Archivo de la etiqueta: banca online

¿Alguna vez has pensado en buscar y comparar hipotecas con el móvil?

La banca será totalmente digital cuando podamos sacar dinero del teléfono móvil

¿Cómo te relacionabas con el banco hace 15 años? Yendo a la oficina, con el cajero automático -donde aún no se podían hacer ingresos- y poco más.

Aunque la banca online empezó en España en 1997 con Bankinter, fue ING -que llegó dos años más tarde- quien la popularizó. Era un banco sin oficinas, aunque se ha rendido a la evidencia y ya tiene algunas, que ofrecía una cuenta a la que sólo podías acceder por Internet o por teléfono.

Esto de no tener empleados con los que hablar cara a cara, una sede a la que ir, ni dinero que tocar, fue toda una revolución difícil de entender para muchísimos clientes, acostumbrados a ir al banco o al cajero para todo: contratar una cuenta, hacer una transferencia, pagar un recibo…

A pesar de que en España llevábamos 10 años con Internet (desde 1993), la banca online daba desconfianza y no se concebía, pesaban mucho la oficina tradicional y el cara a cara. Sin embargo, poco a poco, sobre todo gracias a las nuevas generaciones, el mundo online se ha hecho tal hueco que hace pocos meses vimos la primera hipoteca que se comercializa exclusivamente por Internet, en Coinc -una empresa de Bankinter-, en la que sólo ves a alguien cuando firmas en la notaría.

Hasta llegar aquí, la banca ha hecho un fortísimo esfuerzo por digitalizarse: aplicaciones móviles para gestionar las cuentas o pagar con el teléfono… Cajeros en los que se ingresa dinero o no hace falta operar con tarjeta… Hipotecas online, que llevan años siendo las más baratas del mercado…

Si en la primera década del siglo XXI vimos la irrupción de muchos bancos e hipotecas online, en esta segunda el gran protagonista del acelerón digital ha sido el teléfono móvil, nuevamente sobre todo de la mano de las generaciones más jóvenes, que han nacido con Internet.

Si hace poco os contaba que el futuro será contratar las hipotecas por el móvil, el presente parece que ya quieren que pase por mirar, comparar y pedir información de hipotecas a los bancos a través del teléfono.

Con esa vocación nace Finteca, la primera aplicación móvil gratuita española sobre hipotecas, que salió en enero. Por ahora sólo para Apple, o sea productos Mac, iPhone o iPad. Para Android te piden en la web que dejes tu correo electrónico y ya te avisarán cuando la tengan.

La idea es buena y nuevamente tira de la gente más joven y urbanita, la de las prisas y el móvil todo el día en la mano, si bien en las zonas rurales donde el banco queda a kilómetros es donde más puede ayudar, pero en ese caso una buena web haría lo mismo que el teléfono y, consultada en un ordenador, se ve en pantalla más grande.

Piensan que quien la use tendrá entre 28 y 42 años y pedirá su primera hipoteca, aunque no se cierran a ninguna edad ni ningún tipo de cliente. Creen que servirá para los que no tienen ni idea, los más jóvenes que nunca han pedido una hipoteca, por eso incluyen una guía hipotecaria, además de un simulador, un comparador, un gestor documental…

Es que es la clave de todo. Para contratar una hipoteca, hay que conocer muchos términos técnicos para no perderte en un mundo plagado de trampas y abusos, algunos todavía legales. Y precisamente los más jóvenes y los que nunca han pedido una hipoteca son los que están más pez.

Por eso creo que hay que incluir una super enciclopedia con los contenidos muy mascaditos, para que mirar hipotecas no te suene a chino, algo que a veces también le pasa a quien ya he contratado una, por aquella mala costumbre que tenemos de firmar sin saberlo ni entenderlo todo.

Van a la gente joven, a los que están acostumbrados a utilizar banca digital y aplicaciones móviles para todo, a esos que lo quieren todo sin pisar una oficina. Es una gran apuesta, pero costará implantarla porque el presentismo de la oficina aún nos pesa mucho, todavía preferimos el cara a cara, sobre todo si somos novatos en algo.

Pero, con una buena información y educación financiera, y con muchas más hipotecas online, quizá veamos que se implanta en la próxima década. La revolución digital parace que llega y nos come pero luego, en la práctica, se asienta de forma lenta y gradual, aunque aquí vemos que el terreno ya está abonado y sembrado.

¿Terminarán desapareciendo las oficinas? No creo… Por mucho que los hijos o nietos de los jóvenes de ahora se apunten al carro de la modernización tecnológica, hasta que no podamos sacar o ingresar dinero con el móvil, o que desaparezca por completo el uso del dinero en efectivo, seguirá habiendo -como mínimo- cajeros automáticos.

La banca tradicional recorta distancias con las entidades online

Destronadas por la competencia

Casi destronadas por la competencia

Las hipotecas online ya no son lo que eran. Y no porque hayan empeorado sus condiciones, que un poco sí con respecto a los años dorados de la menor vinculación y sobre todo los diferenciales por debajo del 1%, sino más bien porque están siendo alcanzadas por las hipotecas de bancos tradicionales, que cada vez acercan más sus ofertas a las de préstamos que sólo se pueden contratar por Internet.

Venimos de unos años de sequía crediticia en los que se han dado poquísimas hipotecas. Eso, sumado a que las que se dieron hace tiempo se van terminando de pagar poco a poco, deja a los bancos en situación de necesitar más hipotecas para hacer negocio y mejorar sus balances.

Aunque no están dispuestos a aprobar préstamos para cualquiera ni a cualquier precio, sí que se les ve necesitados, en general, de hacerse con la mayor cantidad de buenos clientes posible.

Eso pasa por atraerlos con hipotecas que luego los vinculen a la entidad con 1.001 productos que aseguren el pago de la cuota, ganancias extra y tener bien amarrado al nuevo cliente durante décadas.

En mayo, el diferencial medio de las hipotecas de banca tradicional era del 1,90% mientras que el de las que trabajan en Internet se situó en el 1,81%. Esta diferencia, de sólo 0,09 puntos, el mismo mes de 2013 fue de 0,61 puntos, y el año pasado de tan sólo 0,2.

Mientras que 22 entidades de las de toda la vida han lanzado 19  nuevas hipotecas este año, y rebajado en 26 casos el diferencial, solamente 5 bancos online han hecho lo mismo. Es verdad que hay más entidades tradicionales que online, pero la movilidad de estas últimas está siendo superada claramente por las primeras.

Las hipotecas online siguen siendo las mejores, las más baratas, las que cuentan con las condiciones más atractivas, dentro de que hoy en día realmente atractivo hay poco en el mercado. Pero están siendo alcanzadas poco a poco por los otros bancos.

La ventaja de firmar una hipoteca online es que sueles tener un diferencial más bajo y menor vinculación (menos seguros y otros productos que contratar para bajar el diferencial o para que te den la hipoteca). Sin embargo, las entidades online son menos flexibles (o nada) a la hora de negociar.

Se ciñen a lo que pone en su web y no suelen adaptar la hipoteca a tus características, algo que sí puedes conseguir mucho más fácilmente yendo a la sucursal de cualquier banco con oficinas, que con tal de ganar una hipoteca puede adaptarte la oferta oficial, si ya ha visto que otra/s entidad/es están dispuestas a prestarte pasta.

¿La banca online tiene las mejores hipotecas?

Adaptarse o morir

Adaptarse o morir

Por ahí corre el rumor de que, pase lo que pase, las mejores hipotecas están en la banca online. Si no estás peleado con Internet y no te importa perder el contacto físico, es cierto.

Ahora mismo es ING Direct, la entidad holandesa que abrió la veda hace 15 años, la que ofrece la mejor hipoteca del mercado, con un interés de Euríbor + 1,69%. Se nota que se toma en serio la competición por captar clientes, pues ha bajado el diferencial desde Euríbor + 1,89%.

Uno-e (del BBVA), Openbank (Santander), Activo Bank (Sabadell), Self Bank (mitad propiedad de CaixaBank) son algunos ejemplos. Hasta hace un año también estaba iBanesto, que pasó a ser iSantander cuando la entidad madre absorbió a Banesto.

La banca online tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, como todo. Entre las ventajas que te puede aportar es que no suele cobrar comisiones ni por transferencia, ni por mantenimiento de cuenta, ni tampoco en las hipotecas. Igual que tampoco suele pedir mucho más que cobrar la nómina en la cuenta de la hipoteca, tener un seguro de hogar y otro de vida.

Entre que pide poca vinculación y los diferenciales suelen ser los más bajos del mercado, es raro que sus hipotecas no estén cada mes entre las más competitivas. Se lo pueden permitir porque tienen pocas oficinas físicas o ninguna y, por tanto, menos personal.

