Archivo de la etiqueta: revisión

El Euríbor deja de bajar pero sigue abaratando las hipotecas

¡Oh, no! Con lo bien que estábamos así.... Buaaaaaaa

¡Oh, no! Con lo bien que estábamos así…. Buaaaaaaa

Tal y como predije el mes pasado, el Euríbor ha dejado de bajar. Ooooooohhhhhhhhhh. Justo cuando se cumplen dos años de su entrada en terreno negativo, el indicador más usado en las hipotecas españolas ha dicho adiós a enero en el -0,189%, tan sólo un poco por encima del -0,190% de diciembre, pero lo suficiente para romper una tendencia de 16 meses cayendo y marcando nuevos mínimos históricos.

Aún así, como el Euríbor cerró en enero y julio de 2017 más alto, esta nueva cifra sí trae ahorro en las hipotecas. En caso de revisión semestral, la hipoteca se abarata lo que viene siendo habitual en las revisiones de los últimos dos años: una media de 2 € al mes , que son 12 € hasta julio. Si la revisión es anual, la cuota bajará una media de 5 € mensuales, que serán 60 € hasta enero del año que viene.

El Euríbor ha roto así una racha histórica, aunque continúa en negativo, donde parece que aún seguirá todo este año, mientras continúa dando una alegría tras otra al bolsillo de millones de hogares con hipoteca.

Esta ligerísima subida se veía venir. A principios de enero el Euríbor empezó a cotizar un poco por encima del Euríbor del diciembre. Es lo que hizo presagiar que se acababa la buena racha de caídas sin cuartel, ya que habitualmente el Euríbor cotizaba más bajo los primeros días del mes siguiente al cierre.

Pero no está todo perdido. Esta pequeñísima subida no significa que el Euríbor empiece a crecer sin parar. Para hablar de tendencia firme tiene que aumentar por lo menos durante 4 meses seguidos. Y por ahora, al menos con la cotización del viernes, no parece que vaya a ser así, ya que ha empezado el mes por debajo de lo que ha terminado enero, signo -teóricamente- de que en febrero podría cerrar por debajo de enero y no por encima. Pero aún no hay nada seguro.

Sí que se espera que en algún momento de este año el Euríbor empiece a subir y no pare, aunque sea de forma muuuuuy lenta y gradual. Pero aún no se sabe si eso será ahora o más adelante. Hay que ver cómo cierra febrero, marzo y abril.

El pronóstico es que llegue a positivo de nuevo en 2019, año en que se espera que no avance más allá del 0,30%. Pero es una previsión a largo plazo y la experiencia nos ha demostrado que las previsiones respecto al Euríbor suelen retrasarse, así que es posible que tarde más tiempo en subir a ese nivel. De hecho se esperaba que llegara a positivo a finales de 2017 o principios de 2018, y la realidad ha sido que en diciembre firmó un nuevo mínimo histórico. Si es el último o no, lo sabremos en los próximos meses.

Así que, al margen de las previsiones de expertos y economistas, que como digo suelen retrasarse, parece que el Euríbor no va moverse mucho este año y si lo hace será poquísimo. El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá en 2018 los tipos de interés en el 0%. Eso, en teoría, anclará el Euríbor al terreno negativo. Y si ya en 2019 los sube al 0,25%, podemos esperar que el Euríbor empiece a aumentar de forma que se note un poco más.

Moraleja: disfruta mientras puedas de estas maravillosas cuotas que tenemos ahora, las más bajas que jamás hemos pagado y las más baratas que probablemente volvamos a pagar en toooodo lo que nos queda de hipoteca.

El Euríbor vuelve a dar un respiro a las hipotecas de julio y agosto

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El Euríbor también ha estado de relax este verano

El verano no ha sido sólo un tiempo de descanso para la gente, también lo ha sido para las hipotecas que se revisen con el Euríbor de julio o agosto, que ha batido nuevos récords a la baja.

El indicador más utilizado en las hipotecas variables en España, el Euríbor, ha cerrado el mes de julio en el -0,154% y agosto en el -0,156%. La diferencia es tan pequeña que da igual si la revisión te ha tocado en un mes o en otro, el ahorro medio que habrás visto en tu cuenta (o que vas a ver desde el próximo mes) es de 5-6 euros en caso de revisión anual y de 2-3 euros si es semestral.

Esto confirma que el Euríbor sigue en negativo, donde se instaló en febrero de 2016, y que continúa cayendo. La previsión es que despida septiembre en torno al -0,16%, lo que traerá un nuevo ahorro a las cuotas que se recalculen con la cifra de este mes.

Mientras el Banco Central Europeo (BCE) siga cobrando a los bancos un 0,4% por dejarles el dinero en depósito, mantenga los tipos de interés en el 0% y continúe comprando deuda de los países de la zona euro, se espera que el Euríbor esté muy bajo. Tanto que quizá la banca se encuentre por fin en la tan hablada situación de que la suma de diferencial + Euríbor dé una cifra negativa que obligue al banco a pagar intereses al cliente, o a perdonarle parte de la deuda para no hacerlo.

La previsión es que baje durante todo lo que queda de año, para comenzar a subir a partir de 2018. Pero yo ya no me fío… No es la primera vez que los analistas no aciertan exactamente con la tendencia ni con las fechas, así que yo no descarto que siga en negativo y quizá cayendo durante todo el año que viene, hasta que el BCE suba los tipos de interés.

Las buenas noticias nos durarán mientras siga con todos los estímulos que aplica ahora para que la economía se recupere y el dinero fluya desde los bancos hasta particulares y empresas.

Cuando comience a subir será de forma progresiva y gradual, muy leeeeentamente, por lo que no debemos esperar subidón en las cuotas de repente. Después de que muchas familias se ahogaran con el 5,393% que marcó el Euríbor en julio de 2008, desde los organismos que influyen en el Euríbor se tiene mucho cuidado para que no haya movimientos bruscos que ahoguen la economía de las familias y pequeñas empresas.

Por eso mismo todavía no se ha puesto en marcha el nuevo cálculo del Euríbor, a pesar de que hace por lo menos 3 años que tenía que haber entrado en vigor. Como las pruebas de cotización que se han hecho dan muy por encima de los valores actuales, se evita implantar un nuevo Euríbor que suba las cuotas de golpe hasta 150 € al mes. ¡¡Menos mal!! Se trata de salir de la crisis, no de volver o ahondar en ella.

Guía básica de hipotecas: ahorros, intereses, amortización y revisiones

guia basica hipotecas

Lo básico para orientarte

Por segundo día consecutivo, continuamos con el resumen detallado de conceptos básicos que tienes que saber para orientarte en el mundo de las hipotecas. Una enciclopedia que no puede faltar entre tus conocimientos si piensas hipotecarte.

AHORROS. Excepto para pisos de su stock inmobiliario, que puedes consultar en las páginas web, para los que a veces prestan hasta el 100% de su precio, los bancos no dejan más del 80% de lo que vale el piso o del valor de tasación (el que sea más bajo).

El porcentaje baja al 60%-70% para una segunda residencia. Por tanto debes tener ahorrado al menos el 20% de lo que vale el piso. Cuanto más tengas mejor, porque cuanto menos dinero pides prestado, lo puedes devolver en menos tiempo y pagar menos intereses.

INTERESES: ¿tipo fijo, mixto o variable? En las hipotecas a interés variable, se ha impuesto un tipo fijo al principio del que no se apean la gran mayoría de los bancos. Encarece el préstamo un 7% el primer año; se sitúa entre el 1% y el 3% -según el banco- y dura entre 1 y 2 años. Si se alargar más es una hipoteca mixta, que tiene un interés fijo bastantes años y el resto es variable.
También se ofrecen muchos préstamos a tipo fijo, que son más baratos cuanto menor es el plazo. Interesan si te hipotecas durante muchos años, consigues un tipo muy bajo y buscas la tranquilidad de saber que siempre pagarás la misma cuota. De lo contrario, te arriesgas a pagar al menos 2.000 € más que con una hipoteca variable.

REVISIONES. Si el préstamo es variable o durante la parte que sea así, la cuota se revisa cada seis meses o un año, según lo pactado con el banco. Con Euríbor al alza interesa revisión anual, con Euríbor a la baja, revisión semestral. Si la cuota no te cambia al menos una vez al año es que tienes cláusula suelo y debes pedir que la quiten y te devuelvan todo el dinero pagado de más.

AMORTIZACIÓN. Si pagas parte del préstamo antes de tiempo puedes elegir entre amortizar cuota o plazo. Lo primero baja la cuota mensual y está recomendado para gente que vaya ahogada con el pago de la hipoteca. Lo segundo, amortizar en plazo, es mejor porque reduces el tiempo total de pago y, por tanto, los intereses totales y también mensuales. Así cada mes pagarás lo mismo, pero amortizarás más capital porque pagarás más capital y menos intereses que antes. Es una buena opción ante un ingreso de dinero inesperado o como inversión de parte de los ahorros.

El Euríbor vuelve a romper barreras cerrando enero en el 0,298%

poner una vela

El Banco Central Europeo se merece como mínimo un altar

Cuando hace unos meses parecía que el Euríbor empezaba a subir, poco a poco y sin remedio, comenzó a bajar. Y ahora que parecía que no tenía mucho más camino que recorrer a la baja, resulta que le ponen una alfombra roja para que siga descenciendo posiciones.

Gracias a la última y reciente maniobra del Banco Central Europeo (BCE) para poner dinero en el mercado y que éste fluya hasta nosotros, las hipotecas aún tienen margen para bajar más en los próximos meses.

Por eso acaba de cerrar enero en el 0,298%, una cifra mágica e histórica que abaratará las cuotas de los que tengan la suerte de revisar su hipoteca con ella, pues hace 6 meses estaba en el 0,488% y hace un año en el 0,562%.

Este regalo viene en forma de ahorro: una media de 14 euros al mes (168 € al año) si lo tuyo es revisión anual o una media de 10 pavos mensuales (60 en los próximos seis meses), si tu revisión es semestral.

Ésta es una de las pocas veces, en los últimos tiempos, que no hay tanta diferencia entre el ahorro de la revisión anual y el de la semestral, ya que el Euríbor no estaba cayendo muy bruscamente y por eso ahorraban más los que revisan de año en año.

Cuando he visto la media con la que este indicador, el más usado en España para las hipotecas a interés variable, ha cerrado enero, no sabía si frotarme los ojos y directamente irme de fiesta. Todo apuntaba a que se quedaría un pelín por encima del 0,30%, pero el notición de que el BCE comprará cada mes hasta septiembre de 2016 unos 60.000 millones € de deuda de los países de la zona euro ha tirado del Euríbor hacia abajo.

Y seguirá tirando en lo que queda de año, para dejarlo muy bajo como mínimo hasta que esta compra masiva de deuda termine, suban los tipos de interés (en el minimísimo 0,05%) o la economía salga adelante.

Esto nos garantiza cuotas baratas, asequibles, pagables, estupendas, mágicas y maravillosas durante como mínimo año y medio más. Aprovechaos, cosas así no las volveremos a ver hasta dentro de muuuuuucho tiempo, y eso si las vemos. Alguna ventaja tenía que tener la crisis en las hipotecas.

El mayor chollo lo tienen los que gocen de diferenciales por debajo el 1%, pues son los que verdaderamente están pagando ahora el mínimo por su hipoteca. Los que hayan firmado hace poco quizá aún estén con los intereses fijos que ponen al principio y, cuando estos acaben, pues con cuotas con un interés cercano al 2%, muy alejado del menos del 1% que pagan los otros.

El Euríbor marca un nuevo mínimo histórico: el 0,335%

Otra cifra de infarto

Otra cifra de infarto

Las palabras mínimo histórico han perdido toda su fuerza y su valor. No es que no celebremos que el Euríbor cierre mes a mes más bajo que el anterior, marcando un récord tras otro. Es que estamos tan acostumbrados a ello, que lo esperamos y ya ni nos impresiona ni nada.

