Los gastos de la hipoteca… La batalla continúa

Hay que seguir al pie del cañón con el tema

Cuando pensábamos que ya estaba (casi) todo dicho en los gastos de las hipotecas, va la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas (Madrid) y presenta cara de nuevo al Tribunal Supremo. ¡¡¡Oleeeeee…!!!

Que no, que no le vale eso de que primero dijera que el banco tiene que pagar todos los impuestos para luego, tres semanas después, volver a revisar el asunto a fondo, en otra Sala, y decidir por un ajustadísima votación de 13 a 15 que somos los clientes y no la banca quienes tenemos que correr con ese gasto del IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados).

De esos 13 magistrados que votaron a favor de que la banca se haga cargo del impuesto, 12 dejaron por escrito su oposición y protesta a que lo tengamos que pagar los clientes. Esto abrió la puerta, aún más, a que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea nos dé la razón y nos dé más motivos para reclamar que el banco nos devuelva todo el dinero de los gastos, incluido este impuesto.

No en vano el tribunal europeo es famoso por ser el que al final acaba resolviendo las cosas a nuestro favor años después de que el Tribunal Supremo español o algunos tribunales menores nos la hayan quitado con sentencias, o bien porque entre los tribunales mismos no se aclaran votando a favor y en contra de lo mismo una y otra vez.

Mientras el asunto de las antiguas hipotecas se resuelve tanto en España como en Europa, cabe recordar que desde noviembre es la banca quien paga por Real Decreto el impuesto de los nuevos préstamos.

Entretanto podemos reclamar los gastos de la hipoteca, incluidos los impuestos. Es decir, que además del IAJD puedes reclamar que el banco te devuelva lo que pagaste de notaría, gestoría, registro de la propiedad, tasación y comisión de apertura, si tu hipoteca la incluía (es algo que no se ha cobrado en todas).

Para ello tienes que pedir al Servicio de Atención al Cliente (SAC) de tu banco por escrito que te devuelva el dinero, rellenando un formulario que algunas entidades dan en sus oficinas (ve a la tuya para comprobarlo) o mediante la OMIC, la Oficina de Mediación de Información al Consumidor que tienen muchos Ayuntamientos y cuyo servicio es gratuito.

Si la respuesta es negativa, lo siguiente es poner una reclamación en el Banco de España, cuyo resultado suele ser favorable al cliente. El banco no tiene por qué cumplirlo pero si el resultado es a tu favor el juez lo puede tener en cuenta en el juicio… Que sería el tercer paso si el banco no cede ni te devuelve nada: buscar un buen abogado o mirar si la justicia gratuita te ampara y denunciar el caso ante el tribunal de abusos hipotecarios de tu provincia.

Antes debes calcular cuánto dinero te podrán devolver y las posibilidades de éxito, para no perder el tiempo ni la pasta en abogados (si no ganas que no cobren).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *