Archivo de la etiqueta: negativo

El Euríbor deja de bajar pero sigue abaratando las hipotecas

¡Oh, no! Con lo bien que estábamos así.... Buaaaaaaa

¡Oh, no! Con lo bien que estábamos así…. Buaaaaaaa

Tal y como predije el mes pasado, el Euríbor ha dejado de bajar. Ooooooohhhhhhhhhh. Justo cuando se cumplen dos años de su entrada en terreno negativo, el indicador más usado en las hipotecas españolas ha dicho adiós a enero en el -0,189%, tan sólo un poco por encima del -0,190% de diciembre, pero lo suficiente para romper una tendencia de 16 meses cayendo y marcando nuevos mínimos históricos.

Aún así, como el Euríbor cerró en enero y julio de 2017 más alto, esta nueva cifra sí trae ahorro en las hipotecas. En caso de revisión semestral, la hipoteca se abarata lo que viene siendo habitual en las revisiones de los últimos dos años: una media de 2 € al mes , que son 12 € hasta julio. Si la revisión es anual, la cuota bajará una media de 5 € mensuales, que serán 60 € hasta enero del año que viene.

El Euríbor ha roto así una racha histórica, aunque continúa en negativo, donde parece que aún seguirá todo este año, mientras continúa dando una alegría tras otra al bolsillo de millones de hogares con hipoteca.

Esta ligerísima subida se veía venir. A principios de enero el Euríbor empezó a cotizar un poco por encima del Euríbor del diciembre. Es lo que hizo presagiar que se acababa la buena racha de caídas sin cuartel, ya que habitualmente el Euríbor cotizaba más bajo los primeros días del mes siguiente al cierre.

Pero no está todo perdido. Esta pequeñísima subida no significa que el Euríbor empiece a crecer sin parar. Para hablar de tendencia firme tiene que aumentar por lo menos durante 4 meses seguidos. Y por ahora, al menos con la cotización del viernes, no parece que vaya a ser así, ya que ha empezado el mes por debajo de lo que ha terminado enero, signo -teóricamente- de que en febrero podría cerrar por debajo de enero y no por encima. Pero aún no hay nada seguro.

Sí que se espera que en algún momento de este año el Euríbor empiece a subir y no pare, aunque sea de forma muuuuuy lenta y gradual. Pero aún no se sabe si eso será ahora o más adelante. Hay que ver cómo cierra febrero, marzo y abril.

El pronóstico es que llegue a positivo de nuevo en 2019, año en que se espera que no avance más allá del 0,30%. Pero es una previsión a largo plazo y la experiencia nos ha demostrado que las previsiones respecto al Euríbor suelen retrasarse, así que es posible que tarde más tiempo en subir a ese nivel. De hecho se esperaba que llegara a positivo a finales de 2017 o principios de 2018, y la realidad ha sido que en diciembre firmó un nuevo mínimo histórico. Si es el último o no, lo sabremos en los próximos meses.

Así que, al margen de las previsiones de expertos y economistas, que como digo suelen retrasarse, parece que el Euríbor no va moverse mucho este año y si lo hace será poquísimo. El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá en 2018 los tipos de interés en el 0%. Eso, en teoría, anclará el Euríbor al terreno negativo. Y si ya en 2019 los sube al 0,25%, podemos esperar que el Euríbor empiece a aumentar de forma que se note un poco más.

Moraleja: disfruta mientras puedas de estas maravillosas cuotas que tenemos ahora, las más bajas que jamás hemos pagado y las más baratas que probablemente volvamos a pagar en toooodo lo que nos queda de hipoteca.

El Euríbor termina el año con nuevo ahorro para las hipotecas

Probablemente sea la última caída del Euríbor en negativo

¿La última caída de esta buena racha negativa?

El Euríbor, índice más utilizado en las hipotecas españolas, sigue que se sale. Acaba de despedir diciembre en el -0,19%, tras firmar todo un año 2017 en negativo y estando a punto de cumplir dos años bajo cero, donde se situó por primera vez en febrero de 2016.

Este Euríbor de diciembre trae nuevo ahorro para las hipotecas que se revisen con él. En caso de revisión semestral se pagarán unos 2 € menos al mes, un total de 12 € menos en estos próximos seis meses hasta la siguiente revisión. En caso de hipotecas que sólo se revisan una vez al año el ahorro medio será de 5 € al mes, o sea 60 € hasta que vuelva a tocar revisión con el Euríbor de diciembre de este nuevo año.

Es una gran noticia que puede verse empañada por la subida del Euríbor, pronosticada para este año. De momento, lo que va de enero ha subido unas milésimas, cuando lo habitual es que la cotización en los primeros días del mes siguiente al del cierre fuera más baja todavía. Este comportamiento del Euríbor nos hacía esperar una bajada del mismo en el siguiente mes, pero como en esta ocasión ha subido, quizá nos espere, por fin, el inicio de una subida que se esperaba y anunciaba para hace al menos 6 meses.

Si aún no había subido es porque el Banco Central Europeo (BCE) mantenía la compra de deuda de los países de la zona euro, que justo anunció que reduce a la mitad a partir de este mes de enero. Esto explica por qué quizá este mes suba y no deje de hacerlo hasta situarse en terreno positivo en 2019. Pero quién sabe si esta previsión será tal cual o se retrasará también. El Euríbor ha tardado 2 años en tocar fondo en terreno negativo, entonces ¿por qué no podría tardar otros dos años en volver a cifras positivas? Ya lo veremos.

La subida siempre se dijo que sería lenta y gradual, como de momento parece que va a ser. O sea que, en principio, no debemos esperar aumentos bruscos de la cuota de la hipoteca, sino que igual que ahora la hemos visto abaratarse entre 2 y 5 € al mes, la veamos encarecerse en las mismas cantidades: entre 2 y 5 € al mes, según si te toca revisión semestral o anual, respectivamente.

Parece ser que el BCE ha visto que la economía europea se va recuperando y por eso quita este estímulo de compra de deuda de algunos países europeos. Pero no olvidemos que el Euríbor depende de algo más. De momento los tipos de interés están en el mínimo histórico del 0% y a los bancos europeos el BCE les cobra un 0,40% por guardarles el dinero en depósito, cuando siempre fue al contrario: por los depósitos tradicionalmente se ha pagado al dueño del dinero.

12 consejos para buscar hipoteca (3ª parte)

No te quedes con dudas

No te quedes con dudas, pregunta todo al banco

Por último, aquí van los últimos consejos a tener en cuenta si estás mirando hipotecas o vas a empezar en breve.

Pregúntalo TODO

Da igual si pareces plasta, cuando vayas a los bancos, especialmente al que te dé la hipoteca, no quedes con ninguna duda, pregúntalo absolutamente todo por tonto que te parezca. Mejor ir con algo de información, pero no es plan de quedarte con una duda y luego pagar por ello durante toda la hipoteca.

El contrato hipotecario es enrevesado para las personas que no están familiarizadas con este tema, o sea casi todas las que se hipotecan, y te compromete a cosas serias que pueden terminar en abusos bancarios, el pago de cosas indeseadas o, en el peor de los casos, la pérdida de la casa.

Negocia

No te cortes un pelo y negocia con el banco que te ponga las mejores condiciones posibles. Bankinter apuesta fuerte por lo que llama Hipotecas personalizadas. Es decir que su Euríbor + 1,20% de partida lo puedes rebajar, puedes eliminar las comisiones, negociar que no te cobren las tarjetas, etcétera, todo depende de tu perfil y de cuánto dinero pidas. Cuando estés mirando hipotecas, pide al menos tres ofertas formales, por escrito, y llévalas a otras oficinas bancarias (están acostumbrados a recibirlas), para solicitar que te mejoren las condiciones. Firmarás con el mejor postor, ou yeah.

No todo es el diferencial…

Se tiende a pensar que las hipotecas son buenas o malas por su diferencial alto o bajo, pero no es verdad. Una hipoteca con diferencial bajo puede ser peor que una con diferencial más alto y viceversa. Hay que mirar también las comisiones, la vinculación, el plazo, el interés fijo inicial , el porcentaje que prestan… Por cierto, éste no suele superar el 80% de lo que vale el piso, así que ¡¡hay que ponerse a ahorrar pero ya!!

¿Y el Euríbor?

Aunque se ha demostrado que estuvo muy manipulado por bancos que ya han recibido multas millonarias, es el mal menor. Se busca una alternativa, durante un tiempo llamada Euríbor Plus, para que se calcule sólo con cifras reales de préstamos entre bancos (ahora se hace con las estimaciones nada más), pero como su cotización subiría de golpe las hipotecas lleva años retrasándose la puesta en marcha. Tanto es así que al Banco Central Europeo se le han hinchado las narices y sacará su propio índice en 2020. No sustituirá al Euríbor, sólo influirá en él.

La cláusula suelo se inventó para parar los efectos del Euríbor bajo en las cuentas de resultados de los bancos. Aún queda algún banco, como Sabadell, que la incluye. Si la ves, huye sin mirar atrás.

Por el momento, el Euríbor cotiza en negativo desde febrero de 2016 y se prevé que no vuelva a positivo hasta 2019, por eso de momento no interesa el tipo fijo para hipotecas de menos de 20 años.

Hipotecas gratis: ¡ahora sí que sí!

Una predicción terroríficamente cierta para la banca

Una predicción terroríficamente cierta para la banca

El Euríbor de octubre trae un nuevo récord mínimo y una nueva rebaja en las hipotecas. Ha cerrado en el -0,180%, una cifra negativa por 20º mes consecutivo, lo que supone un ahorro de 5-6 euros mensuales (60-72 € /año) en las cuotas de revisión anual y de 2-3 euros mensuales (12-18 € / año) en las de revisión semestral.

También nos trae una pesadilla terroríficamente cierta para la banca: las hipotecas con diferenciales muy bajos que revisen sus cuotas con este Euríbor no darán a ganar ni un duro al banco. Los clientes no pagarán intereses, nada, ni un euro, toda la cuota será del capital pendiente de pago. Es lo mismo que prestarte dinero gratis, sin cobrarte intereses.

Esto es así porque hace 10 años, cuando el Euríbor estaba en el 4%, algunos bancos se fliparon y, lejos de prever que esto pasaría, se lanzaron a pescar clientes con la Hipoteca Rompedora, a Euríbor + 0,17% de Deutsche Bank, y con la de Bankinter a Euríbor + 0,18%. Ambas entidades han dicho que NO devolverán dinero a los clientes, que cuando sus hipotecas tengan intereses negativos sólo pagarán capital. El resto de la banca opina lo mismo.

Lo que en su momento fue rompedor en el mercado ahora es rompedor de beneficios para estos bancos y para los que comercializaron hipotecas con diferenciales del 0,20% o 0,30%, adonde todo apunta que también llegaremos con el Euríbor en negativo, osea que veremos el Euríbor en el -0,20% y quizá en el -0,30% durante 2018.

Todas las previsiones hace 6 meses apuntaban a que el indicador más usado en las hipotecas, el Euríbor, cerraría este año próximo a cero y que, ya en los primeros meses de 2018, empezaría a subir lenta y gradualmente. Peeeeerroooooo… Ejem, ejem. Todos han tenido que recular, empezando por el Banco de España, que ya ha dicho que piensa que hasta 2020 no veremos subir al Euríbor, que cree que en 2019 estará en el -0,10%. Más o menos lo mismo creen Santander y Bankinter, si bien este último ha cambiado de opinón y piensa que en 2019 el Euríbor volverá al 0% y subirá hasta el 0,30%.

De ahí que se esfuercen tanto en meternos por los ojos las hipotecas a tipo fijo como la mejor opción. Sí, sí, dan una tranquilidad que te mueres porque toooooda la vida vas a pagar la misma cuota y no hay sustos. Bueno, sí, está el susto gordo de ver que al final del préstamo has estado pagando intereses de más durante años, porque tu vecino/cuñado/primo/amigo/compañero del trabajo firmó a interés variable y en global ha pagado menos que tú. Se calcula que un préstamo variable en similares condiciones que uno a interés fijo cuesta de media 2.000 € menos en intereses.

A ver… ¿Pero por qué tanto cambio de opinión en las previsiones…? ¿Y por qué el Euríbor lleva tantos meses en negativo sin visos de cambiar? Muy fácil: porque el Banco Central Europeo (BCE) mantiene los tipos de interés (el precio del dinero) en el 0%, donde ha dicho que los tendrá hasta al menos mediados de 2019.

Además, sigue cobrando a los bancos un 0,40% por guardarles el dinero en depósito y mantiene la compra de deuda de los países de la zona euro, aunque a partir de enero en vez de comprar 60.000 millones al mes, sólo comprará la mitad.

Hay previsiones de todo tipo y, frente a los que creen que el Euríbor caerá un poquillo en 2018 y luego empezará a subir pero sin salir del terreno negativo, otros piensan que se hundirá hasta el -0,20% o incluso -0,30%. ¿Y hasta cuándo estará esto así? Hasta que el BCE piense que la Economía se ha recuperado lo suficiente como para quitar estas medidas que sostienen su tímido crecimiento como si fueran unas muletas. El Brexit, el conflicto catalán y Donald Trump como presidente de Estados Unidos, entre otros factores, hacen que el BCE se mantenga cauto y no se atreva a cambiar nada más todavía.

Para calcular cuánto te ahorrarás este mes con el nuevo Euríbor, entra en nuestro simulador para revisión anual o el de revisión semestral, y calcula a cuánto ascenderá tu alegría si te toca revisión con la cifra de octubre.

El Euríbor vuelve a pulverizar su récord y trae nuevo ahorro a las hipotecas

Ha vuelto a reventar su récord

Ha vuelto a reventar su récord

Como se esperaba, el Euríbor ha vuelto a marcar un nuevo mínimo histórico al despedir septiembre en el -0,168%. Es el decimotercero mes consecutivo que bate récord, desde que en febrero del año pasado rompiera por primera vez la barrera del cero y se metiera en cifras negativas que, de momento, no parece que vaya a abandonar.

Si te toca revisión con el Euríbor de septiembre, la cuota baja 6 € al mes en caso de que la revisión sea anual, y 3 € en caso de que sea semestral. Últimamente siempre es así porque el Euríbor lleva meses cayendo, y estaba más alto en septiembre del año pasado que en marzo de este año.

Aunque estemos acostumbrándonos a esto y nos resulte habitual, estamos ante una situación histórica que cuando acabe recordaremos con envidia y nostalgia. La media del Euríbor en todos sus años de cotización desde el año 2000 es del 2%, muy alejada del -0,168% de septiembre.

Parece mentira que todavía siga bajando, pero lo seguirá haciendo. Todo se debe a que el Banco Central Europeo (BCE) continúa comprando deuda de los países de la zona euro, cobra a la banca un 0,40% por dejarle el dinero en depósito (cuando siempre se ha pagado por estas cosas) y mantiene los tipos de interés en el 0%.

Mientras el BCE siga así, como parece que hará en todo 2018, el Euríbor continuará batiendo récords, aunque sea bajando unas milésimas. Hasta hace nada, los analistas creían que el Euríbor empezaría a subir en 2018, muy lenta y paulatinamente, pero no parece que vaya a ser así mientras el BCE no toque ninguno de estos estímulos que mantiene para que el dinero fluya en las economías nacionales y domésticas.

De hecho, Bankinter ha cambiado sus previsiones y ahora dice que el Euríbor estará históricamente bajo hasta 2019, cuando espera que comience a subir. Buenísimas noticias para todos los que no tengáis interés fijo porque revisaréis la cuota durante el año que viene todavía con mayor ahorro. Incluso creo que llegaremos a ver que los diferenciales más bajos, del 0,16% al 0,20%, no pagan intereses o ven cómo el banco se los descuenta del capital pendiente.

Notición ha sido en septiembre que también el BCE prepara su propio índice de referencia para complementar al Euríbor y para que éste se base también en él. Quiere hacerlo con los préstamos de dinero que los bancos se realizan entre ellos y preguntarles al año que viene qué les parece la idea.

Planea tenerlo listo antes de 2020 y, en principio, no sustituye al Euríbor tal cual lo conocemos ni a la reforma que el EMMI (Instituto Europeo de Mercados Monetarios) está llevando a cabo, pero que se prevé que aborte en vista del nuevo índice del BCE y de que no consigue una nueva cotización del Euríbor basada en préstamos reales entre bancos que cotice de forma similar al Euríbor actual, que se basa en las cifras que dan los bancos sobre a cuánto se prestarían el dinero (estimaciones).

El Euríbor vuelve a dar un respiro a las hipotecas de julio y agosto

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El verano no ha sido sólo un tiempo de descanso para la gente, también lo ha sido para las hipotecas que se revisen con el Euríbor de julio o agosto, que ha batido nuevos récords a la baja.

El indicador más utilizado en las hipotecas variables en España, el Euríbor, ha cerrado el mes de julio en el -0,154% y agosto en el -0,156%. La diferencia es tan pequeña que da igual si la revisión te ha tocado en un mes o en otro, el ahorro medio que habrás visto en tu cuenta (o que vas a ver desde el próximo mes) es de 5-6 euros en caso de revisión anual y de 2-3 euros si es semestral.

Esto confirma que el Euríbor sigue en negativo, donde se instaló en febrero de 2016, y que continúa cayendo. La previsión es que despida septiembre en torno al -0,16%, lo que traerá un nuevo ahorro a las cuotas que se recalculen con la cifra de este mes.

Mientras el Banco Central Europeo (BCE) siga cobrando a los bancos un 0,4% por dejarles el dinero en depósito, mantenga los tipos de interés en el 0% y continúe comprando deuda de los países de la zona euro, se espera que el Euríbor esté muy bajo. Tanto que quizá la banca se encuentre por fin en la tan hablada situación de que la suma de diferencial + Euríbor dé una cifra negativa que obligue al banco a pagar intereses al cliente, o a perdonarle parte de la deuda para no hacerlo.

La previsión es que baje durante todo lo que queda de año, para comenzar a subir a partir de 2018. Pero yo ya no me fío… No es la primera vez que los analistas no aciertan exactamente con la tendencia ni con las fechas, así que yo no descarto que siga en negativo y quizá cayendo durante todo el año que viene, hasta que el BCE suba los tipos de interés.

Las buenas noticias nos durarán mientras siga con todos los estímulos que aplica ahora para que la economía se recupere y el dinero fluya desde los bancos hasta particulares y empresas.

Cuando comience a subir será de forma progresiva y gradual, muy leeeeentamente, por lo que no debemos esperar subidón en las cuotas de repente. Después de que muchas familias se ahogaran con el 5,393% que marcó el Euríbor en julio de 2008, desde los organismos que influyen en el Euríbor se tiene mucho cuidado para que no haya movimientos bruscos que ahoguen la economía de las familias y pequeñas empresas.

Por eso mismo todavía no se ha puesto en marcha el nuevo cálculo del Euríbor, a pesar de que hace por lo menos 3 años que tenía que haber entrado en vigor. Como las pruebas de cotización que se han hecho dan muy por encima de los valores actuales, se evita implantar un nuevo Euríbor que suba las cuotas de golpe hasta 150 € al mes. ¡¡Menos mal!! Se trata de salir de la crisis, no de volver o ahondar en ella.

El Euríbor celebra su primer año en negativo con otro mínimo histórico

Happy birtday to youuuuu

Happy birthday to youuuuu

El Euríbor cumple un año en negativo, cerrando febrero en el -0,106 %, y los hipotecados que revisen su cuota con él se reparten el ahorro. Aunque es el más pequeño de todos los que se han producido, todavía se sigue ahorrando con la revisión de la hipoteca, tanto anual como semestral.

Si te toca revisión anual con este Euríbor, y no tienes cláusula suelo, verás cómo la cuota baja una media de 4 € al mes (48 € en el próximo año). Si es semestral, pagarás dos euros menos al banco cada mes, que en total serán 12 € hasta la próxima revisión con el Euríbor de agosto.

El ahorro se reduce porque, aunque el Euríbor sigue cayendo, lo hace en menor cantidad que antes. Son las cuotas más bajas de la Historia y parece que no serán las únicas, ya que este nuevo mínimo seguramente quedará pulverizado en marzo cuando el Euríbor cierre todavía más bajo que ahora. Se prevé que siga cayendo en lo que queda de año hasta que a finales quizá escale hasta el entorno del 0%.

No obstante, cualquier previsión es arriesgada porque se supone que en julio entrara en vigor la nueva forma de cálculo y eso podría alterar tanto la cotización actual como la evolución del Euríbor, situándolo de repente en positivo. Pero que nadie se alarme, esto es poco probable por dos motivos.

La primera es que el nuevo Euríbor lleva año y medio de retraso en su puesta en marcha, con lo que no sería de extrañar que en verano sufriera una nueva demora. La segunda es que los bancos están pagándose unos a otros por prestarse dinero en lugar de cobrarse, por lo que el Euríbor saldría negativo.

Una de las razones por las que aún no ha empezado a funcionar el nuevo índice es que quieren asegurarse que no salga muy diferente a la cotización que haya estado marcando, para no subir de golpe bastante dinero la cuota de las hipotecas, lo que asfixiaría a muchas familias.

Cuando sí parece seguro que aumente es dentro de año y medio, cuando se prevé que el Banco Central Europeo suba los tipos interés del 0% actual al 0,25%. Aunque ha habido excepciones en el pasado, habitualmente el Euríbor se comporta según estén los tipos de interés, situándose un poco por encima.

Un Euríbor que encadena mínimos históricos como quien colecciona cromos es temido por el ansia de ganar dinero de los bancos, de ahí que en las nuevas hipotecas hagan mucho hincapié en el tipo fijo, que ahora están subiendo por todo lo que tienen que devolver por la cláusula suelo y otros frentes judiciales. También calzan un interés fijo el primer o dos primeros años en las hipotecas variables. Ya sabes… La banca nunca pierde y se organiza como sea para cumplir con su merecida fama.

El Euríbor vuelve a dar la campanada con otro mínimo histórico

Euríbor, esa fábrica de ahorro si no tienes suelo...

Euríbor, esa fábrica de ahorro si no tienes suelo…

El Euríbor ha vuelto a dar la campanada de Fin de Año con una nueva cifra récord. Cerrando en el -0,080%, despide diciembre otra vez en negativo, terreno en el que entró el pasado mes de febrero y en el que se espera que continúe al menos unos meses más.

Este nuevo mínimo histórico deja las hipotecas que se revisen con él más baratas que nunca. Así, a las que les toque revisión anual con él verán abaratada su cuota en 7 € de media al mes (84 € al año) y las de revisión semestral ahorrarán de media 3 € al mes (18€ hasta el próximo cálculo).

¡Aprovechaos! Esto será difícil de ver en la próxima revisión, tanto si es anual como si es semestral, ya que se espera que dentro de 6 meses ya funcione el nuevo cálculo del Euríbor, que lleva año y medio de retraso en su implantación. Hace más de 3 años desde que se ideó, en 2013 cuando saltaron los escándalos que demostraron la manipulación de este índice.

En vez de utilizar los intereses a los que la banca se prestaría dinero entre sí, se usarán los intereses reales a los que se están prestando dinero. Además, no aportarán datos sólo los grandes bancos sino también los pequeños, lo que se espera que suba el Euríbor, llevándolo a terreno positivo de nuevo.

Aunque no se prevé una gran subida de golpe, sí se cree que será más de lo habitual en los últimos años. Se habla de que si los bancos consideran el nuevo Euríbor un nuevo índice podrían verse cuotas de hasta 150 € más de golpe, al utilizar el IRPH como índice sustituto del antiguo Euríbor, como se contempla en muchos contratos hipotecarios.

Lejos de estas previsiones más pesimistas, otros consideran que puede seguir en negativo o muy justito en cero, ya que de lo contrario no se empezará a usar el nuevo cálculo del Euríbor, porque no se quiere que cambie mucho de golpe las cuotas actuales. Precisamente por este motivo se ha retrasado la puesta en marcha.

El Euríbor sigue tan bajo gracias a que el Banco Central Europeo (BCE) mantiene los tipos de interés en el 0% y a que se ha liado a comprar a troche y moche deuda de los países de la zona euro, cobrando dinero a los bancos que les depositen pasta en lugar de moverla por ahí.

La previsión es que, al menos hasta que se ponga en marcha la nueva forma de cálculo, el Euríbor siga cayendo y marcando nuevos récords. Cuando suba podría hacerlo hasta el 0% a lo largo de 2017 – 2018,llegando al 2,3% en 2020 – 2021. De todas formas, esto sólo son previsiones y no hay que fiarse hasta que veamos qué ocurre, pues la película cambia muchas veces sobre la marcha.

Guardar

El nuevo mínimo histórico del Euríbor ahorrará 100 euros al año

Ahorro para la casa

Ahorro para la casa

El Euríbor ha vuelto a caer en octubre, cerrando en el -0,069%, una cifra mágica porque supone un nuevo mínimo histórico y vuelve a abaratar las hipotecas.

El ahorro medio para una hipoteca que se revise de forma anual con el Euríbor de octubre será de 8 euros al mes, que supondrán un total de 96 euros en los próximos 12 meses. Si la revisión es semestral, el ahorro medio apenas será de 3 euros al mes, o sea 18 euros en los próximos 6 meses.

Aunque sea poco, el Euríbor sigue bajando y abaratando las hipotecas sin cláusulas que lo impidan. A pesar de llevar nueve meses seguidos en negativo, todavía no se ha llegado a la situación de que la suma de Euríbor y diferencial dé un resultado negativo que ponga al banco en la tesitura de tener que devolver dinero a los clientes.

Si el Euríbor baja del -0,17%, incluso del -0,18%, como se espera que ocurra el próximo año, Bankinter y Deutsche Bank se verían en esta situación, ya que hace años dieron hipotecas con diferenciales del 0,17% y 0,18%. Pero la banca ya ha anunciado a través de su patronal, y a título individual en algunos casos, que si el recibo sale a devolver, no va a descontar al cliente los intereses del capital, sino que se limitará a no cobrar intereses, aunque técnicamente sí que debería descontarlos.

Se espera que el Euríbor esté en negativo los dos meses que quedan de 2016, estrenando también así el nuevo año y subiendo a cero a finales de 2017, después de la puesta en marcha de forma oficial del nuevo cálculo del Euríbor, en principio programada para el próximo verano. No obstante, la previsión de Bankinter es que el Euríbor se mantenga muy bajo, alcanzando el 0,10% a finales de 2018 y el 0,50% en 2021. Otras previsiones más optimistas para nosotros sitúan al indicador en negativo hasta finales de 2018 o principios de 2019.

Esto es sinónimo de cuotas bajas durante unos años más, si bien algunas personas tienen el miedo en el cuerpo y al hipotecarse ahora prefieren ser conservadoras y escoger un tipo fijo que no les haga depender del Euríbor, ganando tranquilidad pero perdiendo dinero, ya que se calcula que pueden pagar hasta un 50% más que con una hipoteca a interés variable.

Hay que seguir muy pendientes de lo que haga el Banco Central Europeo (BCE) con los tipos de interés, actualmente en el 0%. Se espera que los mantenga así al menos 3 años más, y que siga comprando deuda de los países de la zona euro, motivos por los que Euríbor permanecerá en negativo o muy bajo. Otra razón para el estancamiento del Euríbor en zona negativa será la materialización del Brexit, o sea que el Reino Unido abandonará la Unión Europea en 2017.

Guardar

El Euríbor vuelve a bajar las hipotecas a pesar de subir un poco

El Euríbor sigue moneando hacia abajo

El Euríbor sigue hacia abajo

El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas a interés variable en España, acaba de cerrar agosto en el -0,048%, un poco por encima de la cifra de julio, mes que despidió en el -0,057%, hasta ahora su mínimo histórico.

Este indicador se queda en por debajo de cero por séptimo mes consecutivo, aunque a diferencia de meses anteriores, es la primera vez que sube un poco desde que en febrero se adentarara por primera vez en terreno negativo.

A pesar de haber subido ligeramente respecto a julio, el Euríbor trae un nuevo soplo de aire fresco a las hipotecas que se revisen con él, ya que hace seis meses estaba en el -0,008% y hace un año cotizaba en el 0,161%.

Para los préstamos con revisión anual el Euríbor supone un ahorro medio de 11 euros al mes, que suponen 132 euros al año. La rebaja media en la cuota de hipotecas con revisión semestral será casi imperceptible: 2 euros al mes, que suman 12 euros en los próximos seis meses.

Esta subida es ridícula, testimonial, que no augura un cambio de tendencia sino una estabilización. O sea que no va a empezar ahora a subir sino que parece que se mantendrá en terreno negativo, pero más o menos estable, sin mayores bajadas, lo que confirma que parece que ya haya tocado fondo. 

Pero nunca se puede saber a ciencia cierta, porque esta calma que ha mantenido durante todo el mes de agosto puede que termine en un otoño de nuevos mínimos históricos. Lo que sí parece confirmarse, como prevén los analistas, es que nos espera un Euríbor negativo durante un año más, periodo que puede alargarse hasta dos o tres años si la economía no termina de despegar en la zona euro.

Es decir: en los próximos 12 meses el Euríbor se situará entre el 0% y el -0,05%, pudiéndose quedar en esa franja más adelante, si la economía no mejora, o rondar el cero por ciento en la segunda mitad de 2017 y 2018, manteniéndose en torno al 0%, o un poco por encima, en 2019.

A pesar del auge de las hipotecas a tipo fijo, la evolución del Euríbor interesa a la mayoría de los hipotecados a interés variable, puesto que el 80% de los préstamos aún se firman actualmente a Euríbor + diferencial, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La banca está interesada en promocionar los préstamos a tipo fijo para compensar las ganancias que le faltan porque las cuotas de las hipotecas están más bajas que nunca porque el Euríbor cotiza en negativo.