Archivo de la etiqueta: récord

¿De qué sirve reclamar al Banco de España?

El Banco de España recibió en 2017 el triple de quejas que en 2016, hasta alcanzar la cifra récord de 40.170 reclamaciones, de las que el 80% fueron por hipotecas.

Así está el panorama hipotecario: recogiendo lo que se sembró cuando había bonanza y cuando se empezó a ver que bajaría el Euríbor. El récord anterior fue en 2013, que tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre la cláusula suelo, se dispararon las reclamaciones al Banco de España.

Que levante la mano quien no tenga una o más cláusulas abusivas en la hipoteca. Si crees que no tienes ninguna, mira bien el contrato porque seguro que algo encuentras.

Si has esquivado la cláusula suelo, el IRPH y tu hipoteca no es multidivisa, seguro que te han pillado haciéndote pagar todos los gastos de la hipoteca, con el método de cálculo 360/365, con los interés de demora o alguna otra cláusula abusiva de las muchísimas que hay.

Si tu hipoteca es a tipo fijo, cuidado con la cláusula de vencimiento anticipado, por la que el banco te puede pedir que devuelvas de golpe lo que te queda por pagar de hipoteca, si ve que amortizas antes de tiempo una cantidad con la que cree que le haces dejar de ganar dinero porque eso supone que pagarás menos intereses.

Abusos en las hipotecas hay los que quieras y más, por eso es normal que 8 de cada 10 quejas recibidas por el Banco de España sean de hipotecas. Y pocas son estas más de 40.000 del año pasado teniendo en cuenta que en España hay 8 millones de hipotecas y todas están afectadas, como mínimo, por el pago de los gastos.

Precisamente, este motivo es el que ha hecho subir las reclamaciones ¡¡¡casi un 278%!!! con respecto a las del año anterior: en 2016 sólo hubo 14.462 quejas. Puedes reclamar al Banco de España de forma presencial, por Internet con certificado electrónico o por correo postal. Primero tienes que haber reclamado lo mismo al Servicio de Atención al Cliente (SAC) de tu banco y éste tiene que haberte dado calabazas: bien porque no te contestó en dos meses o porque lo hizo de forma negativa.

Reclamar al Banco de España es lo último que se puede hacer antes de demandar por vía judicial. ¿Recomendable? Teniendo en cuenta que a veces no contesta… Que no siempre se pone a favor del cliente… Y que lo que diga no es vinculante, o sea que no sirve para obligar al banco a quitarte cláusulas y devolverte dinero, pues te diría que no vale para nada.

Pero eso tampoco sería verdad. Sí que vale. Aunque no sea para forzar al banco cambiar lo que ha hecho mal, sí que es un paso importante por dos motivos. El primero es que deja constancia de tu cabreo en forma de estadística y aparece en la Memoria Anual del Banco de España; es noticia, se conoce, se habla de ello. El segundo es que, si consigues que opine a tu favor, es un documento de peso que te puede ayudar a ganar el juicio cuando demandes.

Si te decides, algo recomendable, puedes elegir entre hacerle una consulta, ponerle una queja o una reclamación. El plazo para que te conteste es de uno, tres o cuatro meses, respectivamente, desde que presentas toda la documentación. Como no es vinculante, si sale en tu contra, tampoco te obliga a nada.

¿Cuánto has ahorrado con el Euríbor bajo en los últimos 10 años?

Da gusto calcularlo

Puedes calcularlo con simulador o mirando recibos

El Euríbor acaba de despedir el año en el -0,19%, siendo probablemente su último mínimo histórico, la última vez que se hunda tanto. A continuación ha empezado a cotizar por encima de esa cifra, cuando solía ser al contrario, lo que hace pensar que empezará a subir a partir de enero.

Así que toca hacer balance de lo bien que hemos estado estos años de cuotas bajas-bajíííísimas, las más baratas que pagaremos en toda la hipoteca.

Que suba el Euríbor no quita para que sigan muy muy bajas, porque este índice no va a remontar un -0,19% en dos días, debería tardar más de un año en volver a terreno positivo, lo que nos asegura cuotas bajas durante unos años más, aunque no tan bajas como ahora, claro.

Cuando hace casi 10 años, en julio de 2008 el Euríbor subió hasta su máximo histórico (5,393%) a muchos hogares les dio un patatús porque les puso el agua al cuello. Desde entonces hasta ahora el Euríbor ha ido cayendo casi sin parar (tuvo par de periodos de subidas entre medias), lo que ha supuesto un ahorro considerable.

Desde la cuota de aquel julio a la de ahora hay la mitad de precio. Madre mía: ¡¡¡sí que pagamos intereses!!! ¡¡Muchísimo!! Tomando como ejemplo un préstamo de 150.000 € a 30 años, en julio de 2008 la cuota se puso en 840 €, mientras que ahora, con el Euríbor de diciembre está en 405 €. La diferencia es abismal y nos hace ver el inmenso respiro que nos está dando este índice en los últimos años.

El ahorro total es diferente en cada hipoteca, pero es de varios miles de euros en estos casi 10 años. Para calcular tu ahorro puedes jugar con este simulador, en el que vas cambiando el tipo de interés y así ves cuánto se te ha ido reduciendo la cuota. Si guardas los recibos también puedes ir comparando, aunque seguro que te acuerdas bastante bien de cuál ha sido el máximo que casi ahoga tu economía doméstica hace una década.

Este ahorro en las cuotas, unido al fin de la cláusula suelo y las sentencias contra los gastos de la hipotecas, los préstamos multidivisa y la cláusula de vencimiento anticipado, entre otras cosas, ha empujado a la banca a impulsar las hipotecas a tipo fijo. Las actuales son las más baratas que veremos, ya que cuando empiece a subir el Euríbor el tipo fijo subirá y, a cambio, volverá la guerra de diferenciales en las hipotecas a tipo variable.

Parece que estamos ante el despegue definitivo de la economía. Ahora sólo hace falta que suban los sueldos para recuperar el poder adquisitivo perdido en todos estos años y por las bajadas y recortes sufridos durante la crisis. Las empresas que gozan de buena situación económica deberían trasladar los beneficios que logran con sus buenos márgenes de negocio a actualizar y mejorar el sueldo de sus empleados.

Si no lo hacen, ya les pondrá el sistema en su sitio. El número de parados ha bajado a 3,5 millones, cifra histórica en la última década. Cuando lleguemos al pleno empleo será más fácil encontrar trabajo y a las empresas no les quedará otra que pagar más si quieren buenos profesionales o simplemente nuevos trabajadores.

Hipotecas gratis: ¡ahora sí que sí!

Una predicción terroríficamente cierta para la banca

Una predicción terroríficamente cierta para la banca

El Euríbor de octubre trae un nuevo récord mínimo y una nueva rebaja en las hipotecas. Ha cerrado en el -0,180%, una cifra negativa por 20º mes consecutivo, lo que supone un ahorro de 5-6 euros mensuales (60-72 € /año) en las cuotas de revisión anual y de 2-3 euros mensuales (12-18 € / año) en las de revisión semestral.

También nos trae una pesadilla terroríficamente cierta para la banca: las hipotecas con diferenciales muy bajos que revisen sus cuotas con este Euríbor no darán a ganar ni un duro al banco. Los clientes no pagarán intereses, nada, ni un euro, toda la cuota será del capital pendiente de pago. Es lo mismo que prestarte dinero gratis, sin cobrarte intereses.

Esto es así porque hace 10 años, cuando el Euríbor estaba en el 4%, algunos bancos se fliparon y, lejos de prever que esto pasaría, se lanzaron a pescar clientes con la Hipoteca Rompedora, a Euríbor + 0,17% de Deutsche Bank, y con la de Bankinter a Euríbor + 0,18%. Ambas entidades han dicho que NO devolverán dinero a los clientes, que cuando sus hipotecas tengan intereses negativos sólo pagarán capital. El resto de la banca opina lo mismo.

Lo que en su momento fue rompedor en el mercado ahora es rompedor de beneficios para estos bancos y para los que comercializaron hipotecas con diferenciales del 0,20% o 0,30%, adonde todo apunta que también llegaremos con el Euríbor en negativo, osea que veremos el Euríbor en el -0,20% y quizá en el -0,30% durante 2018.

Todas las previsiones hace 6 meses apuntaban a que el indicador más usado en las hipotecas, el Euríbor, cerraría este año próximo a cero y que, ya en los primeros meses de 2018, empezaría a subir lenta y gradualmente. Peeeeerroooooo… Ejem, ejem. Todos han tenido que recular, empezando por el Banco de España, que ya ha dicho que piensa que hasta 2020 no veremos subir al Euríbor, que cree que en 2019 estará en el -0,10%. Más o menos lo mismo creen Santander y Bankinter, si bien este último ha cambiado de opinón y piensa que en 2019 el Euríbor volverá al 0% y subirá hasta el 0,30%.

De ahí que se esfuercen tanto en meternos por los ojos las hipotecas a tipo fijo como la mejor opción. Sí, sí, dan una tranquilidad que te mueres porque toooooda la vida vas a pagar la misma cuota y no hay sustos. Bueno, sí, está el susto gordo de ver que al final del préstamo has estado pagando intereses de más durante años, porque tu vecino/cuñado/primo/amigo/compañero del trabajo firmó a interés variable y en global ha pagado menos que tú. Se calcula que un préstamo variable en similares condiciones que uno a interés fijo cuesta de media 2.000 € menos en intereses.

A ver… ¿Pero por qué tanto cambio de opinión en las previsiones…? ¿Y por qué el Euríbor lleva tantos meses en negativo sin visos de cambiar? Muy fácil: porque el Banco Central Europeo (BCE) mantiene los tipos de interés (el precio del dinero) en el 0%, donde ha dicho que los tendrá hasta al menos mediados de 2019.

Además, sigue cobrando a los bancos un 0,40% por guardarles el dinero en depósito y mantiene la compra de deuda de los países de la zona euro, aunque a partir de enero en vez de comprar 60.000 millones al mes, sólo comprará la mitad.

Hay previsiones de todo tipo y, frente a los que creen que el Euríbor caerá un poquillo en 2018 y luego empezará a subir pero sin salir del terreno negativo, otros piensan que se hundirá hasta el -0,20% o incluso -0,30%. ¿Y hasta cuándo estará esto así? Hasta que el BCE piense que la Economía se ha recuperado lo suficiente como para quitar estas medidas que sostienen su tímido crecimiento como si fueran unas muletas. El Brexit, el conflicto catalán y Donald Trump como presidente de Estados Unidos, entre otros factores, hacen que el BCE se mantenga cauto y no se atreva a cambiar nada más todavía.

Para calcular cuánto te ahorrarás este mes con el nuevo Euríbor, entra en nuestro simulador para revisión anual o el de revisión semestral, y calcula a cuánto ascenderá tu alegría si te toca revisión con la cifra de octubre.

El Euríbor vuelve a dar un respiro a las hipotecas de julio y agosto

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El verano no ha sido sólo un tiempo de descanso para la gente, también lo ha sido para las hipotecas que se revisen con el Euríbor de julio o agosto, que ha batido nuevos récords a la baja.

El indicador más utilizado en las hipotecas variables en España, el Euríbor, ha cerrado el mes de julio en el -0,154% y agosto en el -0,156%. La diferencia es tan pequeña que da igual si la revisión te ha tocado en un mes o en otro, el ahorro medio que habrás visto en tu cuenta (o que vas a ver desde el próximo mes) es de 5-6 euros en caso de revisión anual y de 2-3 euros si es semestral.

Esto confirma que el Euríbor sigue en negativo, donde se instaló en febrero de 2016, y que continúa cayendo. La previsión es que despida septiembre en torno al -0,16%, lo que traerá un nuevo ahorro a las cuotas que se recalculen con la cifra de este mes.

Mientras el Banco Central Europeo (BCE) siga cobrando a los bancos un 0,4% por dejarles el dinero en depósito, mantenga los tipos de interés en el 0% y continúe comprando deuda de los países de la zona euro, se espera que el Euríbor esté muy bajo. Tanto que quizá la banca se encuentre por fin en la tan hablada situación de que la suma de diferencial + Euríbor dé una cifra negativa que obligue al banco a pagar intereses al cliente, o a perdonarle parte de la deuda para no hacerlo.

