Archivo de la etiqueta: cuota hipotecaria

Cómo conseguir que no te embarguen el piso si no pagas la hipoteca

Devuélveme lo mío

Devuélveme lo mío

La cláusula de vencimiento anticipado está en entredicho. Significa que el banco te puede pedir que le devuelvas de golpe todo el dinero del préstamo si dejas de pagar 3 cuotas. Antes eran 6, pero Zapatero lo bajó a 3 al final de su legislatura.

Esta cláusula es la madre de todos los desahucios. Dejas de pagar, el banco ejecuta la hipoteca, con el tiempo embarga el piso… Lo subasta, obtiene una cantidad ridícula por él… Te quedas sin casa y, para colmo, te reclama el resto del dinero que no ha sacado con la venta del piso, hasta que le pagues hasta el último céntimo que le debes.

¿Pero cómo se supone que vas a pagar si no tienes casa y la has perdido porque no te quedaba dinero? Que esto pase con una segunda residencia o una vivienda que se compraba para invertir, se entiende que se podría seguir pagando y quizá no se quiera. Pero nadie quiere verse en semejante marrón, no se deja de pagar porque se tenga y no se quiera. Es de las últimas cosas que se dejan de pagar y, si se hace, es porque de verdad no se puede.

Esta cláusula de vencimiento anticipado está ya también en los juzgados, como el suelo, los gastos de formalización, el IRPH, las hipotecas multidivisa y otros abusos bancarios. Y está también en la agenda del Gobierno, en la reforma de la Ley Hipotecaria que tiene entre manos.

Le dan vueltas a si se podrá pedir o no la devolución de lo que queda por pagar en función del porcentaje de lo que ya se haya amortizado. Aún no han dicho qué porcentaje ni se ha aprobado la reforma, sólo es una idea.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, único que de momento nos echa una mano a los consumidores españoles para poner orden entre tanto abuso bancario, dijo hace un par de meses que pedir por adelantado el pago de lo que queda de préstamo y hacerlo al tercer impago de cuota es un abuso y la cláusula nula. Que hay que ver cuánto queda por pagar tanto en tiempo como en dinero.

Otra buena noticia es que permitió a los jueces españoles paralizar una ejecución en cuya hipoteca esté esta cláusula. La Audiencia Provincial de Madrid ha parado todas las ejecuciones hipotecarias de este tipo, hasta ver cómo cree el Tribunal europeo que hay que resolver el tema.

Si no pagas 3 cuotas y el banco te ejecuta la hipoteca, tienes 10 días para contestarles negándote a que te pidan el resto de la deuda. Les dices que es una cláusula abusiva que está en entredicho por la Unión Europea y que debéis buscar otra solución diferente a pagar de golpe el capital pendiente.

El drama del IRPH sigue vivito y coleando

Es como sentirse atado

Atados por un tormento

Del IRPH se habla poco pero se sufre mucho. Se calcula que quien lo tiene en su hipoteca ha pagado en los últimos 10 años entre 18.000 y 21.000 euros más que si su préstamo hubiera dependido del Euríbor, indicador al que están referenciadas el 90% de las hipotecas en España.

El IRPH es el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, siendo el IRPH Entidades el único superviviente de todos los que había. Durante años ha cotizado en paralelo al Euríbor, siempre por encima, pero subiendo y bajando al mismo ritmo, hasta que en 2012 el Euríbor comenzó a caer a lo loco y el IRPH se mantuvo estable.

En ese momento se marcó la mayor diferencia entre ambos, brecha que aún continúa, puesto que el IRPH está en el 2,007% y el Euríbor ha despedido agosto en el -0,048%. Hasta ese momento los afectados por IRPH no sabían que tenían un índice diferente, incluso algunos pensaron que si su cuota no bajaba mientras que la de otros sí, es porque tenían un suelo.

Estaban equivocados y engañados por su banco, que en muchos casos les incitó a contratar IRPH en vez de Euríbor alegando que era un índice más estable. Lo que se callaron es que es más manipulable, algo reconocido el Banco de España.

Los afectados han pagado una media de 2.100 € al año, que suponen 175 € más al mes, un dineralazo para cualquier economía familiar. De haber tenido Euríbor no sólo hubieran ahorrado sino que ahora su deuda sería menor porque hubieran pagado más capital además de menos intereses. La ganancia total de la banca ha sido de 22.000 millones.

Se estima que en España hay al menos 1.300.000 hipotecas con IRPH. Todos persiguen que el banco les cambie el odiado índice por el ansiado Euríbor + 1%, que abarataría sus cuotas significamente.

Lo malo del IRPH es que las batallas judiciales no se ganan tanto como en el caso de otros abusos bancarios como el suelo. Cuando las demandas caían en manos de jueces de lo Mercantil se cosecharon más sentencias a favor de los clientes. Pero al quedar el tema en Juzgados de Primera Instancia el éxito ha caído por su menor formación financiera.

La Asociación de Usuarios Financieros, Asufin, prepara una demanda colectiva contra varios bancos, que esperan presentar pronto. Además de la vía judicial, los afectados por IRPH cuentan con otras dos salidas: una es negociar con el banco el cambio de índice de referencia (IRPH por Euríbor), a lo que la banca es bastante reacia por la pérdida de ganancias; y otra es subrogar la hipoteca a otro banco, con mejores condiciones.

¿Subirá la cuota de la hipoteca con el nuevo Euríbor?

Toquemos madera...

Toquemos madera…

Aunque el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, dijo hace meses que la nueva forma de cálculo del Euríbor no perjudicaría a las hipotecas, al no subir las cuotas, la cosa no está tan clara.

Lo que antes se llamaba Euríbor Plus y que ahora seguirá siendo simplemente Euríbor, consiste en utilizar los intereses que se cobran los bancos por prestarse dinero para calcular el Euríbor diariamente.

Ahora lo que se usa con estimaciones que los bancos publican, pero no cifras reales, y dado que se ha manipulado mucho este aspecto en el pasado, llevan anunciando un nuevo Euríbor por lo menos año y medio.

El retraso en su puesta en marcha es precisamente el miedo que hay a que las cuotas de las hipotecas cambien considerablemente… y no precisamente a mejor.

Se teme que el nuevo Euríbor, que lleva en pruebas todo lo que va de año, no salga negativo sino positivo. Dado que el Euríbor lleva en negativo desde febrero y el pronóstico es que siga así lo menos un año más, estando en torno a cero o muy bajo hasta 2019, existe el temor de que el nuevo Euríbor suba de repente las cuotas hipotecarias asfixiando a las familias.

Existe otra posibilidad y es que, al desaparecer el Euríbor que conocemos hasta ahora, los bancos apliquen el tipo sustituto que aparece en los contratos, que suele ser el IRPH Entidades (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), mucho más caro que el Euríbor.

El IRPH cuesta une media de 2.000 euros más al año a quienes lo tienen, que no paran de pedir que se lo cambien por Euríbor + 1%, ya que el IRPH cotiza en el 2,007% mientras que el Euríbor cerró agosto en el -0,048%. La diferencia es abrumadora.

Todo es especulación, pero lo único en lo que parecen ponerse de acuerdo los expertos es en que las hipotecas subirán con el nuevo Euríbor. Puede ser porque cotice en cero, que ya es más que el negativo de estos meses… Puede ser porque cotice por encima de cero o puede ser porque se aplique el IRPH.

Si nos viéramos en el peor de los casos, que es el del IRPH, se calcula que la cuota puede subir de golpe una media de 150 € al mes, que son 1.800 € al año.

Hace poco pregunté a una directora de sucursal por este tema y me dijo que en principio no se aplicaría el índice sustitutivo sino el nuevo Euríbor, pero esta decisión está en manos de cada entidad, así que disfrutemos de nuestras cuotas bajas durante lo que queda de año y toquemos madera para el año siguiente, que es cuando a mediados se espera que se cambie el Euríbor, si es que no se sigue retrasando el tema como hasta ahora.

De todas formas, no nos agobiemos todavía. La banca siempre va uno o dos pasos por delante y si ahora promociona con tanto interés las hipotecas a tipo fijo, que serían un seguro de pagar menos si en las hipotecas variables se cambia el Euríbor por el IRPH, es que los bancos no tienen de momento intención de hacer esto, o si no se esforzarían más en promocionar los préstamos variables en lugar de los fijos.

La mayoría de clientes no está preparada para asumir subidas de 150 € al mes en la hipoteca, y los bancos quieren cobrar, no aumentar su lista de morosos ni de pisos embargados. Otro aspecto a tener en cuenta es que el Banco Central Europeo puede dejar los tipos de interés en el 0% o muy bajos durante 5 años más, lo que ayudaría a que la banca obtuviera dinero gratis y nos cobrara menos intereses por prestárnoslo. Además, con las hipotecas a interés fijo se tienen asegurado cobrar más durante todos estos años de tipos bajos, así que creo que la cuota de las hipotecas variable subirá, pero muy poco.

Errores a evitar antes de firmar la hipoteca (I parte)

No todo es siempre de color de rosa

No todo es siempre como lo pintan

Firmar una hipoteca es una de las cosas más serias que existen. Hay una casa de por medio, está parte de tu sueldo en juego y si las cosas salen mal las consecuencias son catastróficas.

Uno de los errores más comunes es endeudarse (o pretender hacerlo) por encima de nuestras posibilidades. Para vivir en una casa como la de tus padres tienes que tener la misma posición socioeconómica que ellos, que seguramente han tardado años en alcanzar y que no se tiene a los veintipocos, especialmente en estos tiempos de paro y precariedad laboral.

Ojalá puedas ahora comprar la casa de tus sueños, aquella para toda la vida, pero lo normal es que no y que debas tirar más por lo bajo, en precio y metros cuadrados. Es mejor pagar nuevamente los gastos de compraventa en el futuro, al cambiarte a una casa mejor cuando puedas hacerlo, que arriesgarlo todo por tirar por lo alto y después no poder hacer frente si pierdes el trabajo o sube mucho la cuota hipotecaria.

La mayoría de bancos financian hasta el 80% de la vivienda, llegando sólo al 100% en el caso de que el piso sea de su stock inmobiliario. Para ello debes tener previamente la cantidad que el banco no te presta y contar con que después la cuota de la hipoteca no debe superar el 30-35% de los ingresos totales de la unidad familiar.

Piensa también que ahora el Euríbor está muy bajo y que estás ante las cuotas más baratas que vas a pagar a lo largo de la larga vida del préstamo. Calcula, por tanto, si podrás asumir el gasto si el Euríbor se pone en el 3%, que es su media histórica.

Otro error frecuente es pedir ayuda a la familia y que te avalen por el piso entero. Esta situación ha arrastrado a la ruina a padres que ya tenían su vivienda pagada y han visto cómo su hijo perdía la suya y ellos también. Lo mejor es implicar a la familia lo menos posible y, de hacerlo, asegurarse de que no tendrá grandes consecuencias.

Los avales se heredan y si los padres fallecen el aval a uno de los hijos lo heredarán el resto de los hermanos. Mejor sería avalar por una cantidad concreta de la hipoteca o no avalar en ningún caso, porque si el banco lo pide es porque no tiene claro que puedas pagar y, de ser así, mejor no endeudarse. Las consecuencias son la pérdida de la vivienda y la grandísima dificultad de volver a empezar.

Continuará…

La hipoteca nos cuesta un tercio del sueldo

Las aguas vuelven a su cauce

Las aguas vuelven a su cauce

Pagar la hipoteca es cada vez más barato para los que la firmaron antes de la crisis.

Con diferenciales muy bajos, que ya no se ven más que en los libros de Historia, del orden del 0,35%, y el Euríbor en picado tras la bajada continua de los tipos de interés, los titulares de préstamos anteriores a 2010 que conservan sus empleos y sus sueldos están pudiendo hacer frente a la deuda del piso.

Respiran aliviados porque las aguas están volviendo a su cauce. Así como en 2008 destinábamos hasta la mitad de nuestros ingresos para pagar la hipoteca, ahora este recibo no nos supone más del 31%, según el Colegio de Registradores de la Propiedad. Para ver algo parecido tenemos remontarnos a 2003.

Por supuesto es un cálculo global. En Baleares la hipoteca supone de media un 45%, en Madrid casi el 40% y en Cataluña el 33%. Aun así, las cuotas han bajado y resulta que en Madrid la gente paga de media casi 900 pavos de hipoteca, en Baleares casi 800 €, en País Vasco 680 €, en Cataluña casi 670 € y en Navarra cerca de 600 €.

Son las cuotas más caras de España. Viéndolas da miedo pensar lo que se ha pagado cuando la hipoteca era el 50% del sueldo, y ya no te quiero ni contar cómo son con cláusula suelo. Con pisos comprados muy caros por la burbuja inmobiliaria, estas cuotas son ahora una mezcla entre un espejismo y un regalo.

Por fin las cosas son como deberían ser. Aunque la vida laboral se ha precarizado más que un campamento de refugiados, el abaratamiento de las cuotas nos pone las cosas más fáciles y, oh jevens, al fin cumplimos la norma no escrita de que las deudas no deben suponernos más de un tercio de nuestros ingresos.

Que antes tuviéramos que dedicar la mitad de nuestras ganancias a pagar la hipoteca es culpa del banco tanto como nuestra. ¿Quién nos manda comprarnos una casa que vale una millonada, por encima de nuestras posibilidades, no pagar entrada y pedir algo extra para las vacaciones? ¿Y por qué el banco no se dio cuenta de que era demasiado dinero y si se ponían feas las cosas el agua nos llegaría al cuello?

Las hipotecas de ahora son otra cosa: los intereses son más altos a pesar del Euríbor bajo pero los precios son menores porque el valor de la vivienda ha caído un 30% y, según el Fondo Monetario Internacional, todavía tiene que caer un 10% más para estar acorde a los sueldos.

A estos sí que se les pueden poner feas las cosas por tener un diferencial superior al 1,5%, que cuando suba el Euríbor se traducirá en un 5% de interés o más. Para flipar en colores sin tomarse un solo tripi.

Bankia y Popular quitan el suelo de su oferta hipotecaria

¡Albricias!

¡Albricias!

Por fin una buena noticia sobre la cláusula suelo, que afecta a las nuevas hipotecas. Ojalá que a todas… Pero no, solamente a las nuevas de Bankia y Banco Popular.

Ojalá que pudiera contaros la desaparición total de la cláusula suelo, incluyendo la devolución del dinero que habéis pagado de más durante todos los años que el Euríbor está tan bajo (y lo queda).

Pero no. Por el momento solamente puedo contaros, que no es poco, que Bankia y el Popular, que en la actualidad ofrecían préstamos con cláusula suelo han reculado y la retiran de su oferta hipotecaria.

El caso de Bankia es el más sangrante, puesto que se trata de una entidad nacionalizada, es decir rescatada con nuestro dinero.

Después de salvarle el culo, lo menos que podía hacer era dar ejemplo abriendo el grifo del crédito en cuanto pudiera y en condiciones decentes.

Por supuesto, esto no incluye cláusulas abusivas como el suelo, que limita el mínimo de intereses a pagar, lo que impide que puedas beneficiarte de los mínimos que está viviendo el Euríbor en los últimos años.

Hace cuatro meses os aconsejaba que no pasárais por una sucursal de Bankia a pedir hipoteca ni en broma, porque además de una cláusula suelo del 3,5%, la entidad comprada por todos te obligaba a copiar de tu puño y letra otro apartado en el que te dabas por informado de que te calzaban semejante abuso.

Un recochineo con el que el banco se cubría las espaldas frente a futuras demandas por el suelo, y mucho descaro y poca vergüenza con la que está cayendo.

Singular es también el caso del Banco Popular, que dejará de ganar 105 millones € al año. Singular tanto por haber mantenido el suelo tras la sentencia del Tribunal Supremo, que lo declaraba nulo en casos de falta de transparencia, como por quitarlo ahora. Era un banco orgulloso de utilizarlo y que presumía de informar debidamente de ello a todo hijo de vecino.

Un banco convencido de que no lo quería quitar… Será que las nuevas hipotecas, con Euríbor + 1,85% están haciendo mella y que han visto que la gente no es tonta y si quieren comerse un rosco tienen que aflojar al cuerda.

Hueso duro de roer será el Sabadell, que mantiene el suelo en el 3% con un techo del 12%, que no lo compensa ni en broma. ¿Pero quién se cree que el Euríbor va a subir al 10% si su máximo histórico, con el que petaron las hipotecas, fue del 5,393% en julio de 2008? Por ahora se mantiene en mínimos históricos y es improbable, por no decir imposible, que eso ocurra.

Llega el IRS, un nuevo tipo de interés para hipotecas más caro que el Euríbor

sssssssssss

La vivienda no es un juguete para andar especulando tanto con lo que pagamos por ella, pero eso a los bancos les importa un rábano

Desde mayo, los bancos podrán ligar las hipotecas a un nuevo tipo de interés. Se llama IRS, las siglas en inglés de Interest Rate Swap, y se ha creado a petición de las entidades financieras y el Banco de España.

El IRS viene con vocación de sustituir al Euríbor como índice líder para los nuevos préstamos y para aquellos cuyos índices de referencia desaparezcan ahora, como el IRPH de bancos y el IRPH de cajas.

Estad tranquilos los que ya tenéis una hipoteca ligada al Euríbor o a otro índice no mencionado, porque esto no va a afectaros salvo que le pidáis al banco que os aplique el IRS.

 El Euríbor va a seguir existiendo y se podrá seguir ofertando para nuevas hipotecas, además de mantenerse para las que ya están ligadas a él.

Tanto los bancos como las cajas prefieren el IRS porque dicen que es más estable que el Euríbor, al que critican de no reflejar bien el precio del dinero.

Las hipotecas ligadas al IRS se revisarán cada 5 años en vez cada 6 o 12 meses como ocurre con el Euríbor. La razón es que este nuevo índice refleja el precio del dinero a 5 años y no a 1 año como el Euríbor. El precio del dinero es lo que se cobran unos bancos a otros de comisión por prestarse la pasta entre ellos.

Los bancos se van a agarrar al IRS como a un clavo ardiendo porque están desesperados por cobrar más. Les cabrea que el Euríbor esté tan bajo -va a cerrar abril en torno al 1,4%- y que siga bajando, porque eso alivia nuestras cuotas y bolsillos, pero les hace ganar menos dinero.

El Gobierno les obliga a tener más dinero disponible para estar cubiertos frente al riesgo inmobiliario (pisos y más pisos que embargan y luego no venden) y eso, unido a su insaciable sed de pasta, hace que ya no sepan qué inventar para encarecer las hipotecas.

Entonces… ¿Tener una hipoteca que dependa del IRS será más caro que una que dependa del Euríbor? En principio sí, a juzgar por el promedio de ambos índices entre 2000 y 2011, cuando el IRS tuvo una media de 3,6% y el Euríbor del 2,9%. En general, el IRS siempre está más alto que el Euríbor, aunque desde octubre del año pasado haya sido al revés.

La banca tiene la esperanza de que el IRS traiga consigo cuotas de la hipoteca más estables (la misma durante 5 años) y que entonces los que firmemos los préstamos nos decantemos en mayor medida por uno a tipo fijo y no varible. Así es ya en la zona euro, donde el solo 33% de las hipotecas son variables frente al 82% en España, donde casi todas van de la manita del Euríbor.