Las gestiones son online o por teléfono, lo que puede sacar de quicio porque, como suele pasar cuando llamas a cualquier call center, es rarísimo que te atienda la misma persona y ya se sabe que hay quien prefiere hablar siempre con el mismo y, ya que estamos, cara a cara.

No podemos decir que no te atiendan sino que lo hacen por teléfono, por Internet o en las oficinas de su banco matriz o en las que tienen en las grandes ciudades. Pero esto se deja para la gente que ya va a firmar la hipoteca o que quiere hablar de tú a tú. El problema es que los bancos online no suelen ser flexibles con las condiciones de sus hipotecas, pues entienden que ya tienen una oferta lo suficientemente competitiva como para mejorarla.

Como su negocio gordo se hace por Internet sus páginas web son más fáciles de usar que las de otros bancos, más encaminados a que te pases por la sucursal que a darte toda la información mascadita, que también son pistas para la competencia. Esto es un punto a favor de las entidades online porque la desinformación es desesperante.

La banca por Internet llegó con el siglo XXI, amenazando a la banca tradicional por sus precios y facilidad de gestión para las generaciones jóvenes. Hace un tiempo que ésta ha reaccionado y, por ejemplo Bankinter, ofrece hipotecas que poco tienen que envidiar a las de las entidades online.

Regalitos de 2013 que nos llevamos a 2014

Otro año que se queda empantanao el chiringuito hipotecario (con muuuchos problemas por resolver)

Otro año que se queda to-empantanao

A pesar de haber recuperado la desgravación fiscal nada más llegar al poder, Marianico el Recorto se la cargó dos meses después para los que hayan comprado piso con hipoteca en 2013. Y espérate porque junto con las campanadas de fin de año ya suenan campanas de que se la quiere cargar pa to quisqui.

Este año también han muerto, por fin, el IRPH Cajas, el IRPH Bancos y y el IRPH CECA, que después de año y medio en el corredor de la muerte pasaron a mejor vida el Día de Difuntos.

Quedan el IRPH Entidades, más caro que el Euríbor, y un millón de hipotecados (el 13% del total) con un cabreo sordo por pagar una media de 1.200 € al año más que si tuvieran Euríbor.

Bueno… De éste qué os voy a contar… Se sospecha que es más falso que una moneda de dos caras y que está manipulado por los bancos. Se ha demostrado que 7 entidades, entre ellas grandes bancos como Citigroup, Barclays Bank o Deutsche Bank, se han inventado las cifras para calcular el Euríbor a fin de parecer más solventes y subirlo o bajarlo para ganar dinero. Les ha caído un multazo y se sigue investigando.

Se ha dado un varapalo gordo a la cláusula suelo, con una sentencia histórica del Tribunal Supremo, que dice que el suelo es nulo si cuando firmaste la hipoteca el banco no te dejó bien clarito que te iba a limitar el mínimo a pagar de hipoteca en un 2% o 3% de interés -en algunos casos más-, lo que molesta especialmente ahora que el Euríbor está en torno al 0,5%. BBVA, Cajamar y Nocaixagalicia lo han quitado, pero el resto unos sí y otros no.

Los diferenciales de las hipotecas han seguido subiendo, por eso cada vez se pagan intereses más altos, aunque  ya hay dos (Bankinter y CajaSur) con un diferencial por debajo del 2% y, eso sí, con elitismo y esclavitud de por medio. Para reducirla, el Parlamento Europeo ha aprobado una norma por la cual no te podrán exigir que contrates ningún producto para que te den la hipoteca o para bajar el diferencial. Ahora sólo falta que esto llegue a España…

El número de préstamos continúa cayendo en picado y ya son 2 de cada 3 los pisos que se pagan al contado, principalmente por extranjeros e inversores con más pasta que un restaurante italiano.

Aparece alguna que otra hipoteca joven, todavía pocas. La banca online ha dejado de ser la más barata porque los bancos dan mejores préstamos para comprar sus pisos. También ha nacido el banco malo, con hipotecas que no son tan buenas como parece para intentar que te quedes con las viviendas que no quiere nadie.

Se aprobó una Ley Antidesahucios que apenas ha cubierto las necesidades de un 10% de las personas que dejan de pagar la hipoteca, así que también ha aumentado la okupación de pisos, ¡incluso chalés! Porque ya que okupas, pues okupas con estilo…

Los tipos de interés han bajado al 0,25%, una cifra histórica y muy baja que no está haciendo que el Euríbor caiga, pero que de momento ha mantenido las hipotecas más baratas que nunca. Esperamos que así sigan. Aaaaaameeeeeeeennnn…

Los bancos ocultan aposta información sobre sus hipotecas

Hipoteca Burka, el último grito en la oferta bancaria

Hipoteca Burka, el último grito en la oferta bancaria

Mira que a la banca le mola ser opaca en general… Presumen de transparencia pero luego tienen la misma que las aguas de un estanque.

En los contratos esconden las cláusulas, ponen la letra tan minúscula que se ha tenido que regular su tamaño y no llaman a las cosas por su nombre.

¿Por qué dicen limitaciones a la baja cuando hablan de la cláusula suelo? Quizá para que la gente no se entere o para no dar mala imagen.

Se supone que a cualquier empresa le interesa publicitar al máximo sus productos porque vive de las ventas. Lo que pasa es que los bancos ya no están interesados en dar hipotecas más que a unos pocos, los que de verdad son solventes, los que se interesan por sus pisos, los que creen que serán hiper-mega-excelentes pagadores.

Y esto hace que el 60% de los grandes bancos sean parcos y opacos en la información hipotecaria que ofrecen en sus páginas web. Un estudio realizado por Kelisto.com revela que el 70% de las principales entidades oculta datos importantes de su oferta hipotecaria, precisamente los que necesitas para saber si una hipoteca te conviene.

Comparar hipotecas se ha vuelto una tarea a la altura de Superman o MacGyver. Si no te ponen cuál es el diferencial ni qué comisiones cobran, difícilmente puedes hacerte a la idea de cuánto te costará el piso, si podrás pagarlo, si estás ante una hipoteca mala o una aún peor.

Te suelen poner el nombre de la hipoteca, cuál es el máximo de años que te puedes tirar pagando, el porcentaje máximo del precio del piso que te prestarían y en algunos casos también de las obligaciones que tienes si quieres tener un diferencial más bajo.

¿Por qué la banca oculta información? Lo hace deliberadamente y es probable que para, además de no dar pistas a la competencia, disuadir a la gente de que pida una hipoteca. Si no tienes todos los datos ni en la web ni llamando por teléfono, te tienes que acercar a la sucursal y eso va a hacer que muchos no vayan, por pereza, falta de interés, falta de tiempo…

Los bancos quieren prestar dinero así que ponen las cosas difíciles para que sólo unos pocos les pidan información. No se entiende en la era de internet, en la que el uso de la banca electrónica ha crecido un 75% desde 2007.

Ellos dicen que es para hacerte una oferta acorde a tu perfil, a tus posibilidades, como una hipoteca a medida, pero esto en realidad es convenido, elitista y opaco, que perjudica a más gente de la que beneficia y que hace que todos no juguemos con las mismas cartas.

Los pisos de bancos dan mejores hipotecas que la banca online

Aunque el cerdo se vista con flores, sigue siendo un cerdo

Aunque el cerdo se vista con flores, sigue siendo un cerdo

Espejito, espejito… ¿Quién da las mejores hipotecas? Los bancos para pisos de bancos. ¿¡¿¡Cóooomooooo?!?!

Lo que oyes, las mejores hipotecas ya no están en la banca online, como en los últimos años, ahora los préstamos menos malos son los que la banca da para deshacerse de sus propias viviendas.

Si antes era ventajoso contratar una hipoteca online porque ahorrabas pasta, ahora lo mejor es decirle al colega del banco que primero te enseñe el catálogo de sus monadas de ladrillo y después ya habláis de condiciones.

No es que te vaya a salir el piso a cero interés, pero por lo menos evitarás pagar unos intereses abusivos que claman al cielo y esclavizarte más que Kunta Kinte.

Tú fíjate, mientras que el Santander y Deustche Bank te dan Euríbor + 1,25%, y el Popular pone eso los dos primeros años y luego Euríbor + 1,75% para comprar una de sus casas, la banca online no te da nada mejor que Euríbor + 2,29% (ING Direct), 2,50% (Uno-e) o 2,64% (Ibanesto).

Los intereses de las online siguen siendo mejor que los de la banca presencial y la vinculación es más baja, aunque ya no sean las hipotecas más baratas. Antes estaban guay porque ellos ahorraban costes haciendo que tú te encargaras de parte del proceso y, ahí está el quid de la cuestión, eliminando al fulano que te explica las cosas y cargándose también la oficina.

Quién les iba a decir a los bancos online, esos que ponen hipotecas de más colores que la bandera del orgullo gay, que iba a ser la banca presencial la que les iba a hacer sombra.

A ver, es que nadie da duros a peseta y la banca online ha espabilado más que Forrest Gump. Si las entidades de toda la vida han puesto los intereses en la parra para que el Euríbor tan bajo que disfrutamos ahora no les haga perder un chavo, los otros no quieren quedarse atrás y por eso sus hipotecas se parecen ahora más a las de los bancos tradicionales que a las que estos mismos ofrecen para sus pisos y que ahora son, precisamente, su mayor competencia.

De todas formas, no nos llevemos a engaño. A la banca, sea online, presencial, el banco malo o perico el de los bancotes, no le interesa dar hipotecas. Ha habido muchos casos de impago, la gente pierde el curro con más facilidad que el pelo y, aunque en España lo último que se deja de pagar es el piso, con permiso de la cesta de la compra, la peña deja de cumplir y, como la banca va dos pasos por delante, sólo da pasta a gente solvente y para sus propios pisos.

Los bancos son muy interesados y, si ganan dinero con las hipotecas que dan para sus pisos, ¿qué les costaría dar las mismas condiciones para todos los inmuebles? ¡¡Está claro que no les da la gana!!

Autoservicio de nóminas e hipotecas

A la rica hipotecaaa... ¿Quién quiere una? ¡Tú te la guisas y tú te la comes!

A la rica hipotecaaa... ¿Quién quiere una? ¡Tú te la guisas y tú te la comes!

¿Se puede ser más cutre salchichero que el BBVA gastándose un dineral en Marketing para parecer lo contrario? El banco azul de la colección de siglas se ha propuesto superar a su archienemigo, el maléfico Santander de Botín, con una nueva estrategia comercial que, para variar, incluye las hipotecas y las nóminas.

Ay (suspiro)…  Las hipotecas… Antaño tan accesibles y cercanas y ahora tan extrañas como las meigas que, haberlas, haylas, pero nadie sabe dónde están.

La nueva tomadura de pelo del BBVA nos pone ante los ojos una hipoteca de, por favor que nadie se espatarre, Euríbor + 0,29% en función del grado de esclavitud que estés dispuesto a aceptar con Uno-e, su olvidada y oxidada plataforma de banca on-line a la que han lavado la cara por el módico precio de 2 millones de euros (campaña de lanzamiento incluida).

Si abres una cuenta, contratas el seguro de hogar, el seguro de vida, las tarjetas, y domicilias la nómina y los recibos, siempre que pases los filtros pertinentes y la selección nacional de hockey patines gane el Mundial sub-16, la hipoteca es tuya.

Te venden que todo es súper fácil de contratar y que, aaaaaaaah, amigo, ¡te lo haces todo tú mismo! Claro, ahorrando en personal, oficinas, papel, luz y mandangas varias yo también monto una oficina on-line que prometa el oro y el moro para todo el que quiera jugar a ser el banquero Juan Palomo.

Está por ver si funciona de rechupete y si podrá hacer la competencia a las cuentas roja, naranja, azul y del arco iris, captando los 100.000 clientes que aspira a succionar de otras entidades en tres años.

Además de prometer hipotecas, que también está por ver si finalmente empiezan a darlas, a pesar de asegurarlo en campañas anteriores, en las que ya hacían hincapié en el mundillo on-line, te aseguran que si domicilias la nómina con una permanencia mínima de dos años te regalan, así por la patilla, el 20% en dinero contante y sonante. ¡Juas! Casi prefiero el dinero y con él ya me compraré la videoconsola, el televisor o el juego de cuchillos para cargarme el póster de Rafa Nadal mordiendo algún trofeíllo.

También te dan tarjetas de crédito y débito incluidas, no cobran comisiones por transferencia u otros servicios, ni mantenimiento por la cuenta, pudiendo usar los cajeros del BBVA sin coste adicional. Al menos suena guay.

Como digo, suena guay, pero habrá que ver si reluce tanto como anuncia la campaña porque, mira que son cutres, se lanzan a lo fácil, a los clientes online que nos hacemos todo, hasta imprimir el formulario y mandarlo. ¿Quieres probar suerte?