Archivo de la etiqueta: reforma hipotecaria

El seguro de vida: ¿una utilidad o una obligación?

Más vale prevenir que dejar deudas a los seres queridos

Aunque dentro de 3 meses ningún banco podrá negar una hipoteca si no se firma la vinculación, esos seguros, tarjetas, plan de pensiones, etcétera, se podrán seguir ofreciendo a cambio de bajar el diferencial, aunque nunca como condición indispensable para darte la hipoteca.

Una de las vinculaciones más frecuentes, después de domiciliar los ingresos y contratar un seguro del hogar, porque ahí viene el seguro contra incendios que sí es obligatorio en la hipoteca, es el seguro de vida.

Aunque puede suponer un gasto extra durante toda la hipoteca que aparentemente no sirve para nada, es una precaución importante a contratar, especialmente si firmas una hipoteca en solitario o para la persona del hogar que más ingresos o riesgos tiene, especialmente si se tienen hijos. El seguro de vida es básicamente para que si te mueres, el banco cobre todo lo que queda de pagar de hipoteca, por eso lo incluyen en el paquete de vinculación.

Si eso ocurre, tus herederos (padres o hijos) no tendrán el marrón de cargar con la deuda porque el seguro lo liquidará todo, tanto si quedan 2.000 como 20.000 o 200.000 euros. En un reciente informe se revela que las aseguradoras saldan 196 millones de euros al año en hipotecas por fallecimiento de uno de sus titulares. Es escalofriante: el seguro de vida se utiliza en unas 4.700 hipotecas al año en toda España.

En estos casos, de media pasan 11 años desde que se firma la hipoteca hasta que fallece el titular. El 40% de las muertes que se producen son en los 5 primeros años de vida de la hipoteca. Leyendo esto dan ganas de tocar mucha madera, pero las cifras -sean las que sean- están ahí y, además de que el banco cobra su préstamo, la familia de la persona fallecida no tiene que cargar con la pesadumbre adicional de heredar y saldar la deuda.

En estas hipotecas los seguros de vida liquidan de media unos 35.000 euros por préstamo. En el 10% de los casos la deuda está por encima de los 80.000 euros y en el 5% de los casos es superior a 110.000 euros. Está claro que las aseguradoras hacen negocio y los bancos más, porque hasta ahora obligaban a que la póliza la firmaras con una de sus empresas de seguros, lo que la hacía hasta el doble de cara que si se contrataba fuera.

Con la nueva ley, no sólo el banco no podrá obligarte a contratar el seguro de vida sino que, si decides hacerlo, no tendrá por qué ser con la empresa que te diga sino con la que tú quieras siempre que vaya ligado al préstamo y quien cobre el dinero si la palmas sea el banco.

Otro aspecto bastante desconocido de los seguros de vida es que los puedes mandar recalcular al banco cada año, ya que la cantidad que la aseguradora paga por la muerte del titular es la que queda por pagar de hipoteca, así que cada año que pasa, la deuda pendiente es menor y, por tanto, la cuota de la póliza debe ser menor también.

Para recalcularla basta con avisar al banco justo tras al pago de la última cuota antes de cumplirse el aniversario de la hipoteca. Por ejemplo, si la contrataste en marzo, tienes que hablar con tu gestor/a personal en febrero, justo después de haber pagado la mensualidad. Miras el capital que te queda pendiente de pago y lo comunicas solicitando una rebaja proporcional en la próxima cuota del seguro de vida.

La reforma hipotecaria aprobada se aplicará desde mayo

¡¡Por fiiiin!!

A punto de cumplirse tres años de retraso en su aprobación y bajo pena de sufrir un multazo de la Unión Europea de más de 100 millones, la reforma de la Ley Hipotecaria por fin ha visto la luz verde en el Congreso, el pasado jueves 21 de febrero.

Al final, lo más novedoso no es en qué consiste, de lo que se lleva más de un año hablando, sino que en vez de entrar en vigor en marzo -como se esperaba-, se aplicará desde mayo, justo 3 meses después de que salga publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Contra la opinión de los partidos de izquierdas, varios grupos parlamentarios con el Partido Popular a la cabeza, han querido dar más tiempo a la banca con la excusa de que deben adaptar sus sistemas informáticos. Que sí, que puede ser… Pero hace tiempo que se conocen estos cambios y podrían haber ido avanzando algo, seguro.

Lo que están es dando más tiempo a la banca para adaptar sus ofertas hipotecarias, encareciéndolas antes de que entren en vigor los cambios. Es lo que ha pasado por ejemplo en Caixabank, donde se han cargado la oferta de préstamos variables a cambio de asumir todos los gastos de la hipoteca, incluida la tasación, que es el único gasto que según la nueva ley deberá pagar el cliente. O en BBVA, ING, Bankinter, Openbank, Coinc… Que, subiendo el diferencial, también corren con los gastos, que siempre han supuesto alrededor del 10% extra sobre la hipoteca.

Como las comisiones tienen mala fama y las cláusulas abusivas están prohibidas, las entidades ya no se cortan un pelo: se ve claramente que lo que te ahorran por un lado te lo cobran sobradamente por otro, durante tooooodo el préstamo, que suele ser a 20 a 30 años. Así que es como estar pagando los gastos a plazos y con creces.

La otra gran novedad de última hora ha sido que el Congreso ha tumbado todas las enmiendas que el Senado, con mayoría absoluta del Partido Popular, había introducido. La más sonada es que quería librar a la banca del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) en la compra de primera vivienda. Finalmente, el impuesto lo tendrá que asumir la banca para todas las nuevas hipotecas. Sin más líos ni historias.

De lo que ya te avanzamos que iba a ser la reforma hipotecaria, ya no se incluye la hipoteca verde, y añadimos que el código de buenas prácticas bancario será permanente y los bancos deberán aplicarlo a todas las hipotecas y no sólo a las que se hayan firmado antes de 2012.

Además cada banco que te oferte una hipoteca deberá darte una ficha estandarizada con toda la información, para que puedas compararla fácilmente con la que te den otras entidades. Y en cuanto al interés de demora (si te retrasas en pagar) ya no será 3 veces el precio oficial del dinero sino el interés de le hipoteca más el 2%.

La reforma hipotecaria, además de porque lo (de)mandara la Unión Europea, motivo por el que se ha hecho tarde y a trompicones, era imprescindible para adaptar las normas españolas a la realidad del siglo XXI. Lástima que, como en muchos otros casos, llega tarde para millones de afectados por cláusulas abusivas, que a partir de mayo estarán prohibidas.

Según algunas asociaciones de consumidores, seguirá sin ser suficiente para evitar los abusos bancarios. El tiempo lo dirá… Sólo espero que cuando se vuelva a reformar no se llegue tan tarde para mucha gente y muchos problema como ahora.

¿Vas a pedir una hipoteca? Piensa bien cuándo, hay cambios

Las cosas no son siempre lo que parecen… Sobre todo en las hipotecas

Falta poco para que se apruebe la nueva ley hipotecaria y un poco más para que entre en vigor.

Todo depende de si el Gobierno de Pedro Sánchez es capaz de sumar apoyos en el Parlamento para aprobarla y si, una vez que llegue al Senado, la mayoría que tiene el Partido Popular no le cambia un montón de cosas, entre otras que en vez de entrar en vigor 30 días después de que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se empiece a aplicar a los 90 días (¡¡casi 3 meses!!).

Lo que pase al final con la Ley Hipotecaria está por ver… Es seguro que se aprobará o Bruselas nos mete una multa multimillonaria aún más grande que la que nos quiere meter ya por llevar 2 años de retraso en cambiar las reglas del juego hipotecario según lo exigido desde Europa.

Y como se aprobará y habrá cambios, pero los bancos se están adelantando a ello, por un lado es bueno esperarte a la nueva ley pero por otro no. A favor de esperar está que más vale firmar el préstamo bajo un nuevo sistema que se presenta más favorable para los clientes, cambiando las condiciones de la vinculación y las comisiones y, entre otras muchas cosas, haciendo que la banca asuma todos los gastos de la hipoteca excepto la tasación, y no sólo el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) que ya paga desde el Real Decreto que entró en vigor el pasado 10 de noviembre.

A favor de firmar ya es que probablemente las hipotecas sean más caras en unos meses, según la tendencia que ya se ve de que algunos bancos han endurecido sus condiciones, sobre todo aumentando la vinculación y subiendo el diferencial, pagando a cambio todos los gastos de la firma, incluida la tasación (en algunos entidades). Por ejemplo: ING, Openbank, BBVA, Unicaja, Caixabank, MyInvestor y Pibank.

Es la nueva tendencia, por eso si firmas ahora te interesa un banco que corra con los gastos pero no haya subido los precios como Pibank o MyInvestor o que sea barato pero asuma parte de los gastos o ninguno (ya habrá una sentencia para que nos lo devuelvan) como Coinc.

En muchos casos no compensa que el banco pague todos los gastos a cambio de tragarte un diferencial más alto, estar más atado o tener más comisiones. Que no te ciegue el subidón del momento: al final sale más caro. Esos 15.000 – 20.000 euros que de media te pueden costar los gastos de la hipoteca te los cobra el banco a lo largo de los próximos 30 años en comisiones y sobre todo con una subida del tipo fijo el primer año y del diferencial.

En breve todos asumirán los gastos, así que ya no los podremos comparar por eso sino porque el que además no te cobre la tasación y, sobre todo, quien tenga mejor diferencial, menor vinculación y cero comisiones.

Conoce la nueva Ley Hipotecaria que entrará en vigor en marzo

Ale, a tomar buena nota de todo…

Parece que la nueva Ley Hipotecaria empieza a ser una realidad y no sólo un debate entre los políticos y un temazo por el que la Unión Europea nos quiere cascar 105.000 euros de multa por cada día de retraso… ¡¡Y llevamos más de 2 años y medio para ponerla en marcha!!

Tras meses de debate intenso y periodos de pasotismo total, de momento -que no es poco- la ha parido la Comisión de Economía del Congreso, con todos los votos a favor excepto ERC y Unidos Podemos.

Ahora falta que se apruebe en el Pleno del Congreso (el último antes de Navidad) y el Senado, donde el Partido Popular tiene mayoría y espera conseguir lo que no ha podido lograr hasta ahora: que los bancos no paguen el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), más conocido como impuesto de las hipotecas. La excusa que ponen es que así luego no nos lo repercuten subiendo el precio de las hipotecas.

Es verdad que esta reforma mejora la transparencia, evitando ciertos abusos que se cometían hasta ahora, si bien -para una vez que se hace…- aún podría habernos sido más favorable a los clientes. Pero no te hagas ilusiones si ya tienes firmada la hipoteca, nada de esto tendrá retroactividad, sólo será para las nuevas hipotecas que se firmen a partir de que entre en vigor, lo que se supone que ocurrirá en marzo de 2019.

Entre sus puntos fuertes y destacados están:

  • Gastos de la hipoteca. El banco pagará todo excepto la tasación y las segundas copias de la notaría, que correrán a cargo del cliente, que también podrá elegir quién lo tase (persona o empresa homologada).
  • Vinculación. El banco no te podrá obligar a contratar nada extra para darte la hipoteca. Sí se podrá reducir el diferencial a cambio de contratar productos, pero podrás hacerlo con la empresa que quieras siempre que tengan características similares al que ofrece el banco (por ejemplo: seguros de hogar y vida).
  • Comisión por amortización anticipada. Para hipotecas variables será como máximo del 0,25% en los 3 primeros años y del 0,15% en los siguientes. A tipo fijo será como mucho del 2% durante los 10 primeros años y del 1,5% en el resto. Pero, ojo, no es obligatoria, sólo opcional!! Lo ideal es buscar un banco que no te cobre por amortizar.
  • Ejecución y embargo. Durante la primera mitad del préstamo podrás estar hasta 12 meses sin pagar la hipoteca antes de que el banco la ejecute y deber no más del 3% del capital que te prestaron. Durante la segunda mitad, podrás estar hasta 15 meses sin pagar, debiendo como máximo el 7% del capital.
  • Antes de firmar la hipoteca. El banco deberá enseñarte el contrato 10 días antes para que lo analices exhaustivamente. El notario tendrá la obligación de asesorarte gratuitamente sobre cualquier aspecto y te pasará un cuestionario para comprobar que te has enterado de todo.
  • Cambio de variable a fijo. Se quiere incentivar, por eso costará un 0,15% durante los 3 primeros años y luego será gratuito.
  • Dación en pago. Se puede llegar a un acuerdo con el banco para hacerla, pero la banca no estará obligada por esta ley a hacerlo ni a incluirlo en el contrato de la hipoteca.
  • Subrogación (cambio de banco) y novación (nuevo contrato con cambio de condiciones). Será gratuito para el cliente. Las entidades deberán compartir el pago de impuestos.
  • Intereses de demora. Seguirán como hasta ahora: hasta 3 veces el precio oficial del dinero
  • Cláusulas abusivas. Quedan prohibidas por Ley, como por ejemplo la cláusula suelo.
  • Más estudios de solvencia. Los bancos deberán asegurarse mucho mejor de que devolverás el dinero de la hipoteca, por eso tendrá que consultar tus historial de deudas y pagos en la Central de Información de Riesgos del Banco de España.  
  • Hipoteca verde. Las casas con mayor eficiencia energética tienen premio: su hipoteca no pagará el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

¿Compensa pasar la hipoteca variable a tipo fijo?

No estamos locos... que sabemos lo que quereeeemoos...

No estamos locos… que sabemos lo que quereeeemoos…

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que con la reforma de la Ley Hipotecaria quien tenga una hipoteca a interés variable, o sea más del 90% de los hipotecados, puede pasar su hipoteca a interés fijo “prácticamente sin gastos” y siempre que lo pacte con su banco o con otro, si el suyo no quiere.

Cambiar las condiciones de la hipoteca se llama novación e implica firmar un nuevo contrato ante notario, que incluya los cambios. Actualmente cuesta unos 4.000 €: a la notaría se suma el registro de la propiedad, lo que cobra la gestoría y la comisión del banco. No todas las entidades la cobran, las que sí están entre el 0,5% y el 1% del capital pendiente de pago, por lo que cuanto antes cambias la hipoteca más caro te sale.

Con la nueva Ley será más barato porque el cliente no tendría que pagar la comisión de cancelación del préstamo, si la hay, o la de novación (si se queda en el mismo banco) o subrogación (si cambia de banco la hipoteca). Notarios y registradores cobrarían menos, aunque harían más operaciones.

La excusa del ministro de Economía para proponer esto es que el Euríbor, que lleva 16 meses en negativos y atraviesa una larga etapa de mínimos históricos, no estará así siempre. Dice que sólo busca beneficiar al consumidor, que ahora ahorra con el tipo variable, pero que en el futuro puede preferir cambiarse a uno fijo cuando el Euríbor suba.

Como el tipo de interés será pactado con el banco y sólo si éste quiere… ¿Quién se cree que esto puede ser bueno para los clientes? Como no tiene un pelo de tonta, la banca no pactará un tipo fijo con el que el cliente ahorre dinero, salvo que quiera robar clientes a la competencia. Preferirá uno más alto que le mantenga el nivel de beneficios.

El tipo fijo ha cogido mucho auge de un par de años a esta parte, justo cuando el Euríbor se ha hundido. Hasta hace poco, BBVA preveía que este indicador comenzará a subir a principios de 2018. Ahora retrasa ese paso a finales del año que viene... Y quién sabe cuánto más se retrasará… Depende de que el Banco Central Europeo deje de cobrar un 0,40% a los bancos que le depositan el dinero, algo que hará cuando vea que la economía de la zona euro remonta sin dudas ni timideces. O sea que la cosa va para largo…

Hoy por hoy, 1 de cada 4 nuevas hipotecas se firman a tipo fijo porque los bancos las meten por los ojos con la excusa de que el Euríbor subirá, algo que repiten como un mantra para asustar a sus clientes. Sí, subirá, pero será gradualmente y hasta que te compense el tipo fijo habrán pasado años. De momento, se calcula que firmar a tipo fijo a 30 años es 2.000 € más caro que a interés variable, y eso que las hipotecas variables ya no lo son al 100%, puesto que raro es el banco que no cobra un interés fijo el primer o dos primeros años. Es que a 10 años te pueden cobrar 1,60% de intereses, pero a 30 años la cosa se pone de 2,50% en adelante. En cambio, hay muchos préstamos a Euríbor (-0,15%) + 1%.

Si vas a firmar una hipoteca, lo mejor es a interés variable, con el menor diferencial y vinculación posibles, sin interés inicial ni comisiones. Si luego, dentro de muchos años, el Euríbor sube, la banca no negociará tipos fijos ventajosos para los clientes, salvo que prevea que el Euríbor vuelva a bajar mucho. La banca estudia continuamente el panorama y cuando ofrece algo es porque sabe que le saldrá rentable a sus cuentas, no a las del cliente. Así que el tipo fijo actual es sinónimo de que nos esperan muuuuchos años de Euríbor escandalosamente bajo, con lo que es mejor el interés variable.

Guía básica de hipotecas: ¿y si algo sale mal?

Una aventura para la que hay que prepararse

Una aventura para la que hay que prepararse

¿Y si la cosa sale mal? Para evitarlo, toma nota de esta información, que más vale conocer para prevenir y lamentar.

CLÁUSULAS ABUSIVAS. Aunque han ganado mala fama en prensa y están siendo tumbadas poco a poco en los tribunales, aún se utilizan algunas. Lee detenidamente el contrato y ponlo en manos de un abogado especialista para que no te cuelen ninguna.
El notario también tiene el deber de avisarte de cláusulas ilegales o abusivas. Pregúntale antes de firmar nada. Aún se usan el método 360/365, la cláusula de vencimiento anticipado, el pago de todos los gastos de la hipoteca, etcétera. Ya no se usan cláusula ni redondeo al alza de las cuotas, por ejemplo, pero no está de más mirar todo para que el banco no incluya nada raro.
INTERÉS DE DEMORA. Si te retrasas en un pago, el banco no te puede exigir más de 3 veces el precio legal del dinero, que está en el 4%, así que no te puede pedir como interés de demora más de un 12%.
DACIÓN EN PAGO. Es entregar el piso al banco a cambio de saldar la deuda pendiente. Sólo hay una hipoteca que lo permita hacer desde el principio, es la Hipoteca SIN MÁS de Bankinter. Se empezó a hablar de la dación en pago cuando las cuotas se encarecieron mucho por el subidón del Euríbor en el 4% – 5% en 2007 y 2008.
Esto trajo impagos y, con ellos, la gente quiso dar el piso y saldar la deuda, algo que no funciona así en el sistema actual. La banca ha amenazado en varias ocasiones con que si la dación en pago se generalizara, subirían de precio las nuevas hipotecas para que el banco cubra el riesgo de impago si se tiene que quedar con la vivienda.
ç
IMPAGO, EJECUCIÓN, EMBARGO. ¿Cómo es entonces el sistema actual? Al tercer impago de la cuota (antes era el sexto) el banco ejecutará la hipoteca. Significa que la entidad ordena la venta del inmueble hipotecado. El piso se embarga, o sea se pone a nombre del banco, sale a subasta y se malvende por debajo de su valor, con lo que el hipotecado sigue debiendo dinero al banco. Es un sistema ruinoso para quien cae en sus garras.

LEY HIPOTECARIA. Es más antigua que la tos y no cubre todos los supuestos actuales. Algunas de las cosas mencionadas en esta guía especial van a cambiar porque el Gobierno se trae entre manos la tan esperada e imprescindible reforma de la Ley Hipotecaria, que aún no se sabe cuándo saldrá adelante. Han comentado algunas líneas que seguirá pero deben consensuar con otros partidos políticos y, sobre todo, tener la buena voluntad de sacarla adelante a pesar de las quejas de la banca.

Cómo conseguir que no te embarguen el piso si no pagas la hipoteca

Devuélveme lo mío

Devuélveme lo mío

La cláusula de vencimiento anticipado está en entredicho. Significa que el banco te puede pedir que le devuelvas de golpe todo el dinero del préstamo si dejas de pagar 3 cuotas. Antes eran 6, pero Zapatero lo bajó a 3 al final de su legislatura.

Esta cláusula es la madre de todos los desahucios. Dejas de pagar, el banco ejecuta la hipoteca, con el tiempo embarga el piso… Lo subasta, obtiene una cantidad ridícula por él… Te quedas sin casa y, para colmo, te reclama el resto del dinero que no ha sacado con la venta del piso, hasta que le pagues hasta el último céntimo que le debes.

¿Pero cómo se supone que vas a pagar si no tienes casa y la has perdido porque no te quedaba dinero? Que esto pase con una segunda residencia o una vivienda que se compraba para invertir, se entiende que se podría seguir pagando y quizá no se quiera. Pero nadie quiere verse en semejante marrón, no se deja de pagar porque se tenga y no se quiera. Es de las últimas cosas que se dejan de pagar y, si se hace, es porque de verdad no se puede.

Esta cláusula de vencimiento anticipado está ya también en los juzgados, como el suelo, los gastos de formalización, el IRPH, las hipotecas multidivisa y otros abusos bancarios. Y está también en la agenda del Gobierno, en la reforma de la Ley Hipotecaria que tiene entre manos.

Le dan vueltas a si se podrá pedir o no la devolución de lo que queda por pagar en función del porcentaje de lo que ya se haya amortizado. Aún no han dicho qué porcentaje ni se ha aprobado la reforma, sólo es una idea.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, único que de momento nos echa una mano a los consumidores españoles para poner orden entre tanto abuso bancario, dijo hace un par de meses que pedir por adelantado el pago de lo que queda de préstamo y hacerlo al tercer impago de cuota es un abuso y la cláusula nula. Que hay que ver cuánto queda por pagar tanto en tiempo como en dinero.

Otra buena noticia es que permitió a los jueces españoles paralizar una ejecución en cuya hipoteca esté esta cláusula. La Audiencia Provincial de Madrid ha parado todas las ejecuciones hipotecarias de este tipo, hasta ver cómo cree el Tribunal europeo que hay que resolver el tema.

Si no pagas 3 cuotas y el banco te ejecuta la hipoteca, tienes 10 días para contestarles negándote a que te pidan el resto de la deuda. Les dices que es una cláusula abusiva que está en entredicho por la Unión Europea y que debéis buscar otra solución diferente a pagar de golpe el capital pendiente.

¿Aprobarías un examen sobre tu hipoteca?

Ay, que no 'maclaro' y luego la culpa va a ser mía por firmar...

Ay, que no ‘maclaro’ y luego la culpa va a ser mía por firmar sin comprender…

Tan a vueltas estamos en los juzgados sobre si nos informaron o no de los abusos bancarios incluidos por contrato, que el ministro de Justicia, Rafael Català, propone un nuevo sistema: que pasemos un test antes de firmar una hipoteca.

Tras la ristra de sentencias contra la cláusula suelo, los gastos de formalización, el vencimiento anticipado si no pagas 3 cuotas, el IRPH y las multidivisa, entre otras cosas, el Gobierno prepara una reforma de la Ley Hipotecaria, en la que pretende incluir este test y que tengamos 7 días de reflexión antes de firmar.

Se supone que en ese periodo debemos entender todo a lo que nos comprometeremos con la hipoteca. De ello se asegurará la notaría, con este test, para que no haya más estafas bancarias no sabidas ni consentidas, ni más juicios porque no se informó lo suficiente.

Está bien, pero también deberían prohibirse directamente las cláusulas porque son abusivas, no trasladar la pelota a nuestro tejado y ya está. También se debería enviar el contrato hipotecario mucho antes a la notaría, a la que preguntas y no sabe responderte si tu contrato tiene o no algo abusivo porque no lo ve hasta el día anterior, y eso que actualmente hay tres días para que te asesoren gratuitamente en la notaría si ven algo raro.

Si pasas el examen es que sabes qué vas a firmar. Si cateas, se supone que te lo tendrán que explicar y pasarlo tantas veces como sea necesario hasta que apruebes. Pero aún quedan cosas por concretar… ¿Cómo sería el test? ¿Valdría para todas las hipotecas o debería hacerse uno a medida de cada una?

Otra de las reformas de la nueva ley hipotecaria es incluir un contrato tipo, que simplificaría mucho las cosas, pero veo difícil que acepte la banca en bloque, ya que cada entidad aplica unas cosas diferentes. Unos tiran de comisiones, otros de interés fijo el primer año, unos te forran a vinculación, otros usan cláusula cero

Hasta ahora, lo que se ha venido haciendo precisamente con esta cláusula es que el cliente copie ante notario, de su puño y letra, todo el contenido y luego firme al final. La cláusula cero es un impedimento para que el banco te pague intereses por la hipoteca, en caso de que la suma de Euríbor y diferencial den una cifra negativa, o bien que si el Euríbor baja de cero nunca te pagarán menos del diferencial. Así se curan en salud y evitan futuras demandas, aunque copiar textualmente no significa que entidas lo que lees ni lo que escribes.

A este paso nos grabarán una declaración en vídeo jurando y perjurando que entendemos todo, y nos examinarán también de forma oral sobre la hipoteca, para que la grabación quede junto con el test por escrito. La hipoteca es uno de los contratos más importantes que firmamos en la vida, por eso no se debe hacer a la ligera, sin suficiente formación ni información.

Los intereses de demora abusivos podrían desaparecer

La hipoteca y sus peligros

Los peligros de la hipoteca

Al tercer mes de no pagar la hipoteca, el banco la ejecuta, inicia un proceso para embargarte el piso y te reclama el dinero que le debes, con intereses de demora incluidos. El problema, aparte de lo que ya tienes encima, es que esos intereses son súper abusivos, llegando incluso al 29%.

Esa cifra está taaaaan por encima de cualquier otro tipo de interés y del precio del dinero, que en 2013 se reformó la legislación para que, independientemente de cuando hayas firmado la hipoteca, el banco no te pueda exigir como interés de demora más del triple del interés legal del dinero en el momento en que contrastaste el préstamo.

El año pasado, cuando se aprobó la Ley, esto era del 12%: o sea 3 veces el 4%, que era la cifra legal que sigue vigente en 2014.

Un 12% de interés ya es una barbaridad, pero bastante menos fuerte que los intereses que se han llegado a cobrar: 19% por Caja Inmaculada y 29% que puso el Banco de Valencia, por ejemplo. Muchas familias han evitado pagar semejantes cantidades leoninas a base de gastarse los cuartos en un abogado.

Semejante interés es altísimo, abusivo, y lo suyo es que así sea considerado por el juez que sentencia el caso, librándote de pagar cualquier cantidad en lugar de limitar los intereses al 12%. Así lo entienden muchos letrados y uno en particular: el Abogado General de la Unión Europea (UE), Nils Wahl, cuyas recomendaciones al Tribunal de Justicia de la UE  suelen ser tenidas muy en cuenta.

Afortunadamente este hombre ya ha comentado a dicho tribunal que cualquier interés de demora semejante debe ser considerado abusivo y, por tanto, anulable a las primeras de cambio, sin necesidad de recalcular los intereses, pagar más ni denunciar. Si el tribunal europeo le sigue haciendo tanto caso, lo más probable es que así sea declarado en breve. Menos mal que la UE da caña a nuestro país con la legislación hipotecaria que si no aún estaríamos peor de lo que estamos.

Este abogado se ha puesto con el tema a raíz de una consulta recibida de un juzgado de Marchena (Sevilla) sobre unos intereses de demora abusivos puestos por Caixabank y Unicaja, y que han resultado problemáticos tras la ejecución de varias hipotecas de familias morosas.

Es que esto es lo suyo: ante una cláusula abusiva, la anulación es la respuesta, sin dar más vueltas y sin buscar soluciones intermedias que no perjudiquen mucho al cliente y sigan beneficiando, aunque menos, al banco.

 

La reforma de la Ley Hipotecaria: sí pero no (II parte)

Podrían haber exprimido un poco más el tema

Podrían haber exprimido un poco más el tema

Como os contaba el miércoles, habemus reforma de la actual Ley hipotecaria, vigente desde 1909. Guauuu.

Para ser moroso, ya no hace falta estar un solo mes sin pagar. Ahora puedes estar hasta 3 meses sin dar un chavo de la hipoteca, ¡yuju! Como ahora se tarda en encontrar curro una media de 6 meses, todavía te quedan otros tres para pensar si te tiras por el viaducto o pides que te abandonen en una gasolinera, donde al menos hay comida y baño gratis.

También puedes proponer al banco un plan para que te deje pagar la deuda como tú puedas, aunque luego puede negarse (pos vaya). ¡Ah! Y si el tema se te pone feo, puedes tocar el plan de pensiones para pagar la deuda.  Si tienes hijos menores de 3 años o dos hijos sólo a tu cargo, estás casi blindado.

Pero, cheeeee, quieta la imaginación que, como buenos españoles que sois, os veo venir la picaresca. No vale dejar de pagar aposta la hipoteca para tocar el plan de pensiones y luego usar el dinero en otra cosa. Bueno, sí vale, la ley no dice nada de eso, pero es poco útil y está feo, ¿no? Quizás es que han pensado aumentar la natalidad y los divorcios  de esta manera. Con este Gobierno nunca sabes cuál es el propósito real de lo que hacen.

Si al final no pagas, los intereses de demora serán tres veces el interés legal del dinero. Como ahora está en el 4%, lo que te cobran por retrasarte en el pago baja al 12% en lugar del 20% o 29% que estaba en algunos casos. Aun así, es un huevo de caro.

También se cambian alguna que otra cosilla como las hipotecas inversas, y se crea un fondo social de viviendas con casi 6.000 pisos, una minucia teniendo en cuenta que el año pasado 32.500 familias perdieron su casa.

La mayoría de las medidas me parecen sensatas, majas y estupendas, pero aún queda mucho por avanzar y sobre todo por prevenir desastres como el de ahora. Fuera las cláusulas abusivas, que se carguen las hipotecas tóxicas y regulen los intereses que se pueden cobrar. Eso sí serían buenas soluciones complementarias a éstas.

La dación en pago (cancelar la deuda entregando el piso al banco) brilla por su ausencia. No sé si es algún tipo de alzheimer político o es que no la incluyen para que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) siga teniendo razón de existir. De ello hablaré más detenidamente en breve, de cómo la birria de dación en pago light que aprobaron no llega ni para dar luz a un ciego.

Ahora es tu turno: ¿cómo mejorarías la actual Ley Hipotecaria? Ayudemos al Gobierno, que no se diga que no pensamos por nosotros mismos, chic@s, para eso ya está el Senado.