¿Mediador de morosos, dígame? ¿Qué podemos hacer para que pague al banco y éste no le quite el piso dejándole una deuda del carajo?

¿Mediador de morosos, dígame? ¿Qué podemos hacer para que pague al banco y éste no le quite el piso dejándole sin casa y con una deuda del carajo?

Según la sabiduría popular, la Policía no es tonta, y según el sentir del hipotecado, los bancos tampoco, aunque generalmente se lo hagan.

Ya decíamos el otro día que por primera vez en mucho tiempo han cambiado de estrategia por su propio beneficio: están dejando de ejecutar a las primeras de cambio toda hipoteca que no se paga, para empezar a negociar la mitad de ellas, ejecutando un 30% y solucionando por otras vías el 20% restante.

El Confidencial ha averiguado cómo lo están haciendo. Los bancos se han sacado de la manga un mediador de morosos, figura que empezaron a utilizar las cajas, se contagió a los bancos menos ricos ahora usan incluso el Santander o Bankia. Al fin y al cabo, gente que no puede pagar hay en todas partes y es como las enfermedades: no te libras de ellas por mucho dinero que tengas.

Para no hincharse a pisos de los que solo venden uno por cada cuatro que se meten por donde la espalda pierde su honesto nombre, los bancos se curan en salud visitando morosos y proponiéndoles condiciones para que puedan pagar antes de que la situación pase a mayores y haya que embargar la vivienda.

Esto no le interesa al que no paga ni al banco. Por eso, sin que haya precedentes y sin que sirva de precedente, los bancos se están adaptando a lo que puede pagar la gente que debe mucho dinero, aceptando solo una pequeña parte de esa deuda mientras el que no paga hace lo indecible por mejorar su situación económica (reflotar un negocio, traspasarlo, encontrar empleo, etc.).

El objetivo del hipotecado es conservar el piso y el del banco pillar algo de pasta, porque si embarga no pilla pasta y además se queda con un piso que luego le resultará muy difícil vender. Para eso, el banco es capaz hasta de cobrarte solo 400 € al mes, aunque tu cuota fuera de 1.000 pavos, durante 5 años o hasta que te recuperes económicamente.

Según uno de los mediadores con los que ha hablado El Confidencial, “hay situaciones incómodas, porque hay personas que están viviendo al límite de sus posibilidades. Sin embargo, la mayoría de los clientes reciben de buen grado la propuesta y están dispuestos a negociar”.

Desde hace mucho sabíamos que el embargo no es rentable para nadie, pero los bancos se empeñaban en seguir ejecutando hipotecas y las vidas que hay tras ellas. Que la banca se aguante con resultados menos buenos y que pague las consecuencias.

Lástima que también las han pagado muchas familias que se han quedado sin casa porque los bancos no fueron razonables, escuchando y teniendo en cuenta soluciones como ésta.

Una vez más, los bancos demuestran que si quieren, pueden. La cuestión es que solo quieren cuando les interesa y beneficia, y a veces ni eso.

¿Qué te parece el artículo? Vota:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Posts relacionados
    No hay posts relacionados