¿Te imaginas que el banco se queda con tu casa a pesar de pagarla?

No me han tomado el pelo, me han tomado la cabeza

No me han tomado el pelo, me han tomado la cabeza entera

A estas alturas, hasta un bebé de pecho sabe que si estás más de tres meses sin pagar la hipoteca, el banco la ejecuta, te embarga el piso y al final te echan a la calle, además de que le sigues debiendo un dineral al banco.

Estamos tristemente acostumbrados a ver gente en la tele que ha perdido su casa por no pagarla o que está a punto de quedarse sin ella.

Tanto se ha usado la palabra desahucio que, al oírla, nos quedamos anestesiados y su capacidad de conmovernos es la misma que la de un terremoto de cero grados en la escala de Richter.

Pero, ah, amigo… Qué respingo pegas en el sofá cuando ves que hay otros que desde el principio han pagado a un promotor o constructor y, aun así, el banco les embarga un piso en el que todavía no viven.

Suena demencial, pero es una de las caras más cutres e increíbles de la crisis y está ocurriendo en promociones inmobiliarias salpicadas por toda España.

Imagina que compras una casa sobre plano, das la entrada, pagas las letras y… ¡Vualá! De repente el promotor o constructor no devuelve al banco el préstamo que le dio para construir tu casita y entonces el banco la embarga.

La casa no está apuntada en ningunas escrituras, así que oficialmente no es tuya, todavía era de la promotora. Por eso el banco arremete contra ella y se queda lo que ha construido, iba a construir o estaba construyendo.Ya… ¡Pero tú habías estado pagando las cuotas una tras otra! Así que, a pesar de haberlo hecho bien, el banco se queda con tu piso y tus sueños.

Esto pasa porque el mercado inmobiliario se ha convertido en una auténtica locura con el pinchazo de la burbuja. Es lo que pasa cuando algo se hincha demasiado. Si un globo está demasiado inflado, explota. Si llenas mucho una bolsa, se rompe. Qué pena que los cojoncillos no se nos hayan hinchado todavía lo suficiente para partirle las narices a algún banquero, promotor, constructor o político pro-bancos.

Hay algo claro en todo esto: si las cajas y bancos no hubieran dado tanto dinero de forma irresponsable, ahora no habría sequía de crédito ni consecuencias tan pintorescas como que tú hayas pagado un piso y ahora no sólo no puedas disponer de él sino que el banco te lo embargue.

No me refiero sólo a lo prestado a particulares sino a promotoras y contructoras, que en la práctica son las mayores morosas y las que han llevado a diferentes entidades a la ruina y a que se conviertan en las nuevas grandes inmobiliarias, al tiempo que nos ha llevado a nostros a padecer la mayor sequía de crédito desde que nuestra memoria de pez recuerda.

7 pensamientos en “¿Te imaginas que el banco se queda con tu casa a pesar de pagarla?

  1. carlinhos
    Totalmente de acuerdo.

    El gran problema de la morosidad hipotecaria a la banca, NO es de las familias (ya que, como ha explicado Matahari, aunque les embarguen el piso siguen debiendo el dinero el banco HASTA LA MUERTE).

    El problema son LAS PROMOTORAS, que una vez quebradas y desaparecidas, ya NO EXISTEN. Así que el banco se queda con la promoción inmobiliaria Y VALE. O sea: ésas sí que tenían “dación en pago” en la práctica.

    Y digo yo: si a una familia le exigían (incluso en los tiempos de manga ancha) avalistas en caso de que sus ingresos no les pareciesen suficientes para la hipoteca solicitada … ¿por qué no lo hicieron con las promotoras?

    Y aún digo más, ¿dónde están las PERSONAS de esos bancos, que AUTORIZARON esos créditos a promotoras sin más garantía que la hipotecaria? (porque fueron ésos quienes la cagaron) ¿Y que se llevaron jugosas comisiones por la venta de esos créditos, además de sus suculentos salarios? ¿Y que en muchos casos siguen en esos mismos bancos, en esos puestos directivos, y aun hoy en día cobrando salarios fuera de toda moralidad?

    ¿De acuerdo? Thumb up 14 Thumb down 1

    Responder
    1. Matahari Autor
      ¡Muy bien planteado todo! Mientras que las familias que no pagan son el 3,4% de todas las que tienen hipotecas, la morosidad entre las promotoras y constructoras está en torno al 20%.

      ¿De acuerdo? Thumb up 6 Thumb down 0

      Responder
  2. jr
    Ya en esa época en el folleto de algunas promociones indicaban cantidades entregadas avaladas.
    Pues bien, en 2 promociones distintas en las que me apunté, y en las que fui abonando mis cuotas mensuales no me daban el citado aval bancario, conclusión me salí de ambas y compré vivienda construida.
    Por ley solo se debía haber dejado construir constructoras bajo el paraguas de promotoras solventes que entregaran viviendas construidas.
    Los empresas promotoras han denunciado la ingerencia de “pseudopromotoras” que se apuntaron al carro en los años de bonanza y que en realidad solo eran constructoras pequeñas que quisieron sacar tajada, pero sin la experiencia, solvencia y cuerpo para poder ejecutar dichos proyectos.

    ¿De acuerdo? Thumb up 9 Thumb down 0

    Responder
    1. Matahari Autor
      Muchos de esos listillos están ahora engordando las listas del paro e incluso han perdido su vivienda porque la pusieron como aval para montar una pseudo-promotora como las que comentas. En este país es que se estafa hasta en los pisos.

      ¿De acuerdo? Thumb up 9 Thumb down 0

      Responder
  3. Juan Carlos Grisolía

    Miles de personas entregaron cantidades a cuenta de entre 10.000 a 50.000 euros, para pagar viviendas que finalmente terminaron subastadas y en manos de terceros. En muchos casos se trataba de ahorros de gente modesta, y en otras ocasiones de créditos personales que todavía se están devolviendo. Un cálculo de pérdidas por este concepto puede rondar cerca de medio millón de personas afectadas, y unos 20.000 millones de euros perdidos en las economías familiares. Ninguna ley protege a estas personas, ni si quiera la ley penal, y su derecho no está reconocido por los nuevos propietarios de los inmuebles, en general los bancos hipotecantes. Todos los contratos privados que recogían la entrega a cuenta eran ilegales, pues la ley exige la constitución de un aval sobre aquéllas, para garantizar su eventual devolución. Pero nunca se cumplía. Los compradores no tienen un tribunal donde demandar a una promotora desaparecida, a un banco que no intervino en la operación (y que por tanto no está obligado) ni a un comprador de su propia vivienda. El Estado entiende que estas personas no existen, por lo que nada hay que darles.

    ¿De acuerdo? Thumb up 1 Thumb down 0

    Responder
  4. Raquel

    / hey there and thank you for your information e2€“ I have detelinfiy picked up something new from right here. I did however expertise a few technical points using this website, since I experienced to reload the site lots of times previous to I could get it to load correctly. I had been wondering if your web hosting is OK? Not that I’m complaining, but sluggish loading instances times will very frequently affect your placement in google and could damage your high quality score if advertising and marketing with Adwords. Well I am adding this RSS to my e-mail and can look out for much more of your respective exciting content. Make sure you update this again very soon..

    ¿De acuerdo? Thumb up 0 Thumb down 0

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>