienen la vía judicial para reclamar lo que les corresponde. Es una lástima porque el proceso extrajudicial quiso evitar precisamente esto: el colapso del sistema que ahora se prevé.

Abogados, empleados judiciales y asociaciones temen que todo se retrase más de la cuenta, pues los juzgados ya están bastante saturados con asuntos de todo tipo como para añadirles miles de demandas de la cláusula suelo. Para evitarlo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) dice que está tramietando la especialización de un juzgado de Primera Instancia de cada provincia para tratar este asunto.

Sin embargo, el sindicato del sector denuncia que todavía no hay nada hecho ni comunicado. Esto será costoso para todos: el Ministerio de Justicia estima que el trabajo de los juzgados se va a duplicar y que nos costará 26,3 millones de las arcas públicas.

Para demorar el asunto lo menos posible, se aconseja que una vez que tengas respuesta negativa del banco, presentes la demanda. El retraso sólo beneficia a las entidades, que nuevamente ganarán años en la devolución del dinero y cuentan con que no todo el mundo demandará por falta de tiempo, de dinero, o por desconocimiento. Estos procesos minan la moral y cansan a la gente, pero no desistas: que el banco no gane, si la cláusula suelo no es transparente y llevas años pagando de más, pide lo que es tuyo.

A tu favor cuentas con sentencia del Tribunal Supremo, que condena el suelo que no es transparente y que hay que devolver todo el dinero, y con doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Si demuestras que no negociaste la hipoteca y que el banco no te informó bien del suelo, tienes el caso ganado. Cosa diferente es que la entidad rescate correos electrónicos u otra documentación con la que demuestre que sabías lo que firmabas y lo preferías porque la hipoteca te parecía más barata (como está pasando con clientes de Ibercaja) o que demuestre que negociaste la hipoteca, porque por ejemplo consiguieras bajar el suelo.

Es lo que ocurrió con un préstamo de Caja Teruel, en el que el Tribunal Supremo reconoce que el cliente negoció la bajada del suelo y, por tanto, sabía que existía y pudo negociar más, por eso el demandante ha perdido el caso. Es el clavo ardiendo, la tabla de salvación a la que entidades como Popular, Sabadell y Unicaja quieren aferrarse para no quitar el suelo ni devolver el dinero.

Así que, si el banco te da la espalda en la primera reclamación, prepara toda la documentación de la hipoteca y analiza tu caso con un abogado para saber si es viable acudir a la Justicia. Aunque la demanda conjunta hace más fuerza, algunos despachos recomiendan la individual porque tarda menos en resolverse.

¿Qué gastos de la hipoteca paga la banca en los nuevos contratos?

Con el tiempo, los bancos han asumido nuevos gastos

Con el tiempo, los bancos han asumido la factura de notaría y registro de la propiedad

Con los nervios a flor de piel por tantas demandas judiciales, los bancos se han puesto las pilas para cubrirse las espaldas y evitar, en la medida de lo posible, nuevas batallas en los tribunales.

Uno de estos frentes es el de los gastos de las hipotecas, donde están haciendo cosas, si bien podrían hacer más.

Después de la sentencia del Tribunal Supremo, en la que reconocía en diciembre de 2015 que el BBVA debía anular la cláusula en la que cobraba al cliente todos los gastos de formalización de la hipoteca y devolver el dinero, la banca movió ficha… Y la ha vuelto a mover.

Desde enero de 2016 algunas entidades se han ido sumando, poco a poco, al club de las que ya comparten los gastos de la hipoteca cuando se firma una nueva ante notario. Los gastos derivados de la compra de una vivienda con hipoteca son la gestoría, la tasación, el registro de la propiedad, la notaría y los impuestos.

Pese a que esa sentencia del Tribunal Supremo ha dado pie a reclamarlos todos, como muchos clientes ya están haciendo, la banca no se ha actualizado completamente y sólo reconoce que tiene que pagar algunas cosas en las nuevas hipotecas. En las antiguas se resiste y de momento no devuelve nada salvo sentencia judicial de por medio. Veamos cada caso.

Todos coinciden en seguir cargando los impuestos (el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, abreviado IAJD) al cliente, escudándose en que así lo dice la ley, porque el cliente es quien suscribe el préstamo. Es también el gasto más elevado de todos, así que es normal que la banca no quiera hacerse cargo.

También cobran todos la tasación, algo que deberían asumir por completo. Si bien como cliente puedes llevar al banco una tasación no más antigua de 6 meses y realizada por cualquier empresa homologada, en la práctica el banco no suele informar de esto al cliente y, a veces, tampoco le deja traer su propia tasación, insiste en tasar la vivienda con su tasadora de confianza, que suele mandarte una factura abultada y ser propiedad del banco, lo que le reporta más beneficios.

La tasación debería cubrirla totalmente la entidad porque son ellos los interesados en que el piso se tase para decidir si conceden la hipoteca o no. El cliente no suele querer una tasación y, si la quiere, puede hacerla por su cuenta sin que tenga que mediar el banco en nada.

Los pioneros en compartir algunas cargas de la formalización de la hipoteca fueron Santander y Caixabank, en enero de 2016. A día de hoy, tanto Santander como BBVA sólo se hacen cargo de los gastos de registro de la propiedad y de las copias simple y ejecutiva de la escritura de la hipoteca que se firma ante notario. Bankinter igual pero sólo abona la copia ejecutiva. Qué menos… Puesto que son los interesados en que esto se realice, al cliente no le aporta nada y por tanto no debe pagarlo.

Sabadell es uno de los que más asume, pagando el registro, la notaría y parte de los gastos de gestoría. Bankia comparte la gestoría al 50%, asume el 25% de la notaría y todos los gastos del registro. Por su parte, Popular sigue siendo de los más tacaños y cabezotas y repercute todos los gastos al cliente, aunque promete cambiar y correr con algún coste.

Cuidadín si firmas una nueva hipoteca, que no te la cuelen. Reclama que el banco pague todo, pero si no es posible, por lo menos que corran con los gastos de tasación, registro y parte de la notaría y la gestoría. No pagues tú todo ni en broma, es un abuso.

Nueva sentencia del Tribunal Supremo contra los gastos de la hipoteca

Sólo queda una sentencia para aumentar las posibilidades de cobrar

Sólo queda una sentencia para aumentar las posibilidades de cobrar

Buenas noticias para todos los hipotecados. El Tribunal Supremo acaba de dictar otra sentencia en la que reconoce que el banco debe pagar todos los gastos derivados de la firma de la hipoteca. O sea la notaría, la gestoría, la tasación, el registro de la propiedad y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Hasta ahora, son precisamente los impuestos el mayor quid de la cuestión y también la mayor cantidad que se reclama. De todo lo mencionado supone alrededor del 80%. De momento los jueces o se decantan por reconocer que el banco tiene que pagar todo o reconocen que debe asumir todo excepto los impuestos.

Si el banco lo asume todo debe devolver una media de 3.000 € a cada cliente. La cantidad dependerá de cuánto pagaras en su momento, lo que a su vez depende de cuánto dinero te prestaron. No conlleva los mismos gastos abrir un préstamo de 50.000 € que de 180.000 €.

Desde diciembre de 2015, fecha de la primera sentencia del Tribunal Supremo sobre los gastos de la hipoteca, ha habido algunas reclamaciones, que se han disparado a raíz de este año con el dictamen del Tribunal Europeo sobre la cláusula suelo. No tiene nada que ver una cosa con otra, pero una vez abierta la veda de la reclamación masiva en el suelo de las hipotecas, se ha popularizado la posibilidad de reclamar los gastos apoyándose en la sentencia del Supremo de 2015.

Abogados y oficinas de atención al consumidor de las localidades te animan a reclamar porque tienes posibilidades de ganar. Tras la reclamación, que es gratuita, el banco tiene 2 meses para responderte. Si no contesta o se niega, puedes poner una queja ante el Banco de España, que puede tardar hasta 6 meses en resolver. Después, sólo quedan los tribunales.

Aquí ya depende de cuál sea tu banco. Mientras que Bankia parece dispuesto a devolver hasta el último céntimo, Ibercaja reconoce el derecho de sus clientes a cobrar, pero les insta a que le denuncien en el juzgado. Los tribunales están colapsados por tanta demanda de la cláusula suelo, las hipotecas multidivisa, el IRPH y otros frentes económicos que tienen abiertos los bancos. Tal es la situación que se baraja la opción de poner juzgados exclusivos para estos temas.

Con esta segunda sentencia a favor de que el banco devuelva todo el dinero de los gastos de la hipoteca, las probabilidades de ganar a la entidad y cobrar aumentan. Sólo hace falta una tercera sentencia en este mismo sentido para sentar jurisprudencia, o sea un precedente del que los jueces de tribunales inferiores al Supremo puedan echar mano para condenar a la banca más que ahora y no limitarse a interpretar lo que les parece mejor hacer en cada caso.

De momento la Audiencia Provincial de Pontevedra ha decidido que la banca sólo debe pagar los gastos de registro, con lo que el cliente recupera nada más que 150 €. Con una tercera sentencia del Supremo quizá cambie de opinión.

Quienes tengan actualmente una hipoteca pueden reclamar hasta diciembre de 2019, que es cuando se cumplen 4 años de la primera sentencia del Supremo. Si has terminado de pagar el préstamo tienes 4 años desde que lo cancelaste.

En marcha la primera demanda colectiva contra el IRPH

¡Juntos podremos!

¡Juntos lo conseguiremos!

La vida con una hipoteca que depende del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) es un asco. Muchos años pagando más y sabiendo que podrías ahorrar hasta 3.600 € al año, según el caso, que en vez de en tu cuenta corriente están en la del banco.

Un banco que no te quiere aplicar el tan ansiado y pedido Euríbor + 1%, que rebajaría tu cuota a intereses razonables y acordes con la situación económica.

Se les dijo que el IRPH era mejor que el Euríbor, que era más estable y no daría cuotas más altas. La realidad es que ahora están pagando hasta un 4% más que con el Euríbor actual en negativo y que el IRPH Entidades que sutituyó a los IRPH anteriores –desaparecidos por orden europea– se ha podido manipular, según el Banco de España. Tampoco es transparente a ojos de la Unión Europea.

Cansados y enfadadísimos, algunos de los 1,2 millones afectados van a reclamar a través de la asociación Asufin con ayuda de los abogados de Colectivo Ronda, con sede en Barcelona.

A pesar de las sentencias contrarias al IRPH, todavía sigue existiendo y ejerciendo su yugo sobre la mayoría de perjudicados. Por eso se prepara una demanda colectiva, la primera en España, contra las entidades que lo aplican. A diferencia de lo que se ha hecho con  la cláusula suelo, no van a reclamar contra todos los bancos a la vez sino que los clientes de cada entidad se van a agrupar para demandarlas de una en una.

La primera será Caixabank, que aglutina el mayor número de hipotecas con IRPH. Le seguirán CatalunyaCaixa (ahora en manos del BBVA) y Banco Sabadell, que heredó estos préstamos de la CAM y Caixa Penedès.

La demanda judicial parece la única solución, ya que solicitar al banco el cambio por Euríbor + 1% casi nunca da resultado. La política tampoco: falló cuando, en Europa, PP y Ciudadanos votaron a favor del IRPH, el PSOE se abstuvo y sólo Podemos, UPyD y los partidos nacionalistas votaron en contra.

Se pide que el IRPH sea declarado nulo y deje de aplicarse en todos los préstamos. Esto conllevaría la devolución automática de todos los intereses pagados de más. La demanda tiene más fuerza al ser colectiva y, además, no podría presentarse con estas características a título personal, porque la Ley sólo lo contempla para casos colectivos.

Los abogados creen que tienen posibilidades de ganar, dado que el Banco de España ha reconocido que el IRPH puede ser manipulado, al ser los bancos (y antes las cajas) quienes proporcionan las cifras para calcularlo, y que no había supervisión al respecto. También porque en la Unión Europea se ve mal y se pidió la eliminación de los anteriores (IRPH Cajas, IRPH Bancos, IRPH Ceca).

De hecho, los abogados prevén acabar en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), después de pasar por todos los tribunales españoles. Así que esta carrera será larga y dura, dando mucho que hablar en los próximos años.

Existe una plataforma de afectados sobre este abuso bancario y si quieres unirte a la demanda, tienes más información en la web habilitada por Asufin: www.reclamairph.com.

El drama del IRPH sigue vivito y coleando

Es como sentirse atado

Atados por un tormento

Del IRPH se habla poco pero se sufre mucho. Se calcula que quien lo tiene en su hipoteca ha pagado en los últimos 10 años entre 18.000 y 21.000 euros más que si su préstamo hubiera dependido del Euríbor, indicador al que están referenciadas el 90% de las hipotecas en España.

El IRPH es el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, siendo el IRPH Entidades el único superviviente de todos los que había. Durante años ha cotizado en paralelo al Euríbor, siempre por encima, pero subiendo y bajando al mismo ritmo, hasta que en 2012 el Euríbor comenzó a caer a lo loco y el IRPH se mantuvo estable.

En ese momento se marcó la mayor diferencia entre ambos, brecha que aún continúa, puesto que el IRPH está en el 2,007% y el Euríbor ha despedido agosto en el -0,048%. Hasta ese momento los afectados por IRPH no sabían que tenían un índice diferente, incluso algunos pensaron que si su cuota no bajaba mientras que la de otros sí, es porque tenían un suelo.

Estaban equivocados y engañados por su banco, que en muchos casos les incitó a contratar IRPH en vez de Euríbor alegando que era un índice más estable. Lo que se callaron es que es más manipulable, algo reconocido el Banco de España.

Los afectados han pagado una media de 2.100 € al año, que suponen 175 € más al mes, un dineralazo para cualquier economía familiar. De haber tenido Euríbor no sólo hubieran ahorrado sino que ahora su deuda sería menor porque hubieran pagado más capital además de menos intereses. La ganancia total de la banca ha sido de 22.000 millones.

