¡Me encanta vivir bajo el mar en mi submarino carísimo de la muerte!

¡Me encanta vivir bajo el mar en mi submarino carísimo de la muerte!

Los pisos que estamos pagando mes a mes al banco con la cuota de la hipoteca ya no valen lo que nos costaron.

Y no solo porque al final al banco le devolvamos una millonada en intereses, sino porque los pisos están bajando de precio.

La especulación durante la burbuja inmobiliaria infló los precios de manera indecente, muchos compraron casa en aquel momento y, como el precio no es algo que se revise durante la vida de la hipoteca, pues ahora hay que pagar un buen porcentaje más por la casa.

Los que se ponen fisnos y terminológicos han llamado a este fenómeno hipoteca underwater -glu, glu-, que afecta a la gente que compró piso desde 2007. Se calcula que ahora son 250.000 familias, el doble que hace dos años.

Esto significa que una de cada cinco personas con hipoteca tiene un piso que vale menos de lo que paga por él, y lo peor es que esta cifra aumentará en los próximos años, cuando siga cayendo el precio de la vivienda. ¿No queríamos que bajara? Pues esto es lo que pasa.

Los pisos se han abaratado desde 2007 una media entre el 15% y el 20%, pero no igual en todas partes, claro. En las capitales sigue costando a millón el metro cuadrado, mientras que con los pisos de la costa -los más perjudicados- están el ministro de Fomento, los bancos y las inmobiliarias a ver si consiguen endosárselos a los guiris, aunque sea por partes. Y por eso han iniciado una nueva gira por Europa, para ver si los extranjeros se animan a comprarse una keli en España.

El precio de los pisos todavía tendría que bajar otro 15% – 20% para quedarse en un coste razonable y que podamos pagar con la mierda de sueldos que tenemos en general. El salario más repetido en España es el de 15.000 € y la media no pasa de los 18.000 eurines en las mujeres y los 21.000 pavos en los hombres.

Este es el momento en el que los que compraron caro se cagan en la leche y los que quieren vender, también. Pretenden vender a precios de la burbuja, pero los que compran no quieren hacerlo por encima del mercado actual.

Pase lo que pase, seguiremos teniendo el agua al cuello para pagar el piso porque el Euríbor subirá y con él, lenta y tranquila, subirá la hipoteca. Mientras tanto, los bancos seguirán jugando con nosotros a hundir la flota: si estás seis meses sin pagar estás tocado, y si al séptimo no pagas, hundido.

El mercado hipotecario en España hace aguas por todas partes, pero qué bonito queda llamarlo underwater, ¿no? Qué chic, qué fashion. Ya verás qué divertido cuando queramos vender el piso y no podamos cancelar la hipoteca con el banco porque nos paguen por él menos de lo que nos costó a nosotros… ¡Glu-glu!

¿Qué te parece el artículo? Vota:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (26 votos, promedio: 4,69 de 5)
Loading ... Loading ...
Posts relacionados
    No hay posts relacionados