Prorrogar los juzgados de cláusulas abusivas hasta diciembre será insuficiente

A ver qué marrones me tocan ahora…

Se amplía 6 meses más, hasta el 31 de diciembre de 2018, la vida de los juzgados creados para pelear las cláusulas abusivas. No han cumplido con las expectativas porque, en conjunto, hasta marzo sólo habían resuelto el 14,6% de los casos, que apenas son 29.000 de las 209.000 reclamaciones recibidas.

Aunque no se puede juzgar a todos los juzgados por el mismo rasero, porque unos han resuelto hasta el 40% y otros no llegan ni al 10%, sí que es verdad que han atendido menos demandas de las que se esperaba, teniendo en cuenta que sólo se dedican a cláusulas abusivas de las hipotecas.

Recordemos que estos juzgados son clones de otros que ya existían y que se hicieron a propósito para tramitar todas estas denuncias tan específicas. La verdad es que no les ha ido bien desde el principio, porque tienen mucho jaleo y pocos medios.

Por eso ahora tampoco sorprende que abogados de Murcia y Cataluña, entre otros, hayan puesto el grito en el cielo. Les parece horrible que los clientes que no viven en las capitales de provincia tengan que desplazarse un montón de kilómetros hasta allí para que se juzguen sus casos en estos tribunales específicos, sólo porque se supone que creándolos todo iría más rápido porque no se colapsaría el sistema judicial. Nada más lejos de la realidad.

Como no ha sido suficiente el código de buenas prácticas que puso en marcha el Gobierno en enero de 2017 para que clientes afectados por el suelo reclamaran lo suyo, se crearon estos juzgados que de paso se encargan también de las hipotecas multidivisa, la cláusula de vencimiento anticipado, el IRPH y todo lo que tenga que ver con abusos bancarios.

Madre mía, si se quería evitar el colapso se les tenía que haber dotado de más personal porque con un solo juez por provincia la cosa se queda más que escasa. Aún recuerdo la foto de los expedientes de Madrid apilados en enormes columnas en los pasillos del recién creado juzgado 101 bis. Fue sonada porque además la difundió un magistrado.

Si se quería evitar el colapso se tenían que haber habilitado desde el principio más juzgados en otros lugares, aunque no sean capitales de provincia. La agilidad no está siendo el fuerte de estos sitios y las demandas por abusos no paran de crecer porque cada poco tiempo se destapan abusos nuevos. Lo último: el pago del seguro de vida en una sola prima, del que hablaré el próximo día porque ya está denunciado por primera vez con una macrodemanda.

Ya que prorrogan su existencia, que lo hagan para más tiempo. ¿De verdad alguien cree que en 6 meses estos juzgados podrán atender todo lo que tienen pendiente si hasta ahora han podido sólo con una media que no llega al 15%?

Y con los casos creciendo. La solución es dotarlos con más recursos, materiales y de personas, y ampliar el plazo sin fecha, hasta que de verdad se pongan al día en las demandas, lo suficiente como para que, cuando desaparezcan, los casos se puedan juzgar en donde corresponde (los juzgados que se clonaron) sin colapsarlos. Pero con tanto abuso hipotecario veo difícil su desaparición al menos en los próximos 5 años.

Ya que la legislación no mejora para acabar con los abusos, porque llevamos 27 meses de retraso para aprobar una ley que tampoco nos protege del todo, al menos asegurémonos de que cuando vayamos a juicio la resolución sea lo más rápida posible. La especialización es buena, pero hay que dotarla de recursos sino es como tener una mansión con tamaño de chalé sin luz ni agua corriente.

El Euríbor despide junio con una subida al -0,181% dejando muy parecidas las cuotas

¿Echará a volar o se quedará ahí?

El Euríbor acaba de despedir junio en el -0,181%, un valor todavía muy bajo pero que lo saca del letargo en el que llevaba desde noviembre, cuando empezó una línea recta que acaba de romper para empezar a subir un poco.

Si te toca revisión anual con este Euríbor, la hipoteca te bajará apenas una media de un euro, ahorrándote 12 al año. Si te toca revisión semestral la cuota apenas te subirá un euro de media, lo que serán en total 6 euros más en los próximos 6 meses.

¿Esta pequeña subida desde el -0,188% de mayo significa que el Euríbor va a empezar a subir y no va a parar? Según el informe de Bankinter sí. Esta entidad cree que terminará el año en el -0,17% para situarse entre el 0,1% y el 0,2% en 2019, llegando al 0,40% – 0,50% en 2020, o sea igual que en 2014.

Pero no hay que alarmarse, sólo es una previsión y además muy optimista para la banca, que en los últimos años se ha equivocado de lo lindo, pronosticando desde hace casi dos una subida del Euríbor que, afortunadamente, no llega.

Tienen que pasar al menos 4 meses para que podamos decir que el Euríbor está en una tendencia determinada, en este caso de subida. Ahora está en el -0,181%, pero quién sabe si en agosto cerrará un poco por encima o un poco por debajo. ¿Y en septiembre? Habrá que ver. ¡¡Os lo contaremos!!

Lo que parece seguro es que por lo menos hasta diciembre no habrá ningún cambio brusco. Porque es hasta cuando el Banco Central Europeo (BCE) se ha comprometido a comprar deuda de los países de la zona euro. Que iba a terminar en septiembre y en junio dijo que lo alargaría hasta diciembre, pero reduciendo lo que se iba a gastar a la mitad, explica que el Euríbor haya subido, pero haya sido muy poco.

El mismo BCE, del que depende el precio al que los bancos compran el dinero, lo mantiene en el 0%. Es lo que se llaman los tipos de interés, que llevan así desde marzo de 2016, justo un mes después de que el Euríbor se plantara en negativo por primera vez. El BCE ha dicho que su intención es no subir esta cifra hasta por lo menos dentro de un año, lo que nos hace esperar que, si el Euríbor siguiera subiendo, sea de forma suave y no entre aún en positivo ni alcance cero.

Como de lo que haga el BCE depende en gran medida el Euríbor, no se espera que vaya a sufrir grandes cambios por lo menos hasta 2020, ya que el actual presidente de este Banco Central Europeo, Mario Draghi, es un tipo conservador que quiere aupar la economía europea a base de forzar a la banca a que nos preste el dinero a un interés lo más bajo posible.

Este hombre dejará la presidencia a finales de 2019. Su sucesor se muere de ganas de subir los tipos de interés del 0% al 0,25%, con lo que también aumentará definitivamente el Euríbor.

Mejores hipotecas julio 2018

mejores hipotecas julio 2018¿Buscas hipoteca para comprarte piso en verano? ¿Estás mirando para dejarlo visto antes de las vacaciones? Para ayudarte en la búsqueda analizamos más de un centenar de préstamos hipotecarios, te contamos cómo está el panorama y realizamos un ranking de las 10 mejores hipotecas a interés variable y de las 3 mejores a tipo fijo a 20 años.

Aunque ya hemos entrado en el verano y suele ser una época de poco movimiento en la oferta de hipotecas, este año hay oleaje: continúa la guerra de precios que hace meses empezaron algunas entidades para ganar clientes.

Este mes la principal novedad es que Openbank, el banco online del Santander rebaja su Hipoteca Variable a Euríbor + 0,89% si como mucho necesitas el 50% de lo que vale el piso. Si necesitas más, el interés seguirá siendo Euríbor + 0,89%.

Aunque resulta un poco más cara que la hipoteca del Santander, que ofrece Euríbor + 0,79% si como mucho te presta el 60% del precio de la vivienda, al final es más barata porque tiene menos vinculación: sólo domiciliar ingresos mínimos de 900 € al mes por cada titular de la hipoteca, y no tiene comisiones.

Aunque el Santander dijo que no entraría en la batalla bajando precios, tras hacerlo el BBVA, al final ha entrado. Pero se ve un cambio de estrategia. Ya no se baja simplemente el diferencial, sólo se hace si necesitas menos dinero. O sea que el banco te mejora las condiciones a cambio de asegurarse que pagarás sin problemas. Y, claro, cuanto menos pides y más ganas, más opciones hay de que pagues religiosamente mes tras mes. ¡Adiós morosidad!

La banca está escarmentada de la crisis en los que pagaron las consecuencias de dar, durante el boom inmobiliario, hipotecas a lo loco, por el 100% e incluso más, a gente que de entrada se veía que tendría dificultades para devolver el dinero porque tenían contratos precarios y sueldos bajos.

