¿Joven, con curro fijo y ganando pasta? ¡¡El banco sí te dará la hipoteca!!

¡¡Manolín!! ¡¡¡Que nos dan la hipoteca…!!!

¿Vives de alquiler y tienes la sensación de que pagas el doble que si tuvieras hipoteca? Pues… Sí, así sea si vives en una gran ciudad o en un lugar donde el alquiler se haya disparado porque hay mucha demanda, lo que está ocurriendo, para sorpresa de los propios vecinos, de un extremo al otro de España.

Peeeeerooo… Por más que te gustaría no te compras una vivienda porque tienes un curro precario (o no tanto…), en el que cobras poco y no te da la vida para ahorrar todo lo que te exige el banco, sobre todo si vives en una gran ciudad. En lugares grandes, por mucho que se gane más que en otros sitios, la vivienda está muchísimo más cara también y con lo que tienes ahorrado te da para la caseta del perro, pero no para ese 20% de lo que vale el piso y que es lo que te pide el banco para darte el resto de la hipoteca.

¿Solución? Intentar sobrevivir al alquiler mientras ahorras algo para comprarte una casa… Compartir piso para ahorrar gastos… Seguir viviendo con los padres… O comprarte una casa del banco, de esas que aún les quedan en stock para ahorrarte pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que es lo más caro de los gastos de una hipoteca. Otra ventaja de comprarle la casa al banco es que casi seguro que te presta hasta el 100% de lo que vale, por lo que los ahorros que necesitas son muchíiiiisimo menores.

Peeeeerooo… No todo tiene por qué se así… Resulta que más de dos tercios de los bancos estarían dispuestos a daros la hipoteca aunque tengáis ahorrado alrededor del 10% para los gastos más el 20% para la entrada. ¿En serio? Sí, según un estudio realizada por Helpmycash en Barcelona.

Mmmm… ¿Y el truco para el trato…? ¿Se lo dan a cualquiera? Aaaaaah… No exactamente… La banca estaría dispuesta a saltarse las normas para parejas jóvenes con buenos sueldos (más de 3.000 € netos en total) y trabajos estables o, por lo menos, a estudiar el caso.

Pero cuidado con lo que te ofrezcan porque para darte más del 80% de lo que vale la vivienda algunas entidades ofrecerían dos hipotecas, te incitarían contratar un préstamo personal o exigirían que pusieras otra vivienda como aval, para arremeter contra ella si no pagas. Si en la oficina bancaria te dijeran algo de esto lo mejor es salir de allí por patas para pedigüeñear entre familiares y amigos lo que te falta para el 100% del piso.

Busca y compara sin descanso porque las ofertas dependen no sólo del banco sino de la oficina, ya que en sucursales del mismo banco a veces ofertan cosas distintas. Vete con quien no te ponga comisiones ni vinculación, te dé el mejor diferencial y esté dispuesto a mejorarte la oferta si le presentas otra mejor -de otro banco- encima de la mesa.

Alquilar o comprar. La eterna cuestión… Si quieres comprar y cumples este perfil, inténtalo porque, según el estudio, la hipoteca te puede costar el 40% menos que el alquiler. Aunque no sea siempre así, porque algún día el Euríbor estará más alto, al menos tendrás la vivienda propia que tanto deseas. No te autolimites… ¡A por todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *