Archivo de la etiqueta: Santander

Santander entra con prudencia en la guerra hipotecaria

Nuevos movimientos de ataque

Dijo que no entraría en la guerra hipotecaria… Dijo que lo del BBVA era una locura… Dijo que no bajaría su hipoteca pero… Ha sucumbido. El Santander acaba de lanzar una oferta a Euríbor + 0,79% para competir con el BBVA, su máximo rival en España, que hace un mes rebajó su préstamo hipotecario a Euríbor + 0,89%.

El Santander no quería entrar en la guerra de precios por dos motivos: dijo que el BBVA era imprudente al volver a dar hipotecas por el 100% (sólo lo hace en algunos casos) y le parecía una locura competir bajando precios porque eso les rebaja los márgenes de ganancias con las hipotecas.

Pero, como apenas dan intereses por los depósitos, la banca ve las hipotecas como la mejor salida, casi la única, para volver a ganar dinero. O como mínimo para asegurar ciertas ganancias. Todavía se cancelan más hipotecas de las que se firman y estas nuevas no son por importes tan altos como las antiguas. El dinero que debemos a los bancos baja cada año y, por primera vez en meses, en marzo bajó la firma de hipotecas.

Sumado a que los diferenciales del boom están casi todos por debajo del 0,50% (porque también hubo guerra feroz de precios en ese momento), la mayoría de hipotecas actuales dan pocas ganancias a la banca, que busca captar nuevos clientes rebajando los diferenciales.

Pero mucho ojito: no todo son los diferenciales. Detrás de ese Euríbor + 0,79% está una vinculación de ingresar como mínimo 1.200 € al mes de nómina o 600 € de pensión (hasta aquí bien, es asequible), seguros y también que sólo da este diferencial si como mucho te presta el 60% del valor del piso, además de comisiones por amortizar y un interés fijo el primer año.

Es una jugada inteligente. Lanza un diferencial muy llamativo que sólo da a quien tenga ahorrado como mínimo la mitad de lo que valga la vivienda (40% de la entrada y 10% de gastos aproximadamente).

Aún así, es una gran hipoteca si, por ejemplo, tienes ese dinero ahorrado, vendes un piso para comprar otro y necesitas máximo el 60%, o si tu familia te deja tanto dinero como para necesitar que el banco sólo te preste la mitad o un poco más. A quien no cumpla estos requisitos también le puede dar la hipoteca, pero con otras condiciones que pasan por subir el diferencial y encarecer la cuota mensual.

Santander no es el único que ha movido ficha. Abanca, Liberbank e Ibercaja también han mejorado sus hipotecas. El primero ha rebajado su Hipoteca Mari Carmen a Euríbor + 0,99% y fijo del 1,45% el primer año; su punto fuerte sigue siendo que pide ingresos mínimos 600 € al mes. Mientras que Liberbank ha rebajado a Euríbor + 0,89% con 1,75% el primer año y medio, Ibercaja tiene la Hipoteca Ideal a Euríbor + 0,90% con 1,50% fijo el primer o dos primeros años.

ING, Bankinter y Bankia no tardarán en responder, aunque la de Bankia es sin intereses fijos al principio, sin vinculación ni comisiones, lo que al final hace que el Euríbor + 1,20% no resulte tan alto. Podríamos pensar que trasladan la guerra de precios del tipo fijo al variable porque creen que subirá el Euríbor, pero lo cierto es que más que esto es que necesitan captar nuevos clientes como sea.

Swaps: el Tribunal Supremo amplía el plazo para reclamarlos

Conoce el nuevo camino para reclamar los swaps

¿Te acuerdas de los swaps? ¿Tuviste uno…? ¿Denunciaste y ganaste…? ¿Denunciaste y perdiste…? ¿Aún lo tienes y nunca reclamaste?

Pues que sepas que, sea cual sea tu caso, estás a tiempo de denunciar al banco por daños y perjuicios al imponértelo. Es trabajoso para un abogado demostrarlo, pero tiene sentencias en las que basarse y podría ganar porque hay precedentes en otros temas y el plazo todavía no ha prescrito.

