Prorrogar los juzgados de cláusulas abusivas hasta diciembre será insuficiente

A ver qué marrones me tocan ahora…

Se amplía 6 meses más, hasta el 31 de diciembre de 2018, la vida de los juzgados creados para pelear las cláusulas abusivas. No han cumplido con las expectativas porque, en conjunto, hasta marzo sólo habían resuelto el 14,6% de los casos, que apenas son 29.000 de las 209.000 reclamaciones recibidas.

Aunque no se puede juzgar a todos los juzgados por el mismo rasero, porque unos han resuelto hasta el 40% y otros no llegan ni al 10%, sí que es verdad que han atendido menos demandas de las que se esperaba, teniendo en cuenta que sólo se dedican a cláusulas abusivas de las hipotecas.

Recordemos que estos juzgados son clones de otros que ya existían y que se hicieron a propósito para tramitar todas estas denuncias tan específicas. La verdad es que no les ha ido bien desde el principio, porque tienen mucho jaleo y pocos medios.

Por eso ahora tampoco sorprende que abogados de Murcia y Cataluña, entre otros, hayan puesto el grito en el cielo. Les parece horrible que los clientes que no viven en las capitales de provincia tengan que desplazarse un montón de kilómetros hasta allí para que se juzguen sus casos en estos tribunales específicos, sólo porque se supone que creándolos todo iría más rápido porque no se colapsaría el sistema judicial. Nada más lejos de la realidad.

Como no ha sido suficiente el código de buenas prácticas que puso en marcha el Gobierno en enero de 2017 para que clientes afectados por el suelo reclamaran lo suyo, se crearon estos juzgados que de paso se encargan también de las hipotecas multidivisa, la cláusula de vencimiento anticipado, el IRPH y todo lo que tenga que ver con abusos bancarios.

Madre mía, si se quería evitar el colapso se les tenía que haber dotado de más personal porque con un solo juez por provincia la cosa se queda más que escasa. Aún recuerdo la foto de los expedientes de Madrid apilados en enormes columnas en los pasillos del recién creado juzgado 101 bis. Fue sonada porque además la difundió un magistrado.

Si se quería evitar el colapso se tenían que haber habilitado desde el principio más juzgados en otros lugares, aunque no sean capitales de provincia. La agilidad no está siendo el fuerte de estos sitios y las demandas por abusos no paran de crecer porque cada poco tiempo se destapan abusos nuevos. Lo último: el pago del seguro de vida en una sola prima, del que hablaré el próximo día porque ya está denunciado por primera vez con una macrodemanda.

Ya que prorrogan su existencia, que lo hagan para más tiempo. ¿De verdad alguien cree que en 6 meses estos juzgados podrán atender todo lo que tienen pendiente si hasta ahora han podido sólo con una media que no llega al 15%?

Y con los casos creciendo. La solución es dotarlos con más recursos, materiales y de personas, y ampliar el plazo sin fecha, hasta que de verdad se pongan al día en las demandas, lo suficiente como para que, cuando desaparezcan, los casos se puedan juzgar en donde corresponde (los juzgados que se clonaron) sin colapsarlos. Pero con tanto abuso hipotecario veo difícil su desaparición al menos en los próximos 5 años.

Ya que la legislación no mejora para acabar con los abusos, porque llevamos 27 meses de retraso para aprobar una ley que tampoco nos protege del todo, al menos asegurémonos de que cuando vayamos a juicio la resolución sea lo más rápida posible. La especialización es buena, pero hay que dotarla de recursos sino es como tener una mansión con tamaño de chalé sin luz ni agua corriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *