Archivo de la etiqueta: hipotecas variables

BBVA rompe las hipotecas variables con Euríbor + 0,89%

BBVA saca la artillería pesada, una hipoteca potente para atraer nuevos clientes

Euríbor + 0,89% y menos comisiones. Es el órdago que BBVA acaba de lanzar a la competencia, con el que pretende ganar nuevos clientes para hacerse con la primera posición en el mercado.

Al igual que casi todos, el primer año cobra un interés fijo (en su caso del 1,89%) para capear los ingresos bajos que le supondría que desde el principio tuvieras Euribor + 0,89%. Ahora el indicador está estancado en torno al -0,191% y no volverá a positivo como mínimo hasta 2020.

Aunque mantiene las de amortización anticipada en el máximo legal del 0,50% los cinco primeros años y el 0,25% el resto del tiempo, elimina la comisión de apertura y amplía el plazo tradicional de 30 a 40 años.

La vinculación es voluntaria, pero obligatoria si quieres conseguir el diferencial del 0,89%. También la ha rebajado: ahora basta con domiciliar ingresos, seguro de hogar y uno de amortización de préstamos por, como mínimo, el 50% de la hipoteca. El caso es cubrirse las espaldas, por eso financia hasta el 80% de lo que vale la vivienda.

Esta hipoteca del BBVA es la versión low cost de las hipotecas que actualmente hay para VIP, o sea éstas que son más baratas pero sólo si tienes unos ingresos despampanantes, por encima de los 3.000 como mínimo o un patrimonio atractivo.

BBVA pone las condiciones de las hipotecas VIP al alcance de quienes menos cobran. Sólo pide una pensión mínima de 300 € o una nómina de 600 €. Así, prácticamente cualquiera que tenga ahorrado el 30% de lo que vale el piso (20% para la entrada y 10% para los gastos) pueda pedir una hipoteca.

La cuota no deberá ser más de un tercio de los ingresos, por lo que cuanto menos ganéis, más baja deberá ser, a más años habrá que poner el plazo, menos dinero podrás pagar y más intereses te cobra el banco. No obstante, es la forma de que gente que ahora está de alquiler pueda optar a una vivienda propia, que además tenga una cuota más barata que lo que paga al casero, dada la burbuja del alquiler que estamos viviendo como consecuencia de la crisis.

Acaba de romper el mercado, marcando una nueva tendencia. Es el segundo banco español por detrás del Santander, así que seguro que ha puesto nerviosa a la competencia, que probablemente reaccione en breve con nuevas ofertas a la altura de ésta, de lo que nos vamos a beneficiar los clientes.

Esto reabre la guerra de precios en el tipo variable, que llevaba algo más de dos años estancado en el Euríbor + 1% como mejor opción para las nóminas medias y bajas, un tiempo en el que la lucha de precios se ha focalizado en el tipo fijo.

¿Por qué BBVA se arriesga a sacar una hipoteca que podría suponerle pérdidas? Necesita aumentar sus ingresos y más vale tener muchos hipotecados que paguen poco, porque se vinculan también durante años con seguros que dan grandes ganancias

Dentro de dos o tres años se espera que el Euríbor esté en positivo y eso compense el diferencial más bajo, que por otro lado no es tan bajo como los que se dieron en la época del boom y que son los que ahora hacen que la banca cobre cuotas bajísimas, algunas sin intereses. BBVA también reacciona así porque los intereses que paga a los ahorradores son tan bajos que la gente se está liando a comprar vivienda u otras cosas, en vez de meter el dinero en depósitos.

Es una buena hipoteca, de momento se coloca como la mejor, pero si quieres contratar ahora, espera un poco más que lo mejor puede estar por llegar: la reacción de la competencia con una nueva guerra de precios que rebaje otra vez los diferenciales. ¡¡Yujuuuuuuuuu!!

¿Imaginas cómo sería contratar la hipoteca con el móvil?

Nuevos medios para hipotecarse

Hace tiempo que vimos que el futuro de las hipotecas es Internet. Aunque la gran desventaja es que no permiten negociar, hay que controlar las nuevas tecnologías y se deja de lado el cara a cara, la banca online llevan al menos 15 años ofreciendo los préstamos más baratos.

ING vino directamente a meternos en la tecnología, aunque se dio cuenta de que hacían falta oficinas y ha montado algunas, que tienen mucha demanda.

Entre otros también están Oficinadirecta y Openbank, ambos del Santander, que también absorbió a Banesto hace años. La competencia se reduce en unos sitios, pero renace en otros.

BBVA ha pasado de ser una entidad que no quería dar hipotecas ni invertir a liderar el mercado digital. El cambio lo ha llevado a cabo entre 2014 y 2016 cuando cesó a directivos de mucho peso para nombrar a otros en la línea de sus propósitos digitales.

Primero acabó con Uno-e, su banco online, cuyos clientes pasaron de forma fácil a ser de BBVA. Después ha invertido millones en aplicaciones móviles como la de BBVA, nombrada mejor app de banca móvil en 2017, o BBVA Wallet, que permite pagar con tarjeta usando el móvil, algo muy extendido ya en otros bancos.

Bankia, Bankinter, Sabadell, Santander, Mediolanum y Liberbank son algunos de los que ya lo tienen. Para conseguir la aplicación del tuyo sólo tienes que poner el nombre de tu banco y la palabra wallet (cartera en inglés) en el Play Store de tu móvil y descargarla gratis.

Y por ahí van los tiros: por hacer desaparecer filiales online para reorientar buena parte del negocio de la banca tradicional a Internet, ya no sólo con hipotecas online sino con hipotecas a través de teléfonos móviles.

Hace un par de meses que vimos una hipoteca pionera, la Variable de Coinc, que se comercializa 100% por Internet. Tiene el respaldo de Bankinter pero los empleados de esta entidad no te atienden si vas a las oficinas: todo es obligatoriamente por Internet. De ahí que actualmente sea la más barata de todas, que no incluya comisiones ni vinculación y que el interés fijo el primer año sea sólo del 0,99% y de Euríbor + 0,99% a partir de entonces.

Tampoco pierdes el tiempo hablando con empleados ni de oficina en oficina, porque los papeles que te piden los subes a su web. Pero claro, lo tienes que tener todo muy claro porque eso significa que las dudas sólo las resuelven mediante un gestor, con el que también te comunicas a través de Internet.

Seguro que surgirán más plataformas como ésta en el futuro y seguro que dentro de unos años, seguramente en la próxima década de años 20, veamos que las hipotecas se ofertan y se contratan a través de aplicaciones móviles.

Los telefónos móviles se han convertido en esos pequeños ordenadores que llevamos siempre encima. Nos comunicamos por diferentes vías, hacemos transferencias, pagamos, jugamos, ligamos, consultamos recetas, hacemos fotos y vídeos… Por eso el Banco Santander acaba de invertir 20 millones de euros en Roostify, una nueva empresa estadounidense que está desarrollando una aplicación para ofrecer hipotecas a través del teléfono móvil.

Una revolución que ahora nos parece novedosa y que lo será, pero que en unos años nos parecerá algo habitual y sobre todo accesible a quienes usen los telefónos para algo más que llamar y mandar mensajes.

Con todo esto se va a perder el cara a cara pero se va a ganar cuota de mercado entre clientes jóvenes, criados a los pechos de la tecnología y que a van a demandar y entrar de lleno en este servicio. Eso sí, la banca ya se puede guardar bien las espaldas para evitar futuras demandas por falta de transparencia, sobre todo con la tendencia que tenemos a firmar condiciones de contratos sin leerlas, sólo seleccionando una casilla y dándole a confirmar. Eso no hay que hacerlo nunca con un banco, ¡¡puede ser nuestra ruina!!

Comisión de apertura: nuevo abuso que reclamar al banco

Otro palazo a evitar que te den con la hipoteca

¿Tienes comisión de apertura? ¿Sabías que puede ser abusiva y no tendrías por qué haberla pagado? Todo dependerá del juez con el que des porque esto se gana, de momento, por vía judicial, ya que aunque lo primero es reclamar a la entidad, es poco probable que el banco te devuelva el dinero sin sentencia que le obligue.

La semana pasada un juez de León dijo que no era abusiva, pero uno de Málaga, al igual que ya hicieran los de otras provincias, reconoció por primera vez en esa provincia que el cliente debe recuperar el dinero que pagó por la apertura del préstamo.

Ha sido una sorpresa para el propio abogado, que al principio no sabía si incluirla en una reclamación conjunta por más abusos (suelo, gastos de hipoteca, interés de demora…) y que al final ha sido un acierto porque el juez ha declarado que, aunque sí fue transparente, es nula porque es abusiva, ya que el cliente pagó más de 2.000 euros por ella.

Aunque el banco todavía puede recurrir esta sentencia porque no es firme, da pie a que se vuelva a sentenciar lo mismo en ese o en otro juzgado español: que la comisión de apertura es nula por abusiva.

De siempre he pensado que la comisión de apertura es un abuso del banco hacia el cliente, que la entidad justifica diciendo que es para cubrir los gastos administrativos y de gestión del principio del préstamo. Es cierto que formalizar un préstamo le da trabajo al banco, pero te obliga a pagar una gestoría y el resto se lo cobra con creces.

Dado que durante las décadas que dura una hipoteca se pagan miles de euros en intereses, ese servicio de abrir el préstamo debe considerarse más que cobrado. Igual que ya ninguna entidad cobra comisión de estudio, tampoco debería cobrarse apertura. Es pura avaricia y mucho morro.

La comisión de apertura no está presente en todos los préstamos, depende del banco y del momento. Los hay que nunca la han cobrado y están los que lo hacen según el momento. Durante los años duros de la crisis, cuando las hipotecas estuvieron también duras, se usó más.

Cuando se abrió el grifo del crédito a finales de 2013, dejó de utilizarse tanto. Había que atraer clientes y una buena hipoteca no cuenta con semejante puñalada nada más empezar. Al hundirse el Euríbor en negativo hace ahora justo dos años seguro que a alguna entidad le dieron ganas de rescatarla, pero los clientes toleramos mal las comisiones, como es lógico, y no se ha recurrido tanto a ella.

Sí que está muy presente en los préstamos a tipo fijo, muy populares desde hace un par de años, pero que resultan más caros, entre otras cosas porque incluyen esta pulla que normalmente supone el 1% de lo que te prestan, en ocasiones con un mínimo de 500 € y que en un préstamo de 200.000 € son 2.000 €.

Casi nada, ¿verdad? Por eso hay que tener cuidado al elegir la hipoteca, para que no nos cuelen abusos por todas partes. De hecho se calcula que el 90% de las hipotecas españolas cuenta con alguna cláusula abusiva. ¿Has mirado bien la tuya? Casi seguro que tienes algo que reclamar.

¿Por qué tanto interés en que firmemos a tipo fijo?

¡¡Que pica otro, que pica otrooo...!!

¡¡Que pica otro, que pica otrooo…!!

De un par de años a esta parte, el tipo fijo ha irrumpido con fuerza en la oferta hipotecaria. Ha pasado de ser marginal, con un 2,6% de hipotecas en 2008, a representar el 40,4% de todas las que se firmaron el agosto, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

¿Pero por qué tanto empeño en promocionar el tipo fijo? ¿Es realmente tan ventajoso para los clientes? ¿Me conviene…? Si estás mirando hipotecas seguro que te choca encontrar tantas a tipo fijo, y tan baratas en comparación a lo que había antes, que no bajaban del 5%-8% mientras que ahora puedes ver préstamos como el de Bankinter al 1,50% a 10 años, por ejemplo.

El auge de las hipotecas a tipo fijo no es casual, viene orquestado por detrás desde el Gobierno y la banca. Por un parte, se quiere evitar que haya cláusulas que luego resulten abusivas y cuesten dinero y reputación a la banca en los tribunales, como está pasando con el suelo, las multidivisa, los gastos de la hipoteca y el vencimiento anticipado, entre otras. También que la gente deje de pagar porque, de repente, dentro de unos años, el Euríbor tenga un hipotético subidón como el vivido el 2008 hasta casi el 5,4%.

También se quiere ganar más dinero, ahora que el Euríbor está muy bajo; lleva en negativo desde febrero de 2016 y parece que sino todo, al menos buena parte de 2018 seguirá bajo cero. La banca no gana todo lo que desearía porque la mayoría de hipotecas se firmaron antes de los altísimos diferenciales de 2013 y, con el Euríbor de récord en récord, cada vez cobran menos intereses, de ahí que insistan tanto en el tipo fijo, que les da ganancias estables y aseguradas durante décadas.

Los bancos son como los jugadores de ajedrez: estudian los movimientos a muy largo plazo y van varias jugadas por delante de los clientes, con lo que nosotros tenemos que aprender a leer lo que hacen, para actuar en consecuencia con lo que más nos interese, que a veces es lo contrario a lo que nos intentan meter por los ojos.

Las hipotecas a tipo fijo favorecen principalmente a la banca. Que al cliente le dan la tranquilidad de que siempre pagarán la misma cuota y no habrá subidas con el Euríbor ni tampoco sustos, de acuerdo, es cierto, pero también suelen tener más vinculación y comisiones. Además hace que durante más de la mitad de la vida de la hipoteca estés pagando más que si hubieras elegido variable. Mira cómo a 10 años son más bajas que a 20 y a 30, la banca no es tonta y se cubre bien las espaldas.

Por un lado, está promocionando mucho estas hipotecas, siendo casi las únicas en las que se realizan ofertas en el último año y medio, salvo contadas excepciones como las hipotecas variables de Bankia o de Openbank. Por otro, el Gobierno echa un cable a la banca, otra vez, con la reforma de la ley hipotecaria, en la que se incita de forma indirecta a la firma de hipotecas fijas.

Con la nueva Ley, el cambio de hipoteca variables a fijas será prácticamente gratis y lo podrá hacer cualquiera, aunque su hipoteca sea anterior a la aprobación de la Ley, que aún tiene que pasar por el Parlamento. Si cambias tu hipoteca variable a fija durante los 3 primeros años, tendrás que pagar un 0,25% de comisión del capital que amortizas. Pasados 3 años se puede hacer sin coste. Además, los gastos de notaría y registro se abaratan un 90%. Te venden que es bueno para ti, bueno, es lo tienes que decidir tú. Su verdadero objetivo es que las hipotecas fijas superen a las variables en los próximos años. 

Este cambio de variable a fijo sólo merece la pena cuando el Euríbor suba de verdad, dentro de unos cuantos años, y te salga rentable porque pagues menos. Pero, ahhhh, amig@… Seguro que para entonces las hipotecas fijas habrán subido de precio y tampoco te compensará, seguro que saldrá mejor quedarse con el variable que ya tienes.

Meten miedo con que el Euríbor subirá, cuando por otro lado sus departamentos de análisis van posponiendo en sus previsiones la subida del Euríbor cada vez que publican un estudio. No hay que escuchar el miedo que te quieren meter sino leer sus movimientos para hacer lo contrario.

Si bajan el precio de las hipotecas fijas y siguen insistiendo en ellas es que el Euríbor seguirá muy bajo e interesa un préstamo variable. El Banco Central Europeo no se plantea subir los tipos de interés, que están en el 0%, hasta por lo menos mediados de 2019. Y ya veremos cómo estarán las hipotecas fijas dentro de 2 años, seguro que más caras que ahora, pero eso no te lo cuentan…

Hipotecas mixtas, un timo con el que sólo gana el banco

¡¡Pastaaaa!!

¡¡Pastaaaa!!

En cuantito que vas al banco, preguntas por una hipoteca y resultas solvente, al empleado se le ponen los ojos como al emoticono de la foto. Se le incrustan los símbolos del euro en la cara y ya no hay más que hacer. Te la van a clavar por algún lado y lo sabes.

Pero, ahhhhh, tienes varias opciones… Están las hipotecas fijas, las hipotecas variables y las hipotecas mixtas. Las primeras consisten en darte tranquilidad sabiendo que siempre-siempre pagarás la misma cuota, aunque sea más cara.

Las segundas son las de toda la vida, las que te cobran Euríbor + diferencial en el mejor de los casos (también ha habido IRPH, multidivisa, cláusula suelo, etc, que se han cargado esto).

Aunque las fijas han cogido mucho auge en los últimos dos años y una de cada 4 nuevas se contratan así, las variables siguen barriendo en el mercado a nivel general, representando aún más del 90% de las ya firmadas.

Pero… ¿Y las mixtas? Sándwich mixto, cerveza mixta… ¿Pero qué porras es una hipoteca mixta? Pues la que, durando los mismos años que las otras, tiene los primeros 10-15 años un interés fijo y el resto variable. Esto al final es un timo mayor que el de la estampita.

El Euríbor lleva desde febrero de 2016 en negativo y amaga con seguir así o muy bajo al menos hasta 2020-2021, según el Banco de España. Hasta hace unos meses se pensaba que subiría en 2018, pero viendo que el Banco Central Europeo no hace nada para que así sea, los analistas bancarios han alargado sus previsiones un par de años por lo menos.

Esto significa que durante lo que queda de este año y por lo menos 2 ó 3 más, el Euríbor garantiza las cuotas más bajas nunca vistas. Cuando suba, que lo hará, será tan lentamente que cuando se quiera poner en niveles normales (su media histórica es del 2%), te tocará pagar un interés variable. O sea que es una tontería tener un tipo fijo que te haga pagar más al principio (lo menos 10 años), porque no te podrás beneficiar del Euríbor bajo.

Eso, y cuando justo te tocaría empezar a disfrutar de tu tipo fijo, porque el Euríbor sube y te compensa tenerlo fijo para no pagar más, pues va el banco y te empieza a aplicar el interés variable, con lo que también pagas más que si tuvieras un tipo fijo.

Las hipotecas mixtas son una estafa que, de principio a fin, sólo interesa a la banca. Descártalas de tus cuentas o te harán perder dinero. Mírate el tipo fijo si estás por lo menos 20-30 años pagando. Si estás menos, coge variable, pagarás una media de 2.000 € menos en intereses que con el fijo, y unos 7.000 € menos que si tienes tipo mixto en los primeros años.

Las hipotecas mixtas son otro recurso de la banca para sacarnos el dinero ahora que les toca pagar millones por la cláusula suelo y otros abusos, y que el Euríbor está bajo. Ganan menos dinero que nunca con los préstamos ya firmados. Las hipotecas mixtas sólo interesan si el Euríbor sube de forma brusca en poco tiempo, algo más que improbable tal cual están y parece que estarán las cosas.

Mirando hipotecas… ¿Mejor tipo fijo o variable?

Pensar en una hipoteca siempre da vértigo

Pensar en una hipoteca siempre da vértigo

La cosa está que arde entre las hipotecas a tipo fijo y variable. ¿Cuál elegir? ¿Cuál es la mejor? ¿Cuál me conviene más? Si estás buscando hipoteca seguro que te has hecho estas preguntas más de una vez.

Quizá hayas escuchado también que el 80% de los préstamos que se firman actualmente son a tipo fijo, y que hasta hace pocos meses eran ya el 40% del total. Crecencomo la espuma.

Incluso puede que el banco te lo haya recomendado para que tengas tranquilidad, sacando a relucir el fantasma del Euríbor en el 5,393% que alcanzó en julio de 2008. Con el fijo siempre pagarás la misma cuota, sin tener que estar pendiente de si el Euríbor sube o baja tu cuota mensual.

La pregunta del millón es: ¿Me interesa realmente a mí una hipoteca a tipo fijo? ¿Será mejor que variable? Con la calculadora en la mano lo ideal es decantarse por el interés variable. Comparando préstamos similares que se ofertan actualmente a tipo fijo y variable, la misma hipoteca a 30 años saldría algo más de 2.000 € más barata si firmas a interés variable.

Las hipotecas fijas es verdad que te aportan tranquilidad, pero a quien más tranquilizan es al banco. De ahí que algunas entidades se hayan lanzado en masa a potenciar un tipo de préstamo que hasta hace dos años había sido minoritario, no llegando ni al 10% del total y con ofertas en torno al 5%-8%.

Intereses muy alejados del actual 1,60% en adelante. Con el tipo fijo el banco se asegura que siempre contará con determinados ingresos por esas hipotecas y que podrá empaquetarlas y venderlas mejor. Es lo que se llama titulización, una práctica habitual en la banca cuando necesita dinero: vende paquetes de sus hipotecas a otras empresas y listo.

A corto plazo también se asegura unos buenos ingresos, superiores a los que ganaría con hipotecas ligadas al Euríbor, que cerró febrero en el -0,106% y al que le queda al menos año y medio más por los suelos.

Las hipotecas fijas varían su interés según el plazo: si firmas por 10 años será más barata que por 20 ó 30. Por lo general, también incluyen más vinculación (contratación de productos para que te baje el tipo de interés) y comisiones, como la de apertura, más difícil de ver en un préstamo variable.

Si te hipotecas en 15-20 años el préstamo fijo sólo interesa al banco. Si te hipotecas por más, debes sacar la calculadora y pensarlo mejor, porque el empeño por el tipo fijo no es para darte una mejor hipoteca sino para que la banca gane dinero con el que compensar el Euríbor en negativo y la devolución de la cláusula suelo, los gastos de la hipoteca, el IRPH y otros palos judiciales.

No toda la banca apuesta igual por el fijo. Mientras que en el Santander apenas hay un 9% de hipotecas fijas, el Sabadell bate récords y ya firma así 8 de cada 10 préstamos. A medio camino se sitúan Liberbank, Abanca e Ibercaja, que comercializan entre el 40% y el 50%. Sabadell fue pionero y está seguido por Caixabank; pone tanto empeño que trata de que los clientes con préstamo variable lo cambien por fijo, también ahora que el suelo está tan mal castigado y que fue su gran apuesta durante años.

¿Es buen momento para firmar una hipoteca?

Pasarán años hasta el próixmo fenómeno semejante

Pasarán años hasta el próixmo fenómeno semejante

Si quieres comprar una casa con hipoteca, estás ante un buen momento. Ya que hace 4 años que desapareció la desgravación por hipoteca de vivienda habitual, da igual comprar ahora que en enero, pero cuanto antes mejor porque el año que viene se espera la puesta en marcha de la nueva forma de calcular el Euríbor.

Si al final entra en funcionamiento en verano, llevará año y medio de retraso, pero como quieren que no haya casi diferencia con las cuotas actuales lo mismo vuelven a retrasar su aplicación.

El caso es que cuando empiece afectará a las hipotecas que se firmen de ahí en adelante, entrando poco a poco las que se hayan firmado antes. Y como se espera que por lo menos cotice en positivo, subirá las cuotas, que están en los niveles más bajos de la Historia desde que el Euríbor se adentró en terreno negativo el pasado febrero.

Las hipotecas variables hace tiempo que dejaron de bajar, salvo raras excepciones como BBVA que acaba de situar su Hipoteca Variable en Euríbor + 0,99% desde el 1,25% en que tenía el diferencial. Están estancadas o suben. Las que están bajas ahí quedarán durante un tiempo, al menos hasta que el Euríbor empiece a subir, devolviendo a la banca parte de los beneficios que están dejando de percibir porque el indicador está en negativo.

Si prefieres tener siempre la misma cuota, aunque eso te suponga pagar más, lo tuyo es el tipo fijo. Hasta hace unos días la banca seguía en pie de guerra reduciendo intereses para pujar por el tipo fijo más bajo. Conseguir clientes que paguen y se aten a la entidad durante muchos años fue su principal objetivo desde que reabrió el grifo del crédito hace ya 3 años.

Pero de momento no van a pelear más: los clientes que vayan y cumplan los -muchas veces- exigentes requisitos se quedarán en la entidad, pero el banco de momento no va a currárselo tanto como hace unos meses. Han parado de bajar los intereses fijos, que en el caso de Bankinter y BBVA los acaban de subir. Mal dato. Significa que la guerra del tipo fijo se estanca, que no habrá hipotecas más baratas y que si quieres una, tanto fija como variable, éste es el momento.

Cuando el Euríbor suba, el tipo fijo también lo hará, y el variable ya veremos si baja, porque a la banca se le viene encima una buena de pagar indemnizaciones por la cláusula suelo, las hipotecas multidivisa y los gastos de formalización de hipoteca, que se pueden reclamar basándose en una sentencia del Tribunal Supremo de hace un año.

Si tienes ahorrado al menos el 20% de lo que vale el piso, más un dinero adicional para gastos, y quieres comprar una vivienda, sigue siendo un buen momento que no se repetirá hasta dentro de un tiempo. El precio de la vivienda está subiendo lento pero seguro y no se prevé que baje ni se estanque en 2017.

Si al final te decides por comprar con hipoteca, elige la más barata contando con el pago de seguros y otros productos vinculados (en caso de que de verdad te hagan ahorrar al bajar el dfierencial) y calcula en un simulador si podrás pagarla si el Euríbor se diparara al 5% o si bajaran tus ingresos. La cuestión es no pillarse los dedos y asegurarse de que el préstamo nunca supondrá más de un tercio del dinero que entra en casa. De lo contrario, puede haber problemas económicos en el futuro.

Guardar

Guardar

Las hipotecas fijas salen hasta un 50% más caras que las variables

Cada euro cuenta para ahorrar

En el ahorro, cada euro cuenta

Las hipotecas fijas siguen arrasando. Los bancos las meten por los ojos de quienes preguntan en las sucursales y algunos clientes, con el recuerdo de la crisis (el subidón de cuotas, los impagos y desahucios) en la mente, no se arriesgan y, por si acaso sube mucho el Euríbor en el futuro, apuestan por el tipo fijo.

En el último registro del Instituto Nacional de Estadística, las nuevas hipotecas fijas fueron casi el 30%, o sea 1 de cada 3, lo que relega al interés variable a un lugar en el que nunca había estado. Las hipotecas fijas han pasado del 1% al 30% en dos años, y las variables del 90% al 70%.

Con el tipo fijo, los bancos quieren ganar dinero a corto plazo, compensar las ganancias que en algunos casos han perdido con la cláusula suelo y paliar que el Euríbor lleva en negativo desde febrero y todo apunta a que se mantendrá así al menos un año más. Los diferenciales de préstamos variables se han estancado en el 1% y dan poco margen de beneficio a la banca. Según Bankinter, los tipos de interés que afectan al Euríbor estarán bajos dos años más, permitiéndole subir al 0,50% en 2021.

Todo esto hace que la banca ponga sus esfuerzos en el tipo fijo. Sin embargo, ¿es rentable para nosotros? ¿Te merece la pena elegir una hipoteca fija en lugar de una variable? El fijo sólo compensa si el interés es bajísimo o vas a estar 30 años pagando hipoteca y quieres total tranquilidad con respecto a la cuota, que en el tipo fijo nunca varía.

Por lo demás, sale más caro y está pensado para que gane la banca, no los clientes. Según un reciente estudio de Kelisto, las hipotecas fijas pueden salirte hasta un 50% más caras que las variables. Este caso extremo es comparando la hipoteca fija más cara con el diferencial más bajo.

No obstante, compares la hipoteca fija que compares con una variable, en todos los casos te sale que ahora vas a pagar más. Y en el futuro también. Según este estudio, en una hipoteca fija pagarías de media casi un 6% más de intereses que con una variable. En dinero te supondría una media de 33.731,38 euros en intereses con un préstamo fijo y 31.838,30 euros con uno variable.

Las hipotecas fijas sólo tienen intereses atractivos si te endeudas poco tiempo. Cuanto menor es el plazo menor es el interés, pero también pagas de más porque es en los próximos tiempos cuando se prevé que el Euríbor siga muy muy bajo. Por eso Liberbank se arriesga a poner un préstamo fijo al 1,20% y Bankinter al 1,40%, ambos a 10 años. Si lo hacen es porque saben que ganarán dinero.

Apostar por un préstamo variable es arriesgarse, estoy de acuerdo. Pero cuando el Euríbor suba hasta cotas que compliquen la cuota habremos pagado ya muchos intereses, en algunos casos la mayoría, y nos afectará menos la subida que si fuera al principio de la hipoteca. En España seguimos el sistema francés y eso nos hace pagar muchos intereses al principio y pocos al final.

Guardar

¿Por qué 1 de cada 4 hipotecas se firma a tipo fijo?

Es la nueva cláusula suelo

Es la nueva cláusula suelo

La estadística de julio revela que el 24,4% de las hipotecas se constituyeron a interés fijo. Es casi una de cada cuatro, la cifra más alta desde que se empezó a medir en 2006, y que deja el tipo variable en un 75%, y eso que de siempre fue el más utilizado, nunca por debajo del 92%.

Los bancos saben que los tipos de interés van a estar muy bajos, en negativo o en torno a cero, pero promocionan a troche y moche las hipotecas fijas, aconsejando a los clientes que es lo que les interesa.

Se les mete el miedo en el cuerpo, amenazando con que subirán los tipos de interés y, en ese caso, es mejor tener las espaldas cubiertas. Lo que no se dice es cuándo subirán y que, mientras tanto, están pagando más.

Para que una hipoteca a tipo fijo salga barata respecto a una variable, el Euríbor debe estar tanto tiempo alto como previamente estuvo bajo, para compensar el dinero pagado de más, y después mantenerse más alto que Euríbor + 1%, diferencial competitivo que se puede conseguir ahora. Hoy por hoy la previsión es que esto se consiga por lo menos 15-20 años.

Por el momento, a quien más interesa el tipo fijo es a la banca, que compensa las pérdidas por la eliminación masiva de la cláusula suelo y el Euríbor bajo. Sabe que este indicador será negativo al menos un año más y que estará en torno a cero o un poco por encima hasta 2019. Con el tipo fijo la entidad se asegura los ingresos que va a perder con las hipotecas variables, tanto las que tienen los diferenciales actuales del 1% como las anteriores a la crisis, por debajo de esta cifra.

Los bancos seguirán guiando a los clientes hacia el tipo fijo con el miedo a que suba el Euríbor, mientras que por otro lado saben que los tipos de interés en Europa estarán bajos durante años, como ocurrió en Japón durante dos décadas o como pasa en Estados Unidos desde hace años. Es cuestión de tiempo que la mitad de las hipotecas firmadas sean a tipo fijo. Los bancos prefieren tener asegurado un 2% o 3% de interés antes que el 1% que les proporciona una hipoteca variable con un diferencial similar y un Euríbor ridículamente bajo.

El colmo es que algunas de las hipotecas que se promocionan no son del todo fijas, son mixtas, lo que supone un interés fijo los primeros años y variable cuando empiece a interesar fijo porque suba el Euríbor. Si la hipoteca fija para pocos años es una mala opción, la hipoteca mixta es aún peor.

Aunque se supone que el tipo fijo es sinónimo de tranquilidad porque siempre sabrás la cuota a pagar y evitarás subidas indeseadas por el Euríbor, actualmente es un riesgo. Te juegas estar pagando más durante un tiempo largo y que, al final del préstamo, te salga comido por servido o que hayas abonado más y no fuera rentable.

Algunas de estas hipotecas de julio son hipotecas anteriores que han cambiado sus condiciones, sobre todo aquellas que tenían cláusula suelo y a las que el banco les ha ofrecido un interés fijo a cambio de eliminarlo y abaratar algo la cuota, si bien no se ahorra todo lo que se podría si hubiera diferencial más Euríbor.

Hemos pasado de la cláusula suelo a la cláusula cero, que compromete al banco no pagar nunca intereses al cliente, y de ahí a la hipoteca fija. Siempre hay que leer las intenciones de los bancos: que promocionan el tipo fijo, es porque interesa el variable… Que promocionan el suelo, es porque no interesa… Y así siempre.

Pedir hipoteca: ahora o nunca

¡¡Vamoooss!! Que no se te pase el arroz

¡¡Vamoooss!! Que se te pasa el arroz

Estamos ante el mejor momento para comprar piso con hipoteca en lo que va de siglo. Ahora la financiación es asequible y los precios también.

La vivienda ha bajado, pero ya se constata en los últimos registros oficiales que empieza a subir, si bien los compradores regatean a los vendedores en torno al 20% del precio.

A diferencia con lo que pasó durante el boom inmobiliario hace 10 años, cuando el precio se subió a las nubes, la vivienda está asequible y la financiación también.Tanto que ahora mismo es un 4% más barato vivir en casa propia que de alquiler.

La pena es el empleo, que se ha deteriorado mucho y aún hay récord de paro, entre jóvenes y no tan jóvenes.

Pero la vivienda ya sube y las hipotecas no bajarán de precio. Los bancos han enterrado el hacha de guerra en la captura de clientes a través de las hipotecas variables.

Ya no les interesa pelear por los precios, puesto que un Euríbor asentado en terreno negativo les impide ganar tanto dinero si continúan bajando los diferenciales.Tras 7 meses bajo cero y el vaticinio de que estará por los suelos al menos hasta 2019, la banca ya no se atreve a reducir los diferenciales. De ahí que, contra lo que se pronosticaba, el diferencial más bajo no haya caído hasta el 0,75% sino que se mantenga en el 0,90% – 1% en el mejor de los casos.

Algunas entidades como Abanca han subido el diferencial, del 1,10% al 1,25%, promocionando en su web con mayor interés la hipoteca a tipo a fijo. No es un caso excepcional. BBVA y Bankinter, entre otros, directamente han dejado de luchar en el terreno variable para afincarse en el fijo. Y si vas a un banco te intentarán llevar a su terreno, hablándote de las hipotecas a tipo fijo, que es donde se han llevado la guerra de precios.

Pero esta táctica tiene también los días contados, porque tampoco quieren hincharse a vender hipotecas fijas a plazos largos de tiempo. Si el Euríbor se pone en el 2% dentro de 10 años habrán hecho el canelo porque todos los que tengan interés fijo estarán pagando menos que los del variable y eso les hará mermar nuevamente sus ganancias.

Aunque resulta impopular, otra estrategia que han adoptado, aconsejados por el Banco de España, es la aplicación y subida de comisiones. Por apertura, subrogación, novación, cancelación, amortización… Las hay de todos los tamaños y precios. El ahorro con respecto a una hipoteca con pocas o ninguna comisión es de varios miles de euros.

Además, en 2017 se empezará a aplicar la nueva forma de cálculo del Euríbor y todas las hipotecas que se firmen a partir de entonces irán directamente vinculadas a él, mientras que las hipotecas que se firmen antes irán con otro tipo de interés, si bien se les irá aplicando paulatinamente el nuevo Euríbor. El nuevo Euríbor se espera que cotice en positivo, frente al actual que está en negativo.

O sea que si tienes ahorrado el 20% del piso más el 10% de los gastos de compraventa, lánzate antes de que la vivienda suba de precio, las hipotecas se encarezcan y llegue el nuevo Euríbor. Estamos ante el último tren en marcha…