Aunque hace mucho que no hablamos de ello, porque su etapa de reclamación fuerte fue entre 2009 y 2011, uno de los primeros frentes que se abrieron contra los abusos bancarios fue el de los swaps, cuyo escándalo estalló al mismo tiempo que la cláusula suelo, si bien afectó a menos gente. Santander, Sabadell, BBVA, Caixa Penedès y Bankinter fueron algunos de los bancos que lo utilizaron, especialmente el último, que reconoció que tenía 25.000 afectados.

Todo se destapó cuando el Euríbor se desplomó de forma brusca y brutal en 2009. Al igual que el suelo, los swaps se incluyeron en las hipotecas antes de que el Euríbor empezara a bajar y por el mismo motivo: la banca sabía que caería y quería asegurarse las ganancias, por eso el banco obligó a firmarlo si el cliente quería la hipoteca.

En el caso del suelo, con un límite mínimo que hacía pagar la misma cuota aunque la suma de Euríbor y diferencial pactado fuera inferior. En el otro caso, el swap fue un falso seguro que supuestamente cubría -sobre todo a empresas- de subidas y bajadas de los tipos de interés, cuando en realidad a quien cubrió de perder dinero fue al banco, porque los clientes se vieron atados a una devolución de dinero mayor en cuanto bajó el Euríbor.

El swap fue un timo disfrazado de ventaja y por eso hace 7 años se reclamaba con diferentes argumentos: diciendo que iba contra la Ley de Consumidores y Usuarios (difícil denfender en caso de empresas), argumentando que fue impuesto y el cliente no pudo negociarlo y también que no sabía lo que era porque no tenía conocimientos suficientes y no se explicó bien.

En aquel momento sólo algunas demandas se ganaron. Otras no, y muchos casos ni siquiera se demandaron. Sea cual sea tu situación, que sepas que aún estás a tiempo para reclamar, en concreto dos años y medio hasta octubre de 2020.

El plazo se amplía porque una reciente sentencia del Tribunal Supremo cambia la situación que había, que era que caducaba el plazo cuando pasaban cuatro años desde que te dabas cuenta del abuso. Ahora no, ahora puedes reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que el banco te ocasionó con el swap, porque los cuatro años se cuentan desde que se termina el contrato con el banco.

Aunque no hay ninguna sentencia que exactamente haya reconocido daños y perjuicios en el caso de los swaps, sí ha sido así en otros abusos bancarios y hay un auto del Tribunal Supremo que reconoce que esto puede reclamarse en un caso como éste.

Y no sólo eso, también puedes y debes pedir que te devuelva todo el dinero que le pagaste de más por tener un swap, incluidos los intereses que ese dinero haya generado hasta que lo cobres. Mucha suerte y no dejes escapar lo que es tuyo. Se abre una nueva puerta donde parecía que no había nada y hay que aprovecharlo.

¿Imaginas cómo sería contratar la hipoteca con el móvil?

Nuevos medios para hipotecarse

Hace tiempo que vimos que el futuro de las hipotecas es Internet. Aunque la gran desventaja es que no permiten negociar, hay que controlar las nuevas tecnologías y se deja de lado el cara a cara, la banca online llevan al menos 15 años ofreciendo los préstamos más baratos.

ING vino directamente a meternos en la tecnología, aunque se dio cuenta de que hacían falta oficinas y ha montado algunas, que tienen mucha demanda.

Entre otros también están Oficinadirecta y Openbank, ambos del Santander, que también absorbió a Banesto hace años. La competencia se reduce en unos sitios, pero renace en otros.

BBVA ha pasado de ser una entidad que no quería dar hipotecas ni invertir a liderar el mercado digital. El cambio lo ha llevado a cabo entre 2014 y 2016 cuando cesó a directivos de mucho peso para nombrar a otros en la línea de sus propósitos digitales.

Primero acabó con Uno-e, su banco online, cuyos clientes pasaron de forma fácil a ser de BBVA. Después ha invertido millones en aplicaciones móviles como la de BBVA, nombrada mejor app de banca móvil en 2017, o BBVA Wallet, que permite pagar con tarjeta usando el móvil, algo muy extendido ya en otros bancos.

Bankia, Bankinter, Sabadell, Santander, Mediolanum y Liberbank son algunos de los que ya lo tienen. Para conseguir la aplicación del tuyo sólo tienes que poner el nombre de tu banco y la palabra wallet (cartera en inglés) en el Play Store de tu móvil y descargarla gratis.

Y por ahí van los tiros: por hacer desaparecer filiales online para reorientar buena parte del negocio de la banca tradicional a Internet, ya no sólo con hipotecas online sino con hipotecas a través de teléfonos móviles.

Hace un par de meses que vimos una hipoteca pionera, la Variable de Coinc, que se comercializa 100% por Internet. Tiene el respaldo de Bankinter pero los empleados de esta entidad no te atienden si vas a las oficinas: todo es obligatoriamente por Internet. De ahí que actualmente sea la más barata de todas, que no incluya comisiones ni vinculación y que el interés fijo el primer año sea sólo del 0,99% y de Euríbor + 0,99% a partir de entonces.

Tampoco pierdes el tiempo hablando con empleados ni de oficina en oficina, porque los papeles que te piden los subes a su web. Pero claro, lo tienes que tener todo muy claro porque eso significa que las dudas sólo las resuelven mediante un gestor, con el que también te comunicas a través de Internet.

Seguro que surgirán más plataformas como ésta en el futuro y seguro que dentro de unos años, seguramente en la próxima década de años 20, veamos que las hipotecas se ofertan y se contratan a través de aplicaciones móviles.

Los telefónos móviles se han convertido en esos pequeños ordenadores que llevamos siempre encima. Nos comunicamos por diferentes vías, hacemos transferencias, pagamos, jugamos, ligamos, consultamos recetas, hacemos fotos y vídeos… Por eso el Banco Santander acaba de invertir 20 millones de euros en Roostify, una nueva empresa estadounidense que está desarrollando una aplicación para ofrecer hipotecas a través del teléfono móvil.

Una revolución que ahora nos parece novedosa y que lo será, pero que en unos años nos parecerá algo habitual y sobre todo accesible a quienes usen los telefónos para algo más que llamar y mandar mensajes.

Con todo esto se va a perder el cara a cara pero se va a ganar cuota de mercado entre clientes jóvenes, criados a los pechos de la tecnología y que a van a demandar y entrar de lleno en este servicio. Eso sí, la banca ya se puede guardar bien las espaldas para evitar futuras demandas por falta de transparencia, sobre todo con la tendencia que tenemos a firmar condiciones de contratos sin leerlas, sólo seleccionando una casilla y dándole a confirmar. Eso no hay que hacerlo nunca con un banco, ¡¡puede ser nuestra ruina!!

IRPH: nuevas sentencias que esperanzan y resucitan la lucha

La revolución acaba de empezar y va rapidito

Aunque el Tribunal Supremo lanzó un jarro de agua fría a los hipotecados con IRPH hace un par de meses, se van abriendo puertas a la esperanza que dejan ver que no todo está perdido todavía en esta lucha.

Mientras que la sentencia del Supremo daba por muerta la guerra contra el IRPH al decir que no era nulo ni abusivo porque no había falta de transparencia al incluirlo en la hipoteca, las noticias actuales reabren la contienda y dan pie a seguir luchando como si esta sentencia sólo hubiera sido una batalla perdida y no toda la guerra.

Por un lado, la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) ha presentado una nueva demanda colectiva, en representación de unos 75 afectados por la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), filial del Banco Santander. Esta reclamación se suma a las demandas colectivas que ya presentó para reclamar los derechos de 750 afectados de Caixabank, 500 de BBVA y 60 de Bankia.

Asufin no se rinde y está preparando otras dos demandas colectivas que presentará próximamente: una contra el Sabadell y otra contra Kutxabank. Aunque sólo son una pequeña parte de los afectados, que se calculan en 1,3 millones en España, las demandas colectivas son importantes porque, cuando se ganan, sientan un mayor precedente que los casos individuales. Es lo que se llama jurisprudencia y sirve para que se tengan en cuenta en futuros juicios y así se puedan emitir sentencias en la misma línea.

Esta nueva demanda contra UCI, entre otras cosas, pide al juez que envíe una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), o sea que le pregunte si el IRPH es nulo y abusivo en casos de falta de transparencia. Aunque esta pregunta ya la ha hecho también recientemente un juez de Barcelona, no estará de más que se repita.

Y es que el TJUE lleva años como la última y casi única esperanza de que en España se le den los varapalos necesarios a los abusos bancarios, ya que de momento el Tribunal Supremo no ha demostrado el valor suficiente para sancionar estos comportamientos como es debido, ni los políticos tienen el valor de vetarlos con las leyes adecuadas.

El único a quien parece que por ahora habría que hacer un monumento es Francisco Javier Orduña Moreno, un magistrado valenciano del Supremo que votó contra la cláusula suelo y el IRPH, rompiendo la unanimidad y dando pie a que el tribunal europeo encuentre un resquicio para apoyar las reclamaciones de los clientes.

Además, el IRPH va contra la norma europea porque no refleja la realidad del mercado. Siempre ha estado por encima del Euríbor y en cifras muy elevadas, que además la banca puede manipular porque es quien da los datos para elaborarlo y se puede permitir omitir algunos para alterar el resultado.

Parece que algo se mueve en el IRPH porque desde que empezó el año ya hay cinco jueces que se han pasado por el forro la opinión del Supremo, dictando sentencias diferentes y todas contra este índice.

La de Amurrio (Álava) contra Caja Rural de Navarra ha dejado el préstamo sin tipo de interés a partir de hora, mientras que la de Gerona ha dispuesto que el índice a aplicar sea el último IRPH Cajas, obligando a Caixabank a devolver el dinero cobrado de más durante este tiempo que aplicó un tipo fijo a sus clientes en sustición de los IRPH desaparecidos. Asufin no está del todo contento porque esta última sentencia no invalida el IRPH Entidades, pero dice que seguirá luchando.

En Alicante, Granollers (Barcelona) y Sagunto (Valencia) también se han dictado sentencias contra el IRPH que confirman que la revolución ha empezado. Como ya pasó con la cláusula suelo, el Tribunal Supremo dictó una cosa y después otros jueces empezaron a dictar sentencias contrarias.

Ahora habrá que esperar a que, dentro de mucho tiempo porque esto es lento y largo, el TJUE se pronuncie contra el IRPH y diga que no todo el mundo tenía capacidad de valorar los riesgos, ni de entender cómo funcionaba, y que todos los bancos no aconsejaron ni explicaron bien su funcionamiento ni qué pasaría si desaparecía, como ocurrió en noviembre de 2013, cuando este pifostio se empezó a enredar oficialmente.

Qué reclamar en una hipoteca multidivisa

Lo suyo es que te llueva el dinerete, pero el banco se agarrará a lo que sea para no hacerlo

Lo suyo es que te llueva el dinerete, pero el banco intentará no cambiar nada ni devolver un duro

Si tienes una hipoteca multidivisa te preguntarás si puedes reclamar la tan ansiada conversión a euros y cómo hacerlo, ahora que el Tribunal Supremo ha reconocido que la cláusula multidivisa de la hipoteca es nula por abusiva y por falta de información al cliente.

Aunque el caso afecta a una sola hipoteca de Barclays (ahora Caixabank), el Tribunal Supremo quiere que sirva de ejemplo y base para reclamar a todos los que estén en la misma situación, que se cifran en más de 70.000 en toda España, siendo Bankinter y el Popular los otros bancos más afectados.

Para que sepas cómo hacerlo y qué esperar de tu banco, esta semana hemos preparado tres artículos que te informarán de todo.

Quién puede reclamar

Toda persona con hipoteca multidivisa que, en el momento de contratarla, no tuviera formación ni información suficiente sobre lo que es una hipoteca de este tipo, que no supiera que la moneda extranjera podía aumentar de valor (apreciarse) y que esto le subiría las cuotas.

O que no supiera que la deuda se recalculaba constantemente según el valor de la divisa (yenes, francos suizos…), lo que podía hacer, como ha pasado, que se debiera más dinero que al principio de la hipoteca, a pesar de haber amortizado una parte, o que la deuda aumentara un 50%.

Da igual si tienes estudios universitarios, máster, posgrados… El juez mirará que no tuvieras formación ni conocimientos sobre el mercado de divisas y cómo afectaba eso a tu hipoteca. El banco, por contra, deberá demostrar con documentación que sí te había informado suficientemente bien al respecto. Lo que aparezca en el contrato de la hipoteca no cuenta, debe currárselo más y aportar más papeles que demuestren que sabías el producto chungo y peligroso que estabas contratando.

Qué reclamar y cuánto dinero pedir

Puedes solicitar que se anule la parte multidivisa de la hipoteca, quedando como un préstamo dado en euros a devolver en euros y ligado al Euríbor (más el diferencial que ya tengas). También puedes pedir que la diferencia de dinero entre haber pagado en yenes, francos suizos (o la divisa que usara tu hipoteca) y haber pagado en euros te la devuelva el banco, junto con los intereses que ese dinero haya generado desde que lo diste hasta que te lo ingresen.

En total se estima que Bankinter, Caixabank -por las hipotecas de Barclays– y Banco Popular, ahora del Santander, deberán devolver 1.600 millones €. Para saber cuánto te deben a ti exactamente tienes que usar un simulador del estilo de éste y calcular cuánto habrías pagado si el préstamo hubiera estado ligado al Euríbor. Suma todas las mensualidades y réstalas a lo que realmente has pagado con la divisa que tienes (yenes, francos suizos…).

Después súmale los intereses de demora que deban pagarte. Algunos bufetes de abogados te lo calculan gratuitamente, pero luego te insistirán e intentarán captarte para que lleves el caso con ellos a los tribunales, que es una de las opciones que tienes y que explicaremos el miércoles.

Popular saca un préstamo parecido al del Santander, su nuevo dueño

Un lavado de cara a la galería

Una renovación evidente y necesaria

El Santander no pierde el tiempo tras su compra del Banco Popular. Apenas hace un mes que lo compró y los cambios son ya más que evidentes.

Después de anunciar que abordará con rigor y seriedad las 65.000 reclamaciones que el Popular tiene por cláusula suelo, de las que 55.000 estaban completamente aparcadas, da un paso más: primero retirando la oferta hipotecaria que tenía el Popular,  para después anunciar que saca una nueva hipoteca más barata y nada parecida a lo que este banco ofrecía antes.

Se trata de la Hipoteca Cereza, llamada así por el color corporativo del Popular, y va en línea de lo que ofrece el Santander: un interés fijo del 0,99% el primer año y de Euríbor + 0,99% a partir del segundo, si se cumple con toda la vinculación. Cobra una comisión del 0,5% por abrir el préstamo y deja hasta el 80% a devolver en 30 años. Hasta aquí es exactamente igual que la hipoteca variable del Santander.

La gran diferencia está en la vinculación. Mientras que el Santander quiere ganar terreno en operaciones con tarjeta y por eso obliga al hipotecado a usar la de crédito y débito si quiere reducir el diferencial, el Popular se centra en ganar dinero mediante planes de pensiones, exigiendo una aportación mínima de 600 € al año. Ambas entidades piden domiciliar los ingresos y firmar seguros de hogar y vida.

Pero recuerda que la vinculación no es obligatoria… Es algo que firmas si quieres obtener un descuento en el diferencial, piensa si te compensa o si quieres cumplir una cosa o todas. El diferencial inicial del Popular es 1,99%, que se queda en 0,99% si asumes toda la vinculación. Te descuenta un 0,50% por domiciliar ingresos de 1.200 € en adelante, un 0,40% por contratar seguros de hogar y vida, y un 0,10% por el plan de pensiones.

Aunque hay mejores hipotecas, como la de Openbank (filial online del Santander) a Euríbor + 0,99% sin interés fijo el primer año y sin vinculación ni comisiones… La de Bankia, también sin ataduras y con Euríbor + 1,20%… O la de ING a Euríbor + 0,99% con seguros de hogar y vida, la nueva del Popular se mete entre las más destacadas y rompe con la tendencia anterior.

Popular era una de las entidades que más había utilizado la cláusula suelo y estaba entre las más testarudas para no quitarla. No reconocía que hubiera sido ilegal su inclusión en los contratos y seguía defendiendo su transparencia a capa y espada.

Era también una entidad que no aparecía en los rankings de mejores hipotecas porque en tiempos de Euríbor + 0,99% o menos, tenía un préstamo a Euríbor + 1,25%. Sin embargo ahora viene renovada también con hipotecas para sus pisos de Aliseda.

Aunque todavía operan como entidades independientes, el consejo de administración del Popular está controlado por el Santander y recibe instrucciones de por dónde deben ir los tiros en toda la política bancaria, que como era de esperar ha cambiado para parecerse a la del nuevo dueño.

Tengo la hipoteca en Banco Popular… ¿Qué pasa ahora?

Despejando dudas

Despejando dudas

Si tienes la hipoteca en Banco Popular te estarás preguntando qué pasa ahora que el Santander ha comprado tu banco por un euro…

Cuando un banco compra a otro, adquiere todas sus circunstancias, todos sus contratos con las mismas características, derechos y obligaciones que ya existían.

Así que, salvo que pactéis algo diferente, la hipoteca queda tal cual en todo. Vinculación, intereses, comisiones, plazo de amortización, etcétera, quedan igual, el nuevo banco no puede modificar nada porque sí.

Haría falta una novación hipotecaria, pagando nuevamente gestoría, notaria y registro de la propiedad. La deuda se seguirá pagando al Banco Popular mientras el Santander lo mantenga como filial. Cuando desparezca como empresa continuarás pagando al Santander, sin que notes ningún cambio.

Caso aparte es la cláusula suelo, muy presente en las hipotecas del Popular, que además ha sido el banco más cabezota con el suelo, siempre orgulloso de haberlo utilizado, siempre defendiendo que fue legal y siempre negándose a quitarlo y devolver el dinero.

En esta carta, publicada por Economía Digital, se ve cómo el Banco Popular se negó a pagar el dinero cobrado de más por el suelo, con la excusa de que no reconoce tener que aplicar la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo. Dice que no le afecta, y eso que es de aplicación general para toda la banca en España.

La sorpresa del Santander ha sido mayúscula al ver que, a pesar de tener provisionado (ahorrado) todo el dinero necesario para la devolucion del suelo, de las 65.000 reclamaciones recibidas el Popular tenía paralizadas 55.000, que ignoraba intencionadamente.

En este aspecto tienes suerte de que precisamente haya sido el Santander quien lo compre, ya que éste nunca aplicó cláusula suelo porque no va con su política hipotecaria. ¿Quitará ahora el Santander el suelo de todas las hipotecas del Popular? Todo apunta a que sí, por lo que ya han manifestado y porque cuando Santander absorbió Banesto eliminó el suelo de todas sus hipotecas porque no casaba con su filosofía bancaria.

¿Devolverá también el dinero del suelo? Si tienes ya una sentencia firme que obligaba al Popular a devolverte la pasta, Santander te la tendrá que dar. Si no tienes sentencia pero has reclamado o vas a reclamar es posible que tengas éxito, ya que el banco cántabro se ha mostrado muy dispuesto a solucionar el problema del suelo al estilo Bankia, o sea pagar todo sin pelear en los tribunales, para ahorrar en reputación y gastos judiciales. Se estima que podría devolver 400 millones de euros.

Si has reclamado los gastos de la hipoteca y el Popular no te dio respuesta, Santander lo hará. Si vas a reclamar, hazlo directamente al nuevo banco. Al menos parece dispuesto a no dejar nada aparcado y solventar todos los conflictos con los que Popular miraba para otro lado. Según han dicho en el Santander, dejarán al mismo equipo para resolver las reclamaciones pero con nuevas instrucciones, esta vez de atender a los clientes y resolver los problemas.

Santander es ahora tu banco de referencia para todo. Vigila qué pasa con los seguros cuando llegue la renovación, para que mantengan las condiciones y no pagues más. El Santander te asignará una oficina, pero si no es la que tú quieres, siempre puedes ir a la que te parezca bien y solicitar que trasladen allí todos tus productos (cuentas, hipoteca, depósitos, etcétera) para que el trato con el banco sea más cómodo y sencillo a partir de ahora.

 

Grandes bancos ya comparten los gastos de la hipoteca

A río revuelto ganancia de pescadores

A río revuelto ganancia de pescadores

Tras la sentencia del Tribunal Supremo, que en diciembre de 2015 dijo que era abusivo que los clientes pagaran todos los gastos de formalización de las hipotecas, parte de la banca se ha puesto las pilas para evitar futuras demandas.

BBVA, Caixabank, Santander, Sabadell y Bankia, cinco de los grandes bancos españoles, ofrecen en sus nuevos préstamos compartir el coste de la notaría, la gestoría y/o el registro de la propiedad.

Deberían entrar la gestoría entera y la tasación, puesto que son profesionales que el banco obliga a contratar: el primero para saber si te da la hipoteca o no, y el segundo para que realice el papeleo, siendo ambos famosos por facturas muy abultadas para el trabajo que realizan. Más de 300 € una tasación y 500 € una gestoría es un abuso.

Todos estos gastos ni están pactados ni son consentidos por el cliente, a quien se le presenta como lentejas: si lo quieres lo tomas o si no lo dejas, pero no puedes elegir. Lo único permitido era escoger el tasador siempre que sea de una empresa homologada, y no todos los bancos lo aceptan de buen grado, ponen trabas o mienten diciendo que es obligatorio con su tasadora propia o una de confianza.

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) no lo están pagando, aunque también deberían por lo menos a medias, pero como la ley no permite que se comparta, optan por cobrarlo entero al cliente, como sugiere el Órgano de Control de las Cláusulas Abusivas del Consejo General del Notariado, en el que se han basado para decidir qué pagan y qué cobran al cliente.

Los gastos de formalización de la hipoteca son alrededor del 10% del préstamo, donde la mayoría son impuestos, y es justo que se compartan porque los bancos son los más interesados en que esa hipoteca se firme ante notario y se inscriba en el registro.

Algunos abogados están ya reclamando a determinados bancos que se hagan cargo de todo en hipotecas ya firmadas, de las que se dice que se pueden recuperar unos 3.000 euros, aunque ya se haya terminado de pagar el préstamo. Hay 4 años para reclamar, bien desde que acabaste de pagar o desde diciembre de 2015 si aún tienes la hipoteca.

Santander y Caixabank fueron los primeros en compartir los gastos, hace un año. Le siguieron BBVA, afectado por la sentencia del Tribunal Supremo que ha originado todo, Sabadell y ahora Bankia, que quiere ganar clientes y mejorar su imagen. De todas formas, de las demandas por los gastos que ya han cobrado abusivamente no les libra nadie. La cuestión puede tardar años en resolverse pero lleva el mismo camino que la cláusula suelo, al final serán condenados a pagar todo o una parte.

Pero estas buenas prácticas no son gratis. El dinero que les cueste lo repercutirán a los nuevos clientes, encareciendo las nuevas hipotecas. No vía comisiones ni productos vinculados, esos que firmas para bajar el diferencial. Los tiros más bien irán por la comisión de apertura, que subirán o empezarán a aplicar, el aumento de los diferenciales y los tipos fijos, así como el interés fijo que se cobra al principio de las hipotecas variables.

La banca gana mucho. Cuando abusa y le cortan las alas se busca nuevas alas que no piensa pagar, el dinero lo sigue sacando de sus clientes. Siempre es así, no tengas duda. Si debe pagar cosas, se las cobra por otro lado.

¿Me dará el banco la hipoteca? ING responde en 48 horas

Telehipoteca Exprés, ¿dígame?

Telehipoteca Exprés, ¿dígame?

Los bancos se están dando vidilla en la concesión de hipotecas. No es que todos tengan el mismo interés en conceder préstamos, porque no a todos les urge igual aumentar su cartera de clientes para compensar las hipotecas que se han ido cancelando. Pero sí que se ve que los que quieren, pueden.

De ahí que se estén viendo hipotecas preaprobadas en 48 horas con sólo una llamada o simulación en internet, la concesión de préstamos personales en 24 horas o una mayor financiación a las empresas.

Todo empezó hace algo más de dos años cuando Bankinter, seguido de Cajasur, Santander e ING lanzó la primera hipoteca con un diferencial inferior al 2%. Desde aquel pistoletazo de salida, la mayoría de bancos han entrado en una férrea competición por nuevos clientes, bajando diferenciales y mejorando las condiciones de sus hipotecas, incluso varias veces en un mismo año.

Los diferenciales más competitivos ya están por debajo del 1%, si bien aún muchas ofertas esconden una vinculación (seguros, tarjetas y otros productos) que encarecen por otro lado lo que parece que te ahorras con el diferencial.

Aún así, es notable el aumento en la concesión de hipotecas que se ha visto en el último año.  Uno de los casos más claros es el de Bankinter, que ha aumentado miles de millones su facturación, seguido de ING.

Al banco holandés le puedes llamar por teléfono o aportar tus datos por la web y en un par de días te contestan si te dan o no hasta el 80% de lo que vale tu nueva casa. Si tu solicitud sale preaprobada en unas semanas recibes en casa un sobre con los papeles a rellenar y una lista de la documentación que debes aportar para demostrar que mereces esa hipoteca (nóminas, declaración de la renta, etcétera).

Vivimos el mejor momento, el más dulce para pedir una hipoteca que se ha vivido en los últimos cinco años, y eso que muchos quedan fuera del mercado por sueldos bajos, inestabilidad laboral, poca antigüedad en el trabajo o falta de ahorros. ING y casi todas tienen el techo en el 80% de lo que vale el piso, por lo que esperan que tengas ahorrados los gastos de compraventa (alrededor del 10% del precio de la vivienda) y el 20% que no financian.

Si algo ha aprendido la banca de la crisis es que no se puede prestar más si no quieren después comerse los pisos con patatas en caso de impago. Y que tienen que ser más estrictos con los requisitos si no quieren que dejen de pagarles.

Si éste es el año en el que has pensado comprarte una casa y tienes ahorros y estabilidad económica y laboral, adelante, esta vez sí puedes encontrar la puerta del banco abierta, pero mira muy bien la hipoteca antes de firmarla, negocia el diferencial y no aceptes vinculación que encarezca el préstamo.

BBVA y Santander preparan hipotecas para mileuristas

Los marginados también cuenta, siempre que paguen

Los marginados también cuenta, siempre que paguen

Los estragos de la crisis en el mundo laboral, unidos al deterioro que ya se sufría antes de que estallara, están haciendo que aumente el número de mileuristas y los que ya quisieran serlo.

Aunque el término lo acuñó una afectada hace casi 1o años, es ahora cuando más mileuristas vemos y será cuando termine la crisis cuando sean la clase económica predominante.

Ante esto, la apertura del grifo del crédito y la necesidad de los bancos de volver a prestar para ganar dinero, el Confidencial ha escrito un artículo sobre las hipotecas para mileuristas que están preparando dos de los bancos más gordos de este país: el Santander y BBVA.

Si ahora los requisitos de la banca suelen ser una ganancia de al menos 2.000 € al mes, antigüedad laboral y trabajo fijo, dado que hay mucha gente que -muy a su pesar- no cumple este perfil, parte de la banca se ha dado cuen de que hay que sacar productos nuevos para los nuevos clientes, con menor poder adquisitivo que los que ellos demandan.

En España hay 7 millones de personas que cobran unos mil euros al mes, algo menos de la mitad del total (17,5 millones) de los trabajadores, así que este tipo de hipotecas se hacen esperar como agua de mayo porque los mileuristas son ignorados por la banca en general, a pesar de ser un colectivo tan numeroso.

Actualmente, BBVA ha lanzado una Nueva Hipoteca a Euríbor + 1,80%, sin comisiones ni suelo, y el Santander mantiene su hipoteca a Euríbor + 1,89% (algo alto ya este diferencial para los nuevos de 1,6% – 1,70%) para parejas con ganancia mínima de 2.000 euros mensuales.

Esto lo hacen porque ahora tienen dinero y les cuesta muy barato o gratis conseguirlo, además de que ya terminaron la reestructuración bancaria y el rescate. También es porque se han percatado de que con tantas exigencias se captan pocos clientes (los pocos que hay con buena posición, ahorros y ganas de hipotecarse) y cada vez son más los bancos metidos en la carrera por bajar los diferenciales y, poco a poco, aflojar las duras condiciones de los préstamos.

Pero parece que la banca ha aprendido algo del boom inmobiliario: a no dar hipotecas a tutiplén sin comprobar que quien llama a su puerta será capaz de devolver el préstamo. Para solucionar las locuras pasadas, los bancos están diseñando nuevos productos para los nuevos clientes de los nuevos tiempos: hipotecas para mileuristas.

Si los titulares sólo ganan 1.000 € al mes, pues que alguien los avale. El caso es no arriesgar. Y por si el avalista se queda en el paro, pues que sean dos los que avalen y que a su vez tengan un sueldo mínimo de mil euros mensuales. El caso es tener garantías de pago: cuantas más, mejor. Nadie quiere un embargo.

Pero cuidado: las condiciones seguro que son duras, la vinculación muy alta y el diferencial no será para tirar cohetes. Si las hipotecas actuales, para clientes con más sueldo y mejor solvencia, son ya algo duras, imaginaos cómo va a poner de duras las hipotecas de mileuristas. Seguro que las llaman Hipotecas Granito.