Las entidades en conjunto se resistían a bajar precios, pero ya verás cómo éstas no son las únicas que lo hacen. Necesitan muchísimo conseguir nuevos y buenos clientes, de los que tienen nóminas fijas y pagan sin problemas, por eso vuelven a apostar por el interés variable.

Con el tipo fijo han conseguido captar como mucho el 40% de todas las nuevas hipotecas, pero como no es suficiente y la gente tiene tendencia al tipo variable, se han lanzado de nuevo a pelear en este terreno que tenían abandonado desde hace casi tres años.

Aun así, siguen ofreciendo buenas hipotecas a tipo fijo, que siguen sin interesar porque el Euríbor estará como poco un año y medio más muy bajo y todavía no queda claro que el fijo compense para hipotecas por debajo de 20 años.

¿Se dan hipotecas? Sí, cada vez más. Aunque en marzo se dieron menos que el mismo mes del año pasado, en abril han vuelto a crecer y mucho: el 34,5% más que en abril del año pasado. No obstante, estas cifras hay que cogerlas con pinzas porque el año pasado la Semana Santa cayó en abril y este año en marzo, que son meses flojetes para la firma de nuevas hipotecas.

¿Es buen momento para hipotecarse? Sí, sobre todo si consigues comprar una casa a precio de mercado o por debajo y si ya cuentas con bastante dinero, por ahorros o porque vendas tu casa como trampolín para comprar la siguiente. La nueva estrategia de la banca es rebajar los diferenciales pero prestando la menor cantidad de dinero posible.

¿Y puedo esperar o mejor cojo la hipoteca ahora? Si puedes esperar, espera. La batalla por captarte como cliente acaba de volver a empezar, así que aún hay margen para que otros bancos como ING, Liberbank, Bankia o Caixabank reaccionen y mejoren sus hipotecas. Recuerda que las mejores hipotecas son las que ofrecen el diferencial más bajo con la vinculación más baja (o sin ella) y sin comisiones.

Por otra parte, las mejores hipotecas a tipo fijo a 20 años en julio de 2018 son las de Liberbank al 1,90% aunque con una fortísima vinculación de plan de pensiones y seguros de hogar y vida, además de domiciliar la nómina. Además está la de BBVA al 2,05% a cambio de domiciliar los ingresos, contratar un seguro de hogar y otro de amortización de préstamo. Y también la de Openbank al 1,90%, domiciliando los ingresos y sin comisiones, siempre que no pidas más del 50% del valor del piso.

Hipoteca Interés Capital Máximo Plazo Comisiones / vinculación
BBVA. Hipoteca Variable Euríbor + 0,89% 100% 40 años SI / 3 productos
Coinc. Hipoteca Variable COINC Euríbor + 0,99% 80% 30 años NO / NO
Openbank. Hipoteca Open Euríbor + 0,89% 50% 30 años NO / 1 producto
Santander. Hipoteca Variable Euríbor + 0,79% 60% 30 años SI / 3 productos
Ibercaja. Hipoteca Ideal Euríbor + 0,90% 80% 30 años NO / 3 productos
ING Direct. Hipoteca Naranja Euríbor + 0,99% 80% 40 años NO / 3 productos
Caja Rural Granada. ¡Hip Hip Hipoteca! Euríbor + 0,99% 80% 30 años NO / 2 productos
Liberbank. Hipoteca Ahora Euríbor + 0,89% 80% 30 años SI / 4 productos
Banco Cooperativo Español. Hipoteca Te lo mereces todo Euríbor + 0,95% 80% 30 años NO / 2 productos
Kutxabank. Hipoteca Variable Euríbor + 0,90% 80% 30 años SI / 5 productos

Errores que cometemos al comparar hipotecas

Ayyyy, tenía que haberlo pensado mejorrrrr

A la hora de buscar y comparar hipotecas hay que tener en cuenta muchos factores, no sólo el diferencial, que es lo que más grande ponen los bancos en sus publicidades de Internet, folletos y escaparates. La hipoteca más barata no tiene por qué ser la que tiene el diferencial más bajo.

Una hipoteca es más que el diferencial: también hay que mirar cuánto interés fijo cobra al principio y durante cuánto tiempo… Si tiene poca, mucha o ninguna vinculación… Si cobra comisiones, cuáles y de cuánto… Y, entre otras cosas, cuántos intereses pagarás si la pones a más o menos plazo, que es otro de los errores más comunes.

