Continúa la guerra de hipotecas: ahora a Euríbor + 1,89%

La guerra continúa

En pie de guerra

Confirmado: hay una guerra de precios en las hipotecas. Una vez que Bankinter rompió el hielo con su Hipotica a Euríbor + 1,95% la banca ha ido mejorando las condiciones de sus préstamos en cascada.

Básicamente han bajado el diferencial de la que antes estaba establecida como barrera psicológica del 2%. A Bankinter le siguieron Cajasur, el Santander e ING.

Estas hipotecas no brotaron de la noche a la mañana sino a lo largo de varios meses, pero desde que son más de 15 los bancos que han bajado el diferencial de ese 2%, los primeros que mejoraron las condiciones han contraatacado con una nueva mejora de las mismas. Continúa la guerra de diferenciales y por captar clientes.

Hace poco que Bankinter bajó el interés fijo del primer año de la hipoteca del 3,90% (vaya pasada, ya está bien) al 2,90% (tampoco está mal, vaya cifra…). Esto ha provocado que el banco holandés ING Direct vaya más lejos: bajando el diferencial de su hipoteca.

De Euríbor + 1,99%, ING ha pasado a Euríbor + 1,89%. Es la segunda vez que disminuye su diferencial desde que la banca abrió el grifo del crédito. La de ING es una buena hipoteca para los tiempos que corren, está entre las mejores, haciendo honor a la fama de hipotecas baratas que tiene la banca online.

Sin cláusula suelo ni comisiones de ningún tipo, no aplica un interés fijo, como hace la mayoría de entidades, y pide una mínima vinculación a cambio de ese diferencial: seguros de hogar y vida y domiciliar la nómina.

Hablar de esta hipoteca es importante por tres motivos: es una de las menos malas del mercado; la segunda que cambia sus condiciones una vez empezada la guerra de precios en las nuevas hipotecas y se puede usar como termómetro del sector.

En cuanto ING mejora sus condiciones, toca las narices a la competencia. Por ello espero que no sea el único que baje el diferencial sino que veamos más bajadas a partir de ahora, aunque sean para cubrir el expediente.

Y es que así es como muchas entidades han estrenado la apertura del grifo hipotecario: bajando un poco el diferencial pero dejando el resto de condiciones bien duras y sólo para clientes muy solventes, lo que deja fuera a la mayoría de los interesados.

Tiene pinta de que Uno-e (aunque tarde), Santander y algún otro atacarán en breve con una nueva mejora en sus hipotecas. Este movimiento augura mejores préstamos, justo cuando también suben los tipos de interés (el Euríbor escala mes a mes sin prisa pero sin pausa), así que de momento nos va a salir lo comido por lo servido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>