Mejores hipotecas agosto 2018

mejores hipotecas agosto 2018Si andas comparando hipotecas para comprarte una vivienda, no te pierdas nuestro análisis mensual. En agosto, como cada mes, también te presentamos un riguroso análisis del sector con una lista de las 10 mejores hipotecas a interés variable y las 3 mejores a tipo fijo.

¿Pero es que hay novedades en pleno verano? Pues sí, quién lo diría… ¿Verdad? Parte de la banca está en pie de guerra para captar nuevos clientes y se nota. Este mes Coinc y Bankinter dan la campanada en el tipo fijo, pero en meses anterioriores ha sido en el variable, tanto ellos como otras entidades: Openbank, Liberbank, Santander, BBVA…

Son precisamente las que aparecen en primeras posiciones o las que han vuelto a aparecer en la clasificación después de muchísimo tiempo fuera por tener intereses nada competitivos y estar plagadas de vinculación y comisiones. Y curiosamente quedan fuera o están más bajas las que antes se comían el mundo, como la holandesa ING, que tendrá que reinventar su hipoteca si quiere competir.

Aquí quien no corre, vuela, y a pesar de las advertencias del Banco de España para que tengan cuidado, miren por sus márgenes de negocio y no den hipotecas de las que luego se puedan arrepentir porque les supongan menos ganancias, parte de la banca se ha lanzado a la guerra en el tipo variable, que llevaba estancado más de dos años.

En agosto la mejores hipotecas variables siguen en manos de los que han rebajado sus intereses para captar clientes. La diferencia con otras batallas de precio es que esta vez las hipotecas se vuelven camaleónicas: se ofrecen de diferentes maneras según el dinero que necesites. BBVA te presta hasta el 100% mientras que Openbank y Santander te rebajan el diferencial si necesitas menos del típico y máximo 80% que suelen prestar las entidades.

De esta manera, la banca se reinventa con las hipotecas variables más variables que nunca, ya que no sólo varía el interés según el Euríbor sino que la entidad adapta la hipoteca según el dinero que pidas y los ingresos que tengas. El futuro es el mismo: irán reduciendo la vinculación y los intereses, adaptando la hipoteca a cada perfil, y probablemente con ING, Liberbank, Ibercaja y Bankinter, entre otros, entrando en la batalla por captar clientela solvente.

Llama la atención que en conjunto se quejen de que, con el Euríbor aún en negativo -aunque creciendo poco a poco-, la competencia baja demasiado el listón, y que luego quien lo critica se sume al club de las rebajas, con nuevas formas como adaptar el diferencial a tus ingresos y tus ahorros (Openbank y Santander). Algunos bancos están dispuestos a perder margen comercial con tal de arrebatar un nuevo cliente a la competencia.

Es un buen momento para pedir una hipoteca, tanto si lo necesitas todo como si te conformas con menos del 80%, pero si puedes espérate unos meses porque habrá mejores ofertas antes de que termine el año.

Este mes las mayores novedades se producen en el tipo fijo, con Coinc rebajando su hipoteca a 20 años hasta 1,99% sin vinculación ni comisiones. Imbatible por el momento. Eso sí: toooodo es online, excepto la firma ante notario. Bankinter, propietario de Coinc, también rebaja su hipoteca al 1,99% a 20 años, pero con seguros de hogar y vida y algunas comisiones.

Cuidado con otras entidades con tipos de interés más bajos, como por ejemplo Liberbank, al 1,90% a 20 años, porque esconden mucha vinculación y comisiones, que encarecen más lo que pagarás al año relacionado con la hipoteca. Si quieres una hipoteca fija aún estás a tiempo, pero tampoco lo dejes para el año que viene porque, en cuanto el Euríbor empiece a subir más, las hipotecas fijas también lo harán.

Hipoteca Interés Capital Máximo Plazo Comisiones / vinculación
BBVA. Hipoteca Variable Euríbor + 0,89% 100% 40 años SI / 3 productos
Coinc. Hipoteca Variable COINC Euríbor + 0,99% 80% 30 años NO / NO
Openbank. Hipoteca Open Euríbor + 0,89% 50% 30 años NO / 1 producto
Santander. Hipoteca Variable Euríbor + 0,79% 60% 30 años SI / 3 productos
Ibercaja. Hipoteca Ideal Euríbor + 0,90% 80% 30 años NO / 3 productos
ING Direct. Hipoteca Naranja Euríbor + 0,99% 80% 40 años NO / 3 productos
Caja Rural Granada. ¡Hip Hip Hipoteca! Euríbor + 0,99% 80% 30 años NO / 2 productos
Liberbank. Hipoteca Ahora Euríbor + 0,89% 80% 30 años SI / 4 productos
Banco Cooperativo Español. Hipoteca Te lo mereces todo Euríbor + 0,95% 80% 30 años NO / 2 productos
Kutxabank. Hipoteca Variable Euríbor + 0,90% 80% 30 años SI / 5 productos

Las demandas de cláusulas abusivas, resueltas en 16 meses

Espera para cobrar y entona: Peneeélopeeeee, con su bolso de pieel marróoooon… y sus za-pa-ti-tos de tacóoooon, y su ves-ti-do de domiii-iiiin-goooo

Que sepas que si denuncias al banco por alguna cláusula abusiva, la cosa se te alargará en el juzgado una media 16 meses, o sea 1 año y 4 meses hasta que se resuelva el asunto. El tiempo al final puede ser más o menos, es un plazo medio orientativo que ha calculado un portal de reclamaciones.

Ya sabemos que, desde que se crearon en junio del año pasado, los juzgados de cláusulas abusivas están más colapsados de lo que deberían por falta de medios, sobre todo falta de personal.

Son 52, uno por provincia, y no dan abasto. Tantos son los atropellos cometidos en los contratos hipotecarios y tantas las denuncias que, aunque se pensaran como remedio para no colapsar los juzgados originales donde tocaba llevar los asuntos, han terminado colapsados ellos mismos, con una espera importante.

Entre cláusula suelo, que sólo se resuelve el 40% fuera del proceso amistoso que se inventó el Gobierno para eludiar precisamente ir a juicio, las hipotecas multidivisa, los gastos de la hipoteca, la comisión de apertura, la cláusula de vencimiento anticipado, el IRPH y otras joyas del sector, estos juzgados no paran.

Y ya podemos esperar que los mantengan, porque la idea de momento es que estén sólo hasta diciembre, totalmente insuficiente si tenemos en cuenta que hasta marzo sólo habían resuelto poco más del 14% de las demandas recibidas. Y las que quedan por atender y las que vendrán porque la lista de abusos bancarios no deja de crecer cada año, al igual que la gente que decide demandar.

La parte buena de esperar es que es casi seguro que la sentencia saldrá a tu favor, ya que el 98% de los casos se resuelve dando la razón a los clientes y penalizando a la banca a retirar cláusulas, cambiar contratos y devolver el dinero con los intereses que haya generado en los años que pasaron desde que se cobró de más hasta que sale la sentencia. ¿Quién no prefiere cobrar cuanto antes? Al menos el tiempo corre a tu favor porque el banco te pagará más intereses.

También es verdad que depende del caso, porque no es lo mismo seguir sufriendo una cláusula suelo que te ahoga o una hipoteca multidivisa que te pone la cuota impagable dejando la deuda pendiente por las nubes, que una comisión de apertura o unos gastos de la hipoteca en los que se trata de recuperar lo que ya soltaste, pero que ahora no te oprime la economía familiar porque no lo sigues pagando como lo otro.

También varía el dinero a recuperar: mientras que con el suelo puedes trincar entre 4.000 y 16.000 €, con los gastos la cosa baja a los 3.000 € de media, y con la multidivisa puedes cobrar más de 60.000 €.

En cualquier caso, que la demora no te frene a reclamar lo que es tuyo. La Justicia siempre ha sido lenta y sólo cabe esperar que mantengan estos juzgados hasta que todos los abusos se terminen de juzgar.

En este caso me parece que los 5 años que dije el otro día se quedan cortos, más bien deberán dejarlos creados de por vida, porque la banca es como los malos de las películas, que cuando no traman una cosa traman otra y a cada cual peor, más sorprendente y afinando el estilo canalla. Siempre hay que estar en guardia y vigilantes para que no te la cuelen, porque más vale prevenir que demandar.

¿Aprendimos del 5,393% del Euríbor de hace 10 años?

El Euríbor, ese ene-amigo con el que siempre hay que tener cuidado

Este mes se cumplen 10 años de aquel peazo subidón que pegó el Euríbor en julio de 2008, hasta ahora su máximo histórico. Cuando alcanzó el 5,393% a muchas familias se les puso el agua al cuello o se les vino el mundo encima.

De repente la cuota de esa hipoteca, que había empezado siendo asequible, se puso en un mínimo de 1.200 euros. Teniendo en cuenta que las deudas no deben suponernos más de un tercio de los ingresos, sólo hay que imarginar o recordar cuánto había que ganar para asumir cuotas tan altas sin arruinarse.

Así pasó… Que muchas familias tiraron del negocio para pagar la hipoteca y el negocio se arruinó. O viceversa: tenían la casa como aval de la empresa y la perdieron o estuvieron a punto. El 5,393% del Euríbor no fue el pistoletazo de salida de la crisis, porque ya se venía gestando desde hacía tiempo, pero sí que fue la confirmación de que ya no se podía negar ni ocultar más y de que la cosa iba en serio y para largo… Confirmando también que la crisis hipotecaria estaba aqui-iiiii… Sí, esa que duró hasta 2014.

Y para qué queremos más… Cómo pagar esas cuotas si en 2008 el paro alcanzó el 11% con 2,5 millones de personas, pero nada que ver con el 25% que vimos en 2013, cuando se disparó por encima de los 5 millones. ¿Pero por qué el Euríbor se puso por las nubes?

Con la crisis en ciernes, los bancos limitaron muchísimo el dinero que prestaban y eso hizo que estuvieran dispuestos a cobrárselo caro unos a otros. Como el Euríbor depende justo de eso, la cifra se disparó sin precedentes.

Justo lo contrario que ahora, que está hundido en terreno negativo desde febrero de 2016. Como había que conseguir que la banca volviera a prestar dinero, el Banco Central Europeo (BCE) lo ha puesto todo a huevo para que el Euríbor sin hunda sin remedio.

No con esa intención sino con la de hacer que el dinero fluya y la economía europea vuelva a crecer, pero de rebote se ha logrado que las cuotas de las hipotecas bajen hasta ver que las de los diferenciales más bajos no pagan intereses o pagan muy pocos.

De todo aquello tenemos todos que sacar lecciones: la banca, los gobernantes y los que nos endeudamos. Por un lado no hay que dar hipotecas por el 100% o más del 100% excepto a gente que de antemano se sabe que tiene y tendrá una gran capacidad de pago; justo lo que se ha empezado a hacer este año. En parte algunas viviendas se perdieron durante la crisis porque semejantes hipotecas no las pudieron devolver personas que ya se sabía que tendrían problemas de pago.

También hemos aprendido, o deberíamos, que no nos podemos endeudar más de lo que realmente podremos pagar, tanto si nos sube muchísimo el Euríbor como si nos bajan mogollón los ingresos.

Se ha visto que el interés variable es arriesgado, precisamente por eso, por ser variable. Por eso los bancos sacan a relucir el fantasma del 5,393% y lo agitan poderosamente para que te dé miedo y te ates a un tipo fijo, que excepto que firmes a más de 20 años o sea bajísimo de momento no interesa.

El Euríbor seguirá en negativo por lo menos hasta 2020 y veo complicado que se vuelva a poner en esa monstruosa cifra así como así, sobre todo si tenemos tan presente que hace 10 años ocurrió y que todos tenemos que hacer las cosas bien para que no vuelva a pasar.

Y tú… ¿Compras con hipoteca o al contado?

Está costando subir

¿Necesitas una hipoteca para comprarte la casa? ¡¡Únete al club…!! Casi la mitad (45%) de los que se hacen con una vivienda utilizan un préstamo. ¿Te sorprende?

Es una cifra alta y una cifra baja según con qué se compare. Las cosas han estado tan mal durante la crisis, especialmente entre 2010 y 2013 que por aquel entonces solamente un tercio de los pisos que se compraban era con hipoteca. El resto era a tocateja, un billetito tras otro.

Se había pinchado la burbuja y la vivienda bajó de precio, pero soltar semejante dineral sólo estaba al alcance de los ricos, los que de repente cobran una herencia, lo típico de invertir en ladrillo, blanquear dinero y algún que otro motivo más.

Dos tercios de las casas se compraban al contado y no porque de repente no necesitáramos hipoteca sino porque no nos la daban, eran super caras y el desempleo estuvo en el 25%… Ahora la cifra de compradores sin préstamo ha bajado al 54%, pero sigue siendo alta porque significa que el 45% necesita una hipoteca.

Lo deseable es que nos diera tiempo a ahorrar lo bastante, pero con la edad con la que te compras la primera casa y tal y como están los sueldos y el mercado laboral (peor que en los últimos 20 años), ya es bueno y significativo que quienes puedan acceder a una hipoteca hayan pasado del 33% al 45% en cuestión de 3-4 años.

Sin embargo, es una cifra baja en comparación con lo que pasaba antes de la crisis, cuando la cosa era al revés: dos tercios de las viviendas se adquirían con hipoteca y sólo un tercio se pagaba al contado (inversores, quienes compran una con el dinero de vender otra, etc).

Se vuelven a dar hipotecas pero no todas las que la gente necesita porque, en general, sigue habiendo más ganas de comprarse una casa que de alquilarla, y gente que alquila porque no se la pueda comprar. Esto explica por qué hay una inmensa burbuja en torno al alquiler, con muchás más personas buscando dónde vivir que pisos disponibles y con los precios disparados en toda la geografía española.

Con el Euríbor bajo cero y las hipotecas actuales, que si no necesitas mucho dinero están más baratas que antes, es más económico comprar que alquilar, a pesar de todos los gastos iniciales, pero menos gente de la que quiere se lo puede permitir. Es más gente que antes, sí, pero no toda la que podría haber.

Si la recuperación sigue su curso, la cifra probablemente se vuelva a dar la vuelta: un tercio comprarán a tocateja y dos tercios con hipoteca, más del 90% de la gente vivirá en una vivienda propia, la burbuja del alquiler se desinflará y los precios bajarán. Pero con los sueldos bajos y los bancos cautos y aún algo exigentes al dar hipotecas se tardarán muchos años, si es que la cifra vuelve a estar alguna vez como hace más de 10 años.

Quejarse ante el Banco de España empieza a ser efectivo

Remedio eficaz contra chupasangre en el 64% de casos

Cuando sufres un abuso bancario, ya sea en su día el suelo o ahora el vencimiento anticipado, la comisión de apertura, gastos de la hipoteca o el cambio al IRPH Entidades, puedes hacer tres cosas antes de llegar a juicio, que dado el coste y el desgaste personal que supone siempre debe ser la última opción.

La primera es reclamar a tu banco que elimine el abuso y te devuelva el dinero que has pagado de más, hablando se entiende la gente pero como a veces no quiere entender nada, te negarán lo que pides o directamente te mandarán a tomar por saco o al SAC.

Son las siglas de Servicio de Atención al Cliente, el departamento del banco donde quejarte de manera formal y oficial. Para reclamar cualquier cosa es mejor redactarlo de manera seria y técnica. En Internet seguro que encuentras un modelo para reclamar o bien puedes pedir cita en la OMIC (Oficina Municipal de Atención al Consumidor), cuentas el caso, llevas la documentación que te pidan, redactan la reclamación y en algunos casos hasta la envían por ti al banco. ¡¡Todo gratuito!!

Si el banco contesta que no o en dos meses no te responde, puedes reclamar ante el Banco de España. Como vimos, es una opción más que tenemos y que no tiene por qué hacerte perder el tiempo, salga como salga el resultado.

Si el Banco de España te da la razón puedes esperar que tu entidad agache la cabeza y te dé lo que pides en dos tercios de los casos. Si no quiere, a pesar de que el Banco de España piense que tienes razón, sólo te queda buscar un buen abogado que te cobre como mucho entre un 10% y un 15% de lo que ganarás, preguntarle las opciones de lograrlo y, en caso de que lo tenga super seguro y haya sentencias favorables en casos como el tuyo, ir a juicio.

Probablemente el juez tendrá en cuenta que tienes un informe a tu favor del Banco de España. Si el informe sale negativo también puedes ir a juicio pero el juez quizá lo tenga en cuenta en tu contra.

Extraña pero no sorprende que el Banco de España dé la razón a los clientes en muchas cuestiones y luego la entidad se lo pase por el forro. De las casi 6.000 reclamaciones sobre hipotecas que el Banco de España recibió el año pasado, sólo en el 64% de los casos el banco le hizo caso, en el otro tercio hizo el silencio y nunca más se supo.

Aun así, es un avance. El año anterior (2016), los bancos solamente hicieron caso a la opinión del Banco de España en un tercio de los casos. Debe de ser que ya hay banqueros escarmentados a base de sentencias en contra (el 97% de las que pasan por los juzgados especializados condenan a la banca) y de que están hartos de reclamaciones, peleas y a mala reputación que todo esto les ocasiona.

Tiene más mérito aún si tenemos en cuenta que el año pasado el Banco de España recibió una cifra recórd de reclamaciones, con algo más de 40.000, que supone un 276% más que el año anterior.

Pero que la banca haga caso en dos tercios de los casos no es bastante, debería hacerlo en el 100%, siendo el Banco de España un juez imparcial, un desempate, un recurso para no ir a juicio y lograr que el banco te haga caso y elimine los abusos. Así el Banco de España de verdad tendría poder y sería un supervisor real, no el consentidor de los abusos bancarios como ha sido hasta hace poco tiempo.

Los bancos van perdiendo la guerra contra la comisión de apertura

Uuuh, la que se nos viene encima…

¿Pagaste comisión de apertura? ¿Vas a firmar un préstamo y te quieren colar una? ¡¡No la aceptes!! Huye de ella, negocia que no la incluyan o vete a otra entidad que te dé una hipoteca sin comisiones.

La comisión de apertura es uno de esos abusos que la banca ha estado utilizando para ganar más dinero con las hipotecas, sobre todo desde que el Euríbor se hundió bajo cero en febrero de 2016.

Pero no te creas que sólo la usa desde entonces. La venía poniendo desde antes porque para la les resulta una forma fácil y rápida de trincar pasta con poco esfuerzo.

Precisamente es por esto que se ha ganado terreno. Algunos juzgados en Valladolid, Barcelona, Asturias y Zaragoza han anulado la comisión de apertura obligando a los bancos a devolver hasta el último céntimo de la comisión más los intereses legales que el dinero generó desde que lo pagaron los clientes.

Esto no significa que ahora todos los bancos vayan a devolver el dinero pero sí que tienes algo a lo que agarrarte para pedirle a tu entidad que te devuelva el dinero de la comisión de apertura que te cobró, que puede oscilar -ni más ni menos- entre los 1.500 y los 3.000 €.

Son cifras orientativas dada la orquilla de dinero que se suele prestar en España para comprar una vivienda; la cantidad real que pagaste la tendrás que calcular según el porcentaje que te impusiera el banco sin posibilidad de que lo negociaras. La comisión de apertura más frecuente oscila entre el 0,5% y el 1% del dinero prestado. Así que imagina, si te prestaron 150.000 € y la comisión de apertura es del 1% te deben 1.500 € más intereses.

Como ya se están viendo estas sentencias, algunos bancos que incluían estos abusos en sus hipotecas los han quitado de su oferta, como por ejemplo el Santander, que dejó de incluirla en enero, o el BBVA que paró en abril.

Para que te la quiten puedes pedirlo formalmente al SAC (Servicio de Atención al Cliente) de tu entidad. En cualquier oficina te dirán el correo electrónico al que enviarlo o recogerán la documentación para enviarla ellos a su SAC.

Y si te dan por SACo porque a los dos meses no te han respondido, consulta con un abogado si puedes reclamarlo por vía judicial y qué opciones tienes de ganar el juicio. Con estas sentencias en la mano, hay posibilidades. Otra cosa es que no te compense porque el abogado vaya a cobrar más que tú. Normalmente van a porcentaje, siendo una locura que se lleve más del 15% + IVA; eso sí, pregunta a tu seguro del hogar porque algunos cubren el gasto anual en abogados.

Tus opciones de ganar no sólo dependen de que el banco te incluyera la comisión de apertura y tú la pagaras sino de que ahora la entidad pueda demostrar que efectivamente te cobró por prestarte algún servicio. ¿Cuál? Lo puede demostrar enseñando papeles que digan que hizo un estudio económico de tu perfil y un estudio para ver que te podía dar la hipoteca.

Si no puede presentar esos papeles, como ha pasado en otros juicios, tienes el caso ganado. Si lo presenta habrá que ver qué opina el juez, ya que una comisión de apertura debe entenderse por algo más que estudiar un perfil, hay que acreditar que se han hecho unas gestiones que justifiquen cobrar esos 1.200 – 3.000 €, cuáles han sido y cuánto han costado.

El banco tiene difícil demostrarlo porque no se trata de un servicio aparte de la hipoteca. Además hay una corriente en ciertos juzgados contra su uso ya que se ve a todas luces que, con la excusa de dar de alta el préstamo en el sistema, es una pulla más para sacarnos el dinero, sin que realmente se haga nada extraordinario por abrir el crédito, nada más que no se pueda pagar con los intereses que ya se abonarán durante décadas en la hipoteca.

¿Hipoteca a tipo fijo o variable aunque suba el Euríbor?

¿Qué hago?

El Euríbor ha subido en junio desde el -0,188% hasta el -0,181%. Como es el mayor aumento y el movimiento más grande desde que en noviembre entró en coma, ya saltan las voces de alarma para recordarnos que va a subir definitivamente, que es un gran momento de pillar una hipoteca fija antes de que suba del todo o incluso antes de que se ponga tan alto que llegue otra vez al temido máximo histórico del 5,393% del que justo ahora se cumplen 10 años.

¿Pero qué hay de verdad en todo esto? ¿Hay que pillar una hipoteca fija sí o sí, o también podría interesarme una variable? Como es lógico, la banca está empeñada en que contratemos lo más caro posible al mayor tiempo posible, porque es lo que le asegura ganar más dinero durante más tiempo.

Partiendo de esa base, que nos digan en Bankinter que ahora hay que contratar un préstamo fijo porque su departamento de análisis pronostica que el Euríbor subirá en 2019 es mucho decir. Y hay mucho más de interés por su parte y para su beneficio que para el nuestro.

Bankinter es un oportunista que, aprovechando que el Euríbor acaba de subir más que en los últimos 7 meses, rebaja la hipoteca fija al 1,99% a 20 años y por otro lado publica unos análisis que aseguran una subida inminente del Euríbor.

Análisis de este tipo se publican siempre, pero por lo menos en los últimos 2 años no han dado pie con bola, ya que se lleva diciendo desde 2016 que el Euríbor va a subir pero luego nunca lo hace. No hay que hacer caso de los análisis que publican los bancos sólo por su propio interés, sino leer los movimientos del Banco Central Europeo, que en este blog comentamos a menudo, poner los análisis bancarios en cuarentena y analizar por nuestra cuenta el panorama.

¿Para qué va a querer un banco compartir una información super valiosa para él si lo que quiere es sacarnos el dinero para ganar lo máximo posible? Si de verdad va a subir el Euríbor y la cosa se nos fuera a poner fea, como la banca gana dinero de verdad es con las hipotecas variables, que suman un diferencial al Euríbor, no con las hipotecas fijas que siempre tienen la misma cuota y que las han puesto de moda hace poco más de dos años para ganar más ahora que se gana poco con el tipo variable por el Euríbor bajo.

Ahora mismo para un banco es muchísimo más rentable una hipoteca que te obliga a pagar un 1,99% de intereses antes que una a Euríbor + 0,89%, estando el Euríbor por debajo de cero y quedándose el interés en menos del 0,80%.

El Euríbor subirá, qué duda cabe, pero ni tan rápido ni tan alto como a la banca le gustaría, ni por supuesto para justificar que te ates a un interés más alto del que pagarías si para hipotecas a como máximo 20 años apuestas por el variable.

El suelo es anulable aunque lo supieras antes de firmar la hipoteca

Por fin algo de sentido común y acierto en todo esto

¿Tienes cláusula suelo pero no te la han querido quitar porque después de contratar la hipoteca firmaste un cambio de condiciones (novación) o la cambiaste de banco (subrogación)?

Hasta ahora la banca no quería eliminar la cláusula suelo ni devolver el dinero si el cliente había firmado una novación, o sea un cambio de condiciones de la hipoteca en la que se vuelve a firmar un contrato ante notario, con la excusa de que habían pactado el suelo y firmabas sabiendo lo que había en el contrato.

Decían que el cliente había leído ese contrato y lo sabía todo. Y como, según sentencia del Tribunal Supremo de 2013, el suelo sólo es anulable si hubo falta de transparencia en la contratación (que no supieras que tenías suelo, por ejemplo, o la cláusula no se entendiera) el banco se hacía el loco y algunos jueces se ponían de su parte.

Pero ahora la cosa cambia. El Tribunal Supremo acaba de dictar una sentencia en la que reconoce que da igual si la hipoteca es una novación o si la cláusula está perfectamente redactada y se entiende, ya que en su opinión el cliente siempre está en desventaja con la entidad en cuanto al conocimiento de asuntos financieros.

También dice que da igual si entre el primer y el segundo contrato se rebajó el suelo, como en el caso juzgado del Banco Popular, que cambió del 5% al 3,5%. Incluso que da igual si el cliente sabía que tenía cláusula suelo… ya que en cualquiera de estos casos, o incluso dándose todas las circunstancias a la vez, hay un “déficit de información”.

Según el Alto Tribunal, firmar la hipoteca sabiendo que hay suelo no significa que se sepa en qué consiste ni las consecuencias que tiene, porque sigue faltando un “plus de información” para el cliente. ¡Ahí es na!

Si firmaste una novación o una subrogación, la nueva sentencia del Tribunal Supremo sobre cláusulas suelo te va a encantar y te ayudará a eliminar el suelo y recuperar el dinero de una vez por todas. ¿Por qué? Por que es de esas que sientan jurisprudencia, o sea que sirven para que otros jueces dicten lo mismo en otros juicios de casos similares.

¿Pero necesito ir a juicio para recuperar el dinero? En principio no, valdría con hablar con el banco y comentarle que, según esta sentencia, debe quitarte el suelo y darte la pasta, ya que además hay un procedimiento rápido que estableció el Gobierno para reclamar estas cosas a los bancos sin ir a juicio.

¿Y si se hace el loco y no quiere quitar el suelo ni pagar? Entonces no te queda otra que demandar, sabiendo que esta nueva sentencia del Tribunal Supremo te da la oportunidad de ganar el juicio.

Hipotecas sin moverse del sillón

– Mira, en ese banco firmé yo mi primera hipoteca…
– ¿En serio, abuelo?

Aunque parte de las gestiones se siguen realizando en persona, ha crecido muchísimo el número de clientes que se relaciona con el banco por Internet, ya sea por la web o mediante una aplicación instalada en el telefóno móvil.

Si en 15 años hemos vivido una gran revolución tecnológica, en otros 15 seguro que buscar y contratar hipotecas por el móvil o por Internet será algo habitual para muchos. Basta con que los nativos tecnológicos, esa generación que se ha criado a los pechos de móviles, tablets y el wifi, y que todavía está en el colegio o el instituto, quiera comprarse una casa y necesite hipoteca.

¿Irán al banco? Noooo, seguramente su primera intención sea solucionarlo a través de medios digitales, sobre todo si ya están implantados, aunque sus padres les digan que para estas cosas hay que ir en persona de banco en banco.

Con esta visión de futuro grandes bancos españoles como el Santander o BBVA están comprando empresas fintech, modernizándose y gastando millones en tecnología. Aunque aún no es el momento ya se ven los primeros intentos, los pioneros como Finteca o como Hipoo, que pretenden subir su número de usuarios como la espuma: pasando de los 2.000 con los que esperan cerrar este año a los 15.000 que quieren tener el año que viene.

Teniendo en cuenta que acaban de nacer, el crecimiento sería brutal. Hipoo es una página web que quiere hacer de intermediario entre el cliente y el banco, consiguiéndole la mejor hipoteca. No sólo ofrece un comparador sino que, según tu perfil y con el apoyo de expertos, negocia, lleva el proceso e incluso te permite contratar seguros diferentes a los del banco, la tasación o pedir la nota simple. Un proceso integral 100% digital sin moverte de casa.

Hasta aquí sonaría a intermediario financiero, pero no te cobra comisión, se la cobra al banco, con lo que el servicio a ti te sale gratis. La idea es buena porque a la par que te simplifican la tareas y ganas tiempo, te aconsejan, pero España todavía no está preparada para una gran contratación online de hipotecas.

No hay más que ver que las hipotecas online, por mucho que son las mejores, se mantienen pero todavía no ganan la partida al resto de hipotecas tradicionales. Coinc, una plataforma de Bankinter que ha sacado una hipoteca muy competitiva y 100% online (vamos que no ves a nadie hasta que vas a la notaría a firmar), no termina de cuajar tampoco masivamente, y eso que las condiciones del préstamo son muy buenas.

La revolución tecnológica ha empezado, no hay más que ver cómo estábamos hace 15 años y por dónde van los tiros ahora. Aunque no será de un día para otro, los cambios llegarán sin que nos demos cuenta y un buen día nuestros hijos nos dirán: ¡¡Mira, he pillado una peazo hipoteca por el móvil!! O por la página web que sea, como quien pilla un vuelo barato a Londres… Y tendremos que contarles batallitas de cuando íbamos a las oficinas y cómo se hacían antes las cosas, para su flipe generalizado.

El PUFo de los seguros de prima única llega a los tribunales

Ya era hora…

Nuevo frente abierto para la banca. ¡¡¡Otro…!!! Y ha tardado en explotar porque nosotros ya alertábamos a principios de 2015 de que era un pufo… Una PUF, siglas que esconden una Prima Única Financiada.

¿El qué? Un seguro de vida o de protección de pagos que se pagada de una tacada y que se incluye dentro de la hipoteca, o sea que te toca pagar intereses por él, como si fuera dinero que te deja el banco, y que también cuenta para calcular el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que se firma al inicio de la hipoteca y que es lo más caro de todos los gastos, fácilmente el 1% de lo que te prestan. Calcula: si te dejan 150.000 euros, son 1.500 eurazos.

Pero aquí no acaba el abuso… Que el banco plantee el seguro como una PUF conlleva que te lo impone para conceder la hipoteca. No es la típica vinculación que si la aceptas te rebaja el diferencial y si no te queda más alto. No, no… Es que si no te tragas este seguro de vida o de protección de pagos no te dan la hipoteca. Así es: obligatorio e impuesto.

¿Y el colmo? Que la empresa aseguradora, que también impone el banco, es de su propiedad o de su grupo de empresas, además de que es mucho más caro que si lo firmaras con una aseguradora cualquiera, no la del banco que como ves trinca pasta con esto por todas partes. Lo impone, lo mete como fijo y cobra intereses, elige la empresa y lo cobra más caro. Un abuso se mire por donde se mire.

Por eso se le han hinchado las narices al Colegio de Mediadores de Seguros del Principado de Asturias, que ha dado el paso de denunciar al Banco Sabadell y al Popular (dentro del Santander desde junio de 2017) por estos pufos. El juicio oral será en octubre en el juzgado 3 Mercantil de Gijón y espero que les den por todas partes, ya que se trata de un abuso tremendo.

En este caso denuncian las aseguradoras porque sienten que la banca les hace competencia desleal, de la chunga, de la mala. Con malas artes que también sufren los clientes y que cuando este juicio se gane nos beneficiaremos de un sistema más limpio. ¿Por qué? Porque a pesar de juzgarse en Asturias sentará jurisprudencia, o sea una sentencia con la que ganar un juicio en otra parte de España por el mismo tema.

Sólo en el Sabadell se calcula que hay 400.000 personas afectadas, que podrían reclamar si los mediadores de seguros asturianos ganan la partida a la banca. Esto ya no es clientes contra bancos es aseguradoras contra bancos y con muchos argumentos para ganar. Se pide que se declaren nulos estos seguros, que se devuelva el dinero cobrado de más y, cómo no, indemnización por daños y perjuicios. Lo mínimo, lo justo.

Estas PUF no deberían existir y precisamente la Ley que está parada en el Congreso y que lleva 27 meses de retraso para implantarse en España, prohibirá a la banca obligar la contratación de seguros y reconoce que el cliente puede contratarlo que quiera con quien quiera, no con quien le impongan.