¿Por qué el Euríbor sigue cayendo pero sube las hipotecas?

Este movimiento inesperado nos trae cuotas baratas aunque un poco más altas

El Euríbor, índice del que aún dependen la mayoría de las hipotecas en España, sigue bajando sin prisa pero sin pausa.

Digo aún porque con la gran bajada que se hizo de los intereses fijos hace 3 años, que todavía continúan baratos y competitivos en comparación con lo que eran, el 40% de las hipotecas se firman a tipo fijo en comparación con el menos del 10% que suponían antes de 2016.

O sea que cada vez hay menos hipotecas que dependan del Euríbor, pero siguen siendo mayoría en el cómputo global. Además, este año por fin hay más hipotecas que se firman de las que se cancelan. Esto no pasaba desde antes de la crisis que tuvimos entre 2008 y 2015. Hasta ahora cada año había más hipotecas canceladas que hipotecas nuevas, lo que estaba haciendo perder a los bancos miles de euros en intereses.

En mayo del año pasado el Euríbor empezó a bajar, despacio, poco a poco, hasta que se volvió imparable y todo apuntaba a que llegaría a positivo en esta primavera. Pero… ¡¡¡Oh, sorpresa!! En marzo de este año parecía que se estancaba y empezaba a bajar, algo que se ha vuelto a ver en abril y que se va a ver en este mes de mayo.

¿Y eso? Justo cuando el Euríbor tenía que haber vuelto a positivo tras 3 años en negativo -desde febrero de 2016-, va y empieza a caer de nuevo… La respuesta la tiene el Banco Central Europeo, que como ve que ciertas economías europeas como las de Italia, Holanda y Alemania no despegan, no quiere darle alas a los tipos de interés para que tampoco despeguen. De momento se espera que los tipos de interés, de los que depende el Euríbor, se mantengan en el 0% como mínimo todo lo que queda de este año.

Eso pone de los nervios a la banca pero nos viene muy bien a los hipotecados, que seguiremos manteniendo cuotas bajas tras la próximas revisiones. Cuotas bajas, pero no necesariamente más baratas que las que ya teníamos porque hace 6 meses, en noviembre de 2018, el Euríbor cerraba en el -0,147% y hace un año, en mayo de 2018, se despedía en el -0,188%.

Ambas cifras son más altas que la que se espera que el Euríbor marque en este mes de mayo (-0,134%), con lo que la hipoteca subirá un par de euros si te toca revisión semestral y se quedará más o menos igual o subirá como mucho 5 euros si la revisión es anual.

Si el Euríbor sigue cayendo en la misma progresión que hasta ahora, no sería hasta agosto y en los meses siguientes, si os toca revisión en ese momento, cuando notárais un nuevo ahorro en la hipoteca. Pero habrá que esperar, porque las previsiones siempre son eso… Previsiones. Y cualquier movimiento del Banco Central Europeo puede hacer que cambien, aunque de momento no parece que vaya a ocurrir nada diferente.

Un pensamiento en “¿Por qué el Euríbor sigue cayendo pero sube las hipotecas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *