¿Subirán las hipotecas en 2019?

Es la pregunta que anda en la cabeza de todos

Muchos medios de comunicación y analistas nos están metiendo miedo con que las hipotecas van a subir en 2019. ¿Quieres saber si de verdad será así?

Bola de cristal no tengo, pero sí que hay algunas cosas obvias que podemos utilizar para pronosticar si los préstamos subirán o no durante el próximo año.

De un lado vemos que el Euríbor está subiendo cada mes, despacito pero imparable. En ese sentido, las hipotecas ya firmadas sí verán cómo poco a poco, con cada revisión, le van subiendo las cuotas. El Euríbor, que empezó 2018 en el -0,189% va a cerrarlo en torno al -0,132%, y si sigue con este ritmo de avance se pondrá en positivo en la primera mitad de 2019.

En cambio, no es tan fácil afirmar que las nuevas hipotecas sí subirán sus precios, depende de la banca. Aunque la nueva ley, que se espera que entre en vigor hacia marzo, baja las comisiones, carga gran parte de los gastos de la hipoteca a la banca, prohíbe las cláusulas abusivas y abre totalmente la puerta a que podamos contratar los productos vinculados con quien queramos (mucho más baratos), no quiere decir que los bancos vayan a subir sí o sí las hipotecas. ¿Cómo? Si hasta la comisión de apertura la tienen tocada de muerte…

Algunas ya las han subido, pero tampoco se pueden cantear mucho porque siguen en lucha por ganar nuevos clientes y, aunque ya no hay crisis, los sueldos y la situación de vida no están tan boyantes como para poder asumir la compra de una vivienda, cuyos precios han aumentado bastante, y luego además el pago de una hipoteca super cara.

Si la banca quiere clientes tendrá que ganárselos y, para ello, no podrá subir mucho las hipotecas y, si lo hace, debe ser con muchísima sutileza y cuidado. Por un lado tendrá los ingresos de las cuotas que dejarán de depender de un Euríbor negativo, y además se prevé que a finales de año suban los tipos de interés (en el 0% desde hace más de dos años). Todo esto le hará ganar más dinero de forma estable a largo plazo.

Pero es cierto que por otro lado tendrá que pagar facturas millonarias en indemnizaciones por los abusos cometidos y también los impuestos de las hipotecas, de los que el Partido Popular quiere librarle con la excusa de que no nos los trasladen a nosotros.

Así que lo más probable es que pare la guerra de precios y que se congelen o eliminen las ofertas más agresivas. Parará la bajada de diferenciales y, al no poder cargar tantas comisiones, aumentará la vinculación para rebajarte el diferencial. Incluso es probable que afinen los precios de seguros y planes de pensiones para que los contrates con el banco.

Con todo esto, las que sí subirán seguro, como ya ha pasado en algunas entidades, son las hipotecas a tipo fijo. Con un Euríbor en ascenso claro, no van a dar chollos que ahora les hagan ganar más pero que en menos tiempo del esperado les hagan cobrar menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *