De vergüenza

De vergüenza

Algunos son de sobra conocidos, pero otros han pasado más desapercibidos. La lista de abusos hipotecarios sentenciados por los jueces en los últimos 5 años es ya considerable. Mira el contrato de tu hipoteca y asegúrate de que el banco no te ha cobrado o te sigue cobrando de más por algún concepto abusivo, como por ejemplo:

Cláusula suelo. Hace 5 años el 87% de los clientes con suelo desconocía que estaba atado a pagar un límite mínimo de intereses al mes, aunque la suma de Euríbor y su diferencial dieran una cifra más baja.

Con una fama por los suelos y decenas de denuncias a sus espaldas, lo último se espera el próximo miércoles, con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que dirá si la banca debe devolver todo el dinero o sólo desde mayo de 2013.

Todo apunta a que será lo segundo para hacer cargar con el peso económico a bancos y particulares a partes iguales. Lo suyo sería que pagaran todo los bancos, pues son quienes han impuesto este abuso, pero nuevamente se les protege abiertamente.

¿Lo nuevo? La cláusula cero, para limitar a cero los intereses a pagar por un cliente, aunque Euríbor y diferencial sumen una cifra negativa, por la que el banco debería descontar intereses del capital a pagar. Se incluye en las nuevas hipotecas desde hace aproximadamente un año.

Intereses de demora. Se llegó a cobrar hasta un 29% en intereses si te retrasabas en el pago de alguna cuota. Por ley se puso que esta cifra no puede ser más de tres veces el precio legal del dinero, que como está en el 3%, pues es el 9%.

Vencimiento anticipado del préstamo. Si antes te retrasabas en un solo pago de la hipoteca, el banco podía ejecutarla y embargar la vivienda, reclamándote toda la deuda que no se saldara con el dinero obtenido en la subasta. Ahora sigue siendo así, excepto que hay que esperar tres impagos o el dinero equivalente a tres cuotas para comenzar este proceso.

Redondeo al alza de los intereses, que practicaban entidades como Caja Madrid (ahora Bankia), entre otras. Si el interés a aplicar era, por ejemplo, del 2,796% el banco podía subirlo al 2,8% o incluso al 3%. Ya no.

Hipotecas multidivisa.  Un tema constante en los tribunales, que si ven probado que el cliente no estuvo bien formado ni informado suelen condenar a la entidad a recalcular en euros las hipotecas firmadas en francos, yenes, dólares o cualquier otra divisa que se haya hecho fuerte frente al euro, aumentando la deuda hasta a veces doblarla.

Continuará…

¿Qué te parece el artículo? Vota:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Posts relacionados
    No hay posts relacionados