Archivo de la etiqueta: IRPF

Divorcio e hipoteca: cómo reflejarlo en la Renta

Bye bye Miss American pie

¿Os habéis divorciado el año pasado y tienes o tenías una vivienda a medias con tu ex? Puffff… ¿Y cómo reflejar eso en la Declaración de la Renta? ¿Hay que pagar IRPF? Pues depende del caso…

Si la vivienda es de ambos, aunque sólo una de las partes se quede a vivir en ella, los dos podéis seguir desgravándoos la hipoteca en caso de que la comprárais antes del 1 de enero de 2013 y os la hayáis estado desgravando en 2012 y años anteriores. Y siempre que ambos sigáis pagando a medias la hipoteca.

Quien ya no viva en ella tiene derecho a esta desgravación, aunque no sea su vivienda habitual, porque sí lo es para su ex pareja y probablemente los hijos de ambos. Quien viva en la casa sólo se podrá desgravar por el porcentaje que tiene, no por el 100%.

O quizá tu caso es otro… Pongamos que hayáis dejado de vivir juntos y uno quiera pagar la mitad al otro y quedarse con la casa. En ese caso deberá darle exactamente la mitad de lo que costó la vivienda, así ninguno de los dos tiene que pagar nada a Hacienda. Si le da más dinero porque -por ejemplo- la vivienda sea ahora más cara sí que habrá que declararlo, pues en ese caso Hacienda ve ganancia patrimonial.

A lo mejor el caso es diferente… Habéis decidido vender la vivienda. Si habéis conseguido menos de lo que pagásteis por ella se considera pérdida patrimonial y no hay que tributar, al contrario: hay que declararlo esperando que compense lo que os salga a pagar por otros conceptos. Si la habéis vendido por el mismo dinero que costó, tampoco se declara.

Pero si la habéis vendido más cara se considera ganancia patrimonial y debéis tributarlo a Hacienda, cada uno en su declaración. El pago de impuestos es el siguiente: los primeros 6.000 euros pagan un 19%; de 6.001 a 50.000 un 21% y para más de 50.000 se paga el 23%.

Con una excepción: si todo el dinero que consigues lo reinviertes en la compra de otra vivienda habitual en máximo 2 años no tienes que pagar ningún impuesto, aunque la vendieras más cara, siempre que todo el dinero que hayas ganado lo inviertas en la nueva casa.

Por último… Imaginemos que no habéis vendido la vivienda en 2017. En ese caso la tenéis que poner en la Declaración como en años anteriores. Eso sí, si ninguno vivís ya en ella, no podéis desgravarla como vivienda habitual. Se podrá alquilar y desgravaros, cada uno por su cuenta, el 60% de lo que cada parte gane con el alquiler.

Hipotecas gratis por la desgravación de Hacienda

Una jugada redonda

Una jugada redonda

Hay dos formas de que te salga gratis la hipoteca, incluso de que pagues menos de lo que debes. Una es desgravarte el préstamo en la Declaración de la Renta y otra es no tener cláusula suelo. Si combinas las dos estamos ante las hipotecas más baratas de la Historia, unas hipotecas en las que, por no pagar, no pagas ni los intereses, y a partir del año que viene quizá tampoco parte del capital. ¿Cómo es posible?

Para quienes compraron casa con hipoteca antes del 1 de enero de 2013 todavía existe la desgravación si la vivienda es la habitual. Hacienda les puede devolver hasta 1.356 € por cada titular, siempre que durante el año anterior hayan pagado de IRPF (Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas) -que suelen retener en la nómina- por lo menos esa cantidad.

También tiene que pasar que, como mínimo, cada titular haya pagado ese año 9.040 € de hipoteca entre capital e intereses, donde cuentan tanto la cuota mensual como las amortizaciones (pagos anticipados), si se han hecho. Este es el máximo, si te han retenido menos IRPF o has pagado menos cuota, se calcula en función de tus cifras.

Como el Euríbor estuvo muy bajo en 2015, pagaste intereses muy bajos. Eso significa que si abonaste menos de 1.356 € en intereses y Hacienda te devuelve el máximo, la hipoteca te sale gratis porque lo que abonaste te lo devuelve luego Hacienda por otro lado.

Eso ya empezó a pasar el año pasado (yujuuuuuuu!!), pero imagina cómo será la cosa al año que viene… Se te va a dibujar una cara de esas de WhatsApp con la lengua fuera babeando, porque ya no sólo te pueden salir gratis los intereses, sino que puede darse algún caso en el que también recuperes -con la devolución de Hacienda- algo de lo que has pagado de capital.

Esto es posible porque el Euríbor lleva en negativo desde febrero y amaga con estar así unos cuantos meses más, o sea que el banco está descontando el Euríbor del diferencial y cada vez pagas menos intereses. Si pagando menos tienes derecho a la misma desgravación (1.356 € por 9.040 € de pago de hipoteca), lo que cobras de Hacienda te da para algo más que años anteriores, o sea hipotecas gratis y quizá también parte del capital. Todo dependerá de cuánto hayas pagado de hipoteca, cuánto te retengan de IRPF y si has amortizado algo más durante el año.

Aquí está la clave, ya que al pagar menos cuota por el Euríbor bajo, a lo mejor te interesa amortizar algo anticipadamente para optar a una mayor desgravación en la Renta de 2016 que se presentará en la primavera del año que viene. Todo es echar cuentas y calcular que si podemos meter ahí algo de ahorro, sobre todo ahora que no dan nada de intereses en el banco y que en las hipotecas sale muy rentable teniendo derecho a la desgravación, sin cláusula suelo y con diferenciales bajos.

Amortizar a fin de año para desgravarse el máximo en Hacienda

Amortizando y desgravando, que es gerundio

Desgravando, que es gerundio

Llega diciembre y con él, el último recibo de la hipoteca de este año. Así que es el momento perfecto para calcular cuánto has pagado en 2015 para saber cuánto dinero puedes amortizar antes de que termine el año.

Interesa hacerlo si:

1) Firmaste la hipoteca antes del 1 de enero de 2013, cuando el Gobierno eliminó la desgravación por vivienda habitual para los pisos que se compraran de esa fecha en adelante. La mantuvo para quienes hubieran comprado, empezado a rehabilitar, construir o pagar su vivienda antes de esa fecha.

2) Tienes los ahorros necesarios para hacerlo. Hay quien deja la cuenta pelada a cero y quien amortiza una parte y guarda otra para imprevistos. Cada cual sabe cuánto colchón quiere tener el banco.

3) Este año has pagado de hipoteca menos de 9.040 euros. Es el máximo que Hacienda te permite desgravar. Todo lo que pase de ahí ya no desgrava a Hacienda. Se puede pagar, y eso que te quitas de intereses en el futuro, pero no te desgrava nada.

4) Durante este año has apoquinado al menos 1.356 € en IRPF. Es el dinero máximo que Hacienda devuelve por la desgravación de la vivienda habitual. La cifra sale de calcular el 15% de esos 9.040 euros pagados en hipoteca. No hace falta llegar a estas cifras, son máximos. Se puede pagar menos hipoteca y, por tanto, desgravarse menos.

Si cumples estos requisitos y quieres desgravarte el máximo, calcula cuánto has pagado de hipoteca este año (capital e intereses, todo cuenta) y lo que hay hasta 9.040 euros es lo que te interesa amortizar antes del 31 de diciembre para que Hacienda te devuelva el máximo (1.356 €) o lo que te corresponda durante la Campaña de la Renta de este año, que se realizará en la primavera del año que viene.

Se calcula que 4 millones de hipotecados todavía tienen derecho a la deducción por hipoteca de su vivienda habitual. Esta deducción también sirve si pediste una ampliación de hipoteca antes del 1 de enero de 2013 y desgravaste el préstamo en 2012 o años anteriores.

Lo mismo ocurre si, ya fuera con un pintor de Barcelona o empresas de reformas en Sevilla, se comenzaron o realizaron obras de rehabilitación, construcción o adaptación para personas con discapacidad, siempre que terminen antes del 1 de enero de 2017. En todos los casos la desgravación es del 15% de los 9.040 € comentados, excepto para la adaptación de la casa por discapacidad, en cuyo caso es un 20% de 12.080 €.

Algunos bancos cobran comisión por amortizar anticipadamente. Míralo o pregunta a tu banco… Aún así compensa por lo que te devuelve Hacienda. Otros bancos ponen una cantidad  mínima, como por ejemplo ING, que no cobra comisión pero exige una amortización de por lo menos 1.500 euros.

Hipotecas gratis: una realidad posible por el Euríbor bajo

El mundo al revés

El mundo al revés

Me encantan las cosas gratis. No lo puedo evitar, ayyyysssss… Es que me da un no sé qué que qué sé yo, un cosquilleo y un subidón… ¡Tremendos!

Lo que nunca me había planteado es que la hipoteca me podía salir rentable y los intereses GRATIS. Lo normal es pagarlos: por eso decía mi padre que pedir dinero es lo más caro que hay.

Con la bajada de los tipos de interés al 0,15%, las que más salen ganando, por no decir las únicas, son las hipotecas que se firmaron con un tipo de interés por debajo de Euríbor + 1%. En su mayoría son anteriores a la crisis, si bien se conocen casos en 2009 y 2010. Bien porque era una hipoteca joven o un banco online con una oferta competitiva…

El caso es que si tienes la suerte de tener uno de estos préstamos y cuentas con un trabajo en el que cada año te muerdan equis dinero del sueldo en concepto de IRPF, durante todo el tiempo que el Euríbor esté bajo la hipoteca te puede salir gratis o incluso recibir dinero por ella. ¿Ganar dinero con la hipoteca? Sí, lo nunca visto: una paradoja posible.

La media mensual del Euríbor en septiembre hace presagiar que cerrará por debajo del 0,40%. Una (in)decencia histórica que abarata las hipotecas hasta lo nunca visto. Así que, si tienes un diferencial bajo, tu cuota no es alta y/o llevas el préstamo avanzado porque ha pasado tiempo o porque os habéis vuelto locos a amortizar, puede que pagues de intereses lo mismo o menos de lo que te va a devolver Hacienda en la Declaración de la Renta por tener hipoteca.

Si al año pagas hasta 9.040 euros entre capital e intereses Hacienda te puede devolver hasta 1.356 € (el 15% de esos 9.040 €), siempre que previamente te lo hayan descontado como IRPF. O sea que si pagas 1.356 € de intereses al año, la hipoteca te sale gratis (excepto porque tienes que devolver lo que te prestaron, claro).

Si, por ejemplo, pagas de intereses 1.200 euros al año, te sacas 156 €. Si abonas 1.000 €, las arcas públicas te regalan 356 €. ¡Flipa! Y si pagas más intereses, la hipoteca te sale con descuento, por un precio más razonable.

Esta crisis está trayendo situaciones raras y ésta es una de ellas. Pisos que valen menos de lo que se paga por ellos, hipotecas que dan ganancias, bancos convertidos en inmobiliarias o que arruinan comunidades de vecinos… Esto parece un circo en el que todo es posible.

Absténganse de hacerse ilusiones quienes compraron desde 2013, carguen con cláusula suelo o IRPH Entidades. Los primeros no tienen desgravación fiscal y los segundos viven al margen del Euríbor hasta que suba bastante.

La reforma fiscal no cambia nada en hipotecas ni vivienda habitual

Por esta vez nos hemos librado de las banderillas

Por esta vez nos hemos librao de las banderillas

La nueva reforma fiscal anunciada por el Gobierno no trae cambios significativos en vivienda. A pesar de ello hay que hablar del tema porque es un notición que no teníamos claro que finalmente se produjera.

Me refiero a la desgravación fiscal y a la primera vivienda. Un súper experto en Economía llamado Manuel Lagares había emitido, junto con otro mogollón de expertos en temas de Hacienda, un informe que lleva su nombre (Lagares) y que sugería al Gobierno dos cosas que no nos molan nada y no nos vendrían económicamente nada bien.

La primera era cargarse la desgravación de la hipoteca para todos.Daba igual si te habías comprado la vivienda antes de 2013 y llevabas años desgravándotela en la Declaración de la Renta. Lagares quería fulminar esta ventaja fiscal porque dice que promueve una burbuja inmobiliaria y hace perder al Gobierno miles de millones de euros. Ahhhh, se siente.

Creo que han ignorado esta recomendación porque en el fondo quieren fomentar la compra por encima del alquiler. Como muchos necesitan hipoteca, eso da más dinero a los bancos, que ya van dando algunos préstamos en condicoines menos malas que antes. También les puede la mentalidad de comprar frente a alquilar, tan instalada en la mente de la mayoría de los españoles.

