Archivo de la etiqueta: revisión de la cuota

El Euríbor cierra mayo estancado en el -0,188%

La cosa sigue muuuuy en calma…

Confirmado que el Euríbor está estancado. En lo que va de año no se ha movido entre el -0,188% y el -0,192% en las cotizaciones diarias y en una franja mucho más estrecha en los cierres mensuales.

El Euríbor, que acaba de cerrar mayo en el -0,188%, sólo un poquito por encima que en abril, lleva desde noviembre despidiendo los meses entre el -0,189% y el -0,191%, lo que hace que la progresión sea lineal por primera vez en más de 10 años.

Esto explica por qué quienes revisen la cuota semestral de su hipoteca con el Euríbor de mayo encontrarán con que de media sólo sube 1 € al mes. Es porque el Euríbor en noviembre del año pasado cerró exactamente en el -0,189%, casi la misma cifra que ahora en mayo.

En cambio, quienes revisen su hipoteca de manera anual notarán una pequeñísima rebaja media de 1 € (12 al año), la más raquítica hasta ahora. Sucede así por el estancamiento que sufre, lejos de la progresión alegre de bajada que traía hasta hace medio año.

El estancamiento del Euríbor significa que la banca está muy conservadora esperando a ver qué hace el Banco Central Europeo (BCE) a partir de septiembre, cuando termina el programa de compra de deuda de países de la zona euro. Si acaba, como está previsto, el Euríbor empezará a subir muuuy lentamente. Si lo prolonga, como ya se rumorea que puede ocurrir, lo más probable es que el Euríbor siga estancado en esta frontera del -0,20% hasta que el BCE acabe con este programa, llamado QE, o suba los tipos de interés.

Los tipos de interés son el precio del dinero, o sea el interés que cobra el BCE por prestarles. De él depende el Euríbor, que es lo que se cobra la banca por prestarse entre sí (bueno, lo que dicen los bancos que se cobrarían… Es especulación, no cifras reales). Y lo que se presta la banca depende de a cuánto consigue comprar dinero en el BCE.

Ahora mismo el BCE les cobra un 0,40% por guardarles el dinero, porque quiere que fluya, no que lo guarden. Mientras eso no cambie y el precio del dinero siga en el 0%, es poco probable que suba el Euríbor. Para la banca es una pesadilla porque les hace ganar menos dinero, especialmente con las hipotecas de hace 15 años, que tienen diferenciales por debajo del 0,50%. En cambio, para los clientes es una bendición que les regala las cuotas más baratas de su vida, algunas a cero interés en el caso de los diferenciales iguales o inferiores al 0,19%.

La previsión es que lo que queda de año siga estancado o suba ligerísimamente. En 2019 se espera que puead volver a positivo, aunque seguro que la previsión se retrasa nuevamente, como lleva pasando un par de años. Igual que se cree que en 2020-2021 volverá a positivo, en torno al 0,20-0,50%, pero está por ver. Ahora se dice que el Euríbor estará en el 1,5% durante las próximas décadas… Y los bancos lo saben, por eso se empeñan tanto en el tipo fijo.

Dependerá de si la economía crece como mínimo al 2%. Mientras no sea así el BCE dejará los tipos de interés en el 0% y los hipotecados seguiremos tan felices y contentos con cuotas mínimas que podrían estabilizarse si la economía sigue tan estancada como el Euríbor.

¿Sigues pagando lo mismo de hipoteca y no tienes suelo?

Un nuevo maquillaje de la cláusula suelo

Un nuevo maquillaje de la cláusula suelo

Si tu hipoteca depende del Euríbor te habrás dado cuenta de que en las últimas revisiones, ya sean anuales o semestrales, el banco está restando el Euríbor del diferencial.

Ocurre al revés de lo que era habitual mientras el Euríbor estuvo en positivo hasta hace justo un par de años. Ahora, como el Euríbor está en negativo, al sumarlo al diferencial al final lo que pasa es que se resta y al banco le pagas menos intereses que el diferencial pactado. ¡¡¡Tomaaaaaaaa!!!

O sea que si tu hipoteca es, por ejemplo, a Euríbor + 1% y el Euríbor ha cerrado diciembre en el -0,19%, el interés que te cobra el banco a partir de ahora es 0,81%. Peeeeeeero, no le está pasando esto a todo el mundo… ¿Verdad? Si lo has leído y has pensado que a ti no te ha bajado la cuota nada de nada desde que el Euríbor entró en negativo en febrero de 2016, es porque tu banco está siguiendo otra fórmula.

¡¡¿¿Ehhh!!?? ¿Pero eso es posible? Sí. ¿Por casualidad tu banco no será Deutsche Bank, Bankoa, Liberbank o Banco Caixa Geral? Son algunos de los que no están restando el Euríbor al diferencial porque se han buscado una artimaña para ingresar un dinero extra a costa de que tú pagues algunos euros más al mes.

Lo que hacen es que incluir una cláusula en la hipoteca que dice que si el Euríbor es negativo sólo te van a cobrar el diferencial. O sea que si el Euríbor ha cerrado diciembre en el -0,19% y tú tienes ese Euríbor + 1% que decíamos, no te van a cobrar el 0,81% sino el 1%. Siempre que el Euríbor sea negativo, sólo van a cobrar el diferencial, haciendo como si el Euríbor fuera cero. Mucho morro, eh… ¡¡Mucho morro hacer eso!!

Es la última treta, mucho más injusta que la cláusula cero, el otro truco que se inventaron hace casi un par de años, cuando el Euríbor empezó a cotizar en negativo. La cláusula cero, que aplicaba Popular y con la que siguen Caixabank, BBVA, Sabadell y Liberbank, consiste en cobrar 0% de intereses si la suma de Euríbor y diferencial da como resultado algo negativo.

Es decir, si tienes una de esas hipotecas mágicas con diferencial rompedor de los de antes de la crisis, a Euríbor +0,18% por ejemplo, ahora no te van a cobrar -0,19% + 0,18% porque el resultado es que el banco tendría que pagarte a ti un 0,010% de intereses por tener la hipoteca. Como ven que es el mundo al revés, pues sacaron la cláusula cero según la cual en estos casos el interés que se cobra es del 0% y nunca menos de eso.

Y ahora la gran pregunta: ¿Pero todo esto es legal? Sí, siempre y cuando incluyeran las cláusulas en tu hipoteca de forma transparente, o sea que te lo dijeran y te informaran bien de qué pasaría si se activan. Para curarse en salud, algunas entidades han hecho copiar de su puño y letra y después firmar la cláusula de la hipoteca en la que esto se dice. Así se aseguran que, ante futuros juicios y reclamaciones, al cliente no se le dará la razón porque se demostrará que sabía lo que contrataba.

Después de todo el escándalo de la cláusula suelo, a la que estas argucias vienen a sustituir, la banca quiere dejar bien atado el tema de la transparencia. Muy listos y listillos. A pesar de estas precauciones, quizá el escándalo estalle en unos años y se sume a la colección actual de suelo, IRPH, multidivisa, gastos de la hipoteca, etcétera.

El Euríbor, por primera vez en la zona del 0,0%

Sustituido como mejor regalo de Navidad por el Euríbor extraordinariamente bajo

Sustituido como mejor regalo de Navidad por el Euríbor extraordinariamente bajo

Las palabras récord histórico han dejado de ser impactantes, porque a excepción de julio de este año, el Euríbor nos tiene acostumbrados a batir mínimos un mes tras otro desde hace más de año y medio.

Es que el Euríbor, índice de referencia hipotecaria más utilizado en España, ha cerrado noviembre en el súper mínimo 0,079%. La consecuencia directa es un abaratamiento de las hipotecas que revisen sus cuotas.

Así, si te toca revisión anual con el Euríbor de noviembre, vas a ver cómo tu cuota se reduce una media de 15 euros al mes, lo que supone un ahorro medio total de 180 euros al año.

Si la revisión es semestral el ahorro será menor porque el Euríbor estaba más alto hace un año (0,335% en diciembre de 2014) que hace 6 meses (0,165% en mayo de 2015).  En total podrás dejar de pagar una media de 7 euros al mes, o sea 42 euros en el próximo semestre.

Es la primera vez en la Historia que el Euríbor se sitúa en el entorno del 0,0% y no parece que vaya a ser la última… Se espera que despida diciembre todavía más bajo, alrededor del 0,03%-0,04%. Guauuu, es una pasada… ¡¡Viva el ahorro!!

Con estas cifras cabe preguntarse ¿hasta dónde bajará el Euríbor? ¿Llegará al 0,0%? ¿Quizá por debajo y nos pagará el banco intereses en vez de cobrarlos? 😎 Todo se verá en los próximos meses, pero no creo que nos paguen, con que no nos cobren ya es bastante.

El responsable de su evolución es el Banco Central Europeo (BCE). Aunque no lo marca directamente sí que toma decisiones que influyen en su comportamiento. Acaba de ampliar la compra de deuda de países de la zona euro a marzo de 2017 y empezará a cobrar un 0,3% de interés a los bancos que le depositen su dinero.

El BCE lo hace para que el dinero fluya, los precios suban, la economía se recupere y aumenten los préstamos de la banca a personas y empresas, pero también repercute directamente en el Euríbor, que cada vez que el BCE abre la boca aumenta sus bajadas. Y eso que se esperaba que esta vez el BCE fuera más lejos en sus medidas, que ya de por sí son extraordinarias en todos los sentidos.

Este panorama no salía ni nuestros mejores sueños ni en las peores pesadillas de los bancos.  Salvo que tengas cláusula suelo, es casi como cobrar hipotecas con el diferencial como único interés. Para nosotros una maravilla, sobre todo en caso de préstamos con diferenciales por debajo del 1%, como los que se pusieron hasta que la banca endureció las condiciones en los años intermedios de la crisis.

El Euríbor marca un nuevo mínimo histórico que podría ser el último

¡Un respiro! El soplo de aire fresco que tanto necesitamos ahora

¡Un respiro! El soplo de aire fresco que tanto necesitamos ahora

Después de 13 meses consecutivos de descensos, el Euríbor sigue trayendo suerte a las hipotecas sin cláusula suelo.

Acaba de cerrar junio con una nueva bajada, un nuevo mínimo histórico que lo sitúa en el 0,163%, apenas un pelín por debajo de mayo (0,165%).

Pero como sí se nota bastante más diferencia con la cifra de hace un año (0,513%), las hipotecas con revisión anual notarán cómo su cuota baja una media de 17 € mensuales, lo que a lo largo del año acumulan 204 € de ahorro.

Si la revisión es semestral, la caída es menor, ahorrando una media de 7 € al mes, unos 42 € en los próximos seis meses. Como siempre, el ahorro depende de que no tengas cláusula suelo y de cuáles sean el resto de condiciones de tu hipoteca (capital prestado, capital pendiente de pago, diferencial, plazo, etcétera).

¿Qué pasará con el Euríbor en los próximos meses? No hay una bola de cristal que nos asegure al 100% si subirá o bajará pero sí que hay determinados factores que le están influyendo y pueden influir en un futuro inmediato.

El primero es la tensión que hay con Grecia. Si no se llega a un acuerdo con este país, tampoco paga la deuda y sale del euro, afectará a los mercados financieros y lo más probable es que de rebote suba el Euríbor. Si ocurre, tampoco será mucho, o sea que la cuota cambiará poco o nada, porque como las revisiones son anuales o semestrales, si el incremento del Euríbor es pequeño, se pondría poner al mismo nivel que ya teníamos o sólo un poco por encima.

En cambio, si se llega a un acuerdo con Grecia, el Euríbor puede continuar cayendo, aunque sea poquito a poquito como este mes. ¡¡Pero es que tampoco tiene ya mucho margen para bajar!! Lo importante para seguir ahorrando con la hipoteca es que se mantenga en estas cifras, aunque no se produzcan grandes bajadas.

Otro factor que puede hacer subir al Euríbor es que los países empiecen a crecer y aumenten los precios de las cosas (lo que se llama inflación), aunque como el Banco Central Europeo (BCE) sigue comprando deuda a los países de la zona euro, es difícil que esto afecte al indicador del que depende cuánto pagan de hipoteca el 85% de los que tienen una hipoteca en España.

Un nuevo mínimo histórico del Euríbor abarata las hipotecas sin suelo

El Euríbor lo ha vuelto a poner todo color de rosa

El Euríbor lo ha vuelto a poner todo color de rosa

El Euríbor acaba de despedir mayo en el 0,165%, marcando un nuevo mínimo histórico. Era lo esperado, a nadie extraña que el indicador al que están ligadas la mayoría de hipotecas a interés variable en España lleve cayendo varios meses, abaratando los préstamos con cada revisión.

Por tanto, si el banco recalcula tu cuota con el Euríbor de mayo, puede experimentar una bajada media de 20 € al mes, lo que en un año serán 240 €.

La cifra final dependerá de las condiciones de tu hipoteca, al igual que pasa con la revisión semestral. En este caso, la media de ahorro será de unos 10 € mensuales, que suponen 60 € en los próximos seis meses.

Se espera que el Euríbor cierre junio todavía más bajo que mayo, por lo que las hipotecas que se revisen con la cifra de este mes también bajarán, independientemente de que su revisión sea anual o semestral. Las hipotecas con revisión anual bajan más que las de revisión semestral porque el Euríbor estaba más bajo hace seis meses que un año.

Este indicador abarata las hipotecas que no tengan cláusula suelo ni ninguna otra condición de pago mínimo que impida que el banco te aplique el diferencial pactado más el Euríbor correspondiente. Seguirá siendo así mientras los tipos de interés permanezcan en el súper bajo 0,05%, que es casi como conseguir dinero a coste cero.

Con esta medida y la compra masiva de deuda a los países de la zona euro, el Banco Central Europeo (BCE) está poniendo toda la carne en el asador para que el dinero circule hacia los bancos y de estos a la gente, que tiene asegurado un Euríbor bajo al menos hasta septiembre del año que viene, cuando esta operación termine.

A pesar de que el Euríbor baja mes a mes, los diferenciales de las nuevas hipotecas también (ya van por el 1% – 1,30%), en contra de lo pasaba hasta finales de 2013. Para cosechar mayores beneficios, la banca suele aplicar un interés fijo el primer año (a veces más tiempo), bastante superior a la suma del diferencial y el Euríbor actual.

Algunas entidades ya han mostrado su preocupación por unos tipos de interés tan bajos, que según algunos de ellos pueden suponerles pérdidas por dar algunas hipotecas en ciertas condiciones. Por eso la mayoría se niega a pagar intereses a sus clientes si el Euríbor cotizara en negativo, algo que ya ocurre con el Líbor, y la suma de Euríbor más diferencial estuviera por debajo de cero. En ese caso dicen que cobrarán sólo el capital pendiente de la hipoteca, lo que nos supondría financiación sin intereses, o sea gratis.

 

El Gobierno revisa los tipos de interés de las VPO

Unos suben y otros bajan

Bien o mal según te toque

Comprar una vivienda de protección oficial (VPO) no es sinónimo de tener una hipoteca a tipo fijo y pagar lo mismo toda la vida. Cada año hay revisión de la cuota por estas fechas.

Estos pisos, que supuestamente ayudan a acceder a una vivienda digna a quien no puede hacerlo en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía, están sujetos al tipo de interés que cada año fije el Gobierno en Consejo de Ministros durante el primer trimestre del año.

¿Y de qué depende? Pues de diferentes cosas, como por ejemplo la evolución de los tipos de referencia que regularmente publica el Banco de España.

Este año, la revisión ha sufrido variaciones al alza o a la baja, dependiendo del plan de vivienda al que pertenezcan, quedando así la cosa:

  • Programa 1997 (Plan de Vivienda 1996-1999) sube del 2,5% al 3,3%
  • Plan de Vivienda 2002-2005 baja del 2,97% al 2,37%
  • Plan de Vivienda 2005-2008 baja del 2,98% al 2,44%

Es curioso que se esté pagando más por las viviendas protegidas que por muchas que no lo son, las denominadas libres, las que compras sin ayudas oficiales.

Los diferenciales anteriores a la crisis, maravillosamente colocados por debajo del 1%, sumados a un Euríbor que ha cerrado febrero en el mínimo histórico 0,255%, están propiciando que muchas familias paguen las cuotas más bajas de su vida y las cuotas más bajas de la Historia, con permiso de las que están por llegar con las futuras caídas del Euríbor, que ya va camino del 0,2%.

Salvo que tengas una cláusula suelo, el IRPH, una hipoteca en moneda extranjera (por ejemplo yen o franco suizo), en proporción estás pagando más al mes por una casa de protección oficial que por una libre. Otra cosa son las hipotecas firmadas en los últimos años de la crisis, en los que los bancos pusieron los diferenciales por las nubes (por encima del 2%) porque no querían soltar un duro y, de hacerlo, se aseguraron de cobrarlo muy caro, para -entre otras cosas- compensar cada récord del Euríbor a la baja.

Aunque es el Estado quien determina el marco legal que rige la vivienda protegida, así como los intereses a pagar y todo lo relativo a su planificación y condiciones, la competencia general es de las comunidades autónomas.

Cuando el Gobierno de Rajoy anunció que retiraba las ayudas estatales para las VPO, dejando por completo la pelota en le tejado de las autonomías, muchas suprimieron este servicio a los ciudadanos. Hay crisis y hay que ahorrar, así que cualquier excusa es buena para hacerlo. Bye bye, ayudas a la vivienda…

El Euríbor vuelve abaratar las hipotecas con un nuevo mínimo histórico

Aunque el carnaval pasó, el Euríbor sigue de fiesta

Aunque el carnaval pasó, el Euríbor sigue de fiesta

Como era de esperar, el Euríbor acaba de marcar un nuevo mínimo histórico, cerrando febrero en el 0,255%.

El indicador al que están referenciadas la mayoría de hipotecas a interés variable en España alegrará la vida a los que tengan la suerte de revisar su cuota con esta cifra mágica y esperanzadora.

Si te corresponde revisión anual se espera que el ahorro medio sea de 16 € mensuales, lo vienen siendo unos 192 € al año. Como siempre, esto son cifras estimativas, el ahorro final dependerá de las condiciones de cada hipoteca y sólo si está unida al Euríbor y no tienes cláusula suelo.

Si lo tuyo es revisión semestral, verás cómo tu cuota baja unos 12 € euretes al mes, que serán alrededor de 72 € en los seis próximos meses. En ambos casos son bajadas más grandes que las de los últimos tiempos y se ve poca diferencia entre la revisión anual y la semestral.

A nadie extraña que el Euríbor siga bajando y que haya cerrado nuevamente por debajo del mes anterior, aunque esto signifique pulverizar un récord tras otro. Con los tipos de interés en el hiper-mega-bajo y simbólico 0,05% y el Banco Central Europeo (BCE) comprando deuda de los países a troche y moche al menos hasta septiembre de 2016, el Euríbor aún tiene terreno y tiempo para caer hasta hacernos aún más felices.

Menos mal que nos está dando un respiro para afrontar las cuotas y otros gastos mensuales en la familia. De lo contrario más de una y más de uno irían a trabajar con el recibo al cuello en lugar de pañuelo o corbata.

Se espera que el Euríbor siga bajando en los próximos meses, poco a poco, o que como mucho se quede igual. No creo que haya cambios significativos hasta que la economía a gran escala, lo que se llama macroeconomía, se recupere. Y ya no sólo la española sino la europea, que es el contexto que influye al Euríbor y del que éste depende.

Tendremos que ver si, finalmente, el Euríbor se va a calcular sobre préstamos reales que los bancos se hagan unos a otros, como se ha predicho en la Unión Europea y como se quiere que ocurra si el Euríbor Plus lo sustituye.

Mientras tanto disfrutad, quienes podáis, de unas cuotas históricamente bajas, porque dentro de un tiempo subirán y pillarán a mucha gente con la ropa interior bajada… Sobre todo a los que estén firmando préstamos durante la crisis, con diferenciales por encima de lo razonable y lo asumible. Imagina Euríbor + 1,5% ó 2% cuando el éste llegue al 2% o el 3%…

El Euríbor de agosto pulveriza su mínimo histórico

Esta vez odo el mundo ahorra

Esta vez todo el mundo ahorra

El Euríbor acaba de vivir su mayor descenso en los últimos 9 meses, dando a luz a la cifra más baja de su historia. Después de cerrar julio con otra caída interesante, que lo llevó a situarse en el 0,488% (mmmmm, ¡¡¡da gusto y escalofríos sólo ver una cifra tan baja!!!), ha chapado agosto todavía más abajo, en el 0,469%.

Con este numerito tan sugerente, el Euríbor pulveriza su último récord, obtenido en mayo de 2013 (0,484%). Lo guay es que abarata todas las hipotecas sin cláusula suelo, no como ha pasado en meses anteriores, que a pesar de que caía, las cuotas subían algo, porque meses atrás había estado más alto.

Tanto los préstamos con revisión anual como semestral bajarán de media 48 € al año, que vienen siendo 4 € al mes. Es un ahorro pequeño, aunque muy bienvenido, sobre todo teniendo en cuenta que hasta hace unos meses el Euríbor subía sin perspectivas de volver a bajar ni de hacernos ahorrar en la hipoteca.

Atrás quedaron las bajadas de 100 € al mes en la cuota, pero es que cuando hablamos de cifras ya tan bajas, y que no cambian bruscamente de mes a mes, es difícil volver a ver semejante cosa, salvo que vuelva a caer mucho desde una posición alta, algo poco probable en los próximos años.

Lo más interesante de todo es que el Euríbor ha retomado la senda de las bajadas y se prevé que siga ahí durante meses. Se mantendrá en mínimos, nos asegurará hipotecas baratas durante más tiempo y no debemos descartar que marque un nuevo récord que se cargue al de agosto.

Si hace un año estaba en el 0,542%, rango en el que se mantuvo bastante tiempo, hace 6 meses parecía imposible que a finales del verano tuviéramos otro momentazo como éste.

Es gracias a la bajada de los tipos de interés, que el Banco Central Europeo (BCE) hizo en junio, poniéndolos en el 0,15%, otra cifra sin precedentes. Parece mentira que hace casi tres años tenerlos en el 1,25% fuera la bomba, ahora estén tan abajo y nos parezca lo más normal del mundo.

El BCE… Que ya no sabe qué hacer para que fluya el dinero en todas direcciones, con lo fácil que sería poner un cofre lleno de billetes abierto y que le diera de lleno un ventilador como esos que usan los publicistas para agitar el pelo de las modelos en las sesiones de fotos sugerentosas.

El Euríbor abarata las hipotecas con un nuevo mínimo histórico

Qué dulce es el ahorro en la hipoteca

Qué dulce es el ahorro en la hipoteca

Al Euríbor le está gustando mucho el cinco, y eso que ya sabes cuál es la rima… Desde que empezó el año, tanto al subir como al bajar, siempre ha estado en cero con cinco y algo, y este último mes no ha sido precisamente una excepción.

El indicador más utilizado en las hipotecas con interés variable ha cerrado abril en el 0,528%, la cifra más baja de todas las que ha marcado hasta ahora, es decir, ¡¡un nuevo mínimo histórico!!

Ooohhhh, qué novedad… Jaja, como si no llevara año y pico batiendo un récord tras otro, salvo en enero y febrero que cerró pelín por encima.

Aunque no sea Navidad, saca la bota Maríaaa que me voy a emborrachaaaaar. Porque, si te toca revisión de la hipoteca con esta cifra, te puedes ahorrar más de 50 € al mes (más de 600 € al año) muy ricos para quedarse en tu bolsillo.

Si, por el contrario, tu revisión es semestral, la cuota bajará menos, unos 6 € al mes (36 €  en seis meses), pero igualmente unos euros muy guapos para quedarte tú y no el banco.

El Euríbor está, como el tiempo, algo cambiante, y haciendo juego a los tiempos que corren, de mínimos por todas partes. Está más bajo que las bragas de una prosti porque los bancos pensaban que el Banco Central Europeo (BCE) iba a bajar los tipos de interés de ya para ya. Y en vez de estar en el 0,75% actual estarían en el 0,5%, lo que haría que ya no pareciera un contrasentido que el Euríbor esté por debajo del precio oficial del dinero.

Ayer llegó ya, por fin, la tan esperada, especulada y ultra anticipada caída de los tipos de interés. Al fin el BCE los ha dejado en el 0,5%, terminando con una racha de rumores en plan ahora los bajo, ahora los dejo igual, más intrigante que la relación de Paquirrín y Jessica Bueno, que llevan un año rompiendo definitivamente.

Estaba más cantado que La Traviata y nos hace pensar que el Euríbor va a mantenerse en estas cifras tan bajas una larga temporadita, quizá hasta finales de año. Y si, por lo que fuera, le diera por subir, no lo hará de forma brusca sino muy poquito a poco.

Cuando suba no será una buena noticia para nadie con hipoteca excepto para el tercio con cláusula suelo y que ahora, verdes de envidia y cagándose en el día que firmaron ante notario, miran cómo sus amigos, vecinos y familiares sin suelo sí están ahorrando unos euretes que, en estos tiempos de crisis, vienen de rechupete.

El Euríbor podría subir tras quedarse los tipos de interés en el 0,75%

Pongamos una velita a San Hipoteco para ver si el Euríbor nos sigue dejando ahorrar en la cuota mensual

Pongamos una velita a San Hipoteco para ver si el Euríbor nos sigue dejando ahorrar en la cuota mensual

El Euríbor pidiendo a gritos una nueva bajada del precio del dinero, también llamado tipos de interés, y el Banco Central Europeo (BCE), encargado de esta cifra, haciendo oídos sordos.

Como en el ajedrez, el indicador por el que se rigen la mayoría de las hipotecas a interés variable en España ya se había adelantado a los movimientos del BCE, bajando por debajo de los tipos de interés, pero me parece que esta vez se ha pasado de listo.

Bueno, el Euríbor no, más bien los bancos que dan sus previsiones de a cuánto se prestarán el dinero, que es con lo que realmente se calcula el Euríbor.

Este indicador cerró septiembre en el 0,740%, colándose por debajo de los tipos de interés, que el BCE ha decidido mantener en el 0,75% para sorpresa de unos y confirmación de lo esperado por otros. Se pensaba que en la reunión que mantuvo el pasado 4 de octubre el precio del dinero iba a bajar un 0,25% hasta el 0,50%, pero al final el BCE se ha vuelto más conservador que Blas Piñar, dejándolo donde estaba.

¿Qué significa esto y cómo va a recupercutir en las hipotecas? Significa que los bancos que daban por descontada una bajada de los tipos de interés se han tirado a la piscina y se han dado con el bordillo en los piños y con el suelo en toda la crisma.

Los tipos de interés tendrían que haber bajado, sí, pero los precios siguen subiendo (es lo que se llama inflación) y el BCE ha decidido nadar y guardar la ropa al mismo tiempo, entre otras cosas también por si España pide el rescate financiero.

Además, esto significa que, si el BCE no baja los tipos de interés a corto plazo, lo más lógico sería que el Euríbor subiera en vez de seguir bajando como hasta ahora se pensaba que iba a hacer, si el precio del dinero descendía.

Este indicador subiría para no quedarse anormalmente por debajo de los tipos de interés, como está ahora. Tampoco ascendería mucho, supongo que lo suficiente para ponerse otra vez por encima, o sea, no necesariamente muy por encima del 0,877% en el que el Euríbor cerró agosto.

Para los hipotecados esto supone seguir ahorrando en la cuota si te toca revisión anual o semestral en los próximos meses y no tienes cláusula suelo, ya que el Euríbor estaba más alto hace 6 meses y mucho más hace un año. No ahorrarás tanto como pensabas, pero seguirás guardando dinero en la saca.

Qué pena, ahora que el Euríbor llevaba una media este mes del 0,678%. ¡Imagínate si al final cerrara tan bajito…! ¡Cuánto dinerito se quedaría en la buchaca en lugar de ir pa beneficio del banco!