Pensar en una hipoteca siempre da vértigo

Pensar en una hipoteca siempre da vértigo

La cosa está que arde entre las hipotecas a tipo fijo y variable. ¿Cuál elegir? ¿Cuál es la mejor? ¿Cuál me conviene más? Si estás buscando hipoteca seguro que te has hecho estas preguntas más de una vez.

Quizá hayas escuchado también que el 80% de los préstamos que se firman actualmente son a tipo fijo, y que hasta hace pocos meses eran ya el 40% del total. Crecencomo la espuma.

Incluso puede que el banco te lo haya recomendado para que tengas tranquilidad, sacando a relucir el fantasma del Euríbor en el 5,393% que alcanzó en julio de 2008. Con el fijo siempre pagarás la misma cuota, sin tener que estar pendiente de si el Euríbor sube o baja tu cuota mensual.

La pregunta del millón es: ¿Me interesa realmente a mí una hipoteca a tipo fijo? ¿Será mejor que variable? Con la calculadora en la mano lo ideal es decantarse por el interés variable. Comparando préstamos similares que se ofertan actualmente a tipo fijo y variable, la misma hipoteca a 30 años saldría algo más de 2.000 € más barata si firmas a interés variable.

Las hipotecas fijas es verdad que te aportan tranquilidad, pero a quien más tranquilizan es al banco. De ahí que algunas entidades se hayan lanzado en masa a potenciar un tipo de préstamo que hasta hace dos años había sido minoritario, no llegando ni al 10% del total y con ofertas en torno al 5%-8%.

Intereses muy alejados del actual 1,60% en adelante. Con el tipo fijo el banco se asegura que siempre contará con determinados ingresos por esas hipotecas y que podrá empaquetarlas y venderlas mejor. Es lo que se llama titulización, una práctica habitual en la banca cuando necesita dinero: vende paquetes de sus hipotecas a otras empresas y listo.

A corto plazo también se asegura unos buenos ingresos, superiores a los que ganaría con hipotecas ligadas al Euríbor, que cerró febrero en el -0,106% y al que le queda al menos año y medio más por los suelos.

Las hipotecas fijas varían su interés según el plazo: si firmas por 10 años será más barata que por 20 ó 30. Por lo general, también incluyen más vinculación (contratación de productos para que te baje el tipo de interés) y comisiones, como la de apertura, más difícil de ver en un préstamo variable.

Si te hipotecas en 15-20 años el préstamo fijo sólo interesa al banco. Si te hipotecas por más, debes sacar la calculadora y pensarlo mejor, porque el empeño por el tipo fijo no es para darte una mejor hipoteca sino para que la banca gane dinero con el que compensar el Euríbor en negativo y la devolución de la cláusula suelo, los gastos de la hipoteca, el IRPH y otros palos judiciales.

No toda la banca apuesta igual por el fijo. Mientras que en el Santander apenas hay un 9% de hipotecas fijas, el Sabadell bate récords y ya firma así 8 de cada 10 préstamos. A medio camino se sitúan Liberbank, Abanca e Ibercaja, que comercializan entre el 40% y el 50%. Sabadell fue pionero y está seguido por Caixabank; pone tanto empeño que trata de que los clientes con préstamo variable lo cambien por fijo, también ahora que el suelo está tan mal castigado y que fue su gran apuesta durante años.

¿Qué te parece el artículo? Vota:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Posts relacionados
    No hay posts relacionados