Archivo de la etiqueta: hipotecas multidivisa

Los juzgados de cláusulas abusivas no cumplen con las expectativas

La Justicia sigue más lenta que el caballo del malo

Si has demandado o planeas demandar al banco por cláusulas abusivas en la hipoteca como el suelo, los gastos, la multidivisa o el vencimiento anticipado, entre otras muchas, que sepas que la mayoría de sentencias (el 97,6%) van a favor de los clientes, pero que la cosa va para largo.

Hace un año que, para evitar el colapso judicial, se clonaron todos los juzgados españoles que llevaban estos temas. El resultado fue uno más por provincia que sólo se iba a dedicar a juzgar las demandas a bancos por cláusulas abusivas. Después de denunciar y criticar que nacieron y continuaron con pocos medios, estos juzgados tienen una tasa desigual de resolución de los casos.

Aunque la media nacional ha sido de 14,6% de casos resueltos, o sea cerca de 29.000 de casi 209.000 reclamacones, una birria global en toda España. Pero no se puede meter a todas las regiones en mismo saco: la productividad varía de unas a otras. Por ejemplo tenemos a Asturias como campeona absoluta con casi un 56% de casos resueltos y en el otro extremo a Cataluña, donde sólo el 6,6% de las demandas han encontrado una respuesta.

Parece que se van poniendo las pilas y cogiendo el tranquillo, además de que en algunos sitios hayan aumentado personal. Entre enero y marzo de este año ya van algo más de 13.500 sentencias, lo que duplica con creces las del trimestre anterior. De todos modos, si denuncias toca tener paciencia porque desde que el caso se recibe hasta que se juzga pasa mucho más tiempo del que se quería y esperaba que pasara cuando se idearon estos juzgados.

En el caso de la cláusula suelo sólo te merece la pena denunciar si no has llegado a un acuerdo con el banco a través del mecanismo extrajudicial que el Gobierno puso en marcha en enero de 2017, por el mismo motivo: para no saturar los juzgados. Pero como sólo se ha llegado a un acuerdo en el 40% de los casos, es probable que parte de quienes no han obtenido el dinero reclamen a estos nuevos tribunales creados el año pasado.

Si lo que tienes es una hipoteca multivisa es casi seguro que vas a triunfar porque el Tribunal Supremo las condenó y reconoció que hay que recalcularlas en euros para que no pierdas ni un duro, ni de repente tengas que pagar una cifra astronómica al aumentar de valor (apreciarse) la moneda en la que tienes firmado el préstamo.

Con la cláusula de vencimiento anticipado es posible que encuentres respuesta a favor o que, simplemente, te paralicen el caso hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea diga si es legal o no, tal y como le preguntó el Supremo hace poco.

Si sólo o también denuncias los gastos de la hipoteca, dependerá de quién te toque. En algunos juzgados se sigue a pies juntillas la sentencia del Supremo sobre que el banco no debe pagar los impuestos, mientras que en otros el juez va por libre y lleva la contraria. Al final pasará, otra vez, lo que se diga en Europa, se verá con el tiempo.

Adiós a 2017, un año clave contra los abusos bancarios

2017 ha sido un año clave para la recuperación del dinero

Un año crucial para la recuperación del dinero

El año que acabamos de dejar atrás, 2017, ha sido muy movido en el tema hipotecario y 2018 promete ser la continuación y el año en que todo apunta a que el Euríbor empezará a subir después de dos años en terreno negativo.

El año pasado se condenó por fin a la retirada de la cláusula suelo en el caso de no ser transparente (casi todas por no decir todas las hipotecas en esta situación) y a la devolución de todo el dinero desde que se activó el suelo

Aunque se han devuelto más de 1.800 millones a más de 416.000 afectados, la banca todavía no ha resuelto todos los casos y el proceso que aprobó el Gobierno fue bastante flojo: al final sólo ha tenido un final feliz el 43% de las reclamaciones.

A finales de 2017 también se dio cera a las hipotecas multidivisa, reconociendo que tienen que convertirse a euros y anularse la parte en la que el préstamo va contratado en otra moneda. Se ha empezado a pedir masivamente a la banca la devolución de los gastos de la hipoteca (notaría, registro, impuestos…), cosa que aún no prospera mucho porque la banca tiende a negarse o a recurrir las sentencias en contra. El mayor escollo está en reconocer a quién le toca pagar los impuestos (IAJD), lo más caro con diferencia de todos estos gastos.

En cambio, los afectados por el IRPH no han tenido la misma suerte: el Tribunal Supremo no ve problema en que continúe aplicándose ni lo ve anulable, así que sólo les queda rezar para que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sí opine que es nulo en cuanto un juez o un abogado se lo pregunte.

El lío judicial ha sido tal el año pasado que se crearon 54 juzgados nuevos, uno por provincia, sólo para las denuncias de abusos bancarios. Ahí es na. La necesidad era y sigue siendo tal que el Poder Judicial les ha dotado con más medios y ha prorrogado su existencia. Qué menos con el pifostio que hay montado en tantos frentes abusivos.

El Euríbor ha estado bajando sin parar, encadenando un récord tras otro, hasta sellar diciembre y el año con el que probablemente sea su último mínimo histórico: el -0,19%, una cifra mágica que ha traído un nuevo ahorro a los hipotecados y que probablemente no volvamos a ver salvo que haya otra crisis financiera.

El Banco Popular fue absorbido por el Santander a mitad del año, incluidas sus hipotecas y su oferta, por eso vimos por fin una hipoteca medianamente decente del Banco Popular, la Hipoteca Cereza a Euríbor + 0,99%. Por lo demás, ha habido pocos movimientos en la oferta de nuevas hipotecas a interés variable, donde el diferencial medio se ha estancado en el 1%.

En el tipo fijo ha habido más movimiento: 4 de cada 10 hipotecas ya se firma así y, sobre todo, mucho interés por parte del Gobierno y la banca para que nos hipotequemos a interés fijo, con la excusa de que el Euríbor subirá y, con un interés invariable, siempre tendrás la tranquilidad de saber que pagarás lo mismo, pase lo que pase con el Euríbor.

Y, cómo no, cerramos el resumen del año con el que ha sido uno de los vídeos más virales y memorables, en el que Silvia Charro y Simón Pérez aconsejan el tipo fijo, que luego analizamos, aunque puedes verlo para alucinar y echarte unas risas con lo que nunca debería publicarse ni como supuesta estrategia de marketing, que es lo que defienden que ha sido y lo que siguen justificando a través de nuevos vídeos en supuesta línea con el primero.

Con todo esto, ¿qué nos traerá 2018? El próximo día lo vemos, porque también tendrá bastante tela que cortar y las hipotecas sin vinculación ni comisiones que por fin hemos visto en 2017 es posible que traigan algunas más así entre la competencia.

Hipotecas multidivisa: qué esperar del banco

Se va a hacer la víctima seguro

Ay, qué dizguztoooo

Después de ver qué puedes reclamar al banco y cómo hacerlo, toca especular sobre su reacción, para saber cómo afrontarla y que no nos pille desprevenidos.

Como llevamos una buena racha de condenas judiciales y sentencias lapidarias, podemos anticipar cómo se comportarán el Popular, Caixabank, que tiene las hipotecas multidivisa de Barclays, y Bankinter.

No todos están implicados en la cláusula suelo, pero algunos sí y también en los gastos de las hipotecas, entre otros abusos probados y condenados por los tribunales.

¿Qué cabe esperar entonces? Entre otras cosas, que se nieguen a cambiar la hipoteca y devolver el dinero si no hay sentencia judicial de por medio que les acuse expresamente a devolverte a ti hasta el último céntimo.

Que miren con lupa caso por caso y sólo actúen si se lo ordena de forma firme y directa el Tribunal Supremo. Algunas entidades agotan hasta la última vía, aunque sepan que van a perder. Juegan al desgaste, dejan pasar el tiempo, se escaquean, saben que si te lo ponen difícil hay opciones de agotar tu paciencia y de que te rindas por el camino y no les pidas el cambio a euros o no demandes ante los tribunales, aunque tengas más razón que un santo.

Que se agarren a que cambiaste cualquiera de las condiciones de la hipoteca en una negociación individual porque cambiaste de banco (subrogación) o porque modificaste alguna cosa y firmaste una novación, en caso de que lo hayas hecho.

Que intenten probar que lo tuyo son las divisas y que pilotas del tema, tratando de demostrar que sabías qué firmabas, que sabías que el producto era chungo de narices y que te la jugabas más que con una hipoteca variable… Que sabías que la deuda podía aumentar un 50% y que el capital pendiente se recalculaba constantemente según la divisa… Que, por supuesto, te informaron de toooodo lo que había en el contrato y de tooooodos los riesgos y mandangas de semejante producto complicado hasta para alguien con conocimientos financieros o universitarios.

Que se quejen de que hay una caza de brujas contra ellos, orquestada por las asociaciones de consumidores y los clientes, que quieren sacarles hasta los higadillos, cuando todos sabemos que la historia ha sido al contrario. Dirán que les sale muy caro devolver tanto dinero y subirán, mediante comisiones, tipos fijos o vinculación el precio de las nuevas hipotecas para pagar la factura que les viene encima por los abusos en las antiguas.

Que te ofrezcan un acuerdo a cambio de que firmes un seguro nuevo, un tipo fijo en la hipoteca o un plan de pensiones que no tenías. Quizá también ofrezcan cambiar la hipoteca a euros a cambio de que no les demandes y/o de que no te devuelvan nada del dinero que has pagado de más durante estos años (en muchos casos 10 porque las hipotecas multidivisa se firmaron a tutiplén en 2007 y 2008).

¡¡No firmes nada de esto!! Nunca firmes nada a espaldas de tu abogado, ni nada que no haya aprobado este profesional primero. Pudiera ser que estuvieras firmando al mismo tiempo la posibilidad de no recuperar el dinero o no reclamar más lo que te corresponde.

Menos mal que los abogados expertos en materia bancaria van cogiendo cada vez más experiencia porque los últimos años han sido un rosario de destapar abusos y de condenar cláusulas abusivas en los tribunales. Se las saben todas y aprenden de las reacciones de la banca, que va de víctima, contraataca y desarrolla ruines estrategias para escaquearse todo lo que puede antes de pagar y asumir errores.

Por tener, ya tenemos hasta tribunales específicos para tratar los temas de abusos bancarios, ya que los de primera instancia que se ocupaban de los casos estaban saturados. Estos nuevos también lo están y su futuro está en el aire, pero esperemos que al final les doten del personal que necesitan en lugar de cargárselos, como se estudia hacer.

¿Y qué esperar del Gobierno? Que no haga nada, ya que ni siquiera incluye las hipotecas multidivisa en la nueva ley que se aprobará en breve. Si al final hace algo será porque ningún banco cambia ni devuelve el dinero (o lo hacen muy poco). En ese caso sacará un procedimiento al que la banca se puede unir de forma opcional y que no valdrá para nada. Ya ha pasado con la cláusula suelo. Ojalá me equivoque y os cambien todas las hipotecas y cobréis todo rápidamente, pero la experiencia reciente dice que tocará pelear mucho hasta el final. La sentencia del Tribunal Supremo sólo es un nuevo principio.

Cómo reclamar una hipoteca multidivisa

Cuidadín con los acuerdos que te ofrezca el banco

Cuidadín con los acuerdos que te ofrezca el banco

Ahora que el Tribunal Supremo ha reconocido el pasado 15 de noviembre que las hipotecas multidivisa deben convertirse a euros en caso de que el cliente no estuviera formado ni informado sobre los inmensos problemas y riesgos de este tipo de préstamos en francos o yenes, seguro que te preguntas cómo reclamar a tu banco.

Cómo reclamar

Lo primero es ir al banco y presentar un escrito de reclamación como éste en el Servicio de Atención al Cliente (SAC) o donde ellos te digan que debes hacerlo, pidiendo todo lo mencionado antes y mencionando que lo haces amparándote en la reciente sentencia del Tribunal Supremo.

También puedes apoyarte en la oficina del consumidor de tu localidad, que también ayuda a reclamar otras cláusulas abusivas, para que te ayuden a prepararlo o lo presenten por ti. Si en 2 meses no responden o la respuesta es negativa, puedes ir al Servicio de Reclamaciones del Banco de España, pero como esto sólo suele servir para que figure en sus estadísticas, puedes saltarte este paso y pasar directamente a la vía judicial.

Para ello has de contactar con algún abogado experto en materia fiscal y bancaria que tenga experiencia en cláusulas abusivas, lleve más casos de hipotecas multidivisa y los haya ganado. Se espera un aluvión de demandas ante la nueva sentencia del Tribunal Supremo, así que ojito con las comisiones que te cobren, que tampoco abusen los abogados.

No firmes nada que te ofrezca el banco, por muy ventajoso que te parezca el acuerdo, sin el visto bueno de tu abogado. En la cláusula suelo ya ha pasado que las entidades han llamado a los clientes ofreciendo acuerdos supuestamente buenos para los afectados porque les quitaban el suelo, pero en realidad malos porque a cambio les obligaban a firmar que renunciaban a cobrar el dinero, les imponían el pago de seguros y el compromiso de no demandar en los tribunales.

Hipotecas ya juzgadas, canceladas, modificadas, con juicios pendientes…

Si estás en pleno proceso judicial porque ya has demandado, cabe esperar que el juez aplique la sentencia del Tribunal Supremo siempre que el banco no pueda demostrar que te informó bien de los riesgos. Si la tienes cancelada o ejecutada por no pagar, también puedes reclamar. Si tu caso ya se juzgó con sentencia en contra, puedes volver a reclamar.

Quizá algún juez aplique el principio de cosa juzgada, o sea que se agarre a que ya hay sentencia dictada para no volver a mirar el caso, pero por lo general deberían revisarlo y volver a dictar sentencia porque la del Tribunal Supremo es posterior a la tuya y afecta a todas las hipotecas no transparentes, donde es probable que se encuentre la tuya. En aquel momento a lo mejor no se estudió la transparencia de la hipoteca ni el abuso de la cláusula multidivisa, que ahora sí han resaltado en el Supremo.

Documentación

Busca la escritura de la hipoteca porque te la van a pedir. Son los papeles que te dieron en la notaría, en los que se habla de las características del préstamo, es el contrato. En ellos aparece la cláusula multidivisa que tienen que anularte. Si hubo novación (nuevo contrato por cambio de condiciones) o subrogación (te cambiaste de banco) también debes presentar esas nuevas escrituras. Presenta todo lo que tengas relativo a la hipoteca, incluidos los últimos tres recibos.

Deberás probar que no tenías ni idea de que una hipoteca multidivisa podría duplicar tu deuda, ni que el euro se podría devaluar (perder valor) un 20% o 30% con respecto a la moneda en que firmaste. Da igual si tienes una licenciatura en otra materia, mientras que demuestres que estabas pez en tema de divisas el caso puede salirte con éxito.

Plazo

Aunque no hay plazo porque se ha considerado la cláusula multidivisa como abusiva, si se quieren poner estrictos serían 4 años desde que se canceló la hipoteca o, si no está cancelada, 4 años a contar desde el 20 de septiembre de 2017, cuando salió la primera sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la que se ha basado el Supremo.

Qué reclamar en una hipoteca multidivisa

Lo suyo es que te llueva el dinerete, pero el banco se agarrará a lo que sea para no hacerlo

Lo suyo es que te llueva el dinerete, pero el banco intentará no cambiar nada ni devolver un duro

Si tienes una hipoteca multidivisa te preguntarás si puedes reclamar la tan ansiada conversión a euros y cómo hacerlo, ahora que el Tribunal Supremo ha reconocido que la cláusula multidivisa de la hipoteca es nula por abusiva y por falta de información al cliente.

Aunque el caso afecta a una sola hipoteca de Barclays (ahora Caixabank), el Tribunal Supremo quiere que sirva de ejemplo y base para reclamar a todos los que estén en la misma situación, que se cifran en más de 70.000 en toda España, siendo Bankinter y el Popular los otros bancos más afectados.

Para que sepas cómo hacerlo y qué esperar de tu banco, esta semana hemos preparado tres artículos que te informarán de todo.

Quién puede reclamar

Toda persona con hipoteca multidivisa que, en el momento de contratarla, no tuviera formación ni información suficiente sobre lo que es una hipoteca de este tipo, que no supiera que la moneda extranjera podía aumentar de valor (apreciarse) y que esto le subiría las cuotas.

O que no supiera que la deuda se recalculaba constantemente según el valor de la divisa (yenes, francos suizos…), lo que podía hacer, como ha pasado, que se debiera más dinero que al principio de la hipoteca, a pesar de haber amortizado una parte, o que la deuda aumentara un 50%.

Da igual si tienes estudios universitarios, máster, posgrados… El juez mirará que no tuvieras formación ni conocimientos sobre el mercado de divisas y cómo afectaba eso a tu hipoteca. El banco, por contra, deberá demostrar con documentación que sí te había informado suficientemente bien al respecto. Lo que aparezca en el contrato de la hipoteca no cuenta, debe currárselo más y aportar más papeles que demuestren que sabías el producto chungo y peligroso que estabas contratando.

