Archivo de la etiqueta: abogados

Cómo reclamar una hipoteca multidivisa

Cuidadín con los acuerdos que te ofrezca el banco

Cuidadín con los acuerdos que te ofrezca el banco

Ahora que el Tribunal Supremo ha reconocido el pasado 15 de noviembre que las hipotecas multidivisa deben convertirse a euros en caso de que el cliente no estuviera formado ni informado sobre los inmensos problemas y riesgos de este tipo de préstamos en francos o yenes, seguro que te preguntas cómo reclamar a tu banco.

Cómo reclamar

Lo primero es ir al banco y presentar un escrito de reclamación como éste en el Servicio de Atención al Cliente (SAC) o donde ellos te digan que debes hacerlo, pidiendo todo lo mencionado antes y mencionando que lo haces amparándote en la reciente sentencia del Tribunal Supremo.

También puedes apoyarte en la oficina del consumidor de tu localidad, que también ayuda a reclamar otras cláusulas abusivas, para que te ayuden a prepararlo o lo presenten por ti. Si en 2 meses no responden o la respuesta es negativa, puedes ir al Servicio de Reclamaciones del Banco de España, pero como esto sólo suele servir para que figure en sus estadísticas, puedes saltarte este paso y pasar directamente a la vía judicial.

Para ello has de contactar con algún abogado experto en materia fiscal y bancaria que tenga experiencia en cláusulas abusivas, lleve más casos de hipotecas multidivisa y los haya ganado. Se espera un aluvión de demandas ante la nueva sentencia del Tribunal Supremo, así que ojito con las comisiones que te cobren, que tampoco abusen los abogados.

No firmes nada que te ofrezca el banco, por muy ventajoso que te parezca el acuerdo, sin el visto bueno de tu abogado. En la cláusula suelo ya ha pasado que las entidades han llamado a los clientes ofreciendo acuerdos supuestamente buenos para los afectados porque les quitaban el suelo, pero en realidad malos porque a cambio les obligaban a firmar que renunciaban a cobrar el dinero, les imponían el pago de seguros y el compromiso de no demandar en los tribunales.

Hipotecas ya juzgadas, canceladas, modificadas, con juicios pendientes…

Si estás en pleno proceso judicial porque ya has demandado, cabe esperar que el juez aplique la sentencia del Tribunal Supremo siempre que el banco no pueda demostrar que te informó bien de los riesgos. Si la tienes cancelada o ejecutada por no pagar, también puedes reclamar. Si tu caso ya se juzgó con sentencia en contra, puedes volver a reclamar.

Quizá algún juez aplique el principio de cosa juzgada, o sea que se agarre a que ya hay sentencia dictada para no volver a mirar el caso, pero por lo general deberían revisarlo y volver a dictar sentencia porque la del Tribunal Supremo es posterior a la tuya y afecta a todas las hipotecas no transparentes, donde es probable que se encuentre la tuya. En aquel momento a lo mejor no se estudió la transparencia de la hipoteca ni el abuso de la cláusula multidivisa, que ahora sí han resaltado en el Supremo.

Documentación

Busca la escritura de la hipoteca porque te la van a pedir. Son los papeles que te dieron en la notaría, en los que se habla de las características del préstamo, es el contrato. En ellos aparece la cláusula multidivisa que tienen que anularte. Si hubo novación (nuevo contrato por cambio de condiciones) o subrogación (te cambiaste de banco) también debes presentar esas nuevas escrituras. Presenta todo lo que tengas relativo a la hipoteca, incluidos los últimos tres recibos.

Deberás probar que no tenías ni idea de que una hipoteca multidivisa podría duplicar tu deuda, ni que el euro se podría devaluar (perder valor) un 20% o 30% con respecto a la moneda en que firmaste. Da igual si tienes una licenciatura en otra materia, mientras que demuestres que estabas pez en tema de divisas el caso puede salirte con éxito.

Plazo

Aunque no hay plazo porque se ha considerado la cláusula multidivisa como abusiva, si se quieren poner estrictos serían 4 años desde que se canceló la hipoteca o, si no está cancelada, 4 años a contar desde el 20 de septiembre de 2017, cuando salió la primera sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la que se ha basado el Supremo.

Choriceando a costa del ingenuo y pobre

Pasa, pasa, Caperucita, que te voy a dar una hipoteca...

Pasa, pasa, Caperucita, que te voy a dar una hipoteca...

Sabidos son los chanchullos y robos descarados que los bancos nos practican legalmente y a costa de nuestra desinformación, aunque algunos bien que deberían ser ilegales y no lo son por falta de huevos de los políticos a la hora de legislar a favor de los consumidores para equilibrar la balanza, que actualmente pesa demasiado en favor de los bancos.

Sin embargo, la corruptela que se traen entre manos las entidades financieras y otros jetas del chiringuito inmobiliario a veces va más allá y se transforma en algo más parecido a Los Soprano que a un país del primer mundo con leyes y orden.

El último golpe a la corrupción y estafa hipotecaria lo acaba de dar la Polícia en Sevilla, deteniendo en la Operación Capital -vaya juerga, si tiene nombre de discoteca, jeje- a 42 personas entre estafantes y estafados.

El chanchullo era el siguiente: una empresa dedicada a la compraventa de viviendas y el préstamo de dinero, ofrecía a personas con poca formación y sin apenas recursos, ahogadas por las deudas, la reunificación de todo lo que debían a cambio de que firmaran un contrato de compraventa de su casa.

Después, esta entidad más mala que un dolor de muelas les revendía el piso y les conseguía una hipoteca, falsificando todo tipo de documentación y gracias a la firma de dos directores de banco, que por cada operación se embolsaban 5.000 pavos. Casi na.

En el ajo estaban todos pringados: un director de banco y otro de caja de ahorros, abogados, tasadores, empresarios y hasta un notario que aún no ha sido detenido. Y eeeeeeso, que diría Chayanne.

En el tiempo que les ha durado el tenderete, han desplumado 2 millones de euros a 60 personas -probablemente a más-, 15 de las cuales están detenidas por aceptar que les falsificaran documentación con tal de que les dieran una hipoteca. Estafados y ahora detenidos. ¡Qué vamos a tener que hacer para que nos den una hipoteca! Si no puedes con(tra) el sistema, únete a él.

Los cacos de guante blanco han procurado dejar la menor documentación posible. Tenían calculado que les daría tiempo a desaparecer sin dejar rastro antes de que alguien denunciara y se destapara todo el tinglao. Jugaban bien con los tiempos, pero a la vista está que no lo suficiente porque les han pillado en el intento de blanquear un negocio más negro que los sobacos de Machín.

Estos choricos falsificaban contratos de trabajo indefinido, nóminas, vidas laborales, declaraciones de la Renta y todo tipo de papeleo en reunificación de deudas, préstamos hipotecarios y compraventa de viviendas para que personas con pocos recursos o faltos de ellos pudieran recibir la hipoteca que cualquier banco les negaría.

Qué pena que se los hayan cargao, porque seguro que muchos estáis pensando en que nos podrían dar un curso acelerado de falsificación de documentación y firmitas de directores de banco para conseguir una hipoteca. Se acabó lo que se daba, colegas.