Archivo de la etiqueta: Euríbor Plus

¿Subirá la cuota de la hipoteca con el nuevo Euríbor?

Toquemos madera...

Toquemos madera…

Aunque el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, dijo hace meses que la nueva forma de cálculo del Euríbor no perjudicaría a las hipotecas, al no subir las cuotas, la cosa no está tan clara.

Lo que antes se llamaba Euríbor Plus y que ahora seguirá siendo simplemente Euríbor, consiste en utilizar los intereses que se cobran los bancos por prestarse dinero para calcular el Euríbor diariamente.

Ahora lo que se usa con estimaciones que los bancos publican, pero no cifras reales, y dado que se ha manipulado mucho este aspecto en el pasado, llevan anunciando un nuevo Euríbor por lo menos año y medio.

El retraso en su puesta en marcha es precisamente el miedo que hay a que las cuotas de las hipotecas cambien considerablemente… y no precisamente a mejor.

Se teme que el nuevo Euríbor, que lleva en pruebas todo lo que va de año, no salga negativo sino positivo. Dado que el Euríbor lleva en negativo desde febrero y el pronóstico es que siga así lo menos un año más, estando en torno a cero o muy bajo hasta 2019, existe el temor de que el nuevo Euríbor suba de repente las cuotas hipotecarias asfixiando a las familias.

Existe otra posibilidad y es que, al desaparecer el Euríbor que conocemos hasta ahora, los bancos apliquen el tipo sustituto que aparece en los contratos, que suele ser el IRPH Entidades (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), mucho más caro que el Euríbor.

El IRPH cuesta une media de 2.000 euros más al año a quienes lo tienen, que no paran de pedir que se lo cambien por Euríbor + 1%, ya que el IRPH cotiza en el 2,007% mientras que el Euríbor cerró agosto en el -0,048%. La diferencia es abrumadora.

Todo es especulación, pero lo único en lo que parecen ponerse de acuerdo los expertos es en que las hipotecas subirán con el nuevo Euríbor. Puede ser porque cotice en cero, que ya es más que el negativo de estos meses… Puede ser porque cotice por encima de cero o puede ser porque se aplique el IRPH.

Si nos viéramos en el peor de los casos, que es el del IRPH, se calcula que la cuota puede subir de golpe una media de 150 € al mes, que son 1.800 € al año.

Hace poco pregunté a una directora de sucursal por este tema y me dijo que en principio no se aplicaría el índice sustitutivo sino el nuevo Euríbor, pero esta decisión está en manos de cada entidad, así que disfrutemos de nuestras cuotas bajas durante lo que queda de año y toquemos madera para el año siguiente, que es cuando a mediados se espera que se cambie el Euríbor, si es que no se sigue retrasando el tema como hasta ahora.

De todas formas, no nos agobiemos todavía. La banca siempre va uno o dos pasos por delante y si ahora promociona con tanto interés las hipotecas a tipo fijo, que serían un seguro de pagar menos si en las hipotecas variables se cambia el Euríbor por el IRPH, es que los bancos no tienen de momento intención de hacer esto, o si no se esforzarían más en promocionar los préstamos variables en lugar de los fijos.

La mayoría de clientes no está preparada para asumir subidas de 150 € al mes en la hipoteca, y los bancos quieren cobrar, no aumentar su lista de morosos ni de pisos embargados. Otro aspecto a tener en cuenta es que el Banco Central Europeo puede dejar los tipos de interés en el 0% o muy bajos durante 5 años más, lo que ayudaría a que la banca obtuviera dinero gratis y nos cobrara menos intereses por prestárnoslo. Además, con las hipotecas a interés fijo se tienen asegurado cobrar más durante todos estos años de tipos bajos, así que creo que la cuota de las hipotecas variable subirá, pero muy poco.

El Euríbor Plus sustituirá al Euríbor el 4 de julio

Aún quedan más flecos sueltos que en un traje de charleston

Aún quedan flecos sueltos

El Euríbor tiene los días contados. Ya hay fecha para la entrada en vigor de su sustituto, el Euríbor Plus, del que llevamos año y medio oyendo hablar y que empezará a cotizar oficialmente el próximo 4 de julio, aunque se mantendrá en pruebas hasta 2017fecha que ya conocíamos-.

En tres meses y medio el Euríbor tal y como lo conocemos desaparecerá como referencia para las nuevas hipotecas, siendo sustituido por el Euríbor Plus, que viene siendo lo mismo pero con un cálculo diferente.

En vez de usar el interés al que los bancos dicen que se prestarían el dinero -que es lo que se toma en cuenta para el Euríbor-, el nuevo índice saldrá de la media de todos los tipos de interés que se apliquen los bancos entre sí. Es decir, que provendrá de operaciones reales y no de meras estimaciones como ocurre actualmente.

El cambio viene propulsado por los escandalosos casos de manipulación que se han demostrado. Varios bancos han sido ya multados por inventarse cifras para calcular el Euríbor, porque querían aparentar mayor solvencia en tiempos de crisis y porque querían obtener un Euríbor que les beneficiara económicamente.

Se supone que usar cifras reales evitará la manipulación, y que además el nuevo índice será más estable. Sin embargo, como también depende de los préstamos reales de dinero entre bancos, algunos expertos aseguran que podrá ser igual de cambiante e inestable. Aparentan que lo que más les importa es que no se aleje mucho de las variaciones que hasta ahora ha tenido el Euríbor y que no se perjudique a los clientes. Para saberlo, la OCU ha pedido que se publiquen las cifras de las pruebas.

Dado que el Euríbor actual marca el interés que pagan el 9o% de las hipotecas en España, ahora surgen dos dudas importantes: ¿el Euríbor Plus será más alto? ¿Cómo afectará a las hipotecas ya firmadas?

De momento los analistas creen que será igual de bajo que el Euríbor o incluso más (para pesadilla de los bancos), y eso que ya está en terreno negativo. Las hipotecas ya firmadas, en teoría, no deberían poder cambiar de índice, así que si quieren aplicarlo desde el 4 de julio (o cuando realmente entre en vigor) tendrán que aprobar una ley que permita dicho cambio, que no aparece contemplado en ningún contrato de los ya firmados.

Y como para esa fecha es probable que aún no tengamos formado Gobierno, si es que se repiten las elecciones, pues de momento el Euríbor Plus parece que sólo afectará a los préstamos que se firmen a partir de que empiece a funcionar este nuevo índice.

Para curarse en salud, los nuevos contratos que ofrece la banca incluyen dos cosas: una es la cláusula cero, que impedirá a los clientes cobrar dinero por la hipoteca en caso de que el diferencial + Euríbor resulte alguna vez una cifra negativa; y otra es que cuando el Euríbor Plus dé el relevo al Euríbor, tendrán que aceptar el cambio sin rechistar.

El Euríbor Plus se acerca

Se oyen sus pasos

Se oyen sus pasos

Hace bastante tiempo que os conté que se preparaba un nuevo tipo de interés al que referenciar las hipotecas a interés variable en lugar del Euríbor.

Se llama Euríbor Plus y pretende que su cálculo sea más transparente, más real y menos sujeto a la manipulación, que es de lo que más ha sufrido el Euríbor en los últimos años.

Ya se ha demostrado ampliamente cómo grandes bancos, que han sido castigados con multas millonarias, han dado cifras falsas para el cálculo del Euríbor, a fin de influir en él para obtener beneficios económicos e imagen de solvencia durante la crisis.

Después de bastante tiempo sin saber nada, se espera que el Euríbor Plus por fin se pruebe durante la segunda mitad de este año y que,  según los resultados, entre en vigor en 2017.

Una vez que sustituya al Euríbor actual se vinculará a las nuevas hipotecas. Las que ya se hayan firmado antes de esa fecha tendrán que ligarse al nuevo referencial mediante una ley que deberá aprobarse para esto.

El efecto que el Euríbor Plus tenga en las hipotecas aún se desconoce… ¿Subirán? ¿Bajarán? ¿Se quedarán igual? Los expertos creen que será un índice más volatil, o sea más cambiante que el Euríbor actual, por lo que puede que cambiemos de cuota con mayor facilidad que ahora. Otros expertos apuntan a que sí subirán las mensualidades, pero lo que ocurra realmente se verá cuando se empiece a usar de forma definitiva, para lo que queda como mínimo un año.

Para que también sea más transparente y fiel a la realidad, se tendrán en cuenta los intereses a los que los bancos se prestan dinero realmente, no los que se cobrarían en caso de prestarse, que es lo que se tiene en cuenta ahora mismo. De ahí que el Euríbor actualmente pueda ser manipulable y que se haya manipulado, porque los bancos no dan cifras reales sino estimaciones que pueden dar lugar a la mentira y la especulación.

Los bancos deberán dar cifras reales de los préstamos que realizan con otros bancos y también se incluirán en la media los tipos de interés que se cobran a pymes, grandes empresas, aseguradoras, fondos de pensiones e instituciones financieras y públicas, entre otras, que ahora están excluidas.

Además, para hacer el cálculo no se eliminarán el 15% de los valores más altos y bajos, como se hace ahora, sino que todas las cifras se tendrán en cuenta para sacar una media, que será el valor del Euríbor Plus.

Los 28 países de la UE acuerdan cambiar el Euríbor

Este proceso es como un caracol: lento, enroscado, baboso y con puesta de cuernos incluida

Este proceso es como un caracol: lento, enroscado, baboso y con puesta de cuernos

De sobra es sabido y demostrado que el Euríbor se trucaba más que una escopeta de feria.

Tras varios escándalos en los que han estado implicados bancos muy gordos como Barclays Bank, Royal Bank of Scotland, Citigroup o Société Générale, entre otros, en la Unión Europea (UE) sea han puesto las pilas para acabar con la manipulación, ejercer más control sobre el Euríbor y evitar que esté a merced de los bancos que se inventen cifras en su propio beneficio.

Pero no son pilas como las del conejo del anuncio. Qué va… Éstas son de las que tardan en funcionar desde que te las pones hasta que arrancas. La manipulación lleva años siendo una realidad, casi igual que la sospecha. Los escándalos oficiales se dieron y empezaron a castigar en 2012, aunque no fue hasta 2013 que se acordó cambiar la forma de calcular el Euríbor.

En septiembre de ese año la Comisión Europea dijo que se tomarían medidas, pero no ha sido hasta hace poco que los 28 países miembro de la UE han acordado por fin cambios en el proceso y su control, cambios que luego ellos pueden incorporar de forma más severa a sus respectivas legislaciones nacionales.

¡Sólo es un acuerdo! Ahora tiene que pasar al Parlamento Europeo, de donde se espera que salga una norma definitiva de aquí al verano. La idea es que quien calcula el Euríbor, por ahora la empresa de comunicación Thomson Reuters, sea supervisado por las autoridades de donde está (actualmente en 93 países).

Para supervisar a los que supervisan pondrán a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y para no dejar cabos sueltos también habrá un colegio de supervisores nacionales. La empresa que calcula el Euríbor deberá tener un código de conducta donde queden claras sus obligaciones y responsabilidades, incluyendo qué pasa si hay conflicto de intereses.

Se acabó usar cifras estimadas para calcular el Euríbor sino que los bancos deberán aportar datos reales de a cuánto interés se prestan el dinero, aunque les permitan dar estimaciones si no han realizado ningún préstamo. En España tenemos 4 bancos que participan: Cecabank, Caixabank, Santander y BBVA.

Todo suena muy bien, habrá que ver si en las hipotecas españolas notamos algún cambio y lo que más me intriga: ¿para qué reformar el Euríbor actual si ya planean sustuirlo por el Euríbor Plus? Desde finales de 2014 se habla de que este nuevo índice será como el Euríbor pero calculándose sobre los intereses reales a los que los bancos se prestan dinero entre sí, en vez de a lo que dicen que se prestarían.

¿Entonces habrá Euríbor Plus o un Euríbor tradicional mejorado y más controlado? Un lío que el tiempo nos aclarará. Mientras tanto, que nos quiten lo bailao de cuota súper bajas por un Euríbor que, esté como esté, nos está dando una alegría de ahorro tras otra.

El Euríbor despide el año con un nuevo mínimo histórico

Que no pare la fiestaaaaaa

Que no pare la fiestaaaaaa

Como digo desde hace un tiempo, las palabras mínimo histórico han dejado de tener sentido. Las repetimos tanto, últimamente cada mes, que ya las decimos como si tal cosa, lo que no deja de ser una gran noticia para todos los hipotecados sin suelo que revisen su hipoteca con el Euríbor de diciembre.

El indicador al que están referenciadas casi todas las hipotecas a interés variable en España baja del 0,335% de noviembre al  0,329% con el que despide el año. Una cifra sin precedentes que alegrará muchos bolsillos.

Si tienes revisión anual esa alegría se traduce en pagar de hipoteca una media de 12 € menos al mes, que en todo 2015 serán unos 145 €.

Es así porque hace un año el Euríbor echó el cierre a la temporada en el 0,543%. Esto ha propiciado que ésta sea una de las mayores bajadas de cuota de los últimos tiempos, en los que el ahorro solía estar por debajo de los 10 €.

Si la revisión es semestral, el abaratamiento del préstamo es un poco menor porque hay menos diferencia con el último Euríbor que te aplicaron (0,513% en junio). Aun así, dejarás de pagar al banco una media de 10 € al mes, que son 60 € al semestre, una cantidad que no viene mal a nadie, sobre todo ahora que nos enfrentamos a la cuesta de enero, que a veces se prolonga hasta febrero, marzo, ¿abril…?

El 2014 que acaba de terminar ha sido un año de cuento y leyenda para el Euríbor, porque ha ido de oca en oca marcando un mínimo histórico tras otro. Promete seguir bajando, al menos hasta estabilizarse en torno al 0,3% como pronostican los expertos que pasará 2015, pero no sé si volveremos a vivir un año igual en cuanto a cantidad de cifras récord. ¿O sí, de poco en poco?

Todo parece indicar que sí lo viviremos en cuanto a tipos de interés bajos y ahorro en la hipoteca. El acontecimiento más importante será la puesta a punto y entrada en vigor del Euríbor Plus, el sustituto que la Comisión Europea ha buscado para terminar con un índice que sólo se basa en la especulación de los bancos en lugar de en cifras reales, que es sobre lo que versará el nuevo Euríbor Plus.

Aunque dicen que este nuevo indicador tiene muchas papeletas para debutar en 2015, habrá que ver si realmente es así o si ya habremos entrado en 2016 cuando lo estrenemos en la hipoteca.

La herencia hipotecaria de 2014 con la que recibimos 2015

En las hipotecas nunca se va ligero de equipaje

En las hipotecas nunca se va ligero de equipaje

Ahora que despedimos un año y damos la bienvenida a otro es un buen momento para recordar con qué bagaje hipotecario recibimos 2015, año en el que seguiremos sin desgravación fiscal para pisos comprados desde 2013.

Este año se ha confirmado la tendencia que se apuntaba finales del pasado: se abre nuevamente el mercado de las hipotecas. Tras Bankinter, Cajasur, ING y Santander, que fueron desgranando poco a poco ofertas con diferenciales en el 2%, antes nunca vistos, muchas otras entidades se han sumado a la guerra de precios hasta terminar el año con los mejores diferenciales entre el 1,6% y el 1,7%, y algunas hipotecas por el 100%.

Que bancos bastante reticentes a mejorar sus ofertas hayan entrado en liza, unido a que los punteros mejoren sus hipotecas cada vez que lo hace la competencia directa, hace pensar que en 2015 podremos ver bastantes diferenciales por debajo del 1,5% e incluso que podamos terminar el año en Euríbor + 1%.

La parte no tan buena es que se trata de hipotecas para clientes con perfiles altos, para los que sí se flexibilizan y adaptan las condiciones. Jóvenes, mileuristas y personas solas siguen teniéndolo difícil.

Otro punto a favor de los hipotecados sin suelo y sin IRPH ha sido la bajada del Euríbor. Tras la caída de los tipos de interés al hiper-mega-histórico 0,05% (lo que es casi poner el dinero a cero interés), el Euríbor no se ha hecho de rogar y ha bajado hasta el entorno del 0,3%.

Esto garantiza cuotas baratas durante al menos un año más, además de un Euríbor requetebajo durante 2015, cuando todo apunta a que este índice será sustituido por el Euríbor Plus, para que la banca deje de especular con él a base de dar cifras falsas que sólo benefician sus intereses.

Hablando de índices de referencia, el IRPH por fin desapareció en todas sus modalidades excepto el IRPH Entidades. Esto ocurrió a finales de 2013, si bien los efectos se han dejado ver este año. Los más afortunados han visto su índice sustituido por Euríbor + 1% mientras que los menos están con el IRPH Entidades, lo que les encarece el préstamo una media de 2.000 € al año.

Otros que siguen pagando más y esperando que su situación mejore son los que cargan con la cláusula suelo. Según el Banco de España, en 2013 desapareció de 12.224 hipotecas, esperándose buenas cifras (aún no disponibles) para 2014. Aún debemos lamentar que algunas entidades no lo han quitado de los préstamos ya firmados o no se plantean eliminarlo, por el momento, de su ofera hipotecaria.

Hay que celebrar que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea está dando caña, en temas como la vinculación o los desahucios, al sistema español para que introduzca cambios en nuestra legislación hipotecaria, obsoleta a más no poder, hecha para los ciudadanos y los bancos de finales del siglo XIX, cuando se daban pocas hipotecas y se protegía mucho a la banca.  ¿Te  suena?

El Euríbor marca un nuevo mínimo histórico: el 0,335%

Otra cifra de infarto

Otra cifra de infarto

Las palabras mínimo histórico han perdido toda su fuerza y su valor. No es que no celebremos que el Euríbor cierre mes a mes más bajo que el anterior, marcando un récord tras otro. Es que estamos tan acostumbrados a ello, que lo esperamos y ya ni nos impresiona ni nada.

Pero no perdamos de vista la realidad: que el Euríbor haya cerrado noviembre en el 0,335% es una barbaridad increíble, una bendición para los bolsillos de los hipotecados cuyo destino está ligado a este índice y no tienen claúsula suelo.

Esta nueva cifra es sólo un pelín más baja que el mes pasado y algo más baja que en los últimos 6 y 12 meses, por lo que los que tengáis hipoteca con revisión anual o semestral veréis cómo el banco os aplica un descuentillo en breve.

Los préstamos con revisión anual bajarán una media de 10 € al mes (120 € al año aproximadamente) y los que se revisan cada 6 meses experimentarán un ahorro muy similar.

Era de esperar con los tipos de interés en otra cifra mínima e histórica: el 0,05%, lo que es prácticamente ponerlos a cero. Igual que es de esperar que el Euríbor baje un poquillo más en los próximos meses, sin llegar a perder de vista el 0,3%, entorno en el que se prevé que se mantenga durante un tiempo prolongado.

Aunque como se trata de un índice de pega, que no se calcula sobre valores reales sino sobre especulaciones de los bancos, pues cualquier cosa puede pasar.

¿Os acordáis de cuando el Euríbor estuvo más o menos como los tipos de interés? Técnicamente es imposible, pero como se basa en suposiciones de cuánto dinero se prestarían los bancos unos a otros, pues dio por sentado que iban a bajar los tipos de interés y les ganó en la carrera bajista.

Si el Euríbor se mantiene bajo durante bastante tiempo llegará un momento en el que se terminará el ahorro en la revisión de la hipoteca o volveremos a la mini bajada de dos o tres euros al mes, que por otra parte no deja de ser bienvenido, siempre que sea ahorro.

Otra cosa que puede pasar es que, si efectivamente el Euríbor se apalanca en torno al 0,3% un mes de estos subirá las hipotecas, pero también poca cosa, unos pocos euros o quizá céntimos, depende del préstamo.

Lo más normal es que, mientras los tipos de interés permanezcan en el 0,05%, el Euríbor no sufra cambios relevantes. ¡Aleluya! Aprovechémonos mientras llega el Euríbor Plus a nuestras vidas, algo que han anunciado que ocurrirá en 2015.

El Euríbor marca un nuevo mínimo histórico que rebaja las hipotecas

Euríbor Moqueta:  una nueva modalidad. ¿Algo más bajo en la sala?

Euríbor Moqueta: una nueva modalidad. ¿Algo más bajo en la sala?

El Euríbor ha cerrado octubre en el 0,338%, un nuevo mínimo histórico que en lugar de ser un bombazo en toda regla se trata más bien de algo previsible, esperado.

Esta cifra abaratará las hipotecas con revisión anual entre 100 y 150 € al año (según las condiciones de cada préstamo), lo que equivale a una rebaja en la cuota mensual de entre 8 y 13 euros.

Las que tengan revisión semestral serán unos 7 euros al mes más baratas, lo que son 42 euros en el próximo semestre.

La caída del Euríbor este mes no ha sido tan brusca ni pronunciada como en meses anteriores. Con los tipos de interés en el 0,05% ya no tiene mucho margen para bajar, aunque sea una cifra que no está basada más que en especulaciones de los bancos y no en el interés que verdaderamente se cobran unos a otros por prestarse dinero.

En esto sí consiste el índice que lo sustituirá, Euríbor Plus, y en el que ya están trabajando, aunque aún en fase técnica, por lo que tardará bastante en hacerse realidad y en afectarnos. Los expertos coinciden en señalar que el Euríbor Plus nos puede poner las hipotecas más caras, porque se basará en cifras reales y porque ahora apenas se prestan dinero los bancos.

Así que los que tengáis Euríbor sin cláusula suelo aprovechaos de estas rebajas en la hipoteca y de estas cuotas tan bajas que no parece que vayan a repetirse sino más bien a quedar como una anécdota interesante en los libros de Historia de la Economía.

Se prevé que el Euríbor despida 2014 y dé la bienvenida a 2015 en el entorno del 0,20%, lo que rebajaría aún más la cuota de las hipotecas sin suelo.  Yo no sé si ser tan optimista o dejarme llevar más bien por otra lógica, que es la de que el Euríbor se mantendrá en torno al 0,3% durante un tiempo bastante prolongado, a no ser que cambie algo del sistema, que por lo pronto no parece que así sea.

El Euríbor suele estar entre un 0,3 y um 0,5 por encima de los tipos de interés, que como ya he dicho están en el súper bajo e histórico 0,05%, por lo que cabe esperar menos movimientos que en una partida de ajedrez sin piezas.

También se dice por ahí que el Euríbor podría llegar al cero por ciento. Vamos, dinero gratis para comprar piso excepto por el diferencial que cobra el banco, pero no creo que vaya a producirse, por mucho que lo argumenten a favor por el bajísimo tipo de interés que los bancos pagan por el dinero que obtienen del Banco Central Europeo.