Archivo de la etiqueta: indicador

El Euríbor deja de bajar pero sigue abaratando las hipotecas

¡Oh, no! Con lo bien que estábamos así.... Buaaaaaaa

¡Oh, no! Con lo bien que estábamos así…. Buaaaaaaa

Tal y como predije el mes pasado, el Euríbor ha dejado de bajar. Ooooooohhhhhhhhhh. Justo cuando se cumplen dos años de su entrada en terreno negativo, el indicador más usado en las hipotecas españolas ha dicho adiós a enero en el -0,189%, tan sólo un poco por encima del -0,190% de diciembre, pero lo suficiente para romper una tendencia de 16 meses cayendo y marcando nuevos mínimos históricos.

Aún así, como el Euríbor cerró en enero y julio de 2017 más alto, esta nueva cifra sí trae ahorro en las hipotecas. En caso de revisión semestral, la hipoteca se abarata lo que viene siendo habitual en las revisiones de los últimos dos años: una media de 2 € al mes , que son 12 € hasta julio. Si la revisión es anual, la cuota bajará una media de 5 € mensuales, que serán 60 € hasta enero del año que viene.

El Euríbor ha roto así una racha histórica, aunque continúa en negativo, donde parece que aún seguirá todo este año, mientras continúa dando una alegría tras otra al bolsillo de millones de hogares con hipoteca.

Esta ligerísima subida se veía venir. A principios de enero el Euríbor empezó a cotizar un poco por encima del Euríbor del diciembre. Es lo que hizo presagiar que se acababa la buena racha de caídas sin cuartel, ya que habitualmente el Euríbor cotizaba más bajo los primeros días del mes siguiente al cierre.

Pero no está todo perdido. Esta pequeñísima subida no significa que el Euríbor empiece a crecer sin parar. Para hablar de tendencia firme tiene que aumentar por lo menos durante 4 meses seguidos. Y por ahora, al menos con la cotización del viernes, no parece que vaya a ser así, ya que ha empezado el mes por debajo de lo que ha terminado enero, signo -teóricamente- de que en febrero podría cerrar por debajo de enero y no por encima. Pero aún no hay nada seguro.

Sí que se espera que en algún momento de este año el Euríbor empiece a subir y no pare, aunque sea de forma muuuuuy lenta y gradual. Pero aún no se sabe si eso será ahora o más adelante. Hay que ver cómo cierra febrero, marzo y abril.

El pronóstico es que llegue a positivo de nuevo en 2019, año en que se espera que no avance más allá del 0,30%. Pero es una previsión a largo plazo y la experiencia nos ha demostrado que las previsiones respecto al Euríbor suelen retrasarse, así que es posible que tarde más tiempo en subir a ese nivel. De hecho se esperaba que llegara a positivo a finales de 2017 o principios de 2018, y la realidad ha sido que en diciembre firmó un nuevo mínimo histórico. Si es el último o no, lo sabremos en los próximos meses.

Así que, al margen de las previsiones de expertos y economistas, que como digo suelen retrasarse, parece que el Euríbor no va moverse mucho este año y si lo hace será poquísimo. El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá en 2018 los tipos de interés en el 0%. Eso, en teoría, anclará el Euríbor al terreno negativo. Y si ya en 2019 los sube al 0,25%, podemos esperar que el Euríbor empiece a aumentar de forma que se note un poco más.

Moraleja: disfruta mientras puedas de estas maravillosas cuotas que tenemos ahora, las más bajas que jamás hemos pagado y las más baratas que probablemente volvamos a pagar en toooodo lo que nos queda de hipoteca.

Nuevo mínimo histórico del Euríbor que vuelve a abaratar las hipotecas

Un nuevo soplo de aire fresco

Un nuevo soplo de aire fresco

El Euríbor vuelve a traer oxígeno a las hipotecas ya firmadas que se revisen con la cifra de mayo. Acaba de cerrar el mes en el -0,127%, un nuevo mínimo histórico que le sitúa por 16º mes consecutivo bajo cero.

Hace 6 meses y un año también estaba en negativo, por lo que la bajada de la cuota es de pocos euros, pero bueno, mejor eso que una subida o quedarse igual. Todo es bienvenido.

Un préstamo con revisión anual que utilice esta cifra se quedará una media de 6 euros más barato cada mes, con lo que en el próximo año serán alrededor de 72 €. Si la revisión es semestral, la hipoteca también se abaratará, pero un poco menos: costará una media de 3 euros menos, lo que supone una media de 18 euros en los próximos seis meses.

