Hay menos hipotecas pero más familias que no pueden pagarlas

A este paso, la actividad hipotecaria no se recupera ni con una buena dosis de viagra

A este paso, la actividad hipotecaria no se recupera ni con una buena dosis de viagra

Las familias que no pagan la hipoteca al banco ya superan el 3%, según el Banco de España. Es una cifra baja en comparación con el índice de paro, que ya ronda el 25%.

Por eso, los organismos fuera de España que están teledirigiendo el rescate a los bancos piensan que el número de morosos aumentará en los próximos meses y años, haciendo polvo las cuentas de la banca y llevando a muchas entidades a la quiebra.

Lo que no entienden es que no todos los parados tienen hipoteca y que el pago de la hipoteca en España es una cuestión cultural muy arraigada.

Aquí la gran mayoría no concibe vivir en un piso que no sea suyo, igual que no se concibe dejar de pagar el piso al banco, salvo en casos extremos de hambre y necesidad.

En Spain no hay dación en pago como solución a la que te puedes acoger a las primeras de cambio. En casos concretos sí se puede entregar el piso al banco a cambio de cancelar la deuda, pero te quedas sin donde vivir y, salvo en algunos casos, le sigues pasta al banco.

Que dejen de preocuparse de si las familias españolas pagan o no la hipoteca al banco y se centren más en los verdaderos morosos de toda esta historia: los promotores inmobiliarios y las constructoras.

Mientras que las familias morosas sólo deben a los bancos casi 20.000 millones €, las promotoras no les pagan más de 67.000 millones €, lo que supone una morosidad del 22,8%, es decir, muy por encima del 3% que les adeudan los particulares. Por su parte, las constructoras tienen una morosidad del 20%, y tanto éstas como las promotoras han aumentado mucho más los impagos a la banca de lo que lo han hecho los hogares.

A pesar de todo esto y precisamente por ello, la Unión Europea va a pedir a la banca que saque dinero de debajo de las piedras para cubrirse las espaldas ante tanto moroso presente y futuro. Por eso el rescate podría estar por encima de los 60.000 o 70.000 millones € y llegar hasta los 150.000 millones €.

La clave es que quieren que los bancos se protejan de las familias que no pagan la hipoteca, las inmobiliarias, las constructoras, los que tampoco pagan créditos al consumo, las empresas con problemas y cualquiera que vaya a estropearles las cifras.

Vale, ¿y quién nos protege a nosotros de los bancos? ¿Quién va a garantizar que al menos una mínima parte de ese dineral que van a prestarles para que salgan adelante nos llegue en forma de los préstamos e hipotecas para reactivar la economía?

Creo que nadie. Y luego llorarán porque ya no sacan pasta de las hipotecas. ¿Pero cómo pretenden sacar dinero de un negocio que ellos mismos han vuelto a bajar dando un 7% menos de hipotecas que hace un año, según el Banco de España?

Menos mal que parece que desde Europa también se les va a pedir que haya menos directivos y que les limiten los sueldos pichimillonarios que ahora mismo cobran. Lo malo es que también querrán que cierren oficinas y despidan empleados, y eso son más parados y más futuros morosetes hipotecarios… ¡Ah, no, que aquí se paga la hipoteca aunque sea lo último que se haga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>