Adivina, adivinanza

Adivina quién es el misterioso nuevo dueño

El día D firmas la hipoteca con tu banco y luego la vas pagando mes a mes hasta devolver lo prestado más intereses. ¿Pero sabes que a lo mejor ese dinero que das al banco no va para él? ¿Sabes que quizá tu entidad ya no es titular de tu hipoteca y lo que le das se lo entrega a otros?

Boquiabierta se queda la gente al enterarse de que su hipoteca ya no pertenece a su banco. Vender las hipotecas a otras empresas se llama titulizar y se puso muy de moda en la banca con la crisis para conseguir dinero sin ampliar capital.

El banco hace paquetes (cédulas) y los vende a fondos de inversión u otras empresas. Cuando pasa se dice que la hipoteca está titulizada, porque se ha traspasado a otro titular a cambio de dinero. Una práctica habitual en las llamadas hipotecas tóxicas, o sea que las que no compensa tener por su elevado riesgo de impago.

Entre tanto no te enteras de nada porque todo sigue igual: el banco de siempre emite los recibos de siempre y pagas lo que toca en cada momento, según las condiciones firmadas. Aquí rige la misma norma que cuando un banco compra, absorbe o se fusiona con otro: las condiciones de la hipoteca no varían, porque por ley no pueden cambiarlas.

Casi nadie sabe si su hipoteca está titulizada o no. Pero flipa: el 20% de las hipotecas lo está, o sea casi 140.000 millones de euros. Por eso Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) quiere presentar al Congreso una proposición para que la banca publique la lista de hipotecas titulizadas y así cada hipotecado sepa a quién debe realmente el dinero.

Esta transparencia bajaría el precio al que se venden estas hipotecas a terceros y haría más difícil su venta. Ahora sólo hay dos formas de saber si tu hipoteca está titulizada. Una es preguntar al banco, que no tiene obligación de informarte ni de notificar el cambio de titular cuando ocurre y, por tanto, probablemente se escaquee y no lo haga. Por probar no pierdes nada, quizá el tiempo y la paciencia.

La otra forma es verte en la desagradable situación de no pagar la cuota durante tres meses, que el banco la ejecute y finalmente embargue la vivienda, echándote de ella.

Si denuncias el caso y el juez ve que la hipoteca está titulizada se puede paralizar el desahucio porque el banco que te pretende ahuecar no tiene ningún derecho a hacerlo ya que la hipoteca no es suya. La ha vendido a otra entidad, así que sólo el nuevo dueño te puede echar de la vivienda.

Es así como se están parando muchos desahucios, ya que varios jueces han dictado sentencias contra desalojos de hipotecas titulizadas, algo con lo que el Banco de España se mostró de acuerdo en marzo de 2015.

Si la propuesta de ERC sale adelante y consigue apoyos parlamentarios de otros partidos, los clientes ganaremos información, transparencia y derechos como hipotecados.

¿Qué te parece el artículo? Vota:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,43 de 5)
Loading ... Loading ...
Posts relacionados
    No hay posts relacionados