Qué reclamar y cuánto dinero pedir

Puedes solicitar que se anule la parte multidivisa de la hipoteca, quedando como un préstamo dado en euros a devolver en euros y ligado al Euríbor (más el diferencial que ya tengas). También puedes pedir que la diferencia de dinero entre haber pagado en yenes, francos suizos (o la divisa que usara tu hipoteca) y haber pagado en euros te la devuelva el banco, junto con los intereses que ese dinero haya generado desde que lo diste hasta que te lo ingresen.

En total se estima que Bankinter, Caixabank -por las hipotecas de Barclays– y Banco Popular, ahora del Santander, deberán devolver 1.600 millones €. Para saber cuánto te deben a ti exactamente tienes que usar un simulador del estilo de éste y calcular cuánto habrías pagado si el préstamo hubiera estado ligado al Euríbor. Suma todas las mensualidades y réstalas a lo que realmente has pagado con la divisa que tienes (yenes, francos suizos…).

Después súmale los intereses de demora que deban pagarte. Algunos bufetes de abogados te lo calculan gratuitamente, pero luego te insistirán e intentarán captarte para que lleves el caso con ellos a los tribunales, que es una de las opciones que tienes y que explicaremos el miércoles.

La Justicia española, contra las hipotecas multidivisa

La llama de la esperanza sigue más viva que nunca. Puedes ganar el caso

La llama de la esperanza sigue más viva que nunca. Puedes ganar el caso

Si tienes una hipoteca multidivisa estarás pendiente de conocer la opinión del Tribunal Supremo sobre un préstamo de Barclays (ahora Caixabank en España) firmado en yenes en 2008.

Es trascendental, porque lo que opine el Supremo promete ser el camino que seguirán el resto de jueces para el resto de sentencias que se dicten sobre las hipotecas multidivisa en el resto de juzgados.

El Alto Tribunal español aún está decidiendo sobre el caso, ya que el día que iba a emitir veredicto, el pasado 20 de septiembre, se le adelantó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) con su opinión sobre una hipoteca multidivisa firmada en Rumanía.

El TJUE dijo que como la cliente no había recibido suficiente información de los riesgos que corría firmando un préstamo en moneda extranjera ni qué era ese tipo de hipoteca exactamente, el contrato no se había firmado de forma transparente y, por lo tanto, es nula. Esto se extiende, según el tribunal europeo, al resto de hipotecas multidivisa de todos los países europeos, incluido España.

De ahí que ya haya tribunales españoles que, siguiendo esta sentencia, están fallando contra las hipotecas multidivisa, a pesar de que el Tribunal Supremo español aún no ha dado su opinión sobre el caso de Barclays. Precisamente a raíz de la sentencia del tribunal europeo, el Supremo paralizó su sentencia para estudiar lo que habían dicho en Europa y dio 10 días a las dos partes de su caso (el cliente y el banco) para presentar alegaciones.

La abogada del cliente perjudicado por Barclays presentó las alegaciones y confía en ganar el caso. Han sido muchos, por no decir todos, los clientes desinformados o inconscientes de los peligros de un préstamo en moneda extranjera, que en caso de aumentar de valor la moneda en la que tienen el préstamo, éste puede doblar su deuda.

De ahí que muchos jueces españoles ya hayan hecho suya también la opinión del tribunal europeo y estén fallando en contra de la banca y a favor de los clientes con multidivisa. Se han visto casos en Las Palmas de Gran Canaria, donde el 2 de octubre se dictó sentencia contra una hipoteca de Bankinter en yenes; el 6 de octubre en Navalcarnero (Madrid) por otro préstamo de Caixabank firmado en 2007 en yenes. El 9 de octubre, en Valladolid contra Bankinter.

En todos los casos se obliga a anular la hipoteca multidivisa, recalcular el préstamo en euros y asumir tanto las costas judiciales como el coste de firmar un nuevo contrato hipotecario donde se recojan las nuevas condiciones.

Todo apunta a que el Tribunal Supremo español dictará siguiendo la doctrina del tribunal europeo y sentará jurisprudencia, algo en lo que se sigan basando todos los jueces que, a partir de ese momento, se encuentren con préstamos multidivisa firmadas sin transparencia.

Se calcula que en España hay 70.000 hipotecas multidivisa para las que podría terminar esta pesadilla en yenes, francos suizos u otras monedas extranjeras. Aunque hay diferentes bancos y años implicados, muchos de estos préstamos fueron firmados en Bankinter y la mayoría entre 2007 y 2008.

Las hipotecas multidivisa se resuelven a fin de mes en el Supremo

Atrapados en moneda extranjera

Atrapados en una inmensa deuda en moneda extranjera

Este mes no sólo viene marcado por el arranque del curso escolar sino por que las hipotecas multidivisa tienen una cita importantísima en el Tribunal Supremo el 20 de septiembre a las 10:30 horas, cuando decidirá sobre el caso de un asociado de Asufin, la Asociación de Usuarios Financieros.

La sentencia es muy importante porque, al tratarse del Tribunal Supremo sentará jurisprudencia, o sea que marcará en lo que pueden basarse jueces de tribunales menores sobre futuros casos iguales o similares.

Esto abrirá o cerrará las puertas para que puedan reclamar con éxito los 70.000 afectados por hipotecas en yenes o francos suizos, contratadas entre 2007 y 2008, justo antes de que pinchara la burbuja inmobiliaria.

Si, como se espera, la sentencia es favorable, muchas familias podrán denunciar con posibilidad de ganar el juicio. Si lo hacen, podrán ver reducida su deuda, que con la apreciación (subida de valor) de estas monedas frente al euro han doblado el capital pendiente de pago. Imagina que en vez de 120.000 € de repente debes 240.000 € a pesar de haber devuelto ya 30.000 €… ¡¡¡Una auténtica pesadilla!!!

Aunque la votación es el 20 de septiembre, el fallo (decisión judicial) se conocerá días después. Será definitivo, ya que ante él no cabe recurso posible porque en España no hay ningún Tribunal por encima del Supremo.

Sólo cabría la posibilidad de que un juez español formule una consulta sobre el asunto al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que en temas hipotecarios suele dar la razón a los clientes españoles, como ya ha pasado con la cláusula suelo y la cláusula de vencimiento anticipado, entre otras.

Se espera que la opinión del Tribunal Supremo sea favorable porque el ponente es Rafael Sarazá, el mismo magistrado que  hace dos años criticó la hipoteca multidivisa en otro caso, diciendo que se trataba de un “derivado financiero intrínseco”.

El caso actual es de Barclays, ahora Caixabank, pero hay clientes en otras entidades como Banco Popular -ahora en manos del Santander- o Bankinter, que ya ha perdido algunos juicios al respecto. Contra Barclays, Asufin ya ganó un caso hace tres años, el de un crupier de un casino. La victoria fue tan contundente que el banco no recurrió la sentencia. Sin embargo, este otro caso (de un arquitecto) no corrió la misma suerte y fue tumbado en la Audiencia Provincial de Madrid después de haber pasado con éxito por el Tribunal de Primera Instancia.

Las hipotecas multidivisa son otra espina en el talón que la banca quiere sacarse de encima, pero de momento las mantienen como están, salvo sentencia judicial en contra. Otra vez se defienden como gato panza arriba para no perder dinero.

En paralelo, el Gobierno prepara la reforma de la Ley Hipotecaria, con la que se quiere facilitar la conversión de estos préstamos a euros, pero como ya se sabe que suele hacer las cosas tarde, regular y flojas, sin obligar a la banca a nada, seguramente se quedará en otra declaración de buenas intenciones que deba resolverse en los tribunales.

Listado sobre cláusulas abusivas de la hipoteca

Era necesario... ¡¡Gracias!!

Era necesario… ¡¡Gracias!!

La banca tiene muchísimos frentes judiciales abiertos por los abusos cometidos durante años, tropelías que se empezaron a condenar en los tribunales en 2012.

En hipotecas puedes encontrar desde la cláusula suelo hasta los intereses de demora, pasando por las multidivisa, el IRPH, los gastos de formalización, el redondeo al alza, el cálculo de intereses 360/365, las comisiones, los seguros, la plusvalía… Por mencionar algunos.

Ante la falta de un registro oficial sobre el tema, un registrador de la propiedad de Bilbao llamado Carlos Ballugera ha recopilado un listado de abusos bancarios y las sentencias a las que te puedes acoger (jurisprudencia) para denunciar las cláusulas hipotecarias con éxito ante los tribunales. En la lista hay más de 80 cláusulas abusivas.

Quizá es algo más útil para abogados que para clientes, pero también lo podemos y debemos consultar para saber qué ha dicho anteriormente la Justicia sobre el mismo problema que tenemos. Así te haces una idea de si merece la pena denunciar y de cuántas posibilidades tienes de ganar el juicio.

Pinchando en cada apartado de la lista vas a otra página en la que te aparecen cuáles son exactamente las cláusulas demandadas, cómo están redactadas (así puedes comparar con lo que tienes en el contrato de tu hipoteca) y de qué banco son. ¿Coincide con el tuyo…? Más abajo encuentras qué se demandó exactamente, o sea a qué preceptos se agarraron los abogados para denunciar el caso.

Justo debajo aparece resumido el fallo (decisión) de los jueces y en qué tribunales. Sólo falta incluir la opinión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que nos favorece porque suele decantarse por el lado de los clientes y es el único que da cera de verdad a la banca española por las barrabasadas cometidas.

Una buena tarea de recopilación, muy necesaria, que nos viene bien a todos. Si entras en las páginas web de asociaciones de consumidores que pelean judicialmente contra la banca también encontrarás sentencias. OCU, Asuapedefin, Asufin, Facua… Donde ha habido éxito antes, puede volver a haberlo, hay esperanzas para demandar, si bien es algo a pensarse muy seriamente por lo largo y costoso que puede ser el proceso. Si no te puedes permitir pagar un abogado, mira cómo solicitar justicia gratuita a través del colegio de abogados de tu provincia. También sé que ADS Abogados reclama sin cobrar nada.

Para los abusos hipotecarios se han abiertos juzgados en varias provincias españolas, si bien la idea es que cada una tenga un juzgado especializado en este tema, a fin de evitar que se colapsen los juzgados convencionales, de por sí ya bastante saturados con otros temas. De momento las quejas del sindicato del sector es que los medios son insuficientes… Una pena porque ahí es donde debes presentar la demanda por las cláusulas abusivas que quieras reclamar.

Las sentencias de demandas colectivas deberán aplicarse en las individuales

Un paso más en la carrera contra los abusos bancarios

Un paso más en la carrera contra los abusos bancarios

Despacito, despacito, la cosa se va poniendo a favor de reclamar los abusos hipotecarios.

La última novedad viene a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo sobre la cláusula suelo del 5,5% de Banco Andalucía (fusionado con el Popular, que ahora es Santander), que ha dado el mismo veredicto que ya se dio cuando esto mismo se juzgó en una demanda colectiva.

Este Alto Tribunal ha dicho que cualquier sentencia firme que ya se haya dictado en una macrodemanda, por cualquier asunto hipotecario, debe servir posteriormente a los jueces que juzguen el mismo hecho, en una demanda individual, para dictar la misma sentencia.

O sea que si hay algún asunto hipotecario que queremos reclamar y ya hay una sentencia favorable tras una demanda colectiva tenemos posibilidades de ganar, se nos allana el camino. ¡Guauuuu! En las hipotecas multidivisa hay admitida a trámite una demanda colectiva de Asufin en Madrid, misma asociación que ha presentando una macrodemanda contra el IRPH.

En el caso de la cláusula suelo hay varios precedentes… Como por ejemplo las sentencias del Tribunal Supremo contra BBVA, Abanca y Cajamar, que lo anuló y obliga a devolver hasta el último céntimo cobrado de más, o varias demandas colectivas contra bancos como Unicaja. En este caso, si un juez de otro tribunal se encuentra un caso igual debe aplicar la opinión del Supremo.

Lo mismo nos pasa con los gastos de la hipoteca. Como ya hay una sentencia del Supremo que condena a BBVA a asumir la notaría, gestoría, tasación, registro e impuestos, cualquier juez que se encuentre un caso similar, debe fallar en en mismo sentido.

Es lo que toda la vida se ha llamado jurisprudencia, o sea casos iguales o similares que sirven de base para dictar sentencias en una dirección u otra, apoyándose en opiniones ya emitidas por otros jueces. Lo que pasa es que suelen hacer falta tres sentencias para considerar que hay jurisprudencia y, hasta ahora, los jueces de otros tribunales no sabían qué hacer…

Unos han seguido a pies juntillas el criterio del Supremo mientras que otros han ido por libre. Algunos estaban tan liados que han consultado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y de ahí vienen gran parte de los logros contra los abusos hipotecarios, en los que el tribunal europeo siempre da cera a España.

El Tribunal Supremo está harto de juzgar una y otra vez la cláusula suelo y de ser quien diga la última palabra. Está cansado de que le lleguen temas que podrían resolverse perfectamente en tribunales menores. Está colapsado de temas hipotecarios en particular y bancarios en general, y quiere liberarse. También quiere dar legitimidad a la opinión de los tribunales menores, ya que -hasta ahora- o no se atrevían a ser contundentes con la banca o, si lo eran, el banco no se conformaba y recurría incansablemente hasta llegar al Supremo, igual que los demandantes.

Las macrodemandas van más lentas que los casos particulares o de pocos afectados, porque acarrean mucha documentación a estudiar, pero cuando por fin hay sentencia suele ser gorda. Y es lo que quiere ahora el Supremo: que lo que vale para una macrodemanda se aplique a los particulares y les allane el camino.

Genial para los afectados, es terreno ganado. Y quizá tiempo, porque en los nuevos tribunales para las reclamaciones hipotecarias de 13 comunidades autónomas hay 330 reclamaciones diarias por abusos hiptecarios, lo que significa que a lo largo del año se esperan unas 90.000 demandas contra la cláusula suelo, los gastos de la hipoteca, el vencimiento anticipado, las multidivisa, el IRPH y otros abusos bancarios que traen cola.

 

Las estafas hipotecarias perjudican seriamente la salud

Ay, qué disgusto... ¡El banco va a acabar conmigo!

Ay, qué disgusto… ¡El banco va a acabar conmigo!

Llevamos años viendo cómo se destapan fraudes financieros por todos lados: cláusula suelo, gastos de formalización, vencimiento anticipado, IRPH, hipotecas multidivisa, valores, acciones, preferentes, subordinadas... La lista es tan larga que podría escribir todo el artículo sólo mencionando las estafas probadas en los tribunales.

En particular, durante la crisis, se han agudizado sus efectos sobre los ahorros de millones de personas: porque los han perdido o se han disminuido, porque les han quitado la casa, porque llevan años pagando de más… Y esto acaba con cualquiera.

Lo que parece un dicho es un hecho. Las personas afectadas por fraudes financieros tienen peor salud que el resto de la población de su edad que no ha sido estafada por la banca.

Lo acaba de constatar la Fundación Finsalud tras un riguroso estudio sobre 188 personas que han sufrido el mal de las hipotecas multidivisa y las preferentes. Según investigadores de varias universidades (Autónoma, Complutense y Carlos III de Madrid, junto con la de Motreal), la estafa bancaria les ha producido problemas de salud mental y física.

Muchos han pasado por psiquiatría o deberían pasar, tienen problemas para dormirse y duermen menos de 7 horas. Confiesan que su calidad de vida es mala o muy mala. ¡¡Imagina perder todos tus ahorros de un día para otro!! Para darte un jamacuco.

Para muestra, el testimonio de Antonio (perdió 70.000 €), que Finsalud recoge en su web: “En una ocasión me desmayé en la sucursal. Perdí el conocimiento y tuvo que venir una ambulancia a atenderme. Cuando entro a un banco, tan solo ver a los empleados ir de un sitio a otro me produce estrés y me sugestiono fácilmente. Esto no solo me costó los ahorros, también la salud en mi vida diaria”.

Quienes ya han recibido alguna compensación económica mejoran su salud física y mental y recuperan calidad de vida. Según este estudio, pionero en España y aprobado por el Comité de Ética del Hospital Universitario de la Paz de Madrid, los fraudes financieros deberían considerarse un factor de riesgo para la salud y estudiarse más, porque los afectados necesitan no sólo apoyo legal sino también médico y psicológico.

Fuente: Fundación Finsalud

Fuente: Fundación Finsalud

¿Pero qué aporta de nuevo este estudio… Si ya sabemos que las estafas bancarias nos amargan la vida? Demostrarlo científicamente y, con los informes en la mano, denunciar ante un juez y pedir una compensación económica por los daños y perjuicios que te ocasionan las estafas bancarias.

Si te identificas con lo que has leído, si eres víctima de un abuso bancario y quieres participar puedes contactar con la coordinadora del estudio: Milena Gobbo, llamando al 649 123 816 o escribiéndole a milena.gobbo@finsalud.com. Aquí tienes todos los detalles para unirte a este proyecto, en el que participan profesionales sanitarios, abogados, profesores universitarios y asociaciones de consumidores financieros.