¿Qué pasará con el Euríbor? ¿Seguirá bajando? Según el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sí seguira cayendo, hundiéndose un poco más en terreno negativo.

Este hombre sabe mucho de eso, ya que el Euríbor depende en gran medida de lo que él decida hacer con la política monetaria en Europa. Por ahora, continuará comprando deuda a los países de la zona euro. En el Viejo Continente por fin se notan signos de recuperación: los países crecen un poco y los precios también, pero es tan leve y hace tan poco tiempo que ocurre, que el BCE mantendrá sus estímulos para que el crecimiento continúe, aumente y se consolide.

Esta decisión y la barra libre de dinero que el BCE ha montado para los bancos (les presta dinero gratis y si se lo meten en depósito les penaliza cobrándoles un -0,4%), harán que el Euríbor siga bajando. ¿Hasta dónde? No se sabe exactamente, pero se prevé que lo que queda de año se tirará más tiempo cuesta abajo. La previsión es que comience a subir, leeeeenta y gradualmente a partir de 2018.

Para los hipotecados que revisen su préstamo de aquí al año que viene será genial, porque verán una nueva rebaja en su cuota. Algo que también será posible si el BCE mantiene los tipos de interés en el 0% actual, lo que ayuda a que los bancos no se presten dinero entre sí y, por tanto, el Euríbor sea negativo y no positivo.

¿Llegaremos a la situación de que Euríbor + diferencial sea cero o una cifra negativa? Quién sabe… Depende de cuánto más se hunda el Euríbor. El diferencial más bajo en España se firmó en el 0,17%, con lo que del -0,127% actual el Euríbor debería bajar al -0,17%. Al ritmo que va eso podría suceder en unos 5-6 meses, así que sí, es posible que lleguemos a esa situación.

La banca ya anunció que no pagará intereses al clientes si Euríbor + diferencial da una cifra negativa, pero es lo que en justicia y lógica debería ocurrir, ateniéndose a aplicar estrictamente lo que se ha firmado. Algunos bancos como Liberbank, en previsión de esto, pusieron una cláusula cero en las nuevas hipotecas, para que nunca se pague nada al cliente, por mucho que baje el Euríbor.

El Euríbor, un año en negativo y nueva bajada para las hipotecas

euribor bajo

Bajo cero y en caída permanente

El Euríbor, índice del que dependen la mayoría de hipotecas en España, despidió enero en el -0,095%, un nuevo mínimo histórico que no sorprende.

Sigue alegrando a los hipotecados sin suelo que revisen su cuota con él. Si la revisión es anual les abaratará una media de 60 € al año (a razón de 12€ por mes).

Si la revisión es semestral, el ahorro medio será de 3 € al mes, que suman 18 € en los próximos seis meses. Hace tiempo que los préstamos con revisión semestral ahorran menos porque el Euríbor lleva cayendo más de dos años, el último siempre en negativo.

¿Pero por qué cae tanto el Euríbor? ¿Se quedará como está… Bajará más… Cuánto volverá a subir? Son preguntas que nos hacemos todos. La caída se debe a dos cosas: que los tipos de interés están en el 0% y que los bancos tienen tan fácil conseguir dinero gratis que cuando se prestan entre ellos se pagan en lugar de cobrarse.

Se cree que el Euríbor seguirá a la baja al menos durante este año, si bien hay que estar muy pendientes de cuándo entra en vigor la nueva forma de cálculo, que se esperaba para este trimestre pero se ha retrasado a julio. El nuevo método lleva año y medio de retraso en su puesta en marcha, por dos motivos.

El primero es que el EMMI (autoridad europea que lleva el tema) teme que salga positivo y, por tanto, una cifra tan alejada de la cotización actual que suba las hipotecas de golpe hasta 150 € al mes, una barbaridad que dejaría tocada la economía familiar, algo que no interesa. Se quiere salir de la crisis, no ahondar en ella.

El segundo es que de los 70 bancos a los que se pidió que dieran el interés medio al que prestan dinero a otras entidades, sólo 29 han aceptado. Una cifra superior a los 20 que actualmente aportan datos para el Euríbor, pero muy alejada de los 40 que hubo y de los 70 a los que se ha contactado. Entre los que ya participan hay 7 españoles: Caixabank, Cecabank, BBVA y Santander, que ya estaban, y tres nuevos: Popular, Sabadell y Bankia.

Existe otra previsión más positiva: que el Euríbor suba este año hasta el entorno del 0%, cerrando el año en el 0,10%, cosa que veo que más bien ocurrirá en 2018, cuando se calcula que, como muchísimo se pondrá en el 0,20%. Son los cálculos más altos, ya que no debe subir tanto tan rápidamente, sobre todo si se volviera a retrasar la nueva fórmula del Euríbor y si el Banco Central Europeo (BCE) no sube los tipos de interés, algo complicado antes de por lo menos un año.

Aunque se espera que Estados Unidos suba sus tipos 4 veces este año, Europa es más conservadora y hasta que no vea que la economía despega, entre otras cosas porque los sueldos no suben, el BCE no dejará de comprar deuda y de tener los tipos en el 0%, lo que asegurará un Euríbor muy bajo, en el entorno actual o pelín por encima.

Esto es genial para los hipotecados, pero nefasto para los bancos, que blindan unas ganancias estables con hipotecas a tipo fijo, que ya son un tercio de las nuevas que se firman. No nos engañemos: el tipo fijo tranquiliza más al banco que al hipotecado, pues le evita sustos de pérdida de ganancias si el Euríbor sube.

Cuando el banco te debería pagar por tener una hipoteca

El mundo al revés

El mundo al revés

Lo normal en una hipoteca es que el banco te presta un dinero y tú se lo devuelves en cuotas mensuales con intereses de recargo, por sus servicios.

¿Pero qué pasa si el tipo de interés es negativo? Que el banco te tendría que pagar por tener una hipoteca. Parece una situación rocambolesca de ciencia ficción que, sin embargo, se está dando teóricamente en hipotecas de Barclays Bank (ahora parte de Caixabank), Deutsche Bank y Bankinter.

Y nótese que digo teóricamente porque en la práctica los clientes no están viendo un duro (cómo no) porque a los bancos no les está dando la gana aplicar la norma estrictamente sino que dejan el interés negativo en un 0%. O sea que no te cobran intereses pero tampoco te los pagan.

Esto se está dando en hipotecas multidivisa en francos suizos que dependen del Líbor, que es como el Euríbor pero en Reino Unido y con libras. Por ejemplo, en Barclays Bank hay préstamos a Líbor a un mes + 0,55%. Como éste ha cerrado enero en el -0,91%, el interés a aplicar es del -0,36%.

La excusa para no pagar es que las hipotecas se dan para ganar dinero, no para pagarlo al cliente, y que por mucho que lo ponga en el contrato, el banco no reconoce ninguna obligación de hacerlo. ¡Toma ya! Pero para cobrar intereses sí que ven obligación… Es injusto, o jugamos todos con las mismas cartas o se rompe la baraja.

Aquí se ve claramente cómo los bancos aplican las normas según les conviene y cómo, una vez más, están muy protegidos, defendidos y excusados por el Banco de España, que les ha aconsejado poner el interés en el 0%, o sea como fijar una cláusula suelo de manera unilateral. El que suponemos como regulador bancario no es en realidad más que una niñera complaciente con la banca.

El Líbor cierra en negativo por la caída de los tipos de interés (en el ultramínimo 0,05%), la mayor liquidez en el mercado (el dinero que fluye para que supuestamente nos llegue en forma de préstamos) y la facilidad de la banca para conseguir pasta del Banco Central Europeo.

En España son mayoría las hipotecas con Euríbor y ya que ha cerrado febrero en el 0,255% y sigue bajando… ¿Sería posible llegar a esta situación? Pues creo. Primero porque mirad lo que pasa con estos préstamos en francos suizos y Líbor… Y segundo: porque mucho tendría que bajar el Euríbor para que, sumado al diferencial, diera unos intereses negativos. Seguirá cayendo pero no parece que por debajo del 0%, ni siquiera que llegue a él.

 

La nueva maniobra del BCE garantiza cuotas baratas casi dos años más

Todo ahorro es bienvenido

Todo ahorro es bienvenido

Tener una hipoteca con Euríbor sin nada que limite el interés mínimo, como la cláusula suelo, es más rentable que nunca.

Al Euríbor bajo que lleva abaratando las hipotecas durante meses se suma un nuevo plan del Banco Central Europeo (BCE) que repercutirá directamente sobre nuestras cuotas. Como la economía no se recupera ni patrás y el dinero no acaba de fluir como el BCE quiere, se le ha ocurrido poner en marcha una medida económica conocida como QE.

El QE son las siglas de Quantitative Easing, en español: flexibilización cuantitativa. Para que se entienda, esto es que el BCE va a comprar deuda a los países, haciendo que fluya el dinero en el mercado. Es una medida que ya han tomado Estados Unidos, Japón y Reino Unido y que se hace de forma excepcional cuando los países están en crisis, la inflación (crecimiento de los precios) es negativa y las medidas anteriores para que circule el dinero no han dado resultado.

Como era un secreto a voces, el Euríbor ya había empezado a bajar antes de que anunciara el plan, y la media provisional de enero apunta a que cerrará ligeramente por encima del 0,3%, más bajo que en diciembre y seguro que más alto que en febrero y marzo, cuando creo que bajará de esa barrera psicológica del 0,3%, de donde sinceramente no creí que bajara. Pero nuevas reglas, nuevas cifras.

Con la compra mensual de 60.000 millones € de deuda de los países, se prevé que haya mucho dinero disponible en el mercado, lo que se dice mucha liquidez, tirando el Euríbor hacia abajo. Como los tipos de interés están en el simbólico y ridículo 0,05%, el BCE recurre a esta otra maniobra.

En resumen, los hipotecados con Euríbor sin suelo están nuevamente de enhorabuena. Las cuotas no sólo se mantendrán por los suelos sino que seguirán bajando, al menos hasta septiembre de 2016, cuando termine este plan. La buena noticia es que también habrá margen para que los bancos sigan bajando los diferenciales de las nuevas hipotecas, que se espera que este año lleguen al 1%, desde el 1,5% en el que están ahora los más bajos.

La mala noticia es que estos tipos tan bajos los bancos los compensan con intereses fijos bastante más altos durante los primeros años de la hipoteca, lo que en la práctica se carga el beneficio de este Euríbor tan barato.

Otros que no saldrán ganando serán los ahorradores con dinero en depósitos, porque con intereses bajos serán poco rentables, y las hipotecas multidivisa pueden ver cómo su cuota mensual aumenta.

Las hipotecas mixtas se abren paso

Pi-piiii... ¡Abran paso!

Pi-piiii... Déjenme pasar, llevo una hipoteca mixta

Como dije hace poco, las hipotecas de hoy son los desahucios de mañana. No hay más que ver las mejores hipotecas del mercado, con que imagínate cómo son las demás…

En cuanto suba el Euríbor, los que firmen estos préstamos son candidatos a dejar de pagar y perder su vivienda.

Las hipotecas a tipo variable son explosivas, una bomba de relojería que te puede estallar entre las manos en cuanto el Euríbor recupere los niveles de hace tiempo, en torno al 2%-3%, y ya ni te cuento si se pone por encima.

Las hipotecas a tipo fijo no se quedan atrás: también son maquinaria pesada de digerir, con el mismo interés del 6%, 7% u 8% durante tooooodo el tiempo que estés pagando al banco. Un dineral, una jartá de pasta, peor y más caro que tener cláusula suelo.

Entonces… ¿Qué opciones quedan para los que buscan casa y necesitan un  préstamo hipotecario? Las hipotecas mixtas. No, no son hipotecas para chicos y chicas a la vez, eso serían las hipotecas unisex. Tampoco son hipotecas en las que políticos de distintos colores y sabores se agrupan para dar la vara al Gobierno. Mmm… Ni son de cerveza con limón ni, por supuesto, de jamón y queso.

Las hipotecas mixtas son aquellas que mezclan intereses fijos y variables a lo largo de la vida de la hipoteca. Lo normal es que el banco te ponga para empezar un interés fijo del 3% en adelante durante uno, tres o cinco años y que luego te pida Euríbor + un diferencial que ahora suele ser indecente, en ningún caso por debajo del dos y pico por ciento. O sea que no pillas el Euríbor bajo ahora ni a lo mejor tampoco cuando pases al tipo variable porque este indicador ya habrá subido…

Son menos malas que las de tipo fijo, aunque no mejores que las de tipo variable, quizá también peores en algunos casos, si bien para mucha gente son la única opción de comprarse una casa.

La banca, como es más lista que los ratones coloraos y se anticipa a lo que pasará que da gusto, se inventa estas hipotecas para ganar dinero cuando el Euríbor está bajo (ahora) y por eso se abren paso en el mercado, a pesar de las fuertes comisiones que cobran y de la esclavitud de contratos y seguros que conllevan.

Mientras que en 2008 sólo el 8% de los préstamos era así, el año pasado la cantidad subió al 25%, según la Asociación Hipotecaria Española (AHE). El terreno ganado por las mixtas lo han perdido las de tipo variable, que hace 4 años suponían el 91% y  el año pasado se han quedado en el 73%.