Se estima que en España hay al menos 1.300.000 hipotecas con IRPH. Todos persiguen que el banco les cambie el odiado índice por el ansiado Euríbor + 1%, que abarataría sus cuotas significamente.

Lo malo del IRPH es que las batallas judiciales no se ganan tanto como en el caso de otros abusos bancarios como el suelo. Cuando las demandas caían en manos de jueces de lo Mercantil se cosecharon más sentencias a favor de los clientes. Pero al quedar el tema en Juzgados de Primera Instancia el éxito ha caído por su menor formación financiera.

La Asociación de Usuarios Financieros, Asufin, prepara una demanda colectiva contra varios bancos, que esperan presentar pronto. Además de la vía judicial, los afectados por IRPH cuentan con otras dos salidas: una es negociar con el banco el cambio de índice de referencia (IRPH por Euríbor), a lo que la banca es bastante reacia por la pérdida de ganancias; y otra es subrogar la hipoteca a otro banco, con mejores condiciones.

Cómo va la eliminación de la cláusulas suelo

La banca tiembla de pensar en devolver el dinero

La banca tiembla de pensar en devolver el dinero

La macrodemanda de Adicae, que pide la retirada de la cláusula suelo, en representación de 15.000 afectados contra 101 bancos, ha puesto nerviosa a la banca porque se espera de que manera inminente el juzgado nº 11 de lo Mercantil de Madrid falle a favor de los clientes, obligando a todas las entidades a retirar el suelo de las hipotecas.

La gran incógnita es si, además, ordenará la devolución del dinero cobrado de más. Todo lo relacionado con la cláusula suelo acostumbra a levantar mucho revuelo, pero cuando se trata de la pasta, aún más.

Máxime cuando, hasta ahora, lo más que se ha conseguido es que algunos bancos retiren el suelo y devuelvan todo el dinero a los afectados que han ganado sus demandas en los tribunales.

El otro logro importante ha sido que el Tribunal Supremo declare que se puede optar a la devolución del dinero pagado desde el 9 de mayo de 2013. Es la fecha de la primera sentencia importante en este tema, aquella que obligaba a BBVA, Cajamar y la actual Abanca a retirar el suelo de todas sus hipotecas por considerar que su contratación no fue transparente.

Si el juzgado madrileño declara la devolución de todo el dinero, los bancos se enfrentan a millones de euros de golpe, los mismos que todos estos años han ganado a costa del tercio de hipotecas que ha padecido ese límite mínimo.

Con lo bajo que ha estado el Euríbor, se calcula que como poco han pagado 4.000 € en estos años, y muchas veces más de 10.000 €, por culpa de suelos que oscilan entre el 2% y el 5%, dependiendo del caso. Con suelo se paga una media de 25 veces más que con Euríbor, una media de 1.200 € al año.

Los bancos son reacios a devolver la pasta porque les vienen muy bien esos millones en su cuenta de resultados, que gracias al suelo engordan un 30%. A principios de este año, la estimación era que iban a ganar millones de euros: Caixabank (274), Sabadell (238), Popular (141), Liberbank (82) y Bankia (45).

En previsión de que se anule el suelo para todas las hipotecas, la banca ha pactado de buen rollo con el Gobierno quitarlo voluntariamente, pero sin devolver el dinero cobrado de más. ¿Pero de verdad están los bancos quitando el suelo como se han comprometido? Pues al final unos sí y otros no.

Caixabank ha anunciado la retirada del suelo de 200.000 hipotecas mientras que Bankia lo ha hecho en unas 30.000.  Se espera que esto afecte a Bankia en unos 40 millones € (es la entidad menos perjudicada) y a Caixabank en 220 millones. De reconocerse la devolución de todo el dinero, esta última entidad tendría que soltar 500 millones a los afectados.

BMN, Liberbank y Unicaja no quieren retirar el suelo, al igual que Sabadell y Banco Popular, de siempre las más cabezotas, reacias y orgullosas de tener esta cláusula. La excusa es la de siempre: consideran que el suelo es legal y que se incluyó de forma transparente en los contratos y hasta que no haya una sentencia gorda que lo diga, no moverán un dedo.  Ibercaja, por su parte, estudia los casos uno por uno.

A los clientes que reclaman al Sabadell, éste les ofrece alternativas como transformar su hipoteca a tipo fijo o renegociar las condiciones. Es lo que también han ofrecido otras entidades antes de quitar definitivamente el suelo. Su intención es que, al aceptar cambios en la hipoteca, el cliente renuncie a reclamar el dinero pagado de más durante todos estos años de Euríbor bajo.