De todas maneras, no descarto que algún día, con afán de recaudar más, se quite la desgravación, que tanto tiempo llevamos oyendo peligrar. Ahora no será porque el Gobierno está mirando con ojos golositos al año que viene, que habrá elecciones y quiere repetir como partido más votado. Para eso no le conviene que pensemos que nos vuelve a subir los impuestos o nos quita cosas como ésta, tan importante para ahorrar algo o como mínimo gastar menos.

La segunda perlita de la que nos hemos librado era cobrarnos IRPF por tener un techo bajo el que guarecernos. El colmo de los colmos. Menos mal que el Gobierno se ha pasado por el forro este consejo.

Declarar la primera vivienda me parece anticonstitucional. Si en la Constitución viene recogido nuestro derecho a una vivienda digna es que no se trata de ningún artículo de lujo ni de una posesión fuera de lo normal. No es una piedra preciosa, es un bien de primera necesidad y es como si te cobraran por tener ropa en el armario y comida en la nevera.

El Gobierno sí que ha subido un 1,1% el impuesto por tener una segunda o más viviendas y todavía queda por ver qué harán los Ayuntamientos con el IBI, que tiene pinta de que subirá bárbaramente.

Renta 2013: hipoteca y cuenta vivienda

Hablar de Hacienda es hablar de pasta...

Hablar de Hacienda es hablar de pasta…

En las fechas que estamos este artículo es tan ineludible como el tema que trata: la cita con Hacienda. Comienza la campaña de la Renta, en la que tendremos que rendir cuentas con el Fisco de lo cobrado y pagado en 2013.

En esto la hipoteca es, sin duda, un buen aliado, siempre que el piso sea tu vivienda habitual y lo hayas comprado antes del 1 de enero de 2013, que es cuando el Gobierno de Rajoy decidió que se terminaba la desgravación de la hipoteca.

Y espérate tú que al final quede alguien que pueda desgravársela… Suenan rumores de que en 5 ó 10 años podrían finiquitarla, si el Gobierno hace caso al informe Lagares, que recomienda suprimirla para todos los pisos y todas las personas.

Aparte de lo dicho, si dudas sobre si te puedes desgravar o no la hipoteca, ten en cuenta estas dos salvedades:

– En País Vasco y Navarra todo el mundo se desgrava la hipoteca de su vivienda habitual aunque la haya comprado después de 2013. Al ser dos comunidades autónomas con régimen de IRPF propio, pueden mantener estos privilegios fiscales si quieren.

– En todo el territorio nacional también pueden desgravarse quienes, antes del 1 de enero de 2013, hayan pagado dinero por un piso que les van a entregar antes del 1 de enero de 2017. Esto es aplicable a pisos que construyen terceros, a la rehabilitación o ampliación de tu vivienda habitual o a las obras de mejora o adecuación del piso para una persona con discapacidad. Y siempre que en 2012 también hayan disfrutado de la desgravación fiscal.

Recordad también que los que hayáis firmado una hipoteca antes del de 20 de enero de 2006 ya no tenéis la desgravación fiscal del 20%, pero que sí mantenéis la misma que los que han comprado entre esa fecha y el 1 de enero de 2013. Esto es, os podréis desgravar hasta el 15% de 9.040 €, lo que os puede salir a devolver hasta 1.356 € de lo que hayáis pagado de IRPF durante el año pasado.

¿Y qué pasa con la cuenta vivienda en la Renta 2013? Si la tienes abierta y vas a comprar un piso no pasa nada, puede seguir abierta y no tienes por qué devolver lo que ya te habías desgravado en años anteriores. Lo único es que no te vas a desgravar nada porque el Gobierno también se ha cargado ese incentivo fiscal.

Si te desgravaste la cuenta vivienda en años anteriores y vas a comprar piso no te van a obligar a devolver el dinero, pero si no piensas comprarlo, el Gobierno espera que devuelvas las cantidades ya desgravadas.

El borrador se puede confirmar a través de internet desde el pasado 1 de abril hasta el 25 de junio. La Declaración se puede presentar desde el 5 de mayo (23 de abril si es por internet) hasta el 30 de junio.

 

¿Desaparecerá la desgravación de la hipoteca en 5 o 10 años?

No podemos más: basta de impuestos

No podemos más: basta de impuestos

Un tío mío, recién  jubilado tras currar 51 años en la misma empresa, solía decir que tal y como se estaban poniendo las cosas en el mundo laboral (y mira que él ha visto de todo durante décadas, o sea que sabe cómo eran las cosas antes), cualquier día íbamos a tener que pagar por trabajar en vez de cobrar por ello.

Pues algo parecido es lo que sugieren no sé cuántísimos expertos en economía en el informe Lagares, uno de los documentos de los que más se habla ahora. Son más de 400 páginas en el que Manuel Lagares, súper experto en temas de Hacienda, analiza la reforma fiscal junto con otros colegas del gremio.

Aunque este catedrático está considerado toda una autoridad en materia fiscal, su informe está recibiendo más palos que una estera. Y no me extraña si va diciendo cosas como que los que tenemos un piso y lo usamos como primera vivienda deberíamos pagar por él a Hacienda.

Lagares dice que tendríamos que tributar (¡¡¡ pagar impuestos !!!) por tener un techo bajo el que guarecernos, y por supuesto nada de desgravarnos la hipoteca. Esto ha quedado como algo vintage/retro que sólo tienen la suerte de poder hacer los que firmaron el préstamo hipotecario antes de 2013, sin que parezca que vaya a volver.

Y es una faena, oiga… Entiendo que la desgravación de la hipoteca fomenta tener un piso en propiedad, pero no la especulación inmobiliaria como se critica, pues sólo te podías desgravar el piso que usabas como vivienda habitual, no todos los que se compraban para invertir. Esos van bien gravaditos con impuestos en la Renta.

¡Ja! Pues no contento con eso, Lagares propone cargarse la desgravación para todos en 5 ó 10 años. A ver qué hace el Gobierno. Pero lo más fuerte es que ve la primera vivienda como un capital que produce rendimientos… De traca. ¿Cómo que produce rendimientos? Rendimientos, o sea dinero contante y sonante, producen un piso, un garaje, una caseta, lo que sea que tengas y alquiles. Eso sí que da dinero, aunque también suponga gastos.

¿Pero un piso usado como primera vivienda…? A este señor se le ha ido la olla. Y no le disculpa ni el que sacara de este lote a los que cobren menos de 20.000 € y los pisos que cuesten menos de 100.000 €. No puedes ver un piso como una mera propiedad sin más.

Antes que eso, la vivienda es un bien básico, fundamental, imprescindible para vivir. Todo el mundo necesita y merece un cobijo, un derecho incluso amparado por la Constitución Española. Menos mal que el Gobierno no está de acuerdo con este catedrático que si no… Nos encalomaban otro impuesto verdaderamente abusivo e injusto.

 

Los diputados reciben 1.800 € al mes como ayuda de manutención y vivienda

El Gobierno racanea la renta básica de emancipación a los jóvenes, pero ayuda a los diputados a vivir en Madrid

El Gobierno racanea la renta básica de emancipación a los jóvenes, pero ayuda a los diputados a vivir en Madrid

Los diputados que han sido elegidos por una circunscripción que no es Madrid reciben una modesta ayudita mensual de 1.823,86 € para costearse el alojamiento y la manutención en la capital.

Allí está el Congreso en el que supuestamente van a trabajar y donde realmente solo van a algunas sesiones y algunas votaciones que les interesan.

Reciben como ayuda lo que muchísima gente tiene como sueldo. Incluso hay quien tiene menos para sobrevivir y pagarse también el alojamiento y la manutención no solo suyos sino de su familia.

Aunque muchos de los diputados tienen una vivienda en propiedad en Madrid, también reciben este extra que pagamos todos con nuestros impuestos.

El único que se desmarca en esta legislatura es el actor Toni Cantó, que se ha metido a diputado con UPyD (Unión Progreso y Democracia) por Valencia. Pero esto no significa que no se lo paguemos: Toni Cantó lo cobra y 1.000 € los dona a una Organización No Gubernamental (ONG), el resto se lo queda.

El artista dice que tiene una casa en Madrid y que “sería un timo que cobrara las dietas que me corresponden por pernoctar en Madrid en un hotel”, como hacen muchos de los otros diputados, que sabemos que tienen casa propia en la capital porque así lo reconocen en la declaración de patrimonio que han colgado de la web del Congreso.

