Los 28 países de la UE acuerdan cambiar el Euríbor

Este proceso es como un caracol: lento, enroscado, baboso y con puesta de cuernos incluida

Este proceso es como un caracol: lento, enroscado, baboso y con puesta de cuernos

De sobra es sabido y demostrado que el Euríbor se trucaba más que una escopeta de feria.

Tras varios escándalos en los que han estado implicados bancos muy gordos como Barclays Bank, Royal Bank of Scotland, Citigroup o Société Générale, entre otros, en la Unión Europea (UE) sea han puesto las pilas para acabar con la manipulación, ejercer más control sobre el Euríbor y evitar que esté a merced de los bancos que se inventen cifras en su propio beneficio.

Pero no son pilas como las del conejo del anuncio. Qué va… Éstas son de las que tardan en funcionar desde que te las pones hasta que arrancas. La manipulación lleva años siendo una realidad, casi igual que la sospecha. Los escándalos oficiales se dieron y empezaron a castigar en 2012, aunque no fue hasta 2013 que se acordó cambiar la forma de calcular el Euríbor.

En septiembre de ese año la Comisión Europea dijo que se tomarían medidas, pero no ha sido hasta hace poco que los 28 países miembro de la UE han acordado por fin cambios en el proceso y su control, cambios que luego ellos pueden incorporar de forma más severa a sus respectivas legislaciones nacionales.

¡Sólo es un acuerdo! Ahora tiene que pasar al Parlamento Europeo, de donde se espera que salga una norma definitiva de aquí al verano. La idea es que quien calcula el Euríbor, por ahora la empresa de comunicación Thomson Reuters, sea supervisado por las autoridades de donde está (actualmente en 93 países).

Para supervisar a los que supervisan pondrán a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y para no dejar cabos sueltos también habrá un colegio de supervisores nacionales. La empresa que calcula el Euríbor deberá tener un código de conducta donde queden claras sus obligaciones y responsabilidades, incluyendo qué pasa si hay conflicto de intereses.

Se acabó usar cifras estimadas para calcular el Euríbor sino que los bancos deberán aportar datos reales de a cuánto interés se prestan el dinero, aunque les permitan dar estimaciones si no han realizado ningún préstamo. En España tenemos 4 bancos que participan: Cecabank, Caixabank, Santander y BBVA.

Todo suena muy bien, habrá que ver si en las hipotecas españolas notamos algún cambio y lo que más me intriga: ¿para qué reformar el Euríbor actual si ya planean sustuirlo por el Euríbor Plus? Desde finales de 2014 se habla de que este nuevo índice será como el Euríbor pero calculándose sobre los intereses reales a los que los bancos se prestan dinero entre sí, en vez de a lo que dicen que se prestarían.

¿Entonces habrá Euríbor Plus o un Euríbor tradicional mejorado y más controlado? Un lío que el tiempo nos aclarará. Mientras tanto, que nos quiten lo bailao de cuota súper bajas por un Euríbor que, esté como esté, nos está dando una alegría de ahorro tras otra.

2 pensamientos en “Los 28 países de la UE acuerdan cambiar el Euríbor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *