Cómo ahorrar en la hipoteca

Todo suma

Todo suma

Si en la vida es importante ahorrar en todo, imagínate al comprar un piso, que probablemente sea la cosa más gorda y más cara que vayas a tener.

Lo primero es tener dinero ahorrado: cuanto más dinero pidas prestado más caro te saldrá comprar el piso, porque a lo que te preste el banco le tienes que sumar unos bonitos intereses en forma de Euríbor + 2% o lo que oferten los bancos en cada momento.

Lo siguiente es buscar una hipoteca con las mejores condiciones posibles. No es lo mismo Euríbor + 1% que Euríbor + 2%, ni pagar intereses fijos los primeros años que directamente beneficiarte de un Euríbor bajo como el de ahora, ni tampoco firmar tropecientos seguros y productos, que no te interesan y que al final encarecen la hipoteca sólo para bajar el diferencial un poco.

Para hacer todos estos cálculos te puedes ayudar de un simulador como los que tenemos en esta página o en Cálculo de Hipoteca. Y, por supuesto, es fundamental huir de cláusula suelo, clips, swaps y otros productos que no comprendes y que no queda claro si te harán ahorrar o más bien será al contrario.

Superado todo esto, sólo te quedan dos maneras de gastar menos con la hipoteca, tres si compraste el piso antes de 2013 y aún puedes desgravártelo en la Declaración de la Renta.

Una es rezar, poner velitas y hacer rituales del tipo que más te mole para que los tipos de interés estén bajos. Para esto lo mejor es haber aceptado una hipoteca ligada al Euríbor que, aunque está más trucado que una atracción de feria, por el momento es el que ha dejado -en general- las cuotas menos caras.

La otra opción es amortizar hipoteca. Todo lo que puedas y siempre que te compense porque no te cobren mucha comisión. En tiempos de Euríbor bajo, como estos que vivimos, los depósitos no están altos. Los bancos no te ofrecen apenas intereses si les dejas tus ahorros, así que lo mejor es darle un buen pellizco a la deuda.

En otros simuladores de las páginas ya comentadas puedes calcular cuántos intereses ahorrarás por amortizar cierta cantidad de dinero. No es lo mismo amortizar al principio del préstamo que al final, igual que no es lo mismo hacerlo por una cantidad de dinero o por otra. Cuanto antes amortizas más ahorras y cuanto más dinero pagas, menos intereses quedan para el futuro.

Salvo que tengas problemas para pagar tu cuota actual, lo mejor es amortizar en plazo. Te quitas años de pagar además de intereses. Calcula, calcula… Y desmáyate con lo que vas a pagar al final por el piso… Pues lo mismo 150.000 euros de préstamo se convierten en 240.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>