La previsión es que baje durante todo lo que queda de año, para comenzar a subir a partir de 2018. Pero yo ya no me fío… No es la primera vez que los analistas no aciertan exactamente con la tendencia ni con las fechas, así que yo no descarto que siga en negativo y quizá cayendo durante todo el año que viene, hasta que el BCE suba los tipos de interés.

Las buenas noticias nos durarán mientras siga con todos los estímulos que aplica ahora para que la economía se recupere y el dinero fluya desde los bancos hasta particulares y empresas.

Cuando comience a subir será de forma progresiva y gradual, muy leeeeentamente, por lo que no debemos esperar subidón en las cuotas de repente. Después de que muchas familias se ahogaran con el 5,393% que marcó el Euríbor en julio de 2008, desde los organismos que influyen en el Euríbor se tiene mucho cuidado para que no haya movimientos bruscos que ahoguen la economía de las familias y pequeñas empresas.

Por eso mismo todavía no se ha puesto en marcha el nuevo cálculo del Euríbor, a pesar de que hace por lo menos 3 años que tenía que haber entrado en vigor. Como las pruebas de cotización que se han hecho dan muy por encima de los valores actuales, se evita implantar un nuevo Euríbor que suba las cuotas de golpe hasta 150 € al mes. ¡¡Menos mal!! Se trata de salir de la crisis, no de volver o ahondar en ella.

El Euríbor recibe enero cuesta abajo y sin frenos

Para el Euríbor la cuesta de enero es cuesta abajo

¿La cuesta de enero? Sí, por ahí abajo

Hace años que el Euríbor alegra mes tras mes el bolsillo de millones de hipotecados que tienen sus préstamos a interés variable y no sufren una molesta cláusula suelo, ésa que les marca un mínimo a pagar impidiéndoles disfrutar de las bajadas de este diferencial.

El Euríbor ha cerrado enero en el 0,042%, una nueva cifra récord y doblemente importante. Primero porque despide el mes con un nuevo mínimo histórico. Segundo porque sigue batiendo marcas al cerrar por debajo del precio del dinero, o sea los tipos de interés, que el Banco Central Europeo (BCE) mantiene en el 0,05% desde septiembre de 2014 y que ha anunciado que ahí dejará por mucho tiempo más.

Esta increíble cifra supondrá para las hipotecas con revisión anual un ahorro de 14 € al mes, que serán 168 € durante el próximo año. En el caso de hipotecas con revisión semestral el beneficio consistirá en pagar 7 € menos al mes, o sea 42 € en los próximos seis meses. Las comunidades autónomas en las que más se nota el ahorro, porque sus hipotecas son más altas, son Madrid, Baleares, Cataluña y País Vasco, mientras que en Extremadura, Murcia y Canarias el descuento es menor porque los préstamos y la vivienda tienen importes más bajos.

El BCE es el principal responsable de que el Euríbor esté casi en el 0,00%, una cifra mágica e histórica que acaricia mes tras mes, y que amenaza con alcanzar para delicia de los hipotecados sin suelo. A pesar de la incertidumbre política, que puede generar inestabilidad económica en los inversores y desconfianza en los bancos, el Euríbor lleva un camino imparable hacia el cero.

Algunos analistas creen que muy pronto, antes de junio, el Euríbor no llegará a cero sino que cotizará en negativo, sobre el -0,05%. Esto supondrá que pagaremos los intereses más bajos de nuestra historia, ya que al diferencial pactado habrá que restar el Euríbor. Los analistas no se ponen de acuerdo en si se mantendrá mucho tiempo o no bajo cero. En cualquier caso, la previsión más pesimista no lo sitúa otra vez en positivo hasta finales de este año.

Influye mucho que el BCE lleva 10 meses comprando deuda de los países de la zona euro, y que cobra intereses (en vez de pagar) a los bancos que le dejan su dinero en depósito. De momento no parece que el Euríbor vaya a bajar tanto como para que la banca nos pague intereses, además de que se escudarán en que están para ganar dinero, no para pagarlo.

El Euríbor cierra el año dando otra vez la campanada

Campanazo de Fin de Año

Campanazo de Fin de Año

A las campanadas de Fin de Año les ha salido un duro competidor con el Euríbor. Tras más de un año de bajadas, el indicador al que están referenciadas la mayoría de hipotecas en España ha vuelto a caer para cerrar el mes y despedir el año en el 0,059%.

Se trata de una nueva cifra récord que vuelve a abaratar las hipotecas, que hace un año se revisaron con el Euríbor en 0,329%, lo que también fue un mínimo histórico y una cifra estupenda.

El ahorro medio para una hipoteca que se revise de forma anual será de 13 euros al mes, es decir una media de 156 euros al año. La cifra final irá en función de las condiciones de tu préstamo.

En caso de hipotecas con revisión semestral, el ahorro será menor puesto que el Euríbor despidió junio en el 0,163%.Dejará en tu bolsillo una media de 6 euros al mes, que son 36 euros hasta la próxima revisión.

En 2015 el Euríbor ha caído mes tras mes, excepto en julio que subió, lo que supone un descenso total del 80%, la mayor cifra de los últimos 10 años.

Se esperaba que despidiera 2015 en cifras históricamente bajas y así ha sido. Ya casi ha alcanzado los tipos de interés, que el Banco Central Europeo (BCE) mantiene en el 0,05% desde septiembre de 2014 para abaratar el préstamo de dinero y que éste fluya desde los bancos hacia las empresas y los ciudadanos.

Para que esto siga así, el BCE ha prometido seguir comprando deuda de países de la zona euro hasta marzo de 2017 y cobrar intereses, en vez de pagarlos, a los bancos que depositen en él su dinero. Pero no ha sacado toda la artillería, como se esperaba, por lo que al Euríbor le queda poco recorrido a la baja.

Antes se esperaba que en 2016 continuara muy bajo hasta situarse en el entorno del 0,0%. Ahora, de momento, no parece que vaya a meterse en terreno negativo y, en caso de ocurrir, es poco probable por no decir imposible, que los bancos nos descuenten intereses del diferencial o que nos lleguen a pagar dinero por la hipoteca, aunque nos saliera una cuota de por ejemplo el -0,50%.

En Estados Unidos se ha dado un caso de Bankinter, que sí ha pagado a un cliente por tener una hipoteca multidivisa ligada al Líbor, pero en España lo más probable es que la banca se escudara en que no tienen por qué pagar intereses a sus clientes porque el negocio hipotecario consiste en cobrarlos. Y, por tanto, el interés a pagar o cobrar se quedaría como mucho en cero.

Lo más probable es que el Euríbor baje hasta el 0,40% en los primeros meses del año y que a partir de tocar ahí suelo comience a subir lentamente.

El Euríbor, por primera vez en la zona del 0,0%

Sustituido como mejor regalo de Navidad por el Euríbor extraordinariamente bajo

Sustituido como mejor regalo de Navidad por el Euríbor extraordinariamente bajo

Las palabras récord histórico han dejado de ser impactantes, porque a excepción de julio de este año, el Euríbor nos tiene acostumbrados a batir mínimos un mes tras otro desde hace más de año y medio.

Es que el Euríbor, índice de referencia hipotecaria más utilizado en España, ha cerrado noviembre en el súper mínimo 0,079%. La consecuencia directa es un abaratamiento de las hipotecas que revisen sus cuotas.

Así, si te toca revisión anual con el Euríbor de noviembre, vas a ver cómo tu cuota se reduce una media de 15 euros al mes, lo que supone un ahorro medio total de 180 euros al año.

Si la revisión es semestral el ahorro será menor porque el Euríbor estaba más alto hace un año (0,335% en diciembre de 2014) que hace 6 meses (0,165% en mayo de 2015).  En total podrás dejar de pagar una media de 7 euros al mes, o sea 42 euros en el próximo semestre.

Es la primera vez en la Historia que el Euríbor se sitúa en el entorno del 0,0% y no parece que vaya a ser la última… Se espera que despida diciembre todavía más bajo, alrededor del 0,03%-0,04%. Guauuu, es una pasada… ¡¡Viva el ahorro!!

Con estas cifras cabe preguntarse ¿hasta dónde bajará el Euríbor? ¿Llegará al 0,0%? ¿Quizá por debajo y nos pagará el banco intereses en vez de cobrarlos? 😎 Todo se verá en los próximos meses, pero no creo que nos paguen, con que no nos cobren ya es bastante.

El responsable de su evolución es el Banco Central Europeo (BCE). Aunque no lo marca directamente sí que toma decisiones que influyen en su comportamiento. Acaba de ampliar la compra de deuda de países de la zona euro a marzo de 2017 y empezará a cobrar un 0,3% de interés a los bancos que le depositen su dinero.

El BCE lo hace para que el dinero fluya, los precios suban, la economía se recupere y aumenten los préstamos de la banca a personas y empresas, pero también repercute directamente en el Euríbor, que cada vez que el BCE abre la boca aumenta sus bajadas. Y eso que se esperaba que esta vez el BCE fuera más lejos en sus medidas, que ya de por sí son extraordinarias en todos los sentidos.

Este panorama no salía ni nuestros mejores sueños ni en las peores pesadillas de los bancos.  Salvo que tengas cláusula suelo, es casi como cobrar hipotecas con el diferencial como único interés. Para nosotros una maravilla, sobre todo en caso de préstamos con diferenciales por debajo del 1%, como los que se pusieron hasta que la banca endureció las condiciones en los años intermedios de la crisis.

Adiós a 2011, un año con más desalojos, pocas hipotecas y más caras

Habrá que ser todo un machoman para sobrevivir a 2012

Si es como 2011, habrá que ser muy machoman para sobrevivir a 2012

En 2011, las cosas se han puesto aún más chungas en el chiringol hipotecario, rompiendo todos los suelos y todos los techos, menos los que pagamos en las hipotecas, batiendo todos los récords malos conocidos y por conocer:

En total nos han prestado 90.000 millones € en hipotecas en 2011, un 30% menos que en 2010 según la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Esto hace que la cantidad de dinero que debemos al banco esté apenas por encima de un billón de euros, o sea un 5,69% menos que hace un año. La cantidad de hipotecas firmadas hasta octubre ha bajado un 43,6%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Todo lamentable.

Las hipotecas a Euríbor + 0,35% se han convertido en un mito y ahora la media es Euríbor + 1,60% llegando insluco al Euríbor + 3%.

Los intereses que pagamos a los bancos han aumentado un 900% desde que empezó la crisis en 2007, porque los bancos no han reflejado las bajadas del Euríbor en las nuevas hipotecas. Ya tampoco vale con tener una buena nómina y ser buen pagador, como mínimo te exigen tener ahorrado el 20% del valor del piso.

La compraventa de viviendas ha bajado a niveles escandalosos. Tal vez porque no dan hipotecas, porque la gente espera a que baje más el precio o a encontrar trabajo. Como es lógico, la construcción de pisos se ha congelado, cayendo un 15% este año y volviendo a las cifras de los años 60.

Zetapé hizo que quien se comprara piso este año y ganara más de 24.000 € anuales no se desgravara la hipoteca en Hacienda. Rajoy quiere recuperar la desgravación para todos en 2012. Confío en que sea para nuestro bien y no para hinchar una nueva burbuja.

Cada vez hay más morosos entre los constructores y promotores inmobiliarios y también entre los particulares. Entre eso y el stock de pisos sin vender, los bancos no hacer más que tirarse de los pelos y por eso se han rebajado a negociar con la mitad de los que no pagan. Desde 2007 se han ejecutado 328.000 hipotecas y los desahucios han subido un 24% respecto a 2010.

La dación en pago sigue siendo una fantasía propia de los estudios de animación, y así seguirá siendo porque los partidos que pueden cambiar la situación no quieren y los que no pueden lo piden, pero ya veríamos qué harían si estuvieran en situación de cambiarlo y debieran mucho dinero a los bancos, como les pasa a los que pueden cambiar el sistema y lo hacen.

En resumen, estamos peor de lo que creíamos que podíamos estar. No es que pinte mejor para 2012, pero la esperanza es lo último que se pierde por el camino… ¿O era la dignidad?

¡ FELIZ AÑO NUEVO !