El Euríbor también ha estado de relax este verano

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El verano no ha sido sólo un tiempo de descanso para la gente, también lo ha sido para las hipotecas que se revisen con el Euríbor de julio o agosto, que ha batido nuevos récords a la baja.

El indicador más utilizado en las hipotecas variables en España, el Euríbor, ha cerrado el mes de julio en el -0,154% y agosto en el -0,156%. La diferencia es tan pequeña que da igual si la revisión te ha tocado en un mes o en otro, el ahorro medio que habrás visto en tu cuenta (o que vas a ver desde el próximo mes) es de 5-6 euros en caso de revisión anual y de 2-3 euros si es semestral.

Esto confirma que el Euríbor sigue en negativo, donde se instaló en febrero de 2016, y que continúa cayendo. La previsión es que despida septiembre en torno al -0,16%, lo que traerá un nuevo ahorro a las cuotas que se recalculen con la cifra de este mes.

Mientras el Banco Central Europeo (BCE) siga cobrando a los bancos un 0,4% por dejarles el dinero en depósito, mantenga los tipos de interés en el 0% y continúe comprando deuda de los países de la zona euro, se espera que el Euríbor esté muy bajo. Tanto que quizá la banca se encuentre por fin en la tan hablada situación de que la suma de diferencial + Euríbor dé una cifra negativa que obligue al banco a pagar intereses al cliente, o a perdonarle parte de la deuda para no hacerlo.

La previsión es que baje durante todo lo que queda de año, para comenzar a subir a partir de 2018. Pero yo ya no me fío… No es la primera vez que los analistas no aciertan exactamente con la tendencia ni con las fechas, así que yo no descarto que siga en negativo y quizá cayendo durante todo el año que viene, hasta que el BCE suba los tipos de interés.

Las buenas noticias nos durarán mientras siga con todos los estímulos que aplica ahora para que la economía se recupere y el dinero fluya desde los bancos hasta particulares y empresas.

Cuando comience a subir será de forma progresiva y gradual, muy leeeeentamente, por lo que no debemos esperar subidón en las cuotas de repente. Después de que muchas familias se ahogaran con el 5,393% que marcó el Euríbor en julio de 2008, desde los organismos que influyen en el Euríbor se tiene mucho cuidado para que no haya movimientos bruscos que ahoguen la economía de las familias y pequeñas empresas.

Por eso mismo todavía no se ha puesto en marcha el nuevo cálculo del Euríbor, a pesar de que hace por lo menos 3 años que tenía que haber entrado en vigor. Como las pruebas de cotización que se han hecho dan muy por encima de los valores actuales, se evita implantar un nuevo Euríbor que suba las cuotas de golpe hasta 150 € al mes. ¡¡Menos mal!! Se trata de salir de la crisis, no de volver o ahondar en ella.

¿Qué te parece el artículo? Vota:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Posts relacionados
    No hay posts relacionados