Ponerla a un plazo largo nos da cuotas más cómodas, pero nos hace pagar muchos más intereses. Para calcular sin equivocarnos y sabiendo los muchos miles de intereses que al final le habremos dado al banco lo mejor es calcularlo previamente en un simulador. Por eso hay que ajustar el plazo a lo más corto posible, teniendo en cuenta que eso no nos ahogue y que el Euríbor puede subir haciéndonos pagar más que ahora.

Éste es otro de los errores: la cuota que ahora pagas también tienes que poder afrontarla si de repente te bajan los ingresos, te quedas en paro o sube un porrón el Euríbor. Y en ningún momento debe suponer más de lo que ingresamos para no vernos con el agua al cuello.

Para prever bien los gastos hay que mirar también las comisiones. ¿La hipoteca ideal? ¡¡La que no tiene!! Ni apertura, ni por amortizar, ni por cancelar, ni por tener tarjeta de crédito, ni por respirar. Por nada. Imagina que recibes un dinero inesperado o has ahorrado bastante y quieres liquidar parte de la deuda, algo super recomendable para que te bajen los intereses a pagar y los años para hacerlo. Qué piiiiiiii que el banco te cobre por hacerlo, ¿no?

¿Y qué me cuentas de la vinculación? Sí, sí, es a cambio de rebajar el diferencial… ¿Pero sabes cuánto te subirá la hipoteca? Para eso está la TAE (Tasa Anual Equivalante), que te calcula todo lo que gastas al año en la hipoteca repartido en 12 meses. De nada sirve tener un diferencial más bajo si luego se te va por ahí más dinero con el seguro de hogar, el de vida y el plan de pensiones que te impone el banco para bajarte el diferencial.

¡Ah! Y no tienes por qué contratar ningún seguro ni nada si no quieres. ¡¡No son obligatorios!! Para la hipoteca namás que hace falta un seguro contra incendios, que suele venir dentro del seguro de hogar, que puedes -al igual que cualquier otro producto- contratarlo con quien te dé la gana, ahorrando hasta la mitad de lo que pagarías con la empresa que te diga la entidad, siempre que esté asociado a la hipoteca.

Hipotecarse es un mundo, pero para que no te se haga un mundo, ten en cuenta estas cosas y saldrás ganando porque saldrás ahorrando.

¿Existen hipotecas con dación en pago?

Intenta quedarte con la casa por todos los medios

¿Te acuerdas de la dación en pago? Fue como la prima de riesgo: un término que ya existía, del que no se hablaba más que en el sector y tampoco siempre, y que de repente saltó a los informativos y todo el mundo oía hablar de él, poco a poco enterándose de qué era.

La dación en pago es entregar la vivienda al banco a cambio de cancelar la hipoteca. Suena a lo lógico… Si dejas de pagar la casa por la que te han dado la hipoteca, se la das al banco y listo. Se supone que pierdes hasta dinero porque todo lo que hayas pagado hasta el momento no lo recuperas.

¡¡Pero no!! El sistema está montado para que la banca siga ganando como sea. En cuanto dejas de pagar tres recibos, el banco te llama para negociar, si no es posible ejecuta la hipoteca y embarga la vivienda. Luego la saca a subasta por un precio ridículo, muchas veces quedándosela porque nadie la compra; estas subastas ni siquiera están bien anunciadas así que posibles compradores tampoco se enteran.

Pero no le basta con quedársela, te pide todo el dinero que falta entre lo que ha conseguido por el piso, muy tirado a la baja, y lo que te queda por pagar. Imagina si, además, como pasa ahora, muchas viviendas -como las compradas durante la burbuja- se venden por debajo de lo que costaron… ¡Para pegarse un tiro!

Por eso la dación en pago es algo a lo que nadie desea llegar, pero que todo el mundo querría si se viera en la desagradable situación de no poder pagar de ningún modo. La mejor salida parece dar el piso al banco y cancelar con ello la deuda completamente.

Desde 2013 Bankinter es la única entidad que acepta la dación en pago en uno de sus préstamos: la Hipoteca Sin Más, de ahí su nombre. Es a Euríbor + 0,99%, con un interés fijo del 1,50% el primer año. Para conseguirla tenéis que ingresar como mínimo 2.000 euros al mes entre todos los titulares, siendo posible lograr hasta el 80% del valor de la vivienda (tasación o precio de venta, el que sea más bajo) y se puede poner hasta a 30 años, siempre que el mayor no tenga más de 75 al terminar de pagar.

