Formas de ahorrar en la hipoteca

Hay que medir los riesgos

Hay que medir los riesgos

Firmar una hipoteca es una actividad de riesgo. Casarse con el banco es más peligroso de lo que percibimos, quizá porque es algo común en la sociedad y que hacemos por inercia.

La compra del piso es, probablemente, el gasto más gordo al que te vas a enfrentar en toda tu vida. Por eso, hay que intentar no hacer el canelo: ahorrar dinero y disgustos, pagando la menor cantidad posible de intereses.

Para ello, aquí van algunos consejos:

Simulador

Busca un simulador fiable e independiente, gratuito, que te ayude a calcular el gasto final que te supondrá la hipoteca. No sólo vas a devolver el capital prestado sino también una grandísima cantidad de intereses que aumentan si tienes cláusula suelo, un plazo alto, productos como seguros y planes de pensiones, etc. En esta web tienes varios buenos y completos, por ejemplo éste.

Ahorros y dinero prestado

No liquides todo tu dinero en la compra del piso. Necesitarás dinero para amueblarlo, un 10% para gastos de compraventa y te vendrá bien tener un colchón por si te surge un futuro imprevisto. Pide al banco la menor cantidad de dinero posible, cuanto menos te deje menos intereses pagarás.

Contrato y cláusulas abusivas

Lee de arriba a abajo el contrato de la hipoteca. Pregunta lo que no entiendas, consulta a un gestor si es necesario. Sus honorarios serán mínimos en comparación con una cláusula suelo, un clip, un swap o cualquier otra práctica abusiva que te pase desapercibida. Ojo con el periodo de carencia inicial y los intereses crecientes, que te pueden hacer pagar más dinero del que pensabas.

Cuota

No te fijes sólo en qué cuota pagas sino en qué condiciones marca el banco para conseguirla. Lo barato puede salir caro. Ponte una cuota cómoda, que no sea superior a un tercio de tus ingresos, pero tampoco mires una cuota que sólo puedas pagar ahora sino que puedas pagar en el futuro si tu situación de vida cambiara por quedarte en el paro, divorciarte, ponerte enfermo… O si el Euríbor subiera: ya ha empezado a hacerlo y en décadas varía mucho.

Diferencial y vinculación

Cuanto más bajo sea mejor. Junto con el Euríbor va a marcar los intereses que pagarás durante décadas y puede subirte bastante la hipoteca. Pero no te obsesiones con un diferencial bajo si a cambio el banco te exige contratar productos que no tenías pensado coger. Calcula cuánto te cuesta la hipoteca con productos y sin ellos para ver qué te compensa más.

Comisiones

Evítalas. Las hay de estudio, amortización parcial, amortización total, cancelación, subrogación, retraso en el pago… Encarecen bastante el préstamo.

Plazo

Que sea el menor posible. Cuantos más años tienes para devolver el dinero más intereses pagas. Mejor 20 años que 30 y mejor 30 que 40. Si no te dan la hipoteca más que poniendo muchos años, firma e intenta amortizar siempre que puedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>