Los que sí están elegidos por Madrid solo cobran una ayuda mensual de 870,56 €. Ah, y ninguna de estas cantidades está sujeta al Impuesto para la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que nos han subido para chuparnos más de la nómina durante 2012 y 2013. Y si lo estuviera, sería de risa, porque solo se les retira un 4,5% de IRPF.

Y aquí no hay colores políticos: todos la reciben, ni uno mueve un dedo para rechazarla, ni para rebajarla o quitarla a pesar de que pregonan que hay que apretarse el cinturón en tiempos de crisis. Todos los políticos están conchavados para cobrarla y para no deshacerse de ninguna prebenda que les baje ni medio centímetro de su escaño, a pesar de lo presuntamente apenados que están por la cifra récord de desahucios que está habiendo.

Mientras se elimina la renta básica para la emancipación (RBE), que ayudaba a los jóvenes a poder irse de casa de sus padres alquilando un piso, los diputados siguen cobrando su renta espléndida para la gran vidorra en Madrid.

Nada de esto es nuevo, pero no está de más de saberlo, lo que está de más es que siga existiendo mientras el acceso a la vivienda es cada vez más complicado porque los que no somos diputados no tenemos tantas facilidades ern un contexto tan chungo como el de ahora.

Las subidas del Euríbor también desgravan en Hacienda

En Madrid y Valencia hay dos desgravaciones fantasma que no ayudan a pagar la hipoteca

En Madrid y Valencia hay dos desgravaciones fantasma que no ayudan a pagar la hipoteca

¿Sabías que en la Comunidad de Madrid o la Comunidad Valenciana te podrías desgravar las subidas del Euríbor?
¡Juas! Sería una gran noticia si no fuera porque se trata de una desgravación fantasma, pues existe desde hace 3 años sin que todavía haya podido aplicarse, aunque cada año se incluye en la Declaración de la Renta de estas dos comunidades autónomas.
Ambas tienen fórmulas parecidas, que toman como referencia el Euríbor medio de 2007, que fue de 4,45%. A esta cantidad le restan el Euríbor medio del año del que se está haciendo la Declaración, por ejemplo este año hacemos la de 2010. Pero como en 2010 el Euríbor medio fue del 1,35% -gracias a Dios para pagar menos al banco por el piso-, si restas 4,45% a 1,35% y lo divides -otra vez- entre 1,35%, que es la fórmula establecida para esta desgravación, el resultado es, tantacháaaaaaaaaaan, ¡¡negativo!!
Y con un resultado negativo te dicen que te vayas a hacer gárgaras… O a la frutería a ver si te desgravan algo de la compra del día, porque lo que es en Hacienda, naranjas de la China.
Esta desgravación, que se aprobó en 2008 para protegernos de las subidas del Euríbor, nos está dejando igual que antes. Desde ese año, el Euríbor ha estado bajando hasta que en abril de 2010 comenzó a subir al 1,225% y, a pesar de que no ha parado de escalar hasta el 2,147% en el que cerró el pasado mayo, sigue siendo insuficiente para que podamos desgravarnos si no dejamos de tomar como referencia el Euríbor medio de 2007.
Para desgravarnos las subidas de la hipoteca, que seguirán así por mucho tiempo, deberían aplicar el Euríbor del año anterior al año de la Declaración de la Renta. Este año que hubieran tomado como referencia el de 2009 para la Renta de 2010, y al año que viene que tomen como referencia el de 2010 para la Renta de este año. Lo demás es una chorlitada y se queda, como siempre, en una solución que llega tarde y mal en el momento álgido, pero que no soluciona nada en ese instante y, visto lo visto, ni siquiera soluciona las cosas 3 años después (ahora).

Si siguen dejando el Euríbor medio de 2007, los intereses de las hipotecas nos tendrían que subir por encima del 4,45%. Y, la verdad, para eso me sale más a cuenta que no me suba el Euríbor, aunque eso suponga no desgravarse en Hacienda las subidas de los tipos de interés.

Quien pueda que se siga desgravando la hipoteca del piso donde vive hasta un 15% de 9.015€ cada año y los demás a rezar para que tomen de referencia otro Euríbor que no sea el de 2007 antes de que quiten la norma.