Es para la vivienda habitual y para darte ese diferencial, el banco quiere que domicilies los ingresos, firmes un seguro de hogar y otro de vida que deberán renovarse cada año. La vinculación más habitual, a la que además añade una pulla de plan de pensiones al que debes aportar, como mínimo, 600 € al año.

¿Pero de verdad interesa una hipoteca así? Pues sí pero no. Si denuncias el banco tras ejecutarte la hipoteca, antes un juez podía paralizar el desahucio si veía que tienes alguna cláusula abusiva en el contrato y como todos la tienen, no perdías la casa. De momento los jueces están a la espera de volverlo a hacer, pero podrán gracias a la opinión que sea espera favorable del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Si se hace bien el estudio previo y te hipotecas acorde a tus posibilidades, no tienes por qué perder la vivienda, aunque es cierto que te puede sobrevenir una desgracia te disminuya drásticamente los ingresos y te veas en esta situación. Entonces la dación de pago es la salida.

Por otra parte, los bancos tampoco son de ejución rápida. Tienen aún tantos pisos por vender que prefieren negociar y dar facilidades antes que quedarse tu casa. Así que, si te ves en esta situación, negocia cuanto puedas. A ti no te interesa perder la casa, pero es que al banco le interesa más el dinero que puedas pagar, aunque sea menos, que quedarse con la vivienda. Por eso, durante los años duros de la crisis, aceptó daciones en pago de forma excepcional, aunque la hipoteca no lo contemplara así en un principio.

Es un tipo de hipoteca que no se populariza porque la banca dice que tendría que subir los precios que oferta actualmente, aunque suena a excusa y más bien no lo hacen para que no cambies de opinión rápidamente y le endoses la casa con tal de no pagar más. Prefiere que pagues y por eso no se comercializan más Hipotecas Sin Más como la de Bankinter.

Santander vuelve a la carga mejorando su hipoteca de Openbank

Ha sido un ataque rápido, astuto y calculador

Aunque cuando BBVA rebajó su préstamo a Euríbor + 0,89% dijo que era una locura, el Santander se moría de ganas de competir a todo trapo.

Ya sabía yo que esta oferta de BBVA movería el mercado mejorando las hipotecas que se ofertaban hasta ese momento y recortando los diferenciales para recortar distancias con la competencia.

Por eso lanzó su hipoteca a Euríbor + 0,79% sólo si necesitabas como máximo el 60% de lo que vale el piso. Pero no se ha conformado con eso y contraataca rebajando también el diferencial en la hipoteca de su filial online: Openbank.

Este banco que concede préstamos exclusivamente por Internet, ha mejorado su hipoteca, que mantiene en Euríbor + 0,99% para prestar hasta el 80%, y rebaja a Euríbor + 0,89% si necesitas hasta el 50%.

La guerra está en marcha con esta nueva estrategia de recortar el diferencial a cambio de prestar menos dinero. antander no es tonto y no vuelve a arriesgar, o sea que lanza un diferencial muy llamativo peeeeeero sólo te lo deja así de barato si como mucho le vas a pedir la mitad de lo que te cuesta la casa.

Aaaaah, amigo… Así criba un montón y se asegura de que le deja el dinero a alguien que tiene unos ahorros impresionantes o ha vendido su casa y, por tanto, es buen pagador si no tuvo problemas con la otra hipoteca, cosa de lo que se aseguran todos los bancos antes de prestar ni un euro.

Aún así, la hipoteca es buena y compensa tener un 0,10% más que con el Santander, ya que sólo tienes que domiciliar ingresos mínimos de 900 € al mes por persona (1.800 si sois dos) y no hay comisiones. En la del BBVA sí hay comisiones y vinculación, pero te puede dejar hasta el 100% si lo necesitas y pareces fiable a la hora de pagar. Eso sí, pedir el 100% y alargar el plazo significa pagar también más intereses. Lo tienes que estudiar detenidamente.

El Euríbor está muy bajo y no se espera que empiece a subir de forma apreciable hasta por lo menos 2020, así que si estás buscando hipoteca estás ante un buen momento, que puede ser mejor si alguna entidad más se anima y entra en esta guerra por captar clientes, que promete alargarse por lo menos un año más.

No hay más que ver cómo parte de la banca se esfuerza por mantener los márgenes de negocio mientras rebaja sus hipotecas mes tras mes, después de estar más de dos años sin tocar nada, antes desde que el Euríbor entrara en negativo en febrero de 2016.

Hay varias formas de abaratar una hipoteca, no todo es el diferencial, muy llamativo y con lo que tendemos a quedarnos. Varios bancos, como Santander, BBVA y Bankia han eliminado la comisión de apertura, que se había vuelto muy popular para trincar pasta sin que te dieras cuenta. Pero cuidadín: Caixabank y el Sabadell la siguen aplicando.

¿Qué es una oficina de intermediación hipotecaria?

¡¡Aprovecha que es ayuda especializada y gratuita!!

Si no puedes pagar tu hipoteca… Crees que no la podrás pagar dentro de un tiempo… O ya has dejado de pagarla, te interesa mucho todo lo siguiente, porque te vendrá genial contar con ayuda gratuita para no perder la casa.

Puedes conservarla gracias a una Oficina de Intermediación Hipotecaria. Vas, cuentas tu caso, estudian tu perfil económico para comprobar que de verdad no puedes pagar y te dan soluciones para salir adelante evitando que pierdas la casa por no pagar la hipoteca.

Sus mediadores estudian a fondo tu caso y le proponen a tu banco un acuerdo asumible para que no ejecute la hipoteca y te quite la casa. Hasta ahora, en el 60% de los casos han llegado a un acuerdo, según el Consejo General de la Abogacía Española.

Estos acuerdos consisten en que el banco te deje estar un tiempo sin pagar o pagando sólo los intereses, que es lo que se llama un periodo de carencia, hasta que tu situación económica mejora. O bien acepta una dación en pago, que entregues la casa a cambio de cancelar la deuda, y luego te quedes viviendo en el piso pagando un alquiler social, o sea una cantidad muy baja que sí puedas asumir.

Si fuera imposible y pierdes la vivienda, te consiguen otra donde vivir, no te quedas en la calle, aunque lo priotario siempre será encontrar la forma de que pagues y conserves la casa. Además de a ti, les interesa económicamente ya que una intermediación cuesta 300 € (que tú nunca pagarás), mientras que una ejecución hipotecaria se vas hasta los 7.000 €.

Para que te atiendan gratis en la oficina de intermediación hipotecaria tienes que tener dificultades reales para pagar la hipoteca, haberla dejado ya de pagar o estar en pleno proceso de ejecución hipotecaria. Además la casa debe estar en el mismo municipio que la oficina, ser la vivienda habitual y la única que tengáis. Consulta en este mapa si tienes alguna cerca.

Como ves, son los colegios de abogados de cada provincia, que te pondrán en contacto gratuitamente con la oficina que te corresponda y cuyas direcciones también puedes consultar en este listado de oficinas de intermediación hipotecaria.

Se empezaron a crear cuando, tras la brutal subida del Euríbor al 5,393% en julio de 2008 y con el paro que campaba a sus anchas, mucha gente se vio con al agua al cuello y no pudo pagar su hipoteca. En aquellos primeros y duros años de la crisis aumentó muchísimo el número de desahucios, parecía que en la tele no se hablaba de otra cosa.

El pionero para atajar el problema fue el Ayuntamiento de Terrassa (Barcelona), que acordó con el Colegio de Abogados de la localidad la creación de una oficina de intermediación hipotecaria que pudiera, como su propio nombre indica, mediar entre los bancos y las personas que no podían pagar sus hipotecas.

El ejemplo cundió y este tipo de oficinas se extendió como los champiñones en otros lugares de España con el mismo problema. Gracias a ellas se ha evitado que muchísima gente pierda su casa. A día de hoy siguen funcionando y puedes recurrir a la de tu localidad siempre que cumplas los requisitos que ya he mencionado.

Nadie quiere estar en esta situación, pero siempre es bueno saber que si te pasa tienes a quién recurrir para que hable gratis con el banco y en su mismo idioma, lo importante es llegar a un acuerdo y que no pierdas la vivienda.

Los juzgados de cláusulas abusivas no cumplen con las expectativas

La Justicia sigue más lenta que el caballo del malo

Si has demandado o planeas demandar al banco por cláusulas abusivas en la hipoteca como el suelo, los gastos, la multidivisa o el vencimiento anticipado, entre otras muchas, que sepas que la mayoría de sentencias (el 97,6%) van a favor de los clientes, pero que la cosa va para largo.

Hace un año que, para evitar el colapso judicial, se clonaron todos los juzgados españoles que llevaban estos temas. El resultado fue uno más por provincia que sólo se iba a dedicar a juzgar las demandas a bancos por cláusulas abusivas. Después de denunciar y criticar que nacieron y continuaron con pocos medios, estos juzgados tienen una tasa desigual de resolución de los casos.

Aunque la media nacional ha sido de 14,6% de casos resueltos, o sea cerca de 29.000 de casi 209.000 reclamacones, una birria global en toda España. Pero no se puede meter a todas las regiones en mismo saco: la productividad varía de unas a otras. Por ejemplo tenemos a Asturias como campeona absoluta con casi un 56% de casos resueltos y en el otro extremo a Cataluña, donde sólo el 6,6% de las demandas han encontrado una respuesta.

Parece que se van poniendo las pilas y cogiendo el tranquillo, además de que en algunos sitios hayan aumentado personal. Entre enero y marzo de este año ya van algo más de 13.500 sentencias, lo que duplica con creces las del trimestre anterior. De todos modos, si denuncias toca tener paciencia porque desde que el caso se recibe hasta que se juzga pasa mucho más tiempo del que se quería y esperaba que pasara cuando se idearon estos juzgados.

En el caso de la cláusula suelo sólo te merece la pena denunciar si no has llegado a un acuerdo con el banco a través del mecanismo extrajudicial que el Gobierno puso en marcha en enero de 2017, por el mismo motivo: para no saturar los juzgados. Pero como sólo se ha llegado a un acuerdo en el 40% de los casos, es probable que parte de quienes no han obtenido el dinero reclamen a estos nuevos tribunales creados el año pasado.

Si lo que tienes es una hipoteca multivisa es casi seguro que vas a triunfar porque el Tribunal Supremo las condenó y reconoció que hay que recalcularlas en euros para que no pierdas ni un duro, ni de repente tengas que pagar una cifra astronómica al aumentar de valor (apreciarse) la moneda en la que tienes firmado el préstamo.

Con la cláusula de vencimiento anticipado es posible que encuentres respuesta a favor o que, simplemente, te paralicen el caso hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea diga si es legal o no, tal y como le preguntó el Supremo hace poco.

Si sólo o también denuncias los gastos de la hipoteca, dependerá de quién te toque. En algunos juzgados se sigue a pies juntillas la sentencia del Supremo sobre que el banco no debe pagar los impuestos, mientras que en otros el juez va por libre y lleva la contraria. Al final pasará, otra vez, lo que se diga en Europa, se verá con el tiempo.

Las cuotas hipotecarias seguirán bajas un año y medio más

Recordando la canción de Alaska: es un como un ordenador personal… ¡Es la bola de cristal!

¿Que cómo lo sé? No hay más leer e interpretar los movimientos del Banco Central Europeo (BCE). De este organismo, donde se acaba de estrenar como vicepresidente el antepenúltimo ministro de Economía, Luis de Guindos, depende en gran medida lo que paguemos de hipoteca ahora, mañana y pasado.

Las cuotas están bajas porque el Euríbor está viviendo una etapa dorada para los clientes, estancado en torno al -0,190%. Esto nos proporciona tantas alegrías a los hipotecados como quebraderos de cabeza a los bancos, porque tienen que tirar de ingenio para seguir sacando de algún lado el dinero que no ganan con los diferenciales de la crisis unidos a este indicador históricamente bajo.

Precisamente está estancado desde noviembre porque el BCE redujo en enero a la mitad la compra de deuda de los países de la zona euro, pasando de 60.000 a 30.000 millones mensuales, y como ya se sabía que iba a pasar el Euríbor se adelantó dos meses a que ocurriera.

Aunque este indicador se calcula con las cifras que dan los bancos, éstas dependen en gran medida de qué hace el BCE, porque los bancos actúan según lo que creen o prevén que va a ocurrir. Y eso depende muchísimo de lo que el BCE haga o diga que va a hacer.

La semana pasada dijo varias de las cosas que hará, así que ya podemos deducir los derroteros del Euríbor en el próximo año y medio. De un lado estará estancado en torno a esta cifra mínima por lo menos hasta septiembre, que es mínimo hasta cuando el BCE dijo que compraría deuda. La duda era si continuaba o iba a parar…

Lo nuevo es que seguirá comprándola pero reduciendo la cifra otra vez a la mitad, pasando de 30.000 a 15.000 millones de euros hasta diciembre. A tenor de cómo se ha comportado hasta ahora hace pensar que el Euríbor seguirá estancado o subirá un poquito a finales de año, empezando a crecer definitivamente en 2019.

Como los tipos de interés, que también dependen del BCE, continuarán en el 0% al menos hasta dentro de un año, parece ser que la subida del Euríbor tampoco será brusca ni muy pronunciada y que empezará a crecer de forma más notable cuando los tipos de interés aumenten desde el histórico 0% en el que llevan desde marzo de 2016.

Pero hay que tener otro dato en cuenta: el BCE dijo que subiría los tipos cuando la inflación (subida de precios) en la zona euro llegara al 2%. Está a punto de hacerlo porque la última cifra ha sido del 1,9% y, sin embargo, los tipos se quedarán al menos un año más sin subir.

Es porque Mario Draghi, el presidente del BCE, es un hombre de pocos cambios bruscos al que sobre todo le importa que la economía crezca durante un tiempo largo antes de tocar nada. Como su mandato termina a finales de 2019 y quien le va a sustituir ya ha dicho que sí quiere subir los tipos de interés, es de esperar que el Euríbor suba más y quizá ya no pare cuando el nuevo presidente asuma el mando, o sea ya para 2020. Traducción rápida: ¡¡Nos queda al menos año y medio de cuotas bajitas y baratas!! Disfrutemos mientras podamos y ahorremos para el futuro.

Divorcio e hipoteca: cómo reflejarlo en la Renta

Bye bye Miss American pie

¿Os habéis divorciado el año pasado y tienes o tenías una vivienda a medias con tu ex? Puffff… ¿Y cómo reflejar eso en la Declaración de la Renta? ¿Hay que pagar IRPF? Pues depende del caso…

Si la vivienda es de ambos, aunque sólo una de las partes se quede a vivir en ella, los dos podéis seguir desgravándoos la hipoteca en caso de que la comprárais antes del 1 de enero de 2013 y os la hayáis estado desgravando en 2012 y años anteriores. Y siempre que ambos sigáis pagando a medias la hipoteca.

Quien ya no viva en ella tiene derecho a esta desgravación, aunque no sea su vivienda habitual, porque sí lo es para su ex pareja y probablemente los hijos de ambos. Quien viva en la casa sólo se podrá desgravar por el porcentaje que tiene, no por el 100%.

O quizá tu caso es otro… Pongamos que hayáis dejado de vivir juntos y uno quiera pagar la mitad al otro y quedarse con la casa. En ese caso deberá darle exactamente la mitad de lo que costó la vivienda, así ninguno de los dos tiene que pagar nada a Hacienda. Si le da más dinero porque -por ejemplo- la vivienda sea ahora más cara sí que habrá que declararlo, pues en ese caso Hacienda ve ganancia patrimonial.

A lo mejor el caso es diferente… Habéis decidido vender la vivienda. Si habéis conseguido menos de lo que pagásteis por ella se considera pérdida patrimonial y no hay que tributar, al contrario: hay que declararlo esperando que compense lo que os salga a pagar por otros conceptos. Si la habéis vendido por el mismo dinero que costó, tampoco se declara.

Pero si la habéis vendido más cara se considera ganancia patrimonial y debéis tributarlo a Hacienda, cada uno en su declaración. El pago de impuestos es el siguiente: los primeros 6.000 euros pagan un 19%; de 6.001 a 50.000 un 21% y para más de 50.000 se paga el 23%.

Con una excepción: si todo el dinero que consigues lo reinviertes en la compra de otra vivienda habitual en máximo 2 años no tienes que pagar ningún impuesto, aunque la vendieras más cara, siempre que todo el dinero que hayas ganado lo inviertas en la nueva casa.

Por último… Imaginemos que no habéis vendido la vivienda en 2017. En ese caso la tenéis que poner en la Declaración como en años anteriores. Eso sí, si ninguno vivís ya en ella, no podéis desgravarla como vivienda habitual. Se podrá alquilar y desgravaros, cada uno por su cuenta, el 60% de lo que cada parte gane con el alquiler.