Pero no perdamos de vista la realidad: que el Euríbor haya cerrado noviembre en el 0,335% es una barbaridad increíble, una bendición para los bolsillos de los hipotecados cuyo destino está ligado a este índice y no tienen claúsula suelo.

Esta nueva cifra es sólo un pelín más baja que el mes pasado y algo más baja que en los últimos 6 y 12 meses, por lo que los que tengáis hipoteca con revisión anual o semestral veréis cómo el banco os aplica un descuentillo en breve.

Los préstamos con revisión anual bajarán una media de 10 € al mes (120 € al año aproximadamente) y los que se revisan cada 6 meses experimentarán un ahorro muy similar.

Era de esperar con los tipos de interés en otra cifra mínima e histórica: el 0,05%, lo que es prácticamente ponerlos a cero. Igual que es de esperar que el Euríbor baje un poquillo más en los próximos meses, sin llegar a perder de vista el 0,3%, entorno en el que se prevé que se mantenga durante un tiempo prolongado.

Aunque como se trata de un índice de pega, que no se calcula sobre valores reales sino sobre especulaciones de los bancos, pues cualquier cosa puede pasar.

¿Os acordáis de cuando el Euríbor estuvo más o menos como los tipos de interés? Técnicamente es imposible, pero como se basa en suposiciones de cuánto dinero se prestarían los bancos unos a otros, pues dio por sentado que iban a bajar los tipos de interés y les ganó en la carrera bajista.

Si el Euríbor se mantiene bajo durante bastante tiempo llegará un momento en el que se terminará el ahorro en la revisión de la hipoteca o volveremos a la mini bajada de dos o tres euros al mes, que por otra parte no deja de ser bienvenido, siempre que sea ahorro.

Otra cosa que puede pasar es que, si efectivamente el Euríbor se apalanca en torno al 0,3% un mes de estos subirá las hipotecas, pero también poca cosa, unos pocos euros o quizá céntimos, depende del préstamo.

Lo más normal es que, mientras los tipos de interés permanezcan en el 0,05%, el Euríbor no sufra cambios relevantes. ¡Aleluya! Aprovechémonos mientras llega el Euríbor Plus a nuestras vidas, algo que han anunciado que ocurrirá en 2015.

Las nuevas hipotecas, ni tan buenas ni tan baratas como las pintan

Sombra aquiiiii, sombra allaaaaa-ah

Sombra aquiiiii, sombra allaaaaa-ah

Los diferenciales han bajado, los bancos se pelean por captar clientes y dan hipotecas. Sí, sí, muy bien, pero no hemos vuelto a la situación de hace 6 años.

Por un lado mejor, se cometieron barbaridades dando préstamos por el 100% o el 110% del piso, a personas con dudosa solvencia y por cantidades muy altas.

Todo esto hay que dejarlo atrás, que no se repita por el bien de todos. Y así parece que es, excepto lo de las hipotecas por el 100%, que sí se están dando en algunos casos.

En un año los diferenciales han pasado de estar en torno al 2,5% los más baratos a siuarse en el 1,70%. Pero, ¡ay! ¡¡Qué caro es eso todavía!! No nos dejemos engañar por una tendencia de diferenciales que caen y caen en una competición por conseguir clientes con pasta. Euríbor + 1,70% es carísimo y tampoco está al alcance de cualquiera.

Ahora no está mal porque el Euríbor está taaaaan bajo que puedes pagar unos intereses razonables. Lo malo es que, cuando suba, los intereses se dispararán y nos acordaremos de la madre que parió a Panete y de los diferenciales tan buenos que había hace unos años, del tipo Euríbor + 0,40%.

Para colmo el banco te cobra un interés fijo mucho más alto los primeros años, a fin de evitar que el Euríbor bajo sea el que marque el interés a pagar por la hipoteca.

El diferencial es bajo, ¿pero a cambio de qué? ¿Sabes la cantidad de seguros y otros productos que hay que contratar para tenerlo? A veces no compensa tener un interés más bajo sino firmar menos cosas. Estudia tu caso.

Un seguro con el que tener cuidado es la Prima Única Financiada (PUF). Se trata de pagar de una sola vez el coste del seguro durante varios años y encima como parte de la hipoteca, por lo que lo pagas con intereses.

Las hipotecas se pueden vender como muy baratas y quedar fuera de tu alcance. Estos últimos días os he hablado de que más de 11 millones de familias están excluidas de la gran mayoría de ofertas actuales. Menos mal que se rumorea que ya preparan hipotecas para mileuristas. O sea: barato no es igual a asequible.

Una hipoteca con nombre efectista y pomposo tampoco indica una ganga: Hipoteca Transparente, Hipoteca Insuperable, Hipoteca Inteligente… Analiza la oferta, esas palabras no son más que publicidad encubierta. No necesariamente la hipoteca es como el banco la nombra.

Mucho ojo también con la revisión de la cuota. Es uno de los datos que menos se publicita de las hipotecas. Aunque suele ser anual, algunas revisiones son semestrales. Pregunta al banco antes de llevarte una sorpresa. Cuando el Euríbor está subiendo te interesa revisión anual y cuando está bajando, cada seis meses.

Cómo ahorrar en la hipoteca después de firmarla

Hay que estar pendiente

Hay que estar pendiente

Se habla mucho de todo lo que tienes que preguntar, mirar y tener en cuenta antes de firmar una hipoteca, pero poco se menciona lo que puedes hacer después para ahorrar en la hipoteca o, como mínimo, evitar que te cobren de más.

Esto no es firmar, relajarse y olvidarse del tema. Ya que la devolución del préstamo se puede alargar hasta 40 años lo suyo es no confiar en el banco, sino estar pendiente de qué te cobra, cuándo y por qué.

Cuando te toque revisión de la hipoteca, cada 6 meses o un año, mira cuál es el Euríbor o IRPH que te tienen que aplicar y comprueba que efectivamente el banco lo aplica y tu cuota sube o baja, según lo que corresponda. Según lo que tengas firmado la cifra que aplican es la de uno o dos meses antes de la revisión.

Controla los movimientos de la cuenta de la que se cobran la hipoteca. Quizá al principio te dijeron que no cobrarían comisiones, pero con el tiempo te encuentras con un impuesto revolucionario por tener tarjetas, hacer transferencias, mantenimiento de cuenta…

Comisiones que te muerden un dinero al año que estás en tu derecho de reclamar que te devuelvan, argumentando que ya tienes la nómina cada mes en la cuenta y eso les aporta dinero y que la cuenta está para cobrar la hipoteca, nada más.

Por supuesto mira bien si tienes cláusulas abusivas e intenta que el banco te las quite por todos los medios. Por ejemplo, tener un suelo puede hacerte pagar una media de 1.200 € más al año.

También puedes ahorrar dejando de renovar los seguros que van ligados a la hipoteca, bien porque ya no es obligatorio tenerlos para conseguir el diferencial más bajo, bien porque no te compensa bajar el diferencial a costa de pagar un dineral en seguros que no te interesan.

Existen otras dos maneras de no perder dinero, algo más complicadas que las otras, pero también muy útiles y válidas. Una es meter en la hipoteca todo el dinero que puedas: amortizando anticipadamente ahorrarás muchos intereses, sobre todo ahora que el Euríbor está casi igual de bajo que los intereses de los depósitos. Cuotas como éstas serán difíciles de ver en el futuro, así que conviene facilitarse la vida quitándose intereses de en medio y años de pagar por delante.

Si la hipoteca en general es un abuso, mira si puedes cambiarla de banco. Aunque no son la pera limonera, cada vez hay diferenciales más bajos (de 1,65% en adelante) y puede que te compense pagar un 1% de comisión por subrogarla. Es posible que en poco tiempo estés ahorrando.

La hipoteca es como el amor, como una planta: si no lo cuidas se marchita, y en este caso además te cuesta pasta.

El Euríbor baja al 0,362%, un nuevo mínimo que trae rebajas

Se veía venir, que nadie finja sorpresa

Se veía venir, que nadie finja sorpresa

La bajada de los tipos de interés del 0,15% al 0,05% se ha notado mucho en el Euríbor. Si en agosto ya batió un nuevo récord cerrando en el 0,469%, en septiembre ha sido la repanocha, despidiendo el mes con una media del 0,362%. Una gran bajada y un nuevo mínimo histórico. Un número impresionante, bestial, nunca visto.

Para hacerle una foto si no fuera porque seguro que a lo largo de los próximos meses y en 2015 vemos cosas parecidas, salvo que cambie mucho el panorama, algo que no parece que vaya a ocurrir ni a corto ni a medio plazo.

Esta nueva rebaja del Euríbor, como ha sido más brusca que las anteriores, hará notar más el ahorro en las hipotecas. Las que tengan revisón anual con el Euríbor de septiembre notarán un ahorro medio mensual de 10 €, que son 120 € al año que vendrán muy bien para pagar cualquier otra cosa que no sea la hipoteca o para ahorrarlo.

Quienes tengan revisión semestral van a ver cómo su cuota se abarata 12 € al mes, que son 72 € en los próximos seis meses. Como siempre digo, estos cálculos son medias. Si quieres saber cuánto te bajará la hipoteca tras la revisión anual o la revisión semestral, aquí tienes unos simuladores para calcular la cuota. Así te anticipas a la sorpresa que te dé el banco y te llevas una alegría antes de tiempo.

Todavía nos quedan por vivir más bajadas en la hipoteca, la etapa del Euríbor en el 0,3% no ha hecho más que empezar. Se espera que siga en torno a esa cifra hasta que el Banco Central Europeo comience a subir los tipos de interés, algo que no tiene fecha en el calendario y que no creo que ni les pase por la mente, al menos hasta que el dinero fluya de forma seria y constante.

Por eso, si no te toca revisión este mes, que no te dé el bajón. Las hipotecas que se revisen con el Euríbor de octubre, noviembre, diciembre y seguramente enero también verán bajadas interesantes. Ya no se verán esas rebajas de 100 euros al mes, porque ya no hay mucho más recorrido para que caiga el Euríbor, pero sí que podremos continuar el ahorro, que es lo importante.

Estos son tiempos para tener una hipoteca referenciada al Euríbor y sin cláusula suelo con un diferencial de los de antes. Los de ahora van bajando pero los bancos saben de las caídas del Euríbor y las compensan cobrando un interés fijo el primer año, y a veces el segundo y el tercero.

El Euríbor sigue subiendo las hipotecas aunque todavía poco

Las cuotas suben pero aún son dulcemente bajas

Cuotas que suben pero aún dulcemente bajas

Que-sí… Que-sí… Que-la-su-bi-da-del-Eu-rí-bor-ya-es-tá-aquí… Y no viene sola, claro. Trae consigo una subida de las cuotas en las hipotecas que se revisen con la cifra de abril.

El Euríbor a un año, índice más utilizado en España para calcular lo que se paga en los préstamos hipotecarios a interés variable, ha echado el cierre al mes de abril en el 0,604%. Es la segunda subida en lo que va de año, después de una súper racha de dos años y dos meses bajando.

Aunque esta crecida es más pronunciada que la de marzo, los que tengáis revisión anual apenas vais a notar que os sube la hipoteca. Unos 4-5 euros al mes de media, que se traducen en unos 50-60 euros al año. Esto se debe a que el Euríbor cerró abril del año pasado en el 0,528%.

Si la revisión de vuestra cuota es semestral, la situación es parecida. La cuota os va a subir unos 3-4 euros al mes, lo que os supondrá un gasto extra de 35-50 euros al año, dependiendo de las condiciones de la hipoteca. Poca cosa, sí, pero significativa, porque ratifica que se acabó lo que se daba en cuanto a la bajada de las mensualidades.

El ahorro sigue existiendo y las cuotas bajas también, porque no me digas que lo que estáis pagando ahora no es un regalo para la vista y el bolsillo… Por eso tienes que aprovecharte, porque estos tiempos tan maravillosos, que ya han empezado a desaparecer, no volverán ni pidiéndoselo al genio de la lámpara.

No hay que tener ojos para ver que el Euríbor va a seguir subiendo, imparable hasta vete a saber dónde, sin prisa pero sin pausa. Cerrará mayo y junio por encima de la cifra de abril y, si el Banco Central Europeo (BCE) no lo remedia, podrá llegar al 0,7% o más a finales de este año.

Digo el BCE, porque como he explicado otras veces es el encargado de fijar los tipos de interés, o lo que es lo mismo: del precio oficial del dinero, del precio al que le presta el dinero a los bancos. Ahora mismo esa cifra está en el 0,25%, históricamente baja.

Si el BCE decide romper esquemas y poner los tipos de interés en el 0% quizá el Euríbor baje otra vez hasta el entorno del 0,5% e incluso quizá hasta el del 0,4%. Pero si no, nada de nada, monada. Uyyyy, qué gustito da ver esas cifras, ojalá que se hagan realidad en los próximos meses y sigamos teniendo un respiro en la hipoteca.

Se acabó ahorrar en la hipoteca

Este mini ahorro en la hipoteca es uno de los últimos regalos que nos hace el Euríbor

Este mini ahorro en la hipoteca es uno de los últimos regalos que nos hace el Euríbor

Como decía Mecano en una de sus últimas canciones… Ese día un día llegaráaaaaa, no será pronto ni taaardeee, cuando no queda cerilla ya, es el dedo lo que ardeeeee…

Pues eso: que tras dos años de alegría tras alegría y descuento tras descuento, ha llegado el día en que el Euríbor deja de abaratar las hipotecas.

Habiendo cerrado enero en el 0,562%, el Euríbor apenas va a bajar las cuotas con revisión anual entre 10 y 12 € al año, lo que implica una ahorro de menos de un euro al mes. Cuánto te bajará la cuota depende de qué condiciones tengas firmadas en la hipoteca (plazo, dinero prestado, etc.).

Y, bueno, al menos baja algo, así que técnicamente no podemos decir que se han agotado toooodas las rebajas en el Euríbor sino que las rebajas gordas ya no existen (bueno, eso desde hace algunos meses) y que lo próximo puede ser una subida, así que aprovecháos de que os quedáis casi como estáis, que visto lo visto no es poco.

Los que tengáis revisión semestral tenéis el caso contrario porque vais a ver cómo os sube la cuota de la hipoteca en menos de un euro al mes, o sea una subida de unos 6 euros como mucho en el próximo semestre.

Para todos los que tienen hipoteca con interés variable ligado al Euríbor es una faena. Nos habíamos acostumbrado a al subidón que nos daba ver las cuotas más baratas con cada revisión, pero todo tiene un principio y un fin, y el fin a tanto ahorro ha llegado.

Tampoco quiere decir que de repente suban las cuotas una barbaridad, pero sí que lo más probable es que dentro un año yo os esté dando la noticia contraria. Es decir, que las hipotecas empiecen a encarecerse.

Los que tienen cláusula suelo estas revisiones con bajada de precio ni las huelen y los que sufren IRPH como índice hipotecario en vez del Euríbor, tampoco. Quienes firmen una hipoteca a lo largo de este año se ven beneficiados, porque cuanto menos bajo está el Euríbor menos altos suelen poner los bancos los diferenciales.

Ayer el Banco Central Europeo decidió que dejaba los tipos de interés como están, o sea en el 0,25%, lo que repercute muy mucho en el Euríbor, aunque cada vez menos y no tanto como debería; de eso os hablaré en breve.

De todas formas, no hay que descartar una bajada del 0,25% al 0%, lo que podría estancar el Euríbor en vez de hacerlo subir ligeramente, como va a ocurrir en los próximos meses, en los que se prevé que se mantenga entre el 0,5% y el 0,6%, llegando como muchísimo